Haedong Yonggungsa

Haedong Yonggungsa, el templo junto al mar

No hay que hacer un gran viaje desde la moderna ciudad de Busan, una de las más grandes de Corea del Sur, para llegar a Haedong Yonggungsa, uno de los templos más singulares del país. Este lugar es especial y se diferencia de otros muchos lugares de oración budistas en que está situado junto al mar cuando lo habitual en Corea del Sur es encontrar los templos en las montañas.

Haedong Yonggungsa fue fundado en el s.XIV por Naong Hwasang, un monje budista que por aquel entonces era asesor del rey de la dinastía Goryeo. Hoy en día dicen que quien viene a este templo y hace peticiones de todo corazón verá cumplidos sus deseos lo que hace que sea un lugar muy popular entre los budistas, aunque no son pocos los turistas que llegan a Haedong Yonggungsa y quedan fascinados por ese ambiente que se crea al mezclarse el sonido de las olas al romper contra las rocas con el del los cantos budistas que salen del templo.

Al llegar al templo lo primero que uno encuentra son las estatuas que representan a los 12 signos zodiacales de la filosofía oriental. Estos signos están representados por diferentes animales y lo que marca el signo al que uno pertenece es el año de nacimiento y no el mes. De modo que puedes ser cabra, serpiente o quizás rata. Pasadas estas esculturas se llega a una pagoda blanca , y es tras ella donde se abre la puerta que lleva a los visitantes hasta el recinto del templo propiamente dicho.

Haedong Yonggungsa

Haedong Yonggungsa

El acceso al templo está por encima del nivel del mar, lo que obliga a bajar 108 escalones adornados con linternas de piedra para llegar a Haedong Yonggungsa. En un punto de la bajada el camino se bifurca, y si uno toma el que continúa hacia la derecha seguirá bajando y  llegará a un mirador en el que además de encontrarse con una pequeña estatua de Buda podrá disfrutar de la que sin duda es la vista más bonita del templo al borde del mar. Desde ese lugar se pueden ver las diferentes edificaciones que forman el conjunto del templo desde el puente sobre el mar al santuario principal, el cual fue reconstruido en 1970 utilizando en la decoración los colores tradicionales para este tipo de edificios. Y también ese lugar, conocido como la roca Ilchulam, es famoso como lugar de reunión para ver amanecer.

Haedong Yonggungsa

Durante nuestro viaje a Corea del Sur estaba a punto de celebrarse el cumpleaños de Buda, una fiesta muy señalada en el país, y para celebrarlo una de las cosas que se hacen es decorar con farolillos de colores todos los templos del país. La verdad es que cuando ves el primero resulta llamativo y pintoresco, pero si uno tras otro los encuentras cubiertos de faroles de distintos tamaños terminas por disgustarte un poco, pues en la mayoría de los casos impiden ver muchas de las partes de templo, siempre encontrarás sobre tu cabeza infinidad de esos faroles de papel que impiden apreciar los lugares por los que pasas. Cuando llegamos a Headong Yonggungsa encontramos que el templo ya había sido decorado con hileras rosa, verdes o amarillas formadas por esos faroles, desde la distancia llenaban de color el lugar, pero de cerca no te dejaban ver más allá de lo que tenías justo delante.

Haedong Yonggungsa

Aún así recorrimos todo el recinto de Haedong Yonggungsa buscando Budas y rincones especiales. Llegamos junto a la bella imagen de Haesu Gwaneum Daebu (la gran diosa budista del mar), ella preside desde la altura el templo mientras mira fijamente al mar que se agita frente a ella; descubrimos un gran Buda feliz sentado junto al santuario principal, nos asombramos ante la cantidad de pequeño buditas depositados bajo ese gran dragón que parece defender el templo y paramos frente al santuario principal para ver la pagoda de piedra de tres pisos del templo con cuatro leones que simbolizan la alegría, la ira, la tristeza y la felicidad. . Esta es considerad el tesoro del templo debido a que en su interior se guardan reliquias de Buda,  7 huesos traídos hasta Corea por un monje de Sri Lanka.Haedong Yonggungsa

VISITAR HAEDONG YONGGUNGSA

  • El templo está abierto todo el año de 5 de la mañana a la puesta de sol
  • No se paga entrada
  • Hay parking de pago si llegas en coche
  • En el camino entre el parking y el templo hay un buen número de puestos de comida y recuerdos
  • Como consejo, creo que es mejor ir por la mañana, cuando el sol ilumina de frente el templo.

COMO LLEGAR

Desde Busan hay que subir al bus nº 181 que tiene la parada cerca la estación de metro Haeundae, es la forma más económica de llegar a Haedong Yonggungsa. El precio del billete es de 1.300 wones y tarda una media hora en llegar a su destino. Hay que caminar unos 10 minutos siguiendo por la carretera a la derecha de la parada donde parará el bus. Para regresar a Busan basta volver a la carretera principal y cruzarla para esperar de nuevo el bus que lleva a la ciudad. También para allí el bus nº 9, su precio era de 1.100 wones, pero es un sitio dejado de la mano de Buda, así que no hay que dudar en subir al primer bus que pase por allí con destino a Busan.

Comentarios (16)

  1. Pues no había oído hablar de este templo, qué bonito Cris, debe ser súper relajante con el sonido del mar de fondo.
    Con muchas ganas de Corea y de seguir leyendo tus relatos :)
    Un abrazo!!

    1. La verdad es que yo tampoco había oído hablar de él hasta que no me puse a organizar el viaje a Corea y descubrí ese y otro muchos lugares fantásticos. Un abrazo.

    1. A mi me fascinó sobre todo el sonido del mar al mezclarse con los cantos budistas… era perfecto (a pesar de los cientos de faroles que tapaban todo)

    1. Pues me quedé tan ensimismada con el sonido de los cánticos, el ruido de las olas, la decoración, los faroles, las ofrendas… que no me acordé. Cosas que pasan…

    1. Pues la verdad es que lo de que sea gratis es un punto, porque bastante cuesta llegar hasta allí, al menos disfrutas de un lugar especial sin soltar un won.

  2. Qué belleza!
    El templo, el mar, el acantilado, las estatuas, wow, qué lindo!
    No sé cómo le voy a hacer para ir tan lejos desde Argentina pero definitivamente este país cada día me resulta más atractivo!

    Abrazos y que sigan los buenos rumbos!!!

  3. Gracias por mostrarnos otro de esos interesantes rincones de un país del que confieso conozco muy poco, y por enseñarnos algo más sobre sus tradiciones y creencias. Además me han encantado las fotos, como siempre!

  4. Un lugar para mantener en la lista. Otra alternativa podria ser ir en autobus y regresar en taxi. Estoy segura que los debe haber en el area ya que es un lugar turistico. Podria casi asegurar que aun asi sale mucho mas economico que ir en una excursion organizada y uno tienen su propio tiempo en el lugar.

    Gracias Cristina.

    1. Cuando nosotros fuimos no vimos un solo taxi, y la parada de autobús está digamos en mitad de la nada, fuera de la ciudad. Cabe la posibilidad de que pase un taxi, pero es mejor ir pensando en ir y volver en bus por lo que pueda pasar.

  5. Cierto lo del bus. Se te hizo facil? Las paradas de autobus son faciles de encontrar? Que de ganas que tengo de ir BIEN pronto. Ya veremos si se nos da este ano, sino el proximo.

    Hasta la proxima.

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR