Bulgaria

Guía de Bulgaria, todo lo que necesitas saber

Bulgaria es un pequeño país de los Balcanes cuyo territorio ha estado ocupado por tracios, romanos y otomanos pasando a formar parte de los países comunistas al finalizar la Segunda Guerra Mundial. Hoy en día es un país que empieza a despertar al turismo y que ofrece como principales atractivos interesantes monasterios ortodoxos, ciudades con preciosas casas de estilo renacimiento búlgaro, concurridas playas en el Mar Negro, interesantes ruinas romanas y un territorio montañoso donde disfrutar de agradables paseos en verano y del esquí en invierno. Sus fronteras con Grecia, Rumanía, Macedonia , Turquía o Serbia hacen además posible un viaje combinando la visita a varios países.

*CAPITAL: Sofía
*SUPERFICIE: 42.823 km2
*MONEDA: aunque el país forma parte de la Unión Europea desde 2007 su moneda sigue siendo la leva.
*POBLACIÓN: 7.265.000 habitantes, de ellos casi un 13% son turcos y gitanos. La lengua oficial es el búlgaro y se utiliza el alfabeto cirílico.
*RELIGIÓN: el 80% de la población es cristiana ortodoxa
*RÉGIMEN POLÍTICO: República domocrática parlamentaria.

DOCUMENTACIÓN

Para viajar a Bulgaria los españoles (y europeos de países pertenecientes a la Unión Europea) necesitamos solamente nuestro DNI en vigor. Quien tenga  intención de conducir debe llevar consigo el carnet de conducir de su país.

Algo también importante para todos los viajeros de la Unión Europea es hacerse con la tarjeta sanitaria, es gratuita y facilita la atención médica en los países del espacio económico europeo.

En cuanto al resto de nacionalidades, todos los viajeros procedentes de países de Sudámerica y México necesitan visado para entrar en Bulgaria. Los visados de entrada única para visitas turísticas son normalmente válidos por 3 meses a partir de la fecha de emisión y para una estancia máxima de 30 días. Respecto a conducir en Bulgaria, será necesario el carnet de conducir internacional.

CLIMA

Por desgracia no todos pueden elegir la mejor época para visitar cada destino y a veces no queda más remedio que viajar durante los calurosos meses veraniegos los cuales coinciden además con la temporada alta en la que los precios son más altos. Pero si uno puede elegir, este será el clima que encontrará en cada estación:

  • Verano: entre junio y agosto las temperaturas son altas, lo que mezclado a la humedad de las montañas y del Mar Negro puede hacer que el clima sea agobiante. Los días serán soleados y perfectos para disfrutar de la playa.
  • Otoño: los precios bajan, las temperaturas son muy agradables e incluso aún se podrá disfrutar del días de sol y playa. A esto hay que sumar que los bosques empiezan a teñirse de dorado regalando preciosas estampas por todo el país e invitando a practicar senderismo. Es uno de los mejores momentos para visitar el país.
  • Invierno: aunque muchos no lo sepan, Bulgaria cuenta con varias estaciones de esquí que hacen las delicias de los amantes de la nieve. En el resto del país los precios son más bajos que nunca, al igual que las temperaturas. Además muchos de los lugares de interés para el viajero permanecen cerrados
  • Primavera: otra de las estaciones perfectas para viajar a Bulgaria. Las temperaturas son agradables durante el día, algo frescas aún por las noches. Museos y otras atracciones vuelven a abrir sus puertas y el viajero puede disfrutar del país a precios más asequibles.

MONEDA Y TARJETAS DE CRÉDITO

A pesar de pertenecer a la Unión Europea la moneda de Bulgaria sigue siendo el lev (BGN) que se divide en 100 stotinki. Hay billetes de 2, 5, 10, 20, 50 y 100 levas, en cuanto a las monedas las hay de 1, 2, 5, 10, 20 y 50 stotinki y de 1 BGN.

En el aeropuerto se puede cambiar moneda sin problema a la llegada y salida del país. Puede que no den el mejor cambio, pero si se necesita coger un taxi enseguida o uno va a un destino fuera de Sofía donde puede que sea más complicado encontrar una oficina de cambio es mejor llevar BGN desde el primer momento. El cambio varía poco de un lugar a otro, pero si uno busca podrá cambiar euros desde 1,92 BGN hasta 1,98 BGN (curiosamente este cambio lo encontramos en Nesebar, una de las ciudades más turísticas de Bulgaria).

Habíamos leído que el mercado negro de moneda ya no existe en Bulgaria, sin embargo en Sofía nos ofrecieron un día cambiar moneda y nos daban 3 BGN por cada euro. Sin embargo ya se sabe que esto puede terminar siendo sencillamente una estafa para el viajero.

El tema de las tarjetas de crédito está muy extendido y es sencillo pagar con ella en gasolineras, hoteles, restaurantes o comercios de las ciudades más grandes. No se cobra ninguna comisión al cliente por su uso por lo que es muy cómodo contar con ella. Sin embargo, en ciudades como Tryavna lo complicado es encontrar un restaurante que la admita, así que tras nuestra experiencia recomendar llevar una parte del presupuesto para el viaje en efectivo para evitar problemas.

VUELOS

El mejor modo de conseguir un vuelo a buen precio para viajar a Bulgaria es ser flexible con las fechas y comprar con todo el tiempo de antelación posible. Buscadores como  Skyscanner o Edreams os pueden facilitar la labor. Hay muchos vuelos que hacen escala en alguna otra ciudad europea y los que no la hacen pueden tener horarios tan intempestivos que a más de uno le desanimen en la compra.

Lo habitual será llegar a Bulgaria aterrizando en Sofía, aeropuerto que cuenta con dos terminales. La terminal 2 es más moderna y es a donde operan los vuelos internacionales excepto los de compañías low cost, que lo hacen en la cercana terminal 1.

En ambas terminales hay paradas de taxi, pero el metro de Sofía (1,6 BGN el billete) solamente llega a la terminal 2. Aún así, coger un taxi entre ambas terminales (3 BGN) seguirá siento más económico que hacer todo el trayecto a la ciudad en taxi (entre 12 y 15 BGN)

Viaje a Bulgaria

SALUD

Para viajar a Bulgaria no hay que tener ninguna precaución especial, aunque como siempre que se viaja al extranjero es conveniente contar con un seguro médico. En el caso los viajeros de la Unión Europea pueden solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea. Quien cuente con algún seguro médico privado tipo Sanitas o Adeslas deben saber que también tienen una amplia cobertura internacional.

Todas las poblaciones grandes cuentan con farmacias y hospitales públicos de calidad aceptable, pero se recomienda que siempre que sea posible se acuda a un centro médico privado donde la atención será mejor.

Como precaución, beber solamente agua mineral. El agua del grifo es potable en las ciudades, pero se reciben noticias con cierta frecuencia de agua contaminada sobre todo en zonas rurales. Además, el sabor del agua corriente no es agradable.

COMPRAS

Bulgaria no es un gran destino donde ir de compras, la oferta es limitada, pero para aquel que quiera regresar a casa encontrará algunos productos típicos y artesanales:

  • Cosméticos de Rosa de Bulgaria, el producto estrella del país. Desde esencia a crema de manos o faciales, sin olvidar jabones o geles. Y todo a un precio que invita a llenar la maleta con ellos.
  • Cerámica igual a la que se ve en la mesa de todas las tabernas del país, no es muy elaborada pero los platos o cuencos lucen unos diseños característicos del país.
  • Joyería de plata y bisutería con motivos otomanos o tracios. En muchos casos pueden llevar piedras engarzadas, pero suelen tener diseños algo anticuados.
  • Objetos realizados con maiz desde flores o hadas pasando por pequeños detalles decorativos. En Plovdiv hay una preciosa tienda donde adquirirlos cerca de la ruinas de Eumolpias.
  • Los tapices y otros objetos realizados con lana también son muy populares.
  • En las zonas rurales se pueden comprar muñecos hechos con calabazas, resultan un recuerdo muy curioso para los más pequeños.
  • Los ya típicos imanes están por todo el país, hay que tener paciencia porque aunque la mayoría son bastante toscos también se pueden encontrar algunos muy elaborados y bonitos.
  • La miel se vende en pequeños puestos cerca de cualquier turístico, en algunos casos los frascos llevan además frutos secos mezclados con la miel.

Bulgaria

TRANSPORTE

Una vez en el país las posibilidades para desplazarse son tantas como en cualquier otro país europeo, lo que varía en este caso es la calidad y frecuencia del transporte público, así como el tipo de carreteras por las que uno tendrá que circular.

  • El coche es seguramente la opción más práctica y rápida para llegar al mayor número de lugares en el menor tiempo. Se pueden alquilar sin problema en el aeropuerto de Sofía pues hay oficina de todas las compañías aéreas que ofrecen todo tipo de vehículos, desde los más básicos a coches de lujo automáticos. Es recomendable si uno decide conducir en Bulgaria llevar un buen mapa de carreteras o mejor aún, un GPS que facilite los trayectos. Las señales de tráfico están escritas en cirílico, no siempre aparecen también en latino y además muchas de las señales suelen estar tapadas por la frondosa vegetación del país que llega al borde de las carreteras. El estado de estas no es muy bueno, muchos baches y carreteras de montaña, a lo que hay que añadir que por ellas circulan carros tirados por caballos y que los búlgaros conducen de un modo realmente temerario.
  • El autobús es otra opción para recorrer el país, pero no llega a todos los lugares aunque siempre unen ciudades importantes.  Estos autobuses son amplios y cómodos, no así como los más pequeños que recorren las rutas entre poblaciones más pequeñas. Una vez en el destino siempre se puede recurrir a un taxi para llegar al lugar que uno quiere visitar y que puede quedar alejado de la parada del autobús.
  • Para quien quiera cruzar el país desde Sofía al Mar Negro una buena opción será el avión. Varna y Burgas están a una hora de la capital.
  • El tren también existe en Bulgaria, pero suele ser más lento utilizar este medio de transporte que el autobús, y además los trenes en general son viejos y no muy cómodos. Si uno decide desplazarse en este medio de transporte podrá elegir entre trenes exprés, rápidos y lentos. A su favor el bonito paisaje de Bulgaria desde la ventanas de  los vagones.
  • En todas las ciudades hay taxis, pero sobre todo en Bulgaria hay que tener cuidado y no montar en ninguno que no sea oficial. Estos llevan taxímetro y se reconocen fácilmente  por su color amarillo.
  • Si alguien necesita desplazarse en Sofía y quiere hacerlo en transporte público podrá utiliza el tranvía, el autobús o el metro. Este último además es un modo rápido y barato de llegar desde el aeropuerto al centro de la capital búlgara.

Bulgaria

ALOJAMIENTO

En Bulgaria se puede encontrar alojamiento de todo tipo, desde sencillas cabañas a hoteles de lujo, estos últimos principalmente en Sofía.

  • Hoteles: hay muchas opciones en casi todas las ciudades y los precios suelen ser muy correctos. Por menos de 30 euros es posible alojarse en un hotel acogedor y coqueto incluso en ciudades como Veliko Tarnovo. Por un poco más el hotel además ofrecerá todas las comodidades e incluso incluirá el desayuno. Eso si, si uno busca un hotel con decoración moderna le será algo más complicado encontrarlo. Existir existen, pero antes habrá de encontrarlo probablemente haya que descartar varias opciones cuyo estilo para anclado en el pasado. Hay que tener en cuenta que en la capital todos los hoteles son más caros en el resto del país.
  • Apartamentos: una opción genial para quien no necesite los servicios de limpieza o desayuno que pueden ofrecerle en un hotel. Los hay por todo el país y algunos ofrecen todas las comodidades que uno tendría en su casa y un estilo casi siempre más actual que el de muchos hoteles del país.
  • Monasterios: algunos monasterios de Bulgaria ofrecen alojamientos a peregrinos y turistas, en casos como el de Rila dentro del complejo monástico; en otros como Dryanovo en una pensión a escasos metros del propio monasterio. No hay garantía de encontrar estos alojamientos abiertos todo el año, así que lo mejor es informarse con antelación.
  • Albergues: constantemente se abre más alojamientos de este tipo por todo el país, estando la mayor parte de ellos en la ciudades más turísticas como Sofía, Veliko Tarnovo o Burgas.
  • Camping: no es demasiado popular en Bulgaria este tipo de turismo, los pocos campings que hay cuentan con servicios muy básicos y los frecuentan sobre todo familias búlgaras durante la época estival, entre mayo y septiembre, por lo que el resto del año suelen estar cerrados. En cuanto a la acampada libre está prohibida

COMER Y BEBER

  • Kavarma: se trata del guiso más popular de la gastronomía búlgara. Se cocina en una cazuela carne de cerdo o pollo junto a verduras, queso y a veces también huevo, y se lleva a la mesa cuando aún está cociendo.
  • Banitsa: el más popular de los tentempiés de búlgaros. Es un hojaldre relleno de queso, pero también se puede encontrar relleno de huevo o espinacas.
  • Lozovi sarmi: rollitos de hoja de parra rellenos, algo similar a la dolmadakia griega
  • Ensaladas: desde la básica de tomate y pepino a las que cada restaurante inventa e incluye en la carta, la ensalada siempre estará presente en la mesa.
  • Kebapche: salchichas de cerdo ligeramente picantes.
  • Sirene pane: queso empanado frito, resulta ideal como entrante o como acompañamiento a una cerveza.
  • Kyufte: hamburguesas de tamaño medio cuya carne está sazonada, resultan muy sabrosas y se suelen servir con tomate y pepino.
  • Asaduras: a algunos les puede dar repelús comer tripas, corazones, lengua o sesos, pero os aseguro que los guisan de formas deliciosas incluso en platos que llevan un poco de todo.
  • Patatnik: si en una carta aparece algo que dice huevos, patatas y queso, lo que llegará a la mesa será algo similar a una tortilla de patatas, pero gratinada.

En cuanto a donde comer la opción más popular son las mehanas (tabernas) que se encuentran por todo el país que parecen estar siempre abiertas. Son perfectas para tomar un cerveza con algo de picar a media mañana, sentarse a tomar un vino por la tarde o degustar una cena típica. Eso si, ojo con la hora: puede ser complicado que te den algo de comer pasadas las diez de la noche. En Sofía principalmente también se puede encontrar restaurantes al estilo del resto de Europa y locales de comida rápida. La propina no es algo habitual, pero en algunos lugares directamente van a redondear el importe que se pague para quedarse con unas levas. En otros empiezan a incluir en la cuenta un 10% del importe con ese concepto.

Respecto a la bebida, la cerveza búlgara es ligera y barata. Las marcas más populares son Kamenitza, Zagorka y Shumensko, se pueden tomar en cualquier taberna, restaurante o comprarla en los supermercados de ciudades y gasolineras. El agua es potable como comentaba en el apartado de salud, pero el sabor puede o agradar a todo el mundo. Otra bebida que se puede encontrar en todo el país es el vino ya que Bulgaria es un gran productor que cuenta con cinco regiones vinícolas que producen vinos blancos, tintos e incluso moscatel. Y para quien busque emociones más intensas la rakia es la bebida nacional, una especie de coñac de color claro que suele ser de uva, pero también se encuentra de ciruela.

Guía de Bulgaria

HACER LA MALETA

En este aspecto poco que decir, solamente que en Bulgaria podréis comprar cualquier producto de higiene que os olvidéis, hay muchos supermercados que abren hasta tarde. Y en cuanto a la ropa, no olvidéis incluir un chubasquero pues en este país de los Balcanes puede llover en cualquier momento de cualquier día del año, principalmente en la región de los montes centrales. Aseguraros también de llevar un calzado cómodo que igual sirva para hacer una ruta por la montaña que para caminar por las calles empedradas de las ciudades. Tened en cuenta que en algunos monasterios se pide ropa que cubra la pierna al menos hasta la rodilla y que deje los hombros y escote tapados.

En cuanto al tema de la electricidad no hay que llevar ningún transformador o adaptador desde el resto de la Europa continental, los enchufes son iguales a los nuestros y el voltaje también.

LOS BULGAROS

  • Cuando preguntéis a algún búlgaro algo cuya respuesta pueda ser si o no, si mueve ligeramente la cabeza de lado a lado estará diciendo que si. Todo lo contrario que en España pero exactamente igual que por ejemplo en India.
  • Fuera de Sofía es realmente complicado encontrar gente que hable otro idioma que no sea el búlgaro, pero les dará igual, ellos hablarán y hablarán para explicaros como llegar a algún lugar como si creyeran que les estás entendiendo.
  • Los búlgaros en general son gente seria e incluso brusca, sin embargo a veces uno da con gente encantadora que no dudará en abandonar su camino para acompañarte hasta un lugar donde tengan claro que no te vas a perder rumbo a ese lugar por el que has preguntando.
  • Fijaros en la manicura de la mujeres búlgaras: uñas puntiagudas sobre las que parecen llevar pintados verdaderos cuadros.
  • Son una sociedad marcadamente machista, es algo que se puede apreciar en la vida cotidiana y en cosas tan sencillas como lo raro que es ver a una mujer al volante llevando de copiloto a su pareja.

QUE VER

El territorio búlgaro no es muy grande por que organizando bien la ruta se pueden ver un buen numero de lugares. Cuales visitar o no dependerá del gusto de cada viajero, pero lo más destacado estaría en este lista:

  • Monasterios de Bulgaria, sin duda la joya de la corona. Hay unos cien repartidos por toda Bulgaria y algunos de ellos llevan en activo más de 1000 años. El más importante y bello del país es el de Rila, no muy lejos de Sofía. Otros también famosos y que se cuentan entre los más grandes del país son los de Bachkovo, Troyan y Preobrazhenskisin olvidar los monasterios rupestres como el de Ivanovo.
  • Playas: Bulgaria cuenta con kilómetros de playas en el Mar Negro, las más destacadas y turísticas son las de Sozopol. Pero además esta zona de Bulgaria ofrece la posibilidad de conocer Nesebar, una ciudad cuyo casco antiguo forma parte del Patrimonio de la Humanidad, o recorrer Varna en busca de sus excelentes museos.
  • Restos romanos: en el siglo I de nuestra era los romanos llegaron a lo que hoy conocemos como Bulgaria donde construyeron ciudades y fortalezas. En Plovdiv se pueden ver restos de circo de la ciudad  y disfrutar del magnífico teatro romano que domina la ciudad. Sin embargo las ruinas romanas más grandes del país están en Hisar, una ciudad balneario cerca de Karlovo.
  • Excursionimo: en Bulgaria hay múltiples rutas de excursionismo marcadas a través de sus siete cordilleras, todas perfectas para disfrutar de un día en la naturaleza. Algunas de las más populares de estas rutas son por ejemplo las de los Montes Ródope, que ofrecen preciosas vistas y bonitos pueblos; o las de las Montañas Rila, una de las cuales lleva al monasterio del mismo nombre.
  • Renacimiento Nacional: desde mediados del siglo XVIII a finales de siglo XIX Bulgaria empieza a dejar atrás tanto en lo social como en lo cultural la forma de vida medieval en la que estaba sumida. Fue la época en la que la burguesía y los comerciantes comenzaron a construir bellas casas privadas y elegantes edificios públicos, en la escuelas se comenzó a estudiar en búlgaro y la literatura o la música también fueron floreciendo. Recorrer las calles del casco antiguo de Plovdiv o de Koprivshtitsa es una forma estupenda de acercarse a la arquitectura de este periodo, pudiendo acceder además al interior de algunas de esas mansiones convertidas hoy en hoteles, restaurantes y museos.

 

Etiquetas

Comentarios (12)

  1. ¡Una guía muy completa, Cris! Yo añadiría que quien venga a este país no se puede ir sin probar su tarator y su musaka, ¡están riquísimos! También lo está su ayran, que es algo menos salado que el que se puede tomar en Turquía, por ejemplo. Eso sí, es un destino ideal para los amantes de los lácteos porque los utilizan, prácticamente, en cualquier comida… :) ¡Un abrazo!

  2. Estupenda guía. Los Balcanes es una zona de Europa que tenemos pendiente, no por falta de ganas, sino porque este planeta es grande y siempre hay que elegir. De todos modos no creo que tardemos en ir por allí, le tenemos ganas, cuando lo haga volveré a releer tu guía. Un saludito :)

    1. He intentado que fuera lo más completa posible aportando además lo que mi experiencia en el país me ha enseñado. Un saludo y gracias por leer el post.

  3. Muy completas las recomendaciones del viaje Cristina, muchas de ellas por suerte se adaptan a cualquier otro país europeo. Tengo muchas ganas de ir a Bulgaria, pero tengo tanto pendiente que ver, que de momento me conformaré con leer en la red y soñar con el.
    Un saludo
    Carmen

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR