Hoteles en Japón

Hoteles en Japón

A la hora de buscar hoteles en Japón de un precio aceptable lo que más encontramos eran opciones en alojamientos bien situados y de cierta calidad pero con habitaciones muy pequeñas (algunas de apenas 12 metros cuadrados). Por eso cuando encontramos los que elegimos en Tokio y Kioto no lo dudamos: precio adecuado a nuestro presupuesto, gran tamaño y además en una ubicación que nos pareció perfecta.
También teníamos claro que nos gustaría pasar una noche en un riokan, el tipico alojamiendo japonés.
Estos son los hoteles en Japón donde estuvimos alojados durante nuestro viaje:

CITADINES SHINJUKU TOKIO
Pasamos siete noches en este hotel y si regreso a Tokio estoy segura de que voy a alojarme de nuevo en el Citadines.
Llegamos por la mañana y aunque las habitaciones no se dan hasta las 3 p.m. la nuestra estaba preparada y pudimos dejar todas nuestras cosas sin problema.

  • Las habitación nos sorprendió gratamente por su tamaño y por el equipamiento: una cama de 160 cms super cómoda y con unas sábanas de blanco reluciente (las almohadas no nos convencían y cuando pedimos otras nos dieron unas de plumas fantásticas), sofá de dos plazas, mesita, escritorio, iluminación perfecta con gran número de puntos de luz diferente, tv plana, dvd, despertador, tres armarios (uno para zapatos, otro solamente con baldas y el tercero tradicional, con tabla de placha y caja fuerte en el interior). También hay una cocina con fregadero, placa, microondas, campana extractora, hervidor de agua y todo el menaje que puedes necesitar, y por supuesto nevera.
  • El baño tiene una bañera con una ducha genial y el inodoro, y fuera el lavabo, con sitio de sobra para dejar todas las cosas. Además te dan cepillos de dientes, gorros de ducha, set de afeitado, y siempre hay cremas y geles. Y el secador de pelo es como el que uno puede tener en casa.
  • En cuanto al aislamiento lumínico es perfecto, no entra nada de luz en la habitación en cuanto cierras las ventanas. Y el ruido, pues lo mismo. Al otro lado de la calle había obras y no se escuchaba nada.
  • La ubicación está bastante bien. A pocos minutos del metro y a un paseo de unos 15 minutos de la estación de Shinjuku. Además hay varios supermercados pequeños cerca del hotel y también restaurantes. Y si no en la zona de Shinjuku hay restaurantes para todos los gustos y luego se puede volver andando para bajar la cena.
  • El personal del hotel es amable y correcto. La limpieza de lujo.
  • No usamos el comedor de desayunos, ni tampoco la lavandería pero si vimos que tienen lavadoras y secadoras.
  • Desde este hotel mandamos una de nuestras maletas a Kyoto y sencillamente te la pesan y dependiendo de ello te cobran por el envío. Un gustazo si no quieres cargar con equipaje en paradas intermedias entre dos ciudades.
  • Admiten tarjetas de crédito y lo que nos pareció muy curioso fue tener que pagar al llegar al hotel en lugar de al marcharse.
  • El precio medio por noche fue de unos 80 euros que yo desde luego pagué con gusto.

Hoteles en Japón CITADINES SHINJUKU TOKIO

CITADINES KYOTO KARASUMA GOJO
En nuestro viaje a Japón nos alojamos ocho noches en este hotel de Kioto, tres noches en una habitación con dos camas, y otra cinco noches al regreso de Miyajima en una habitación con una sola cama. Para nosotros mucho mejor esta segunda opción, pues la habitación resulta mucho más espaciosa y la cama es grande, mide 160 lo que está muy bien para dos personas.

  • Ubicación: no es el sitio perfecto, pues está un poco alejado de todas las zonas de interés turístico, pero está a un minuto de una parada de metro, a unos diez minutos de la estación de tren de la ciudad y unos 20/25 de la zona de Gion y Pontocho. También hay parada de bus cercana al hotel.
  • Cerca hay varios supermercados, el mejor un Fresco abierto 24 horas. También hay un Mcdonals en la esquina de la calle, y varios restaurantes de diferentes estilos.
  • Recepción: es bastante bonito, muy oriental, pero demasiado oscura. El personal es amable y no ponen ningún problema en guardarte maletas e incluso bolsos y paraguas si lo necesitas. También te prestan paraguas y hay una nevera con agua mineral de pago, pero no es necesaria pues el agua en casi todos los lugares de Japón es potable.
  • Habitación de dos camas: son dos camas grandes, de al menos 105 de ancho, lo que resta bastante espacio al resto. Hay un sofá individual, una mesita, un escritorio con su silla y una cocinita que no está nada mal: tostador, hervidor de agua, microondas, placa para cocinar, fregadero, nevera y todos los utensilios que puedas utilizar para cocinar. Nosotros aprovechamos todo para tener allí nuestro desayuno y las mismas camareras que limpian la habitación se encargan también de fregar lo que manches. En cuanto al baño, en este caso estaba todo en un habitáculo no muy grande. Me pareció bastante incómodo el espacio donde guardar o colocar las cosas de aseo. También eran escasos los armarios, tan solo uno de dos puertas, y dentro la caja fuerte, una tabla grande para plachar, la placha…. Demasiado justos. Además no había donde dejar los zapatos, pues la habitación tiene una zona de baldosas a la entrada y en la cocina y moqueta en el resto, y ellos no pisan la moqueta…
  • Habitación doble una cama: mucho mejor opción. La habitación cuenta con una especie de mampara pues el sofa puede hacerse cama, y de ese modo se consigue más privacidad. Dicho sofá en este caso es dos plazas, hay también una mesita, el escritorio y aquí teníamos una armario doble (igual que en el otro caso con la tabla de planchar y caja fuerte dentro) pero algo más grande. Y muy práctico junto a la puerta una armario con baldas para los zapatos. Estas habitaciones tienen el lavabo fuera del habitáculo del baño, y a mi me gustó mucho más. Por espacio principalmente, porque tienen un mueble debajo del lavabo y otro detrás del espejo.
  • Amenities: hay de todo en la habitación. Gel, champu, crema corporal, gorros de ducha, cepillos de dientes, bastoncillos, set de afeitado…. Te puedes dejar todo eso en casa que allí lo tendrás. Además en el armario hay zapatillas para estar en la habitación con unas prácticas plantillas para evitar pisar lo que pisan otros clientes, y también una yukata para cada huesped.
  • Limpieza: la verdad es que está todo muy bien dentro de la habitación, las toallas aunque no son lo mejor, están super blancas igual que la ropa de cama. La cocina y el baño perfectos. Donde falla un poco es en algunas manchas en la moqueta y en las zonas comunes, pero nada importante
  • Iluminación: las ventanas son muy amplias, y el aislamiento lumínico por la noche casi perfecto, pero yo tengo el sueño muy ligero y entraba luz entre la cortina y el techo, poca, pero lo justo para que me molestara. La habitación cuenta con un buen número de puntos de luz en diferentes lugares y con diferentes intensidades.
  • Además de todo lo dicho, las habitaciones tienen TV plana, reproductor de DVD (mete alguna peli en la maleta, nunca se sabe), reloj despertador, calzador, linterna… Estos japoneses son muy detallistas así que no se echa nada en falta.
  • Cuando yo reservé solicité habitaciones en pisos altos y que fueran muy tranquilas porque tengo el sueño muy ligero. Tuve suerte en la altura, pero me dieron habitaciones que daban a la calle principal y había obras justo enfrente que comenzaban a las 8 de la mañana, y aunque solía estar en pie a esa hora, cuando no era así el ruido me molestaba. No me gustó mucho ese tema, pero en cambio si que las ventanas se puediran abrir.
  • Ah, hay comedor para el desayuno y también lavandería con monedas.

Hoteles en Japón CITADINES KYOTO KARASUMA GOJO

TAKAYAMA GREEN HOTEL
Este hotel no era nuestra primera opción de alojamiento en Takayama, pero finalmente no encontramos otro que se adaptara a nuestros gustos y presupuesto y pasamos dos noches en el Green Hotel.
Está alejado del centro, y aunque no es un paseo muy pesado yo elegiría otra de las opciones más cercanas a los lugares de interés. Cuenta con un bus gratuito que va y viene al hotel desde la estación y desde uno de los mercados matinales, pero no funciona por la noche.
Cuando llegamos al hotel aún no eran las 15:00 p.m. por lo que no nos dieron la habitación. Tuvimos que dejar todas nuestras cosas y regresar más tarde.
Elegimos habitación de estilo japones, y es muy grande. Tiene una primera zona donde descalzarte y dejar los zapatos, luego empieza el tatami con un gran espacio donde hay mesas, sillas de suelo, tele y armarios (muchos pero casi todos ocupados por los futones y la ropa de cama). Te dejan dulces diferentes cada día, y hay servicio de té japones. También hay un mirador con la nevera y dos sofás. Lo peor es el baño, muy antiguo y realmente pequeño. Los grifos del lavabo son a la vez los del la ducha, y tienes jabón de manos de Shiseido, geles, champú y cepillos de dientes. También te facilitan la yukata, y en el pasillo hay otro mueble donde poder coger más si los necesitas.
Cuando cae la noche las camareras van habitación por habitación montando los futones. No tardan mucho y las camas resultan realmente cómodas, y los edredones muy calentitos. El aislamiento lumínico no está mal, y la iluminación de la habitación es buena, con luces de diferentes tipos según se necesiten.
No utilizamos el restaurante, pero Arturo si fue al onsen y comentó que era muy agradable. Yo no pude usarlo pues tengo un tatuaje y la entrada está prohibida a personas tatuadas. Sin embargo en el super gigante supermercado que hay junto al hotel hay la posibilidad de darse un baño tipo onsen pero en un espacio pequeño. Es relajante y tienes todo tipo de productos para el aseo, así que yo me tuve que conformar con esa opción.
En cuanto a la limpieza está bien, nosotros pedimos habitación de no fumadores, pero sin embargo los pasillos si olían a tabaco.
Hay muchos japoneses alojados en el hotel y van con yukata a todas partes, es muy pintoresco…

Hoteles en Japón TAKAYAMA GREEN HOTEL

RYOSO KAWAGUCHI MIYAJIMA
Decidimos probar en Miyajima la experiencia de dormir en un ryokan, y la verdad es que no fue lo que esperaba.
Su ubicación es muy buena, y la habitación que nosotros elegimos daba al interior, por lo que era muy tranquila. Nada más entrar al edificio te piden que te descalces y vayas sin nada en los pies o con unas de las zapatillas que ellos te ofrecen. Los suelos están muy limpios y no es problema andar sin zapatos.
La zona de recepción visualmente es muy bonita, y la dueña del hotel encantadora. Habla un buen inglés y te explica todo lo que necesites de la isla, te ofrece planos y te indica incluso restaurantes de diferentes tipos. Ella misma te muestra el hotel, la zona de baños común, el comedor y luego te lleva a la habitación.
Y cuando entré en el dormitorio fue cuando me sentí decepcionada. Manchas en el tatami, paredes que piden a gritos una mano de pintura, elementos decorativos que no sabes bien que pintan allí… La habitación era muy grande, con una mesa, sillas de suelo, dos camas preparadas, tele, nevera, servicio de te, y zona de descanso junto a la ventana que da al jardín interior, con mesita y dos sofas. Nuestra habitación tenía aseo, es decir, inodoro y lavabo en una estancia no muy pequeña, donde había también cepillos de dientes y jabón.
Pero las toallas…. si las paredes piden pintura las toallas piden que las tiren y pongan otras. Horribles.
Eso si, todo en la habitación estaba limpio, pero el aspecto avejentado daba otra sensación.
Después de la visita por la isla y de cenar, volvimos y utilizamos uno de los baños comunes. Bajas con la yukata que tienes preparada en la habitación, y tienes a tu disposición jabón y champú, cepillos de pelo, gorros de duchas, algodones,…. Te das una ducha, luego te metes en la bañera y la verdad es que es un gusto. Fue muy placentero, pero tengo que decir que la limpieza aquí no estaba tan cuidada, por ejemplo en las persianas.
El desayuno si lo hicimos en el hotel, y cuando yo pensaba que sería en la habitación como había leído era en cualquier ryokan, aquí tuvimos que bajar al comedor común. Elegimos desayuno continental y nos ofrecieron fruta, zumo, té o café, un huevo y salchichas, y bollería con mantequilla y mermelada. Todo normal, nada estaba especialmente bueno.
El hotel también tiene una sala de estar común en la planta alta, agradable si vas en grupo.

Para resumir decir que me parece muy caro el precio que pagué para el estado en que está el hotel, pero reconozco que la ubicación era buena, el personal excepcionalmente amable y que pudimos descansar apaciblemente, bien arropados porque por la noche refresca en la isla. Y que por un baño similar en otro hotel nos cobraron 3150 yenes.

Si volviese a la isla creo que buscaría otro alojamiento, aunque seguro sería mucho más caro aún.

Hoteles en Japón Ryoso Kawaguchi

APA HOTEL KEISEI NARITA
Elegimos este hotel para la última noche en Japón, nuestro avión despegaba a las 12 de la mañana y nos pareció mucho más práctico dormir en Narita en un hotel con servicio gratuito al aeropuerto, sobre todo porque llegábamos de Kioto y no merecía la pena ya hacer noche en Tokio.
El hotel está ubicado a poca distancia de la estación de JR, tiene cerca restaurantes y supermercado, e incluso metro. Y el bus gratuito te deja en las terminales 1 y 2 del aeropuerto en unos 25/30 minutos.
Pero el hotel en si no vale nada. Es un gran edificio tipo colmena cuyos clientes en su mayor parte lo usan para pernoctar antes de salir de viaje. La entrada es grande, y al fondo, la recepción donde no me parecieron especialmente amables, y con un control básico de idiomas. Además hay que pagar a la llegada, y aunque intenté convencerles de hacerlo a la mañana siguiente para poder pagar con los yenes que me pudieran quedar después de la cena, se negaron en redondo y tuve que pagar con visa (bien el pago con tarjeta, pero una faena cuando puede que sobre dinero que tengas que cambiar lo que siempre supone un perjuicio por los cambios).
En cuanto a la habitación, tuve la precaución de pedir dos camas por lo que la estancia era algo más grande, pero muy justa de espacio. Dos camas grandes (eran cómodas, las almohadas depende del gusto de cada uno) con un mini pasillo entre ambas, un escritorio con tele plana, nevera vacia y poco más. El espacio no da ni para poner un armario, las maletas tuvimos que dejarlas tras la puerta y las chaquetas en unas perchas en la pared. Y el baño, pues la misma linea. Diminuto, limpio y con amenities como gel, champu y acondicionador de la marca Shiseido, cepillos de pelo y dientes, maquinilla de afeitar y gorros de duchas. Las toallas de dos colores (práctico para que cada uno sepa cual es la suya) y ya.
El suelo es de moqueta, y hay habitaciones de fumadores y no fumadores.
No utilizados el servicio de desayuno.
Si vuelvo a Narita buscaré otro hotel aunque me temo que puesto que son hoteles generalmente para una noche no debe haber muchas diferencias entre unos y otros. Y es que los hoteles en Japón en los que nos alojamos, este fue el que menos me gustó.

Hoteles en Japón APA HOTEL KEISEI NARITA

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies