Puerto Rico, patria de Laura Arteaga

Laura, de Puerto Rico a Chicago

Laura y yo coincidimos hace unos años en un hotel de Mandalay y tuvimos una conversación sobre viajes durante un desayuno. Curiosamente hemos vuelto a coincidir a través de Tripadvisor cuando ella me comenzó a escribir para preguntarme sobre India del Sur. Más tarde nos hicimos amigas en Facebook… ¡¡¡y sorpresa!!! Al ver sus fotos y viajes inmediatamente supe que era aquella mujer de Myanmar. Y es que el mundo es un pañuelo, sobre todo si de Laura se trata. Es la persona que conozco que más viaja y más paises (recientemente ha superado la centena) y ciudades conoce. Si os apetece saber más de esta grandísima viajera no dejéis de leer esta entrevista donde además nos cuenta que visitar en su Puerto Rico natal.

*Eres de Puerto Rico, vives en Chicago y no paras de recorrer el mundo. ¿A veces no tienes la sensación de tener siempre la maleta preparada?
Definitivamente, pero no me importa. Sarna con gusto no pica!!!! Para mí viajar es una adicción. A veces estoy planificando dos viajes a la vez. Regreso a casa y ya tenemos el próximo viaje listo. Al regresar a casa me ayuda, revisar mis cosméticos, medicamentos y artículos de higiene personal. Reemplazo los potes y envases, de manera que tengo todo listo para la próxima aventura. Dejo mi almohadita de viajes, mi antifaz, mini cepillo y pasta de dientes, siempre en mi maletín de manos. Ramón , mi esposo y yo, hemos visitado 92 países, 1,000 ciudades y pueblos y seis continentes. En enero del 2015, si Dios permite, visitaremos, en un viaje de expedición, nuestro 7º y último continente, la Antártida.

* Cuando viajas, ¿qué es lo que más te motiva a cambiar de aires? Arte, cultura, playa….
Es la sensación de conocer, eso que es un poco diferente. Cambiar de ambiente, olvidarse de que día es hoy. Saber que tienes tiempo para conocer, sentir, oler, oír y ver, este nuevo lugar. La cultura, claro, la gente, la arquitectura del lugar, la flora, la fauna, la belleza natural del país, ya sean costas y playas, montañas, campos y paisajes preciosos; su comida, su diario vivir. Mientras más diferente y exótico mejor. Siempre me ilusiona hospedarme en lugares lindos, cómodos y confortables. Ahora, más que nunca. ¡Viajar es vivir!

* Si alguien te dijera “voy a Puerto Rico y tengo 15 días”, ¿qué le recomendarías hacer?
La Isla del Encanto… si visitaras mi preciosa isla de Puerto Rico, te diría:

  • Primeramente visita, el Viejo San Juan, capital de Puerto Rico. Designado, Zona de Patrimonio Mundial. Caminar por sus estrechas callecitas adoquinadas, restaurancitos locales e internacionales, tienditas de artesanias locales, ropa, y joyería. En la Calle del Cristo, disfrutar del Parque de la Palomas, favorito tanto de niños como de adultos. Al final de la misma calle, la Capilla del Cristo con su romántica leyenda.
  • En el Viejo San Juan, también, no dejes de hacer una visita al impresionante Castillo del Morro. Sus anchas murallas lo hicieron impenetrable a los muchos ataques militares durante la época de las conquistas. Sus seis niveles se elevan 140 pies sobre el nivel del mar, con sus tres banderas, la de Puerto Rico, Estados Unidos y la milicia española.
  • Puerto Rico tiene hermosas playas que hay que visitar, como las de Isla Verde o Luquillo con sus aguas cristalinas y arenas blancas. Después de Isla Verde, puedes continuar a Piñones, donde se puede uno bañar en pozas naturales, protegidas por rocas del mar. También puedes disfrutar de pescado fresco, nuestras alcapurrias y empanadas de cangrejo, en un ambiente super casual…en lo que llamamos “friquitines”. Viene de la cultura africana. Es otro mundo y merece la pena visitarlo. Preferiblemente de día!
  • Para compras el área metropolitana, Plaza las Américas es el lugar “in”. Tiene tiendas locales, internacionales y centro de comida con muchísima variedad.
  • El Yunque, uno de los bosques tropicales (rainforest), con más biodiversidad. Encontrarás lindas cataratas, charcas de agua para darse un frío chapuzón, temperaturas muy agradables, flora y fauna bellísima y podrás llegar hasta las torres de observación, donde, en un día claro, podrás disfrutar de espectaculares vistas de la isla, el Mar Caribe y el Océano Atlántico.
    De hay, puedes continuar en carro, hacia los kioscos de Luquillo. Puedes almorzar o picotear, como decimos nosotros, de todas nuestras frituras, pescado frito, mariscos, dulces caseros, agua de coco frío, etc. Hay muchísimos kioscos y puedes pasar de uno a otro, probando y probando, de todo un poco. Buen provecho!
  • El Condado. Es un área con buenos hoteles internacionales, B & B’s, restaurantes, locales/barras donde sentarse a tomar alguna bebida, caminar frente al mar, etc. A los turistas, al igual a que los habitantes de Puerto Rico les gusta mucho esta parte para ir a almorzar o a cenar.
  • A las afueras de San Juan, en Cataño, puedes visitar la mundialmente famosa, Planta de Ron y Destileria Bacardí, donde puedes ver y aprender sobre este proceso. Hay un pequeño museo y bonitos jardines.
  • Las Cuevas de Camuy…donde podrás visitar espectaculares cuevas y túneles subterráneas, que no tienen nada que envidiarle a otras más conocidas mundialmente. El parque nacional está muy bien preparado para el turismo y se pueden visitar, algunas de las cuevas, en un trencito muy ameno.
  • El impresionante Observatorio de Arecibo. Tiene el radio telescopio más grande del mundo. Fue construido en los 1960’s y manejado, en ese tiempo, por la Universidad de Cornell. Ha aparecido en varias películas de Hollywood y forma parte, desde el 2008, del Registro Nacional de Lugares Históricos de Puerto Rico.
  • La Bahía Fosforecente de Guánica. Se toma una lancha o bote hasta la bahía. Es mejor visitarla en las noches donde no haya luna.
  • En Fajardo puedes visitar u hospedarte en el Hotel Conquistador, con bellas vistas. Se puede hacer “snorkel, scuba, kayaking” o ir de pesca en alta mar. Se puede disfrutar del balneario de las Croabas, donde se puede hacer snorkeling directamente en la playita. Visita también en el área, el Faro de Fajardo.
  • El Museo y Castillo Serralles, en Ponce. Puedes visitar la mansión y los bellos jardines.

* El destino que más te ha impactado para bien o para mal de todos los que conoces
Una pregunta bien difícil de contestar, ya que todo país visitado deja huellas en mi alma y en mi corazón. Siempre encuentro algo maravilloso en cada lugar que visito y el día que no lo encuentre, ya más, me quedo en casa y me ahorro todo ese dinerito. Te puedo decir que un gran pedazo de mi alma se ha quedado en el continente de Asia. Tantos lugares maravillosos que he conocido. Otro en Africa y otro pedacito en el lejano Oriente.

* ¿Qué añoras cuando estás de viaje?
Lo único que añoramos, mi esposo y yo, solamente cuando llevamos mucho tiempo viajando, es ver a nuestros pequeños nietos. Entonces usamos Skype y asunto resuelto. Gracias tecnología!!!

* ¿Prefieres viajar por tu cuenta o en viajes organizados?
Para decirte la verdad, prefiero, cada vez que se hace posible, viajar por mi cuenta. Me encanta la idea de la planificación del viaje, leer sobre el lugar que voy a visitar, la alocación del tiempo en cada ciudad o país que visitaré. Hacer las reservaciones de los hoteles, a mi gusto. Estar los días que quiero, levantarme sin prisa y desayunar. Regresar al hotel en las tardes y disfrutar de la playa, piscina, o simplemente de la habitación. Sí, los viajes en grupo tienen sus ventajas y hemos tomado excursiones organizadas. Otro hace la organización por tí, piensa por ti; no necesitas conducir en tráfico, ni buscar estacionamiento, ni descifrar un lenguaje extranjero. Siempre se conoce a alguna persona o pareja, con la que puedes compartir y entablar amistad durante el recorrido.
Mi marido y yo encontramos, que alquilar los servicios de un chofer, es ideal. Siempre que lo hemos hecho, hemos tenido buenísimos resultados.

* ¿Cuales son tus herramientas para preparar un viaje?
Uso todas las guías de viajes que mi biblioteca pública pueda ofrecerme. Entre ellas, Fodor’s, Lonely Planet, Frommer’s, Insight, Moon, etc. El Internet me provee tremenda ayuda. Trip Advisor es mi biblia y muchas veces uso sus foros para buscar y pedir información. He encontrado, a través de los años, que los viajeros siempre están bien dispuestos a ayudar, dar sugerencias y recomendaciones.

* Comer puede ser un aliciente en lo viajes o un suplicio. ¿Eres de las que prueban todo tipo de comida para al menos saber si te gusta o no?
Mi esposo, Ramón y yo, ambos somos buen diente. Nos gusta probar de casi todo, después que no se mueva. La gastronomía es parte bien importante y uno de los placeres de viajar. Pruebas las delicias que el país te ofrece y otro hace la preparación y la limpieza. No hay nada mejor que levantarse y no tener que cortar las frutas frescas para el desayuno, levantarse de la mesa, al terminar la cena y no tener que recoger ni lavar un solo plato. Maravilloso! Me gusta, me gusta, como me gusta.

*Ese momento viajero que no quisieras volver a vivir
El año pasado, no me preguntes como, reservé un vuelo interno, en la única línea aérea que vuela de El Nido, Palawan, (las Filipinas) a Manila, el día equivocado. Para que te cuento la dificultad que esto causó. No había cabida y teníamos hoteles y trasportación reservadas y pagadas en Manila. Eso fue un sábado y el lunes volabamos hacía Sri Lanka. Tuvimos que tomar un autobús, pequeño y lleno de gente, cuyo recorrido tomo cuatro horas en la noche, hasta Puerto Princesa. Reservar un hotel, de corre y corre, para pasar la noche y comprar un vuelo a sobre precio, con escala en Boracay y llegar a Manila de noche. Perdimos el transporte de limusina, ya pago, y una de las noches en el Hotel Manila, el cual yo añoraba disfrutar durante dos noches. Como dicen, c’est la vie.

* Y ese otro que quisieras vivir mil veces
Cuando llegas a ese primer hotel, y sabes que es el comienzo de tus vacaciones, de tu añorado y soñado viaje. El comienzo de una nueva e interesante aventura.

* Para terminar, tus rincones especiales en el mundo
Son tantos, tantos, tantos…pero aquí van unos favoritos.

  • Jordania. Llegar a cruzar el Siq, en Petra y al final encontrar la maravilla del Tesoro.
  • Pasar la noche en Halong Bay, Vietnam y haber nadado en sus aguas tibias. Despertarme y ver una de las bahías más espectaculares del mundo.
  • Disfrutar de un atardecer mágico sobre los templos de Bagan, Myanmar.
  • Las vistas, del Lago Atitlán, en Guatemala. Soñaba visitarlo desde muy joven. Uno de esos lugares que añoras, sin saber ni la razón. Será que tu subconsciente sabe que serán inolvidables?
  •  Llegar a la cima de Wine Glass Bay en Freycinet, Tasmania. Las vistas que te quitan el aliento, hacen que la difícil y ardua subida valieran la pena.

Que afortunados somos los que podemos y llegamos a viajar, de nosotros serán los mejores recuerdos de esta, nuestra bella Tierra.

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR