Alfama Lisboa

Lisboa: fotos en blanco y negro

Hace unos días Jordi Martínez Baylach me propuso un reto: escribir un post al que acompañasen fotos en blanco y negro. Reconozco que yo soy de colores, las fotos en blanco y negro las relaciono con  mi infancia o con obras de grandes fotógrafos, pensar en algunas de mis imágenes en esos dos tonos me resultó difícil. Aún así, y como yo soy de esas personas a las que nada se les pone por delante, le dije a Jordi que si y elegí Lisboa como tema para el post.

Por ello y durante cuatro días he ido compartiendo las fotos en blanco y negro que ahora ilustran este artículo, y hoy como último día, compartiré esto a la vez que reto a otro viajero a hacer lo mismo. Hasta hoy las retadas (acabo de caer en que todo han sido chicas) fueron Alejandra, Lilián, Eva y Mauxi. Y la última también será chica otra chica, María Grau, que le vamos a hacer. Espero que todas ellas se animen a publicar sus fotos sobre el tema que prefieran, y si alguna escribe un post que nos lo diga para enlazarla.

Y ahora, os enseño como es Lisboa cuando le quitamos los colores.

Fotos en blanco y  negro Lisboa

La capital portuguesa es la ciudad de las cuestas, de la ropa tendida en los balcones, de los gatos asomados a las ventanas y de los edificios cubiertos de azulejos. Es una ciudad que desprende nostalgia en cada esquina hasta la que llega en las noches el sonido de un triste fado y en la que la melancolía parece ser la dueña de esas calles que suben y bajan por las siete colinas sobre las que Lisboa está construida.

Fotos en blanco y negro LisboaAntiguos tranvías que parecen reliquias aún recorren las calles de la ciudad con su peculiar sonido, siempre llenos de lisboetas y de turistas emocionados ante una experiencia que pueden vivir en pocas ciudades. En ellos se alcanzan algunos de esos magníficos miradores desde los que se divisa más allá de tejados y monumentos el Tajo en su recta final antes de llegar al Océano.
La ciudad en esos lugares la divisamos llena de color en los días de sol, al fondo el intenso azul del agua, y más cerca el blanco de edificios y el rojo de los tejados. Pero, ¿y si eliminamos esos tonos…? Sin duda nos encontramos ante las imágenes que tantas personas vieron hace décadas de una ciudad que nunca llegaron a conocer nada más que por postales o libros y que para ellos sería siempre en blanco y negro.

Fotos en blanco y negro Lisboa

Adoquines, vías del tranvía, estrechas aceras y fachadas desvencijadas acompañan al viajero en su paseo por Alfama, el Chiado o Sta.Catarina. Ventanas y puertas se abren a la calle, parecen invitar al viajero a curiosear como es la vida de los habitantes de esos barrios donde vive gente humilde y sencilla que cada día sale a dar de comer a los gatos que viven bajo sus ventanas y esquivan las bolsas de basura que en cualquier otra capital europea sería motivo de críticas y manifestaciones por una ciudad limpia.

Así es Lisboa, en color o en blanco y negro, una ciudad mágica, peculiar y encantadora donde uno siente que ha retrocedido en el el tiempo cuando pasea por algunas de sus calles en las que el tiempo parece haberse detenido, calles que mantienen la esencia de una ciudad que enamora e invita a regresar.

Etiquetas

Comentarios (02)

  1. Hemos estado hace unos días y resumen a la perfección lo que es Lisboa. Y las fotos en blanco y negro te han quedado preciosas!! Yo también soy de colores pero es verdad que el blanco y negro a veces queda tan tan bonito!!!

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies