Sonrisas de Bombay

Sonrisas de Bombay: el viaje que cambio más de una vida

¿Conocéis la ONG “Sonrisas de Bombay”? Si la respuesta es si, probablemente también habréis oído hablar de Jaume Sanllonrente, su fundador.

Este periodista se fue hace años de vacaciones a India y regresó de allí sin ganas de volver jamás. Sin embargo, India había cambiado algo en él, y Jaume volvió a ese país para quedarse y luchar por mejorar la vida de los niños más desfavorecidos de Bombay. Fundó la ONG Sonrisas de Bombay y desde entonces reparte su tiempo entre su Barcelona natal y el país por el dejó todo para emprender una aventura de final desconocido pero finalmente satisfactorio.

En esta corta entrevista vamos a descubrir más de Jaume, sus preferencias a la hora de viajar y lugares especiales en el mundo. Porque más allá del conocido activista social está el desconocido “Jaume viajero”

Aprovecho para invitaros a todos a visitar la página Sonrisas de Bombay y conocer más de este fantástico proyecto que está mejorando la infancia de cientos de niños.

De Barcelona a Londres. ¿Cuáles son los mejores recuerdos de tu año en la capital británica?
Aprendí a espabilarme por mi cuenta, a no disponer de apoyos y trabajar en cualquier cosa que surgiera para poder llegar a fin de mes. Fue una experiencia de aprendizaje muy grande.

Viajas a India unas vacaciones y aquel país te dejó impresionado… ¿Qué recuerdos tienes de ese viaje?
La sensación de impotencia y de indignación ante tanta injusticia. Aquel viaje supuso para mi la revelación de que no hay un primer y tercer mundo, sino que el mundo es uno sólo y que todos, como “compañeros de mundo” nos tenemos que apoyar. Es nuestra responsabilidad como habitantes de este planeta.

Hoteles de lujo, monumentos magníficos, una historia que parece una novela. India es todo eso, pero también es pobreza, suciedad, caos,… ¿En qué ha cambiado aquella primera visión de ese país asiático ahora que parte de tu vida transcurre allí?
Lógicamente, son ya muchos años, más de diez, desde mi primera incursión en la India y la imagen varia en que uno conoce mucho más profundamente el país. Pero aquella primera sensación de injusticia la sigo teniendo a día de hoy. La única diferencia es que mi trabajo consiste en paliarla.

Mumbai es una de las más modernas ciudades indias, en ella conviven la riqueza y la pobreza más absolutas. ¿Cómo gestiona un extranjero esas diferencias tan extremas?
Uno se acostumbra a convivir con esa realidad, aunque choque. También me he dado cuenta de que en ciudades como Mumbai ese enorme contraste es más visible, pero esta diferencia abismal, la coexistencia de la riqueza más grande con la pobreza más absoluta, existe también en cualquier otra ciudad del mundo, aunque a veces no la queramos ver.

Cuando te planteas comenzar a trabajar en el proyecto SONRISAS DE BOMBAY, sabías que ibas a dar un giro radical a tu vida. Una cosa son unas vacaciones en India y otra muy distinta convertir ese país en tu segunda residencia. ¿Temiste no ser capaz de soportar algunos cambios? ¿Qué fue a lo que más te costó adaptarte?
El miedo al cambio es algo humano y estoy seguro de que lo experimenté, pero lo cierto que no lo recuerdo nítidamente. Creo que dediqué tantos pensamientos y esfuerzos para pasar a la acción, que aquel miedo natural quedó en segundo o tercer plano.

Por supuesto, la adaptación me costó muchísimo. Pasar de tener todas las comodidades en Barcelona a una vida muy precaria como la que viví en aquellos primeros años fue algo nada fácil. Pero el ser humano se acostumbra a todo.

Ahora me gustaría conocer un poco más al Jaume viajero, y cuáles son tus gustos al respecto. Preguntas concisas, respuestas breves. ¿Listo? Pues adelante:

Un continente
Asia

Una ciudad
Bangkok y Lisboa

Un país
Portugal

Un monumento
La Sagrada Familia

Un amanecer
El de Bombay.

Y una puesta del sol
La de Altafulla, pueblo en el que pasé mis veranos durante la niñez.

Una vista sublime
Mi pareja despertándose por la mañana.

Una playa
Cualquiera de la isla de Boracay, en Filipinas. También Koh Tao, en Tailandia; o Espalmador, entre Ibiza y Formentera.

La mejor compra
La que uno haga en un mercado para cocinar a amigos.

Un restaurante
Condoms & Cabbages, en Bangkok

Ese rincón especial
Neil’s Yard, una pequeña plaza bastante escondida, en la zona de Covent Garden (Londres)

Viajar con calor o frío
Calor

Un río
El Ganges

El mejor lugar para hacer fotografías
India

Lo que nunca falta en tu maleta
Un buen perfume.

Un edificio
La Estación de trenes Victoria Terminus, en Mumbai. Es maravillosa.

Un parque o jardín
El Hide Park, en Londres y el Central Park, en Nueva York.

La gente más fotogénica
Los beneficiaros de los proyectos de Sonrisas de Bombay, especialmente cuando sonríen.

El país donde te has sentido como en casa
Portugal

Qué añoras cuando estás lejos de casa (de la india y de la española)
A los míos.

Un medio de transporte
El rickshaw

El viaje más complicado
Aquél en el que te acompañe la persona equivocada

Un destino en España
Madrid

Por un momento imagina que tienes que vivir en un lugar para siempre, no podrás abandonar ya ese rincón de la Tierra que hayas elegido. ¿Cuál sería el tuyo?
Aquel en el que estén mis seres queridos. A día de hoy, ése sería Barcelona.

Por último cuéntanos ese momento viajero que no quisieras volver a vivir…
Cuando regresaba a Bombay desde Filipinas donde había escrito “La canción de la concubina”, me di cuenta, al llegar a la India, que había perdido el pasaporte en algún punto del viaje. No me dejaron regresar al país y sólo un salvoconducto para regresar a España y hacer de nuevo pasaporte y visado, me sirvió para volver a entrar en el país. Encima al haber denunciado la pérdida, cada vez que entraba a Bombay durante varios meses saltaban todas las alarmas y debía someterme a largas entrevistas en Inmigración.

… y eso otro que quisieras vivir mil veces
Un viaje que hice a Andalucía una Semana Santa de hace mucho tiempo junto a mis padres.

Probablemente Bombay y Barcelona sean las dos ciudades que mejor conoces. ¿Qué cosas le dirías a cualquier viajero que no deje de hacer si las visita?
Para Bombay siempre doy una recomendación, que es alojarse en una zona distinta a la que recomiendan la mayoría de guías. Generalmente se recomienda alojarse en el sur de la ciudad, la turística zona de Colaba. Efectivamente es una zona que está muy bien, muy amable en todos los sentidos y con un gran número de hoteles llenos de turistas, pero en mi opinión es mucho mejor alojarse en Bandra, una zona local llena de restaurantes, tiendas y cosas para hacer, una zona muy viva.

Le recomendaría a un viajero que si pasa por Bombay no se olvide de visitar proyectos de Cooperación al desarrollo, como los de Sonrisas de Bombay, ya que uno puedo ampliar su visión sobre el país y la realidad en la que viven millones de ciudadanos a causa de la falta de compromiso con los DDHH por parte de sus gobernantes.

Pasearse al atarceder por el Bandra Bandstand, ver el mercadillo de Chor Bazar los domingos, ir a la playa de Juhu y comer pescado en Gajalee o Mahesh, dos de mis restaurantes favoritos.

Y para Barcelona recomendaría perderse por el barrio Gótico, por el Eixample, comer un arroz en Ca La Nuri, al borde la de la playa, y ver las impresionantes vistas de la ciudad desde Tibidabo o Montjuich.

Etiquetas ,

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies