Día de Sant Jordi

Que hacer el día de Sant Jordi en Barcelona

El día de Sant Jordi es la fiesta grande de Cataluña y se homenajea a ese caballero que hace mucho tiempo libró a Montblanc (Tarragona) de ese dragón que tenía atemorizada a su población. Pero Sant Jordi, que así se llamaba el caballero, mató con su espada al dragón y los liberó. Dice la leyenda que de la sangre del dragón brotó un rosal con las más bellas flores, una de las cuales arrancó el caballero y se la ofreció a la princesa que había liberado.

Como en toda leyenda, no hay duda de que algo habrá de verdad. Sea como fuere, la tradición de regalar rosas el día de Sant Jordi permanece hoy en día y muchos dicen que este santo sería la versión catalana de famoso San Valentín.

A esta tradición floral de tan singular origen hay que sumar otra: la de comprar y regalar libros el día de Sant Jordi. Tan arraigada e importante es esta tradición en Cataluña que desde 1995 se nombró el 23 de abril Día Mundial del Libro. Este día coincide con el del aniversario de la muerte de dos grandes escritores, Miguel de Cervantes y William Shakespeare, ambos fallecidos en 1616.

Toda Cataluña sale a la calle para celebrar el día de Sant Jordi, las calles de sus ciudades huelen a flores y se llenan de mesas cubiertas de libros. Una de las ciudades donde más se puede disfrutar de esta celebración sin duda es Barcelona. En solo tres visitas se puede disfrutar de los libros, las rosas y la preciosa leyenda de Sant Jordi y el dragón.

Tres cosas que hacer el día de Sant Jordi en Barcelona

Comprar un libro y una rosa

Debe ser casi imposible no caer en la tentación de comprar uno o más libros. Para uno mismo o para regalar. Los libreros abren sus puertas en toda la ciudad y sacan lo último de sus estanterías a la calle. Solamente hay que decidir si uno tiene ganas de disfrutar del día de Sant Jordi rodeado del bullicio de las Ramblas o del Paseo de Gracia o si por el contrario prefiere entrar en las librerías que generalmente están más tranquilas que sus puestos de la calle. Yo personalmente buscaría la librería Altaïr (Gran Vía de les Corts Catalanes, 616) ya que es el lugar perfecto donde hacerse con la mejor literatura de viajes.
En cuanto a las rosas no hace falta buscar mucho en Barcelona para encontrar un buen número de puestos improvisados donde comprar una preciosa rosa.

Pasear por una rosaleda

¿Quién quiere una rosa pudiendo tener miles? Para disfrutar del aroma y el color de esta flor tan típica del día de Sant Jordi basta caminar hasta el Parque de Cervantes (Av. Diagonal 706) para disfrutar de un paisaje teñido por los colores de las flores de los más de 10.000 rosales que hay plantados en el parque.

Visitar la casa Batlló

Alguno pensará ¿por qué vamos a ir el día de Sant Jordi a la casa Batlló? Pues muy sencillo: porque en su fachada Gaudí plasmo la leyenda de Sant Jordi y el dragón. Desde las tejas de la azotea que simulan la piel del dragón atravesada por un espada coronada por una cruz hasta el balcón con forma de flor que hace referencia al de la princesa de la leyenda, toda la casa Gaudí está llena de referencias a la historia del patrón de Cataluña. Cómo veréis, una visita perfecta para descubrir Barcelona más allá de los libros y las rosas.

Etiquetas ,

Comentarios (02)

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies