Museo Horta Bruselas

Visitando a Victor Horta

Cuando uno viaja a Bruselas apunta en la lista de lugares imprescindibles que hay que ver la Grand Place, el Manneken Pis, la Catedral,…. Pues yo en este post os quiero animar a dejar el centro de la ciudad y llegar a una casa muy especial: la de Victor Horta, arquitecto belga y pionero del Modernismo.
Esta vivienda, construida entre 1898 y 1901, se encuentra en el barrio de Saint-Gilles. Se trata realmente de dos edificios unidos; una parte era su estudio, la otra, la residencia familiar. Aunque Victor Horta terminó abandonando esta casa, se puede decir que tras una minuciosa reconstrucción el interior luce como cuando el arquitecto y su familia vivían en ella: mosaicos, vidrieras y muebles forman un conjunto que parece fluir y ser cada elemento decorativo un continuación de lo que le rodea.
El nacimiento del Art Nouveau, del que la casa de Victor Horta es un magnífico ejemplo, llevó a la nueva clase media belga formada por empresarios y comerciantes a cambiar el concepto tradicional de vivienda para convertir sus residencias en una auténtica experiencia estética.

Victor Horta, Puerta del museo

En Bruselas hay una ruta Art Nouveau que recorre muchas de las casas que se construyeron en esa época, pero por desgracia muchas son privadas y tan solo se pueden visitar de forma excepcional durante la Biennale que se celebra cada año en octubre, y durante la cual muchos edificios de Art Nouveau y también Art Déco abren sus puertas a los visitantes.
De modo que si uno llega a la capital belga y le interesa este estilo arquitectónico no debe olvidar llegar al Museo Victor Horta y descubrir en su interior como era vivir en estas fabulosas casas en las que la luz llega a cualquier rincón, los muebles tienen formas sinuosas y la decoración cuenta mucho de como era la vida en aquella época. Varios salones, baño, dormitorios e incluso un invernadero en la planta alta son algunas de las estancias que se pueden conocer recorriendo la casa y siempre prestando atención a los detalles como los interruptores de la luz, las barandillas de las escaleras o la decoración del suelo.

Nosotras durante el blogtrip que organizó la Oficina de Turismo de Bruselas y Valonia tuvimos la oportunidad de conocer esta casa en una visita privada en la que Paquita, nuestra guía, nos fue descubriendo rincones y contando secretos no solo de la familia Horta, si no también de la casa y de este sugerente estilo arquitectónico.
Este tipo de visitas se pueden contratar directamente a través de la página del Museo y son sin duda un modo excepcional de conocer el mundo de Victor Horta.
Si decidís visitarla en horario de general, tened en cuenta que al contrario que la mayoría de los museos, este abre solamente por las tardes, a partir de las 14:00 h, ya que las mañanas son para los grupos privados. Y no os preocupéis de llevar la cámara fotográfica, pues en el interior no se pueden hacer fotos…

Victor Horta, Museo

Etiquetas ,

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR