Brujas, Bélgica

Brujas embruja

Bélgica es un pequeño gran país en el que rincón esconde un tesoro. Dividido en dos regiones, Valonia y Flandes, es sencillo llegar a muchos puntos de interés teniendo como base Bruselas, la capital del país. Con una buena red ferroviaria en apenas una hora se puede llegar a una de las ciudades más bonitas del país y probablemente de la vieja Europa. Se trata de Brujas, un lugar que parece sacado de un cuento y en el que desde que uno abandona la estación del tren ya empieza a encontrarse con rincones que parecen sacados de una postal, como el Minnewater (o lago del amor)
Uno puede pasar el día caminando por Brujas pues todo es accesible a pie, pero ¿qué podemos ver en esta ciudad flamenca?

Los canales
La verdad es que esto en Brujas no hace falta buscarlo, pues casi sin quererlo el visitante se encontrará con ellos. Se puede caminar a su lado contemplando los edificios que se reflejan en sus aguas o subir a una de las barcas que los recorren y que ofrecen una visión distinta de la ciudad.

Burg
Fue en esta plaza donde nació la ciudad de Brujas. Hubo aquí un castillo sobre una isla pantanosa, y aunque ni del una ni de la otra queda nada, Burg sigue siendo el corazón histórico de la ciudad. En ella se encuentra el Ayuntamiento gótico , edificio que destaca sobre todos los de la plaza y junto al cual se encuentra la Basílica de la Santa Sangre, una capilla en la que se puede ver un frasco que dicen contienen sangre de Cristo.

La Virgen y el Niño
Se trata de una escultura de Miguel Ángel, la única que abandonó Italia en vida del artista. Es una preciosa imagen de la Virgen con el Niño realizada en mármol y que se puede visitar en la Iglesia de Nuestra Señora. Esta escultura ha tenido una vida agitada, pues Napoleón primero y Hitler más tarde se adueñaron de ella aunque finalmente vuelve a estar en el lugar que la corresponde.

Molinos
Para quien piense que los molinos es algo exclusivamente holandés, decirle que basta que abandone unos centenares de metros el centro histórico de Brujas para encontrarse con unas cuidadas y tranquilas praderas donde destacan las siluetas de varios molinos belgas con estructuras de diferentes estilos.

Begijnhof
Se trata de un tranquilo complejo que fue residencia de beguinas, mujeres cristinas dedicadas al cuidado de los desamparados que generalmente era viudas o huérfanas. Existen varios de estos beguinages en todo Flandes, siendo el Klein Begijnhof de Gante el más destacable y que además ha sido nombrado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Markt
La Plaza Mayor de Brujas está flanqueada por las típicas casas gremiales con gabletes escalonados y sin duda es el centro neurálgico de la ciudad donde se celebran fiestas y mercados. Es aquí donde está también uno de los símbolos de la ciudad, el Belfort, campanario al que se puede subir (solamente 366 escalones separan el suelo del mirador) y desde donde se consigue una gran panorámica de la ciudad.

DSC_0231 DSC_0188-1 DSC_0184 DSC_0171-1 DSC_0158-2 DSC_0202 DSC_0141-1 DSC_0181 DSC_0116 DSC_0137-1 DSC_0164

Mientras uno recorre la ciudad siempre puede parar para tomar un gofre, beber una cerveza (belga, por supuesto) o comprar alguna artesanía típica. Brujas tiene muchos rincones preciosos por lo que a veces lo que merece la pena es pasear sin rumbo y dejarse embrujar por las calles, edificios y canales de esta preciosa ciudad, una de las más famosas de Bélgica, un país con un gran patrimonio, multitud de actividades y una buena gastronomía.

Etiquetas

Comentarios (06)

  1. Desde luego, una de las más bellas ciudades de Europa. No recuerdo haber visto la escultura que comentas de Miguel Angel, y esto que la he visitado dos veces. deberé volver. De beguinajes, como dices hay varios. El de Lovaina también tiene su interés. Un abrazo!

    1. La escultura es pequeña y no muy conocida, pero yo las dos veces que he estado en Brujas he ido a hacerla una visita. Un abrazo Jordi!

  2. Oh, sólo puedo decir…¡Quiero ir y ya! Es uno de los destinos deseados por mí, incluso tenía los vuelos comprados y una maldita huelga cancelaron el vuelo… No era mi destino. Pero después de leerte he pensado “tengo que volver a intentarlo”.
    Un abrazo, Kris :)

    1. Muy bien, esa es la actitud. No pudo ser en el pasado, pero el futuro siempre está ahí para hacer con él lo que queramos! Un abrazo.

  3. Un post genial y el título muy acertado “Brujas embruja” , realmente una ciudad preciosa y la has capturado en tus fotos, muy chulas!!

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR