Viajar sola a India

Viajar sola a India

Más de una vez alguna viajera me ha preguntando sobre si es seguro viajar sola a India. Yo he viajado allí cuatro veces, y aunque siempre he ido acompañada he tenido momentos y lugares en lo que he disfrutado de horas para mi sola. Según mi experiencia, India no es más peligroso o seguro que otros muchos rincones del mundo, yo no me he sentido incómoda allí por ser mujer pues el extranjero por si mismo despierta curiosidad, independientemente del sexo que sea.
Me atrevo a escribir este post por si a alguna mujer, joven o adulta, se les plantea la duda sobre si viajar sola a India o esperar a tener compañía. Espero aclarar algunas dudas y sobre todo hacer ver que nosotras mismas podemos evitar o buscar el supuesto peligro….

Serás el centro de atención vayas donde vayas

Una de las cosas que más me llamó la atención en primer viaje a India es que todo el mundo nos miraba. Daba igual estar en la calle en mitad del mercado más caótico, visitando el fuerte de Delhi o tomando una cerveza en un hotel de lujo. Cuando caminaba por la calle sentía las miradas de hombres y mujeres fijas en mi, y cuando me cruzaba con ellos me examinaban de arriba a abajo. Incluso si yo giraba la cabeza, veía que ellos habían hecho lo propio y que de nuevo nuestras miradas se cruzaban. Al principio eso me ponía bastante nerviosa, me parecían descarados, insolentes… pero poco a poco me fui dando cuenta que lo que les llamaba la atención era el color de mi piel, mi ropa, mi forma de caminar. En aquel entonces India aún no recibía tantos turistas como ahora, y éramos aún una “especie” poco común.
Con el paso de los años y nuevos viajes tengo que decir que ser el centro de atención sigue siendo algo habitual, sobre todo cuando menos turístico sea el lugar que se visita. Por ello hay que prestar poca atención a ello, comportarse con tranquilidad y sonreír a mujeres niños a la vez que se evita hacerlo con los hombres. Estos últimos pueden en algunos casos tomarlo como una invitación a cierto acercamiento, y aunque solamente son unos pocos, quien evita el peligro siempre va un paso por delante.
Recuerdo la gracia que me ha hecho siempre estar visitando lugares magníficos como el Taj Mahal o esos increíbles fuertes de Rajastán, y que los turistas indios lo que quisieran era hacerse una foto conmigo en lugar de con ese monumento que habían ido a visitar. Lo mejor es poner la mejor cara, darles el capricho de posar con ellos y recordar que da igual viajar sola o acompañada, te van a observar siempre.

Viajar sola a India

¿Qué me pongo?

La eterna pregunta es siempre que puedo llevar y ponerme en cada país que visito. Y en India hay algo que manda a la hora de hacer la maleta y es que es un país por lo general bastante cálido, por lo que sobran prendas de abrigo y mangas largas. Pero también sobran minifaldas y escotes. Aunque en las grandes ciudades como Bangalore es cada vez más común ver a chicas enfundadas en ajustados vaqueros, por lo general la mujer india suele vestir con saris o con salwar kameez (un pantalón ancho acompañado de una camisa larga y un pañuelo), no muestran las piernas ni los hombros aunque enseñen parte del vientre o la espalda. Por lo tanto, ya que sabemos que nos van a mirar, al menos que no lo hagan por considerar que vamos casi desnudas. Pantalones, faldas y camisetas que enseñen poco es lo mejor, además de recordar que para entrar en algunos lugares hay que taparse también los hombros.
En primer viaje estuve a punto de comprar un sari, pero finalmente desistí porque era consciente de que iba a parecer un pato mareado con él. Sin embargo en otros viajes me he atrevido con el salwar kameez y es algo que recomiendo, primero por la comodidad, y segundo porque aunque te miren por tu ropa será con un gesto de beneplácito sobre todo de cientos de mujeres encantadas de que una extranjera adopte su vestimenta. Además es fácil de llevar y barato.

Viajar sola a India

Prudencia

Supongo que si a cualquier mujer que decide viajar sola se la pregunta si caminaría sin compañía, de noche, en una ciudad desconocida y por calles poco transitadas, diría que no. Normalmente no hay razón para hacerlo y además somos conscientes de poder ser el blanco de un robo. Por supuesto no quiero decir que en todos los lugares del mundo vayan robando a la gente en cuanto pasa por un rincón oscuro, pero si que en ciertos momentos es mejor evitar pasar por ese rincón. Pues en India ocurre lo mismo: si se hiciera de noche por ejemplo a la salida de un restaurante, no merece la pena aventurarse a caminar si la distancia no es corta. Es mejor coger un taxi o un barato rickshaw que te lleve al hotel, y no hay que tener vergüenza en pedir en el local del que se sale que ellos mismos te busquen uno de confianza. Durante el día las ciudades son más caóticas que en Europa o Norte América, hay más gente y uno se siente siempre acompañado. Además la finalidad del viajero es conocer habitualmente los monumentos, mercados y lugares destacados. Pues una mujer hará siempre lo mismo, pasear por esos lugares y debe hacerlo con tranquilidad.

Hombres, hombres, hombres….

Nunca jamas se puede generalizar en nada, y en India, con tantos habitantes, aún menos. Lo que si es cierto es que habrá un porcentaje del género masculino que se os acercará para deciros que sois las más guapas, exóticas y especiales de todas las mujeres que se han cruzado en su camino. La cosa no llega ni mucho menos al nivel de lugares como Egipto donde son verdaderos profesionales del ligoteo con extranjeras, pero en India también los hay. Por ello hay que ser consciente de ello, y no llamarse luego a engaño. En general todas somo mayorcitas para saber que se cuece, y si te interesa, pues te puedes dejar llevar… Si no es así, cuanto antes se corte el flirteo, mucho mejor. Viajar sola suele ser un imán para el sexo contrario, eso lo sabemos todas.
En algunos lugares, el hecho de tocar o rozar a una blanca parece ser el no va más, en general no tiene que pasar de un ligero roce de una mano contra el brazo, pero si la cosa molesta o va un poco más allá, no hay que dudar en parar al osado que se haya atrevido a pasarse de la raya e increparle en voz lo más alta posible, da igual el idioma en el que se haga. Inmediatamente la gente que haya cerca saldrá en defensa de la mujer y el hombre se marchará sin duda con “el rabo entre las piernas”.
En otras ocasiones los más jóvenes tan solo querrán hacerse una foto con la viajera lo cual no tiene ningún peligro…. aunque recordemos lo de la prudencia y lo de que las sonrisas pueden ser tomadas como una invitación.

Viajar sola a India

India es un país especial, allí las emociones pueden ir del amor al odio en cuestión de segundos. Por ello mi recomendación para viajar sola a India es ir relajada, con ganas de aprender y disfrutar, dejando los prejuicios en casa y saliendo cada día a la calle dispuesta a dejarte sorprender. Y es que India, a quien se deja, es capaz de sorprenderle para bien cada día que pase allí.

Etiquetas

Comentarios (10)

  1. Un artículo muy interesante y muy bien tratado. Yo sería una de esas personas que te haría la pregunta de si es seguro viajar sola a la India. Antes de leer tu post ni me lo habría planteado, así que muchas gracias por acercarme a la realidad

  2. Hola, Cristina, que linda tu nota ! Siempre soñé con viajar sola a India y ni que lo pensaba siquiera, voy a ir en principio con mi esposo y en año entrante , siiiii jajajajajajajaj solo hay que estar atentas y disfrutar ! gracias por tu blog un abrazo

  3. Hola Cristina

    Me quedo mucho con que seas hombre o mujer, te van a mirar siempre. Serás el centro de la atención, y más en países pobres o en vías de desarrollo.

    Pero lo cierto es que en muchos países como la India y Egipto, ser mujer y viajar sola debe ser un tema aparte como lo comentas.

    Feliz semana. :)

    Bo

  4. Hola Cris, muy buen post que seguro le vendrá muy bien a todas las mujeres que estén dudando si ir o no a India solas. Yo no he estado pero todo lo que comentas lo he escuchado en boca de amigas que han estado. Lo de que serás el centro de atención me llama la atención teniendo en cuenta la gran cantidad de turistas que pasa por India y que sigan mirándote como “el bicho raro” y quieran echarte fotos je je aunque eso también pasa en Indonesia como sabes, a mí me parecía muy gracioso ese “momento famoso”, como tú dices hay que poner la mejor cara y posar con alegría, que estamos de viaje, ¡claro que sí! Lo del consejo sobre el vestir es lo mejor, a pesar de que es imposible pasar desapercibida pues intentar llamar la atención lo menos posible. Yo vi algún capítulo desagradable en el metro de Estambul a turistas muy escotadas, es mejor evitar ese tipo de situaciones. Y lo de las sonrisas o ser demasiado amables con los hombres pues no está de más recordarlo puesto que tenemos códigos sociales diferentes. En fin, Cris, que algún día iré a India, lo que no sé aún es cuándo, y ya os contaré qué siento, si amor u odio 😉 besotes

    1. Sientas lo que sientas en India, lo importante es que lo vivas y se quede en tu piel… no hay que conformarse con lo que los demás nos cuenta. Un beso.

    1. India sin duda despierta tanto amor como odio, a muchos directamente les quita las ganas de ir escuchar a otros que han estado allí. Cuando me pregunta yo digo que para ir a India hay que estar convencido… y luego a ver que pasa. Un saludo.

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR