Granada más allá de la Alhambra

Granada: tesoros más allá de la Alhambra

Si hay una región española que me atrae sobre el resto sin duda esta es Andalucia. Sus ciudades, su arte, o sus paisajes me encantan. Por ello me he sentido privilegiada cuando Turismo de Granada ha elegido mi blog para dar a conocer a los viajeros algunas de las joyas más desconocidas de la ciudad pues durante años han estado cerradas al público o en proceso de restauración. Ahora vuelven a abrir sus puertas para demostrar a todos que hay mucha Granada más allá de la Alhambra.
Los lugares que han sido restaurados y lucen totalmente renovados van desde una casa árabe a restos palaciegos de la época nazarí. Yo me he decantado por hablaros de dos de ellos situados en mi barrio preferido de Granada: el Albaicín. Ubicado frente a los palacios nazaríes, este singular barrio lleno de callejuelas, cuestas y casas típicas fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1994. Pasear por sus calles es retroceder en el tiempo, es sentir la esencia de la ciudad a través de esos rincones que solamente un barrio como este puede ofrecer. Patios cuajados de flores que inundan con su aroma las calles al caer la tarde mientras el sonido de las voces de los vecinos de toda la vida acompañan al viajero en su paseo hasta uno de esos lugares donde el atardecer es uno de los más bellos regalos que una ciudad puede ofrecer: el mirador de San Nicolás.

Más allá de la Alhambra

La mejor forma de comenzar a conocer este singular barrio del que os hablo es acudir a la Casa de Zafra, la cual acoge un centro de interpretación y es uno de esos espacios que prácticamente acaban de abrir sus puertas a los visitantes, ya que su meticulosa restauración finalizó hace apenas tres años.
Si ha llegado hasta nuestros días es sin duda gracias a quedar en el interior de un conjunto monástico, el de Santa Catalina de Siena, y cuando allá por la década de los 60 del siglo pasado se descubrió su existencia, el Ayuntamiento de Granada la adquirió logrando así que esta casa, uno de los mejores ejemplos de arquitectura andalusí residencial, llegue hasta nosotros y nos abra ahora sus puertas para mostrarnos como era la vida en las casas nazaríes.Más allá de la AlhambraGranada fue el último reducto islámico de la Península lo que provocó la llegada de muchas familias según los cristianos iban ganando terreno a los nazaríes. Por ello aumentó mucho la densidad de población en este barrio granadino y las casas comenzaron a construirse en altura, como esta de la que hablamos y cuya fachada a la calle no muestra vanos, algo típico de las casas islámicas. De este modo la vida familiar se esconde de miradas ajenas. Así mismo al entrar hay un recodo cuyo función sigue siendo la misma, mantener la intimidad de la casa. Dentro, algunos elementos característicos de este tipo de viviendas: un patio, la alberca con una fuente, pórticos con columnas, techos de madera, capiteles que aún muestran restos de pintura… Añadamos mentalmente arrayanes en los lados de la alberca y el sonido del agua para sentir como sería este lugar cuando hace siglos lo habitaron familias musulmanas.

Como más arriba comentaba, esta casa acoge hoy en día el Centro de Interpretación para el conocimiento y difusión del Albaicín. En él se han aunado tradición y modernidad, de modo que elementos como la alberca o las galerías con preciosas vistas de la Alhambra se han combinado con elementos interactivos de última generación, tales como recreaciones virtuales en 360º.

Sin abandonar el Albaicín el visitante puede conocer otro tipo de viviendas netamente granadinas: los cármenes. Estos serían básicamente huertos urbanos, aunque en ellos se puede encontrar también una parte de jardín, de modo que las flores se mezclan con las hortalizas y sobre ellas árboles que no son solamente ornamentales, ya que sus frutos serán consumidos por los dueños del lugar. El nombre proviene de una palabra árabe “Karm”, que quiere decir jardín o viñedo. Y estando en el Albaicín y en Granada, está claro que uno no puede abandonar la ciudad sin conocer uno de estos lugares. Aunque haya que dar un paseo, sin duda merece la pena caminar para llegar al Carmen de los Mártires.

Más allá de la alhambraSituado en el entorno de la Alhambra, este carmen que cuenta con un terreno de más de siete hectáreas se llamó anteriormente Carmen de los Cautivos en recuerdo de los cristianos que estuvieron en las mazmorras árabes. Fue también aquí donde Isabel la Católica mandó construir la primera iglesia de la ciudad. Hoy en día se pueden visitar un románticos jardines llenos de parterres, fuentes y esculturas que poco recuerdan la historia que le dio nombre.

Es en estos fabulosos jardines donde Turismo de Granada creará la ruta Poetas en el Jardín de los Mártires para reforzar la candidatura de la ciudad andaluza como Capital de la Poesía. Y es que a Granada la han cantado y retratado escritores de todas la épocas, desde San Juan de la Cruz a Marguerite Yourcenar, pasando por supuesto por Ángel Genivet o Federico García Lorca.
Esta ruta conducirá al visitante a través de los diferentes espacios del jardín en los cuales se colocarán bancos para invitar a la lectura. El visitante que desconozca el proyecto podrá encontrar Zorrilla o Lorca por azar, pero aquel interesado en hacer la ruta completa tendrá a su disposición un plano con la explicación del proyecto y la ubicación de los poemas. Sin dada, un original modo de disfrutar en un enclave tan encantador como este carmen granadino.

Una vez recorrido este maravilloso barrio de Granada, disfrutado de sus calles, de sus vistas y de sus lugares más singulares, no hay mejor forma de acabar la jornada que disfrutando de un paseo por la calle de la Calderería Nueva, un rincón más del Albaicín donde pasear sintiendo en el aroma a té y a pasteles algo más del legado nazarí en la ciudad. En esta calle, conocida también como la de las teterías, uno puede parar a comprar algún dulce, entrar en alguna tienda de artesanos o disfrutar de un delicioso y aromático té en alguno de esos locales que se abren a la calle que antaño fue el lugar donde se fabricaban y reparaban calderas.

Granada, una ciudad mágica, con lugares únicos, muchos conocidos en todo el mundo; otros también singulares y que poco a poco irán sin duda entrando en la lista de imprescindibles en cualquier visita por esta ciudad andaluza. Así que tomad buena nota para ser los primeros en descubrir lo más nuevo de la ciudad del Generalife.

POST PATROCINADO POR PLAN DE TURISMO DE GRANADA

 

Etiquetas ,

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR