Viajes en tren Sri Lanka

Mis viajes en el 2015

Acaba el año y con él viene el momento de los nuevos propósitos, pero también de recordar lo que hemos vivido en estos 365 que han quedado atrás. Ya el año pasado hice un resumen de mis viajes, el primero del blog, y este año vamos a seguir con algo que espero se convierta en tradición, un nuevo recorrido por los lugares nuevos que he conocido, pero también por aquellos en los que ya había estado y a lo que por una razón u otra he tenido la suerte de regresar. Y justamente comenzamos este 2015 visitando un lugar cercano a Madrid que me encanta y al que nunca había ido en invierno, La Granja de San Ildenfonso. Un paseo por sus jardines casi sin gente y una buena comida a base de judiones sin duda son más que justificación para pasar en esta localidad segoviana un día de invierno.
Pero el año fue avanzando y además de las visitas a lugares cercanos a nuestra casa como Toledo, Aranjuez o El Escorial, vinieron los viajes que nos hicieron descubrir mundo. ¿Qué donde fueron esos viajes? Os lo cuento.

MARZO – SRI LANKA
Después del viaje de 2014 a Perú, tenía mono de Asia. Y es que tengo que confesar y lo hago sin pudor que no me canso de regresar una y otra vez a ese continente. En este caso la elección de la antigua Ceilán fue casi un descarte de otros destinos por el tema de las fechas y la búsqueda del mejor momento para viajar a cada país. De modo que terminamos en el mes de marzo recorriendo durante tres semanas la pequeña isla que Sri Lanka. Visitamos plantaciones de té, templos y dagobas; dimos caminatas sobre las vías del tren en las montañas centrales de la isla; disfrutamos de Galle, la ciudad colonial más bonita de la isla; y terminamos este viaje que nos dejó cierto sabor agridulce con unos días en la playa.

Mis viajes Kandy

JUNIO – BRUSELAS Y GANTE
Tengo una amiga que vive y trabaja en Bruselas hace años. Al comenzar 2015 me dijo “Cris, espabila si quieres venir a verme porque igual ya no me queda mucho tiempo aquí”. Me entró el nervio, busque vuelos en fechas que fueran buenas para ella, para mi y para el clima (mejor primavera) y a mediados de junio me marche un fin de semana a verla. A su lado descubrí rincones menos turísticos de la ciudad y disfrute de charlas y curiosidades de esta ciudad que cuando la conocí me pareció la más fea de Europa y ahora cada vez me gusta más. Uno de los días además decidimos ir a Gante, ciudad que hacía años había conocido y que en esta segunda oportunidad me pareció mucho más animada y atractiva.

Mis viajes Basílica del Sagrado Corazón Bruselas

SEPTIEMBRE – CROACIA Y BOSNIA
Después de un duro verano en Madrid viendo como todo el mundo se marchaba de vacaciones, por fin llegó nuestro turno y nos marchamos una semana a conocer la región de Dalmacia en Croacia y hacer una breve incursión en Bosnia para acercarnos a Mostar. Durante nuestra estancia en aquellas tierras pasamos por ciudades con mucha historia y con un gran patrimonio artístico, tanto, que casi todas ellas son Patrimonio de la Unesco. Comimos muy bien, disfrutamos de días de sol y de un cálido mar turquesa. En contra la cantidad de gente que había sobre todo en Split y Dubrovnik…. cosa sin duda de esos cruceros que hacen escala en la costa de ambas ciudades.

Mis viajes Mostar Bosnia

SEPTIEMBRE – BRUSELAS
Quién me iba a decir a mi que en 2015 volvería no solo una si no dos veces a Bélgica. Y es que en junio, recién llegada de ese país me encontré con un concurso convocado por la Oficina de Turismos de Bruselas y Valonia, me presenté…¡¡y fue seleccionada!! Así que esta vez regresé a la capital belga con un grupo de desconocidas en un blogtrip en el que descubrí muchas cosas de la ciudad que visitamos, comí genial platos que en algunos casos no había probado nunca y aprendí a compartir muchas horas con gente a la que no conocía. La verdad es que lo pasamos bien y es una experiencia que repetiría sin dudar.

Mis viajes Bruselas

OCTUBRE – CIUDAD REAL
Aprovechando una noche de hotel que había ganado a través de un concurso de Rusticae nos fuimos a pasar un fin de semana a Almagro, y de paso hicimos parada en uno de esos símbolos manchegos que destacan en el horizonte: los molinos de viento. Fueron un par de días tranquilos, de buenos paseos y buena comida. Días de esos en lo que uno no presta demasiada atención al reloj y se dedica a disfrutar del tiempo libre con cosas sencillas.

Mis viajes Almagro, Ciudad Real

DICIEMBRE – LITUANIA
En verano comenzamos a buscar destino para una escapada de cuatro o cinco días aprovechando el puente de diciembre., pero todo lo que yo tenía en la lista de lugares para visitar se iba de presupuesto. Vuelos y hoteles caros me hicieron dar una vuelta a las posibilidades, cuando de repente me encontré frente a frente con la capital lituana. Era un lugar que ni me había planteado, pero en cuando leí un poco sobre Vilnius me pareció lo suficientemente interesante como para que junto a unos precios más que correctos la convirtieran en nuestro último destino de 2015. Pasamos mucho frío en Lituania, pero disfrutamos del encanto del casco barroco más importante de Europa del Este, de sus calles, sus iglesias, su comida y su cerveza.

Mil viajes Vilnius Lituania

Etiquetas

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR