Hassan - Hoysala village resorts

Hoteles: India del sur

Siempre he dicho que yo no necesito lujos para alojarme durante mis viajes, pero si puedo permitirme hacerlo en lugares con encanto y cierto estilo no dejo de hacerlo. Y no iba a ser diferente en mi viaje por India del sur. Se trata de un país con un gran oferta hotelera para todos los bolsillos, desde hoteles a precios tan altos que rozan lo vergonzoso a aquellos cuyas tarifas casi parecen de risa por lo bajas que son. Yo suelo buscar un rango medio y elegir lugares que me den garantía de limpieza y comodidad y que a la vez tengan una ubicación adecuada. En el sur del país es sencillo encontrar lo que yo buscaba en algunos lugares, pero en otros es tan poco la oferta hotelera que hay que ceñirse a lo que hay y no siempre es lo que uno busca.
Mi selección fue esta, y aunque yo quise reservarlos desde España a través de diferentes páginas, finalmente lo hice a través de la agencia de viajes de Kerala con la que había contactado para contratar el coche con conductor que nos llevaría durante el viaje. Y es que el precio que ellos me consiguieron fue en todos los casos mejor que el más barato que yo había encontrado.

Mahaballapuram – Radisson BLU Resort

El mejor hotel de la ciudad, a un precio realmente alto para India. Pero la verdad es que su fantástica ubicación junto al mar y cerca de los monumentos de la ciudad hacen que valga la pena.
Nuestra habitación era amplia, muy cerca del mar. Al dormir nos mecía el sonido de las olas. Cama cómoda, luminosa, con todo lo que se puede pedir a un hotel de esta categoría.
Buen desayuno, dos fantásticas piscinas (una de ellas la más grande de India del sur y puede que de todo el país), tumbonas colgando de los cocoteros…
En contra que el complejo es tan grande que desde nuestra habitación al comedor llegabas sudando. Hay coches eléctricos para trasladarte, pero no siempre te apetece esperar, y tanto paseo de un sitio a otro cansa un poco.

India del sur Mahaballapuram - Radisson BLU Resort

Podicherry – Villa Christophe

Ubicado en pleno barrio francés de Pondicherry, este B&B cuenta con solo tres dormitorios. Yo había reservado la habitación Hibiscus que resultó tener un enorme baño pero la habitación era más pequeña de lo que se suponía en las fotos. Techos altos, un patio y una zona común donde se desayuna dan forma a este lugar.
La habitación tiene TV colgada en un arcón antiguo donde se guarda la ropa de cama; también a servicio de té y café en el dormitorio. La cama era cómodo pero el aire acondicionado muy ruidoso. El baño grande tiene dentro el armario. Es bonito pero el sillón del tocador necesita una limpieza de tapicería urgente. Al usar el inodoro salío de él una salamandra pequeña. Y lo que no me gustó es la pared de la cama de nuestro dormitorio estaba desconchada, tienen que pintar urgente. Las ventanas dan al interior del patio y resulta silencioso.
El desayuno es sencillo pero está bien: tostadas, zumo, huevos….
Cerca hay restaurantes y está a poca distancia de tiendas y del paseo marítimo, un lugar muy a la europea en India del sur.

India del sur Podicherry - Villa Christophe

Tanjore – Tanjore Hi Hotel

Alojarnos en este hotel fue una acierto. Fueron dos noches que bien valieron el desembolso económico, algo elevado para tratarse de un estado de India del sur, siempre algo más barato que el norte.
El lugar es grato nada más atravesar su puerta. El color azul que domina la fachada continúa por el interior, en suelos, muebles auxiliares, ventanas, toallas…. Cuenta con una planta baja donde esta la recepción y unas cuantas habitaciones, y de donde sale en la parte central una escalera de caracol que sube a la primera planta donde hay otras habitaciones. En esa planta estaba la nuestra: una antigua puerta de madera da paso a la estancia…. y bueno, solo tengo buenas palabras. La decoración elegante, con detalles modernos como las fotos en el techo o el ventilador de acero; ventanas de madera que cierran herméticamente; baño con toallas esponjosas;aire acondicionado silencioso; ropa de cama de color blanco impoluto; jabones de menta de Fabindia… Si tuviera que criticar algo de nuestra habitación sería que la bañera no tenía cortina ni mampara, por lo que el agua mojaba parte del suelo; también que las ventanas exteriores daban al edificio de al lado, que estaba tan cerca que no resultaba cómodo tener abierta la ventana pues no entraba luz y veían todo lo que se hacía en la habitación, de modo que era imprescindible la luz eléctrica para poder ver.
Y volviendo a la escalera de caracol y subiendo un piso más, se encuentra el luminoso restaurante con ventanas decoradas con pinturas y esculturas de la ciudad. El desayuno es sencillo pero te dan todo lo que pides: zumo, huevos, frutas, tostadas…. La cena también merece la pena hacerla allí, por comodidad y por la calidad de la cocina.
Además en este último piso hay una fantástica terraza que da a la calle del palacio pero en una zona sumamente tranquila, por lo que resulta el lugar ideal para tomar una cerveza antes de la cena…. o después. Eso si, previamente hay que usar el repelente de mosquitos.
En cuanto al personal, todos geniales. Muy amables y siempre dispuestos a ayudar. Es más, pregunté por correos para mandar unas postales y el director del hotel me dijo que las mandaba él, y no me cobró el importe de los sellos. También hay que tener en cuenta que no aceptan propinas de modo individual, tienen una caja destinada a ello en recepción, lo cual es una muy buena idea.

India del sur, Tanjore - Tanjore Hi Hotel

Madurai –Heritage Madurai

Hay dos tipos de habitaciones, nosotros nos alojamos en las deluxe y la verdad es que era muy amplia, con una gran cama muy cómoda, un sofá y zona de vestidor, y un baño también amplio con una gran ducha. Como siempre, agua mineral gratis.
El hotel es relativamente nuevo, y pesar de estar montado con estilo deben prestar atención a detalles y dar un poco más de estilo al comedor, resulta demasiado impersonal.
Las piscina es muy bonita, limpia, con tumbonas, sombrillas y toallas. El agua caliente pero con el calor indio es raro encontrar una piscina que no tenga el agua más caliente de lo que nos gustaría.
En la recepción hay una puerta de madera impresionante proveniente de un fuerte. Sin embargo el resto de la recepción está descuidada, le falta también la elegancia y el estilo que se espera de un hotel de esta categoría.
El desayuno completo, con algo de bolleria bastante buena, huevos, zumos, tostadas… y mucha comida india.
Está lejos del centro de Madurai, pero esto de la una tranquilidad muy apetecible después del caos de la ciudad.

India del sur, Madurai -Heritage Madurai

Munnar – Swiss County

Después de mucho buscar hotel en Munnar me decidí por este he hice la reserva. Y la verdad es que fue un acierto. Aunque un poco alejado de todo (en general aquí todo está lejos pues las distancias aunque no muy grandes si son complicadas de recorrer) merece la pena estar en este hotel por muchas cosas.
La ubicación te ofrece unas vistas y una tranquilidad increibles.
Las habitaciones son geniales, yo había reservado una de categoría inferior, pero por llegar el día de mi cumpleaños me regalaron alojarme las dos noches de la estancia en una habitación superior… y desde luego menudo regalo. Era enorme: salón, zona de escritorio, cocina, baño, enorme dormitorio, terraza…. Todo perfectamente decorado y limpio. Se estaba muy agusto allí. La cama muy grande y cómoda. Además como el comedor de la azotea no estaba aún terminado, no se podía cenar allí y nos llevaban la cena a la habitación. Estaba todo super bueno, incluso había cerveza. El desayuno si se hacía en la azotea, te preguntaban que ibas a querer y a que hora la noche anterior, y allí lo tenías, recién preparado.
Añadir que la noche de mi cumpleaños me obsequiaron con una tarta.
En contra tan solo que el baño de la habitación resultaba húmedo, incluso tenía alguna mancha de moho en el techo.

India del sur, Swiss County Munnar

Kochi – Fort House

Sin ser un super hotel, la verdad es que resulta un lugar acogedor a primera vista. Al cruzar la puerta de acceso al recinto del hotel, la recepción abierta está a la izquierda y es sencilla. Delante se abre un amplio jardín con palmeras. Al fondo, el mar. Las habitación se encuentran en este momento en un bloque de dos plantas a la derecha, parece que el resto están reformándose, pero son pocas más.
Las puertas de las habitaciones están a lo largo de un corredor abierto con columnas, cada una con dos sillas, luz y ventilador en el exterior. Dentro es todo sencillo pero coqueto. Amplias camas, aunque para mi gusto algo duras. Un escritorio y unos sofás de mimbre. Varias lámparas de dan la luz justa al dormitorio en cada momento. El aire acondicionado y el ventilador de techo refrescan la estancia, y la ropa de cama, por primera vez durante el viaje, no fue un edredón. Sólo un par de sábanas, suficiente para dormir sin pasar calor ni frío teniendo el aire acondicionado puesto. El baño es básico, no muy grande. Las ventanas tienes mosquiteras, lo que permite abrirlas si hace fresco, pero lo malo es que todo el que pasa ve el interior si dejas corrida la cortina….
El desayuno se sirve en un agradable comedor o bien sobre el mar, en una especie de embarcadero.
Nosotros pasamos allí tres noches y nos ofrecieron un té y pasteles y nos regalaron un masaje de piernas de media hora a cada uno.
Está a un paseo de la zona más animada de Kochi, pero por pocas rupias puedes ir motorizado, o bien paseando en unos 10 minutos a las redes chinas. Justo enfrente del hotel hay un teatro de katakhali.
En contra, nada más que los colchones y que las paredes traseras de las habitaciones dan a otro hotel y durante el día hay mucho ruido.

India del sur, Kochi - Fort House

Kannur – Sea Shell

Ibamos a pasar tres noches en este hotel y finalmente pasamos solamente una. Puede que el hotel este bien, pero desde luego no para nuestro nivel de exigencia y nuestras necesidades. Aunque el dueño del hotel y el personal era amable, no había nada que hiciera que nos quedáramos tres noches. Camas duras y cortas, habitaciones demasiado sencillas, baño con la ducha entre el inodoro y el lavabo… Además se fue la luz debido a una tormenta y no tuvimos luz durante casi tres horas: no había aire acondicionado en la habitación (y las ventanas sin mosquiteras o se podían abrir por los insectos), y nos tuvimos que duchar con agua fría (el agua se calentaba con una calentador eléctrico)
Además la playa con la que soñamos no era tan perfecta. No me veía yo en bikini junto a mujers musulmanas que se bañan vestidas. Y por si fuera poco, los pescadores abren un canal por el que sale al mar todo tipo de basura que se almacena en una laguna del fondo de la playa.
Tengo que decir, eso sí, que la cena fue sencilla pero buena y ¡¡que tienen cerveza!!

India del sur, Kochi - Fort House

Wayanad – Vithiry

Un hotel caro, con una recepción enorme con suelos de madera y esculturas.
La habitación en la que nos alojamos (nº306) se encuentra en un edificio a unos 5 minutos andando desde la entrada del hotel, pero te llevan en coche y van a por ti si lo necesitas. Cerca está la piscina, el río, el puente colgante y la cascada artificial que nosotros no llegamos a ver funcionar.
El suelo de adoquines en la entrada del edificio está en mal estado, todos se mueven y resulta complicado caminar sobre ellos.
En cuanto a la habitación era muy amplia, con escritorio, sofás, TV, y una cama muy cómoda. El baño completo con una dicha fantástica. Las ventanas con mosquiteras permiten dormir con las ventanas abiertas escuchando el río. Es curioso el sistema de encendido de las luces, muy moderno.
La limpieza es correcta en el dormitorio, pero no así en el comedor, donde durante dos días estuvieron puestos los mismos caminos de mesa llenos de manchas, igual que los tapetes que cubrían las mesas donde se ponía la comida. El dasayuno una vez más con muchos platos indios y poco pensando para el desayuno de los occidentales.

El precio lo negociamos,pues nos pidieron 9000 INR por noche con cena y desayuno incluido y al final pagamos 8000 INR por noche con los mismo incluido.

India del sur, Wayanad - Vithiry

Hassan – Hoysala village resorts

A unos kilómetros de Hassan este hotel es un lugar tranquilo y cómodo donde pasar la noche para visitar Belur y Halebid, dos templos importantes del India del sur.
Nada más entrar en los jardines del hotel te ofrecen un bonito collar de flores y te acompañan a la recepción ubicada muy cerca del restaurante. Desde allí unos caminos conducen a las diferentes habitaciones. La nuestra estaba en una planta baja y nos sorprendió lo grande que era, con un techo muy alto todo de madera. La cama era cómoda y también las almohadas. Tiene aire acondicionado y ventilador, pero no mosquiteras por lo que te recuerdan que cierres las ventanas antes de las seis para evitar que entren mosquitos. En la parte trasera de la habitación había una amplia terraza de madera, perfecta para tomar un té de los que puedes preparar en la habitación. Como en todos los hoteles por los que pasamos en India, había agua mineral gratis en la habitación. El baño era normal, con un calentador eléctrico de agua qúe había que encender 15 minutos antes de necesitar agua caliente. La limpieza estaba bien a simple vista, pero se me ocurrió mover un sillón y por detrás estaba lleno de polvo, pero en general estaba todo bien.
El restaurante es bueno, una muy amplia carta con comida bien preparada y presentada, tanto india como continental. Además te ofrecen un aperitivo mientras esperas. Se puede tomar cerveza.
Me di un masaje de casi hora y media en el spa por 700 INR, totalmente recomendable.
En cuanto a las propinas, hay una caja destinada a ello en la recepción, así que mejor dejar allí lo que se desee para que llegue a todo el personal.

India del sur, Hassan - Hoysala village resorts

Mysore – The Quorum

El hotel da buena impresión al entrar: bien decorado, flores frescas en la entrada, muebles modernos…. Pero cuando llegas a la cuarta planta donde estaba nuestro dormitorio la cosa cambia. El suelo del pasillo es de moqueta, y tiene varias y grandes manchas y huele a cerrado creando un ambiente desagradable.
Nuestra habitación estaba al final del pasillo y pongo foto de lo que había justo enfrente: una sucia salida de emergencia que daba mal olor a pesar de tener encendido un cuenco de esencia.
Afortunadamente la habitación mejoraba un poco, sin ser demasiado grande, tenía una cama realmente cómoda, de esas que te quisieras llevar a casa, con muchas almohadas y suave ropa de cama. El aire acondicionado es silencioso, y tenía un completo minibar y TV plana. La ventana no se podía abrir, era fija, y la verdad es que estaba muy aislada, pues aunque abajo estaba la vía del tren este no se escuchaba.
El baño no estaba tan bien: una zona de lavabo y armario abierto en la que había una alfombra de goma que un día fue blanca. Y tras una puerta el inodoro y la ducha que también tenía una de esas horribles alfombras y una cortina de dicha transparente. La amenities del baño eran buenas y las reponían cada día.
Es una pena porque este hotel podrían ser realmente bueno pues cuenta con material para ello, pero como sigan con ese abandono en la limpieza y el mantenimiento va a pasar a ser un hotel a no tener en cuenta en la visita a Mysore.
En cuanto al desayuno cuenta con mucha comida india y huevos, tostadas y cereales. Poco más.
Cenamos allí una noche de buffet y la verdad es no había mucho para elegir que no fuera picante y el precio más caro de lo esperado para lo que ofrecieron.
El precio que nosotros pagamos por el hotel fue una oferta y era bajo, 3250 INR, por lo que por ese precio tampoco tengo queja.

India del sur, Mysore - The Quorum

Bangalore – Justa MG Road

La verdad es que mis expectativas para este hotel de India del sur eran altas, y desgraciadamente no se cumplieron.
Está situado en una calle estrecha y con poco movimiento que sale de MG Road, a poca distancia de tiendas de artesania, centros comerciales y algún restaurante. Incluso hay una parada de metro cercana.
Pero al entrar en el hotel, lo primero que noté fue olor a tabaco que me desagradó. Luego la habitación olía a cerrado, gracias que llevaba incienso y puse una barrita. En el pais de los aromas deberían estar pendientes de estas cosas.
La habitación tenía muebles y ropa de cama bonita, pero no resultaba tan elegante como hubiera podido ser por la forma extraña del dormitorio, que además era muy oscuro. Una pequeña ventana daba a un callejón… y lo único que se veía era una pared. La cama era realmente cómoda, y nos facilitaron sábanas para no tener que usar el edredón que había como única ropa para taparse. Uno de los almohadones estaba roto, y algunos cojines manchados… El baño correcto pero la ducha no eliminaba el agua con rapidez y terminaba casi saliendo por debajo de la mampara. Como en todos los hoteles te dan agua mineral y tienen servicio de té y café.
En cuanto al desayuno muy escaso, pero es normal al ser un hotel tan pequeño: algo de comida india y luego tostadas, huevos, cereales y fruta. Nada de bollería.
Entre el personal había de todo. Algunos más cordiales y dispuestos que otros, pero les pedí hacer una reserva para un restaurante y fueron muy eficaces.

India del sur Justa MG Road

Comentarios (06)

  1. Nosotros como tu. Aunque no somos de lujos, si nos podemos dar algún caprichillo, pues venga, que no sea dicho. en particular en Asia, donde por per precios menores que en Eruopa puedes disfrutar de lugares bastantes buenos. Quizá, sin embargo, en el norte de la India existan algunos hoteles con más encanto, dado que se trata de antiguos palacetes. Ya veo que si puedes, también aprovechas para hacerte un masajito…

    1. Lo hoteles no tienen tanto encanto como por ejemplo en Rajastán, pero en lugares como Kochi se puede alojar uno en lo que fueron mansiones coloniales.

  2. ¡Oh, me encanta el Madurai! Chulísima la decoración, se ve como muy acogedor. El Kochi también tiene buena pinta y si os dieron un masaje gratis para qué pedir más ja ja es cierto que a mí los ruidos también me molestan para dormir (siempre viajo con tapones), aunque si solo son durante el día como estás fuera tiene un pase… Gracias por este post de alojamientos al sur de la India, muy práctico para quien esté preparando el viaje.
    Besotes

    1. La oferta es tan variada en India que a veces cuesta un poco encontrar el hotel perfecto para cada uno. Yo como siempre, acerté en la mayoría pero en alguno metí la pata 😉

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR