qué ver en praga

Qué ver en Praga más allá del centro histórico

Me siento afortunada. He visitado Praga en tres ocasiones. Y en cada una de ellas he descubierto lugares nuevos que pocas veces leo que alguien recomiende. Deberían forman parte de la lista de lugares que ver en Praga. Pero pocos son los viajeros que pasan suficientes días en la capital checa como para abandonar Stare Mesto en busca de lugares menos turísticos. De cualquier modo, estéis mucho o poco tiempo en Praga, todos ellos son perfectos para escapar de las multitudes que se suelen concentrar en lugares como el Puente Carlos, el Ayuntamiento o el barrio judío.

Y es que Praga puede resultar igual de agobiante que bella. Desde hace ya varios años es una de las ciudades más turísticas del viejo continente. Su belleza y sus aún buenos precios la convierten en un destino perfecto para una escapada de fin de semana. Si en un viaje a esta ciudad podéis elegir fechas, evitad el verano y los fines de semana. Son las fechas en las que la mayoría podemos viajar, pero intentar estar en Praga entre el lunes y el jueves de invierno os dará la oportunidad de conocer una ciudad mucho más tranquila e igual de bella. Muchos temen el frío invernal de los países del norte de Europa. Sin embargo os garantizo que Praga en invierno, cuando la cubre la nieve, se convierte en uno de esos lugares románticos para viajar en pareja.

Qué ver en Praga fuera del centro

Si para vosotros es imposible conocer todo lo que hay que ver en Praga fuera del verano, aprovechad los fines de semana para conocer estos lugares que os cuento. Podéis conocer el centro histórico entre semana y el sábado o el domingo salir en busca de estos lugares que os encantarán y os ofrecerán un respiro antes de volver a estar rodeados de la multitud que ocupa las calles de la deseada Praga.

Palacio Troja

Este palacio es uno de los más llamativos edificios barrocos que ver en Praga. En su diseño participaron varios arquitectos que justo a escultores y paisajistas crearon el conjunto que hoy se puede visitar. Uno de los arquitectos que diseñaron el palacio fue Jean Baptiste Mathey. Su propuesta estaba claramente influenciada por su estancia en Italia. Es por ello que el palacio puede recordar a más de un viajero a las villas que rodean la ciudad de Roma.

Lo primero que llama la atención en el Palacio Troja son sus colores. Blanco y terracota en contraste con el verde de los jardines y el azul del cielo. Y como elemento destacado, sin duda, esa escalera barroca decorada con figuras de la mitología griega. No hay que dejar de pasear por los cuidados jardines que rodean el palacio. En ellos hay parterres, jarrones de terracota y bustos de terracota. Y lo más singular de todo: un gran viñedo tras el palacio.

El interior del palacio también se puede visitar. Allí se pueden salas cuyos techos y paredes están cubiertos de frescos obras de pintores, salones chinos y obras de pintores checos del siglo XIX. Todo ello forma Galería de la Capital Praga.

que ver en praga

Horario

El palacio abre todos los días excepto los lunes de 10:00 a 18:00 horas. Los jardines cierran una hora más tarde. Por desgracia como ocurre con otros muchos lugares que ver en Praga, el palacio cierra entre el mes de noviembre y marzo, pero sus jardines permanecen abiertos. Y siempre se puede pasear por ellos y disfrutar de la vista del atractivo palacio.

Cómo llegar

El palacio está en el distrito de Praga 7. Se puede llegar en Metro: Línea C, estación Holesovice. Autobús 112, parada ZOO.

Villa Bertramka

Es probable que muchos sepáis que ópera Don Giovanni se estrenó en el Teatro Estatal, uno de esos lugares que ver en Praga. Pero puede que no muchos sepáis que también podéis en la que Mozart finalizó esa obra. Se trata de Villa Bertramka, un palacete de estilo clasicista rodeado de un bonito jardín en el que se puede ver un busto del compositor.

Los dueños del lugar eran los Dusek, un matrimonio amigo de Mozart. Cuando este último visitaba Praga solía alojarse en este lugar. Hoy en día se ha convertido en museo. En el interior, además de contemplar la forma de vida de las familias burguesas en el siglo XVIII, se pueden contemplar diversos objetos que pertenecieron al compositor. El más destacado de dichos objetos es sin duda un piano que perteneció a Mozart y que se había construido en Viena. Es una de las tres últimas piezas de su tipo en el mundo.

En el interior de Villa Bertramka también se celebran conciertos de música clásica. Sin duda acudir a uno es el mejor modo de conocer el lugar en el que residió Mozart.

Actualmente se están finalizando trabajos de restauración en el palacete. Lo mejor es preguntar en la Oficina de Turismo de Praga la posibilidad de visitar Villa Bertramka.

que ver en praga

Cómo llegar

No está muy lejos del centro. Lo mejor es utilizar el Metro hasta la estación de Andel o los autobuses nº 901,904 ó 908.

Fortaleza Vyšehrad

Junto al río y al sur de casco antiguo de la capital checa se puede visitar Vyšehrad. Según la antigua leyenda, Vyšehrad fue la primera sede de los príncipes checos y de la legendaria princesa Libusa. Sin embargo distinta investigaciones demuestran que esta fortificación fue construida a principios del siglo X. Por lo tanto se edifico más tarde que el Castillo de Praga.

Aunque no es uno de esos lugares que ver en Praga y que sorprenden por su belleza, si es un lugar perfecto para escaparse de las multitudes de la ciudad y disfrutar de unas horas recorriendo lo que Vyšehrad ofrece. Su enorme y cuidado parque conserva varias joyas arquitectónicas. Una de ellas es la rotonda románica de san Martín. Aunque no hay duda que el edificio más llamativo de la fortaleza es la iglesia de San Pedro y San Pablo. El edificio actual es una reconstrucción del siglo XIX en estilo neogótico ya que la anterior fue pasto de las llamas.

Un lugar que también se puede visitar en la fortaleza es el cementerio de Vyšehrad. Es uno de los más significativos que ver en Praga. No en vano en él hay enterradas más de 600 personas famosas: escritores, científicos, poetas, artistas, compositores, actores, médicos, políticos y otros. Algunos de ellos son Karel Capek, Jan Neruda, Antonin Dvorak y Bedrich Smetana.

que ver en praga

Cómo llegar

La forma más sencilla de llegar hasta este lugar es en metro hasta la parada Vyšehrad.

Terezin

Son muchos los que abandonan Praga para visitar alguna de las otras bellas ciudades cercanas a la capital. Yo sin embargo os propongo visitar Terezin, una localidad a 60 kilómetros de Praga que los nazis convirtieron en campo de concentración. Lo utilizaron como propaganda para mostrar lo idílica que podía ser la vida en una ciudad judía. Incluso recibieron la visita de representantes de la Cruz Roja para los que se escenificó una farsa en la que parecía que vivir en Terezin era lo mejor que podía pasar a los judíos.

Durante la ocupación en la Segunda Guerra Mundial la ciudad quedó dividida en dos partes. Por un lado la fortaleza grande que fue un ghetto judio. Y por otro, la fortaleza pequeña que era el campo de concentración que hoy se puede visitar.

Al comprar la entrada para visitar Terezin se entrega un plano. Fundamental para visitar el lugar ya que es muy grande. Durante el recorrido se visitan patios, celdas, los baños y algunos barracones. Os aseguro que es todo bastante estremecedor. Sobre todo recorrer los pasadizos conocidos como el camino de la muerte. Aunque Terezin no era un campo de exterminio también murió gente en él. Pero la mayoría eran deportados a Auschwitz o Treblinka, siendo este campo de concentración checo un lugar de transición antes de partir hacia otros lugares.

En la fortaleza grande también se pueden ver algunos lugares como el Museo del Gueto o la escuela. En esta última se exponen dibujos de niños que vivieron la guerra.

qué ver en praga

Horario de visita

Terezin abre todo el año. Desde noviembre hasta marzo de 8:00 a 16:00 horas.  Y desde abril hasta octubre: de 8:00 a 18:00 horas. Antes de entrar hay que preguntar porque algunas zonas cierran antes que el resto.

Cómo llegar

Se puede llegar en autobús. Parte de la estación de Holesovice, tarda una hora en llegar y os dejará en la pequeña fortaleza. A la vuelta el autobús se coge en el parque central de la fortaleza grande.

Imágenes: Anna Creech, Michael Caroel Andersen, Jan Fidler, Jeffr_travel.
Etiquetas ,

Comentarios (01)

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies