Huawei Puerto Rico

Diario de viaje Puerto Rico. Día 1: de Madrid a Fajardo

Confieso que viajar a Puerto Rico nunca estuvo en mi lista de destinos soñados, y sin embargo gracias a Pangea The Travel Store y a la Oficina de Turismo de Puerto Rico he tenido la suerte de disfrutar de una semana en el Caribe descubriendo la Isla del Encanto, y aunque no todo allí ha sido perfecto tengo que confesar que he regresado a casa enamorada de sus playas, sus ciudades coloniales y de su gente. Aquí va a comenzar mi diario de viaje Puerto Rico, con él os voy a llevar a esta isla caribeña tras mis pasos para que descubráis donde podéis alojaros, que hay merece la pena comer allí y que lugares no hay que dejar de visitar.

4 de diciembre 2016

El día del comienzo de nuestro viaje a Puerto Rico amaneció un día gris y lluvioso en Madrid. Pero daba igual, a nosotros nos esperaba el sol al otro lado del Atlántico, y cuando uno se despierta con esa ilusión hasta el día más triste para tener un brillo especial.

Habíamos dejado cerrado el equipaje el día anterior, tan solo teníamos que ducharnos, desayunar, dejar la cama hecha y partir hacia el aeropuerto de Madrid Barajas. Salimos de casa a las 11:30 de la mañana, domingo. Poco tráfico pero un poco pesado por la lluvia constante. El plan era dejar a Arturo en la Terminal 1 para que fuera cogiendo sitio en la fila del mostrador de facturación y yo salir hacia el barrio de Barajas para dejar el coche aparcado como hemos hecho otras tantas veces cerca del metro. Así ahorramos en parking y taxis. Lo tuve un poco complicado pero al final encontré un buen lugar donde dejar nuestro coche.

Caminé hacia el metro, llegué a la Terminal 1… y de repente tuve una duda. ¿Habrá cogido Arturo el carnet de conducir? Comencé a llamarle al móvil pero no respondía y yo me ponía cada vez más nerviosa. En Puerto Rico sabíamos que es imprescindible alquilar un coche si quieres conocer distintos lugares del país y sin carnet es algo imposible. No conseguí hablar con él y me fui poniendo cada vez más nerviosa. Y con razón: ninguno llevaba el carnet de conducir y quedaban solamente tres horas para la salida de nuestro vuelo. De repente se te cae el alma al suelo…¿y ahora que hacemos?.

Diario de viaje Puerto Rico

Menos mal que conseguí coordinar a la familia (mil gracias de nuevo desde aquí) para que mi cuñado fuera a recoger las llaves de mi casa a la casa de mis suegros, luego fuera a mi casa a por el carnet y lo trajera a Barajas. Mientras nosotros fuimos facturando y sacando las tarjetas de embarque. No podíamos dejar de estar nerviosos porque no sabíamos si mi cuñado iba a llegar a tiempo o no. Arturo fue pasando con el equipaje de mano y quedamos dentro en la puerta de embarque, yo esperaría fuera la llegada del carnet.

No hacía más que mirar la hora, los minutos parecían pasar a toda velocidad y  mi cuñado que no daba señales de vida. Por fin cerca de las dos de la tarde me avisó que ya estaba fuera. No confiaba en que llegara a tiempo, pero es un campeón y allí estaba, con el carnet que nos iba a permitir recorrer parte de nuestro destino. Llamé a Arturo y le dije que ya entraba, que todo se había solucionado.

Diario de viaje Puerto Rico

Estaba agotada de los nervios, sudando, aún tuve que esperar para pasar el control de pasaporte pero con la tranquilidad de que las cosas se habían arreglado. La pena fue tanto correr… porque al final el vuelo despegó con tres cuartos de hora de retraso, aunque claro, eso es algo que no se sabe hasta que pasa. Una vez dentro del avión colocamos todas nuestras cosas y nos pusimos lo más cómodos posible para nuestro vuelo de 8 horas y media con Air Europa.

Tengo que decir que hace tiempo que no volaba con esta compañía y que me sorprendió gratamente el espacio entre asientos, yo diría que tenía más espacio para las piernas que otras compañías que hacen también vuelos intercontinentales. Lo que también nos sorprendió es que en cada asiento no vimos la típica pantalla individual destinada al entretenimiento de los pasajeros… Cine, música, juegos… Pues no, en este vuelo si querías ver una película había que alquilar una tablet por 10 euros. Nosotros decidimos cogerla, al fin y al cabo eran muchas horas de vuelo, teníamos que evitar dormir mucho y tantas horas leyendo se nos hacía un poco pesado.

Durante el vuelo también nos dieron de comer (una comida más bien tardía) y un cena ligera. Entre eso, un poco de lectura, una película, rellenar la declaración de aduanas y algún paseo por los pasillos el tiempo se pasó volando (y nunca mejor dicho).
Diario de viaje Puerto RicoCuando aterrizamos en el aeropuerto de San Juan ya era de noche, allí anochece a las seis de la tarde y nosotros tomamos tierra pasadas las ocho. Salimos pronto del avión y gracias a ello estuvimos de los primeros en el control de pasaportes, tardamos poco en recoger nuestra maleta y en pocos minutos habíamos cruzado el aeropuerto en dirección al punto en el que yo había acordado con la empresa de alquiler de coches que no iban a recoger.

Lo primero que notamos al salir a la calle fue el calor y la humedad. Atrás había quedado el invierno español, por una semana estamos listos para disfrutar del invierno de Puerto Rico. El coche que nos iba a recoger tardo unos minutos en aparecer pero finalmente llegó a por nosotros. Nos llevó hasta Isla Verde, el barrio de San Juan en el que se encuentra la oficina de alquiler de coches de Sixt, empresa con la que habíamos alquilado el coche.

Nos pidieron toda la documentación, carnet de conducir en primer lugar (bendito carnet, mira que si llegamos a Puerto Rico sin él) y en breve teníamos todo listo para salir en dirección a Fajardo, ciudad del este de la isla donde íbamos a pasar cuatro noches en el Hotel El Conquistador. Antes de salir nos explicaron el tema de los peajes y como habíamos contratado llevarlos todos incluidos debíamos limitarnos a pasar por el carril izquierdo en cada uno de ellos.

Un poco cansados pusimos rumbo a nuestro destino final del día. Al principio nos costó entender la ruta correcta que teníamos que tomar, los cruces no estaban señalizados, los semáforos se sitúan de forma distinta a la de España (al otro lado de la calle en lugar de sobre el punto en el que hay que parar), era de noche y encima llovía (dejamos Madrid en busca de sol, y toma, en Puerto Rico también llueve).

Tras alguna vuelta al final estábamos en ruta y circulando por la autopista que comunica San Juan con Fajardo. Tardamos algo más de una hora en llegar al Hotel El Conquistador y lo cierto es que lo encontramos por deducción: cuando vimos una avenida que llevaba el nombre del hotel decidimos entrar por ella y seguirla. Acertamos y tras el check out por fin llegamos por fin a nuestra habitación, muy grande y moderna. Desde su balcón intuimos que al día siguiente veríamos el mar, pero de momento era hora de irse a dormir mientras de fondo se escuchaba el sonido de la ranita más pequeña y famosa de Puerto Rico: el coqui.

diario de viaje Puerto Rico

Etiquetas ,

Comentarios (06)

  1. Fíjate que tampoco para mi era un destino previsible, pero me estan empezando a entrar ganas de visitarlo. Por lo que explicas merece la penaalquilar un coche y ya veo que haces una recomendación muy beuna del hotel, aunque igual se me va de presupuesto!
    Estaré al quite de tus posts!

    1. Sin duda alquilar un coche merece la pena, pues es eso o viajar en taxi ya que los autobuses entre ciudades son casi inexistentes. Por ejemplo, entre el aeropuerto y Fajardo o San Juan solamente se puede ir en taxi.

  2. Hola Kris

    Wow toda una aventura desde el día 0 para ir la isla de encanto, No recuerdo que me haya pasado algo así, aunque entiendo que no es una situación cómoda y sobre todo algo importante que tendrían en manos para disfrutar al máximo de vuestra estancia en Puerto Rico.

    De todos modos si tu cuñado no hubiera llegado, seguro que lo hubieran pasado genial, es lo que pienso.

    Un abrazo.

    Bo

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies