Cais de Sodré Lisboa

Cais do Sodré, un barrio peculiar en Lisboa

Muy cerca del río Tajo hay una zona de Lisboa que hace no mucho era un lugar donde encontrar marineros en busca de bares y de las prostitutas que ejercían su trabajo. Se trata de Cais do Sodré, un lugar entre sórdido y enigmático que desde hace unos años ha cambiado radicalmente de aspecto tras la marcha de las prostitutas y el cambio de aspecto al pintar de colores la Rua Nova de Carvalho. Ahora es una zona de vida nocturna con bares, restaurantes y clubes de burlesque. Nosotros fuimos a conocer la zona de Cais do Sodre sin saber que esperar, en pocos metros pudimos ver restaurantes con redes de pesca colgando en sus paredes que recuerdan el pasado marinero de la calle y varias terrazas llenas de gente tomando una copa o cenando en la que se ha convertido en calle peatonal.

Pero sin duda lo más curioso y diferente fue acceder al portal que da acceso a Pensao Amor, un antiguo burdel convertido en bar y que además cuenta con una librería erótica y tiendas de lencería. La primera impresión te deja un poco descolocado, pues nada más entrar al portal empiezas a ver paredes pintadas con dibujos de marineros y mujeres desnudas mostrando el pecho o posando de forma insinuante, pero todo ello sobre paredes que se caen a trozos, por lo que tienes dudas sobre cual es el lugar en el que realmente te estás metiendo.

Cais do Sodré Lisboa

En contraste con el aspecto ajado de puertas, escaleras y paredes resulta que la luz es presencial, es decir, que no hay un solo interruptor, las luces se van encendiendo según asciendes escaleras arriba. El local está en la primera planta del edificio, a un lado una puerta abierta da entrada a la zona de la librería y la tienda, donde además se muestra la recreación de la que fue una habitación del prostíbulo.

Cais do Sodré Lisboa

Aunque no te vayas a sentar a tomar nada, nadie te pone ninguna pega a que curiosees por todas partes, pero no dejas de tener la sensación de que te estás entrometiendo en la vida privada de alguien. O quizás solamente fue cosa mía…

Cais do Sodré Lisboa

La puerta del otro lado del rellano da acceso al bar propiamente dicho, con techos pintados y paredes llenas de cuadros, donde además hay música en vivo en un ambiente que resulta bastante decadente. La barra del bar parece sacada de cualquier lugar del madrileño barrio de Chueca y hasta los baños merecen una visita por su aspecto entre moderno y sórdido. Todo el bar tiene balcones abiertos que dan a la calle y que posiblemente sirvieron antaño de escaparate para las mujeres que trabajaban en el burdel; hoy a través de ellos llega el sonido de la música al exterior.

Yo continué subiendo escaleras para ver que había más arriba, y aunque las paredes pintadas permanecen, el resto de los pisos solamente tienen puertas cerradas ante las cuales no pude dejar de preguntarme que habría detrás de cada una de ellas…. Y es que sin duda Cais do Sodré es una barrio que aún esconde tras sus puertas más de un secreto.

 

Etiquetas ,

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies