Place du Capitole Toulouse

Qué ver en Toulouse, dos días en la ciudad rosa

No estaba en mis planes viajeros visitar Toulouse este año. Pero un buen día se cruzo en mi camino un vuelo a buen precio y con horarios que se adaptaban perfectamente a mis necesidades. Así que sin pensarlo dos veces, compré el vuelo para visitar esta ciudad del sur de Francia un fin de semana de noviembre. No sabía mucho sobre ella, por eso cuando me puse a leer para saber que ver en Toulouse descubrí que esta ciudad puede presumir de tener entre su patrimonio la iglesia románica más grande del mundo, fantásticos templos góticos y bellos palacios renacentistas.

Esta escapada ha sido una de esas que hago en solitario. Algo que de vez en cuanto me gusta hacer. Y Toulouse, con sus calles tranquilas, sus jardines teñidos de otoño y sus coquetos restaurantes me ha parecido una ciudad perfecta para visitar sin compañía. Aunque eso no quita que recorrerla en pareja, con amigos o en familia no sea una buen idea. Es una ciudad cómoda para todos los visitantes. Es muy llana, lo que facilita el paseo y anima a mucho a subirse a una bicicleta para ir de un lugar a otro.

que ver en Toulouse

Mi viaje ha sido solamente de fin de semana. Llegué a la capital de la región de Occitania el viernes por la noche. Tenía por delante dos días casi completos para conocer Toulouse, pues mi vuelo no volaba a Madrid hasta el domingo por la noche. En los días que pasé en la ciudad tuve tiempo a hacer y ver muchas cosas. Sin embargo, en las fechas de mi viaje anochecía un poco antes de las seis de la tarde. Por ello a partir de esa hora ya no había mucho que hacer salvo pasear por las calles de la ciudad, acercarse a ver los puentes iluminados sobre el río Garona o la también iluminada Place du Capitole. Con más luz hubiera podido aprovechar las tardes para visitar algunos jardines en los alrededores del centro.

Toulouse, la ciudad rosa

Esta ciudad francesa es la única del país con un sobrenombre que hace referencia a un color. Yo imaginaba que ese tono estaría por todas partes. Y aunque es cierto que está presente en muchos edificios de la ciudad, comparte protagonismo con el color azul pastel en puertas y contraventanas.

¿A que se debe el predominio de estos colores en Toulouse? El primero de ellos, el rosa, se puede ver en las fachadas de templos, palacios y edificios vecinales. Su constante presencia se debe a que desde tiempos de los romanos, en Toulouse se construye con ladrillo. Cerca de la ciudad no hay montañas ni canteras de las que extraer piedra. Por ello lo más sencillo y barato ha sido para los tolosanos construir sus edificios con ladrillos. El color de la arcilla es el protagonista en muchas de las calles de la ciudad, por eso Toulouse es conocida en Francia como la ciudad rosa.

En cuanto al azul pastel que decora ventanas, puertas y fachadas de algunas tiendas proviene de una planta cultivada en la ciudad desde el siglo XV. Su nombre es isatis tinctoria, aunque coloquialmente se la conoce como pastel. Esta planta se hizo famosa por sus propiedades medicinales, pasando a ser codiciada cuando se descubrió el colorante que se obtiene de sus hojas. Este tinte ofrece diferentes tonos de azul, y en la época de mayor apogeo en su utilización se llegaban a exportar miles de toneladas de tinte. Ello hizo que los distribuidores de pastel ganaran pequeñas fortunas y con ellas edificaran mansiones, algunas de las cuales estaban en mis lista de lugares que ver en Toulouse.

Qué ver en Toulouse

El primer día de mi viaje a Toulouse lo dediqué sobre todo a pasear, recorrer el centro de la ciudad, ver mercados y conocer algunos de los edificios más importantes en una visita guiada. La siguiente jornada, aunque también me hice una buena ruta caminando, la aproveché para conocer varios museos y visitar con tranquilidad algunas iglesias. En estos dos días paseé por infinidad de calles, descubrí el rio Garona y Canal du Midi, disfruté de los colores del otoño en los jardines y descubrí rincones solitarios. Conocí una ciudad animada día y noche. No en vano es la cuarta ciudad de Francia en población, así como la segunda ciudad universitaria del país.

Os invito a acompañarme y visitar conmigo todo lo que conocí en mi fin de semana en Toulouse.

que ver en Toulouse

Place du Capitole

Es la plaza más bonita e impresionante de Toulouse. En ella está el gran edificio del Capitolio. Aloja el Teatro de la Ópera y el Ayuntamiento. A este último se puede acceder de forma gratuita para visitar algunas de sus salas, entre ellas la Sala de los Ilustres.

Los otros lados de la Place du Capitole están ocupados por edificios construidos en ladrillo, ese material que da a la ciudad su tono característico. No hay que perderse en la arcada del edificio que hay frente al Capitolio las pinturas que hay en su techo. Son obra de Raymond Moretti y en ellas se cuenta la historia de Toulouse.

El centro de plaza está decorada con la Cruz de Occitania, obra también de Raymond Moretti. Cada una de sus doce puntas está decorada con uno de los signos del zodiaco.

Place du Capitole Toulouse

A la espalda del edificio del Capitolio está la Oficina de Turismo. Se encuentra en el Donjon del Capitolio, una torre medieval que en su momento alojó las mazmorras de la ciudad. Frente a esta torre, cada sábado por la mañana tiene lugar un mercado ecológico.

Calles y plazas de Toulouse

A pesar de que cuando viajo intento ser ordenada con la ruta que organizo, reconozco que al final no puedo evitar ser un poco anárquica. Me gusta mucho pasear. Perderme por las calles de las ciudades que visito es una de las cosas de las que más disfruto cuando viajo. Y en Toulouse enseguida encontré tranquilas y atractivas calles que me invitaban a caminar por ellas. Calles con fachadas de colores, contraventanas pastel, pequeños bistrós, encantadoras tiendas,… A todo eso no me puede resistir en esta ciudad francesa, y confieso que dedique mucho tiempo de mi fin de semana a caminar sin rumbo, sencillamente por el placer de disfrutar de esas calles. Personalmente creo que esas calles son algo que ver en Toulouse aunque no vengan en ninguna guía ni marcadas como especiales en ningún mapa.

que ver en toulouse

Algunas de las calles que más me gustaron en mi paseo por la ciudad fueron la Rue de Blanchers, una estrecha calle cercana al río Garona. Una calle mucho más concurrida es la Rue Sant-Antonie du T. A ella se abren edificios con bonitos balcones de forja. Una de las calles que descubrí por casualidad fue la Rue Perchepinte, de aspecto medieval con sus casas de entramado de madera. La Rue Henri de Gorsse es una de las más encantadoras de la ciudad, con sus edificios de ladrillo a la sombra de Notre-Dame la Dalbade.

que ver en Toulouse

Estas son solamente algunas de las muchas calles que ver en Toulouse. En el centro de la ciudad merece la pena pasear sin rumbo, porque acá o allá uno descubre esas calles que hacen que la ciudad tenga ese aspecto singular, decadente y algo decadente.

Les Halles Victor Hugo

A poca distancia de la Place du Capitole, el mercado de la Place Victor Hugo es uno de los lugares más animados que ver en Toulouse. En la planta inferior hay infinidad de puestos de comida. En la calle se pueden ver los de fruta y verdura. Y en el interior los de carne, embutidos, quesos o las tradicionales boulangeries. Incluso hay algunos negocios en los que tomar una copa de vino con una tabla de quesos.

La planta superior del mercado está ocupado por pequeños restaurantes. Ocupan un espacio común que separan por biombos y ofrecen menús a precios más bajos que en otros puntos de la ciudad. Lo mejor es que su materia prima es realmente fresca. Del mercado a la mesa.

Merece la pena salir a la terraza exterior de los restaurantes. Con buen tiempo los comensales pueden ocupar las mesas que hay en ella. El resto del tiempo vale para disfrutar de una panorámica diferente de la ciudad.

Plazas de Toulouse

Además de la impresionantes Place du Capitole, la capital de Occitania tiene en su casco histórico un puñado de pequeñas y encantadoras plazas que merece la pena ver. De algunas de ellas se habla en todas las guías. Otras las encontré en mi vagar casi sin rumbo por las calles de Toulouse.

Place du Capitole

La Place Wilson está muy cerca de la Place du Capitole. En ella destacan sus jardines y la fuente que homenajea a Pierre Goudouli, poeta tolosano.

No muy lejos está la Place St-George, para mi la más bonita de Toulouse. Está rodeada de bonitos edificios, algunos con entramado de madera. Destaca el Hotel de Lafage edificado en 1745 y que domina la plaza. Frente a él una réplica de las famosas fuentes Wallace de París.

En la Place St-Etienne, además de encontrar la Catedral y el antiguo Palacio Arzobispal (hoy ocupado por la Prefectura de Policia), se puede ver la fuente más antigua de la ciudad. Y si se visita esta plaza un sábado se podrá curiosear en su mercado de libros antiguos.

Una de las plazas más coquetas que ver en Toulouse es la Place Sainte-Scarbes. Rodeada de edificios de los siglos XVII al XIX, su centro lo ocupa una fuente coronada por una escultura de la diosa Diana.

Iglesias de Toulouse

En el centro histórico de Toulouse hay un buen número de iglesias. Algunas las tenía señaladas como visitas imprescindibles. Otras las encontré mientras callejeaba. Todas, de un modo u otro, me parecieron sorprendentes y no quiero dejar de hablaros de ninguna.

El más destacado de los templos que ver en Toulose es sin duda la Basílica de St.Sernín. Es la iglesia románica más grande de Europa y se encuentra en la ruta del Camino de Santiago francés. En ella está enterrado San Saturnino, patrón de la ciudad. Del exterior destaca la cabecera rematada en cinco capillas absidiales. Su torre octogonal es otro de sus elementos característicos. Se puede visitar la iglesia de forma gratuita, pero para acceder al deambulatorio y la cripta hay que pagar entrada. Pero os aseguro que merece la pena.

que ver en toulouse Iglesia de St.Sernín

El Convento de los Jacobinos me pareció una maravilla. Con solo dos naves, esta iglesia gótica de los dominicos te deja descolocado en cuanto cruzas su puerta. Atrás queda la sobriedad. Su interior es una joya en ladrillo. Edificado solo con ese material, su interior se decoró para que pareciera piedra. Sus vitrales y sus altas columnas sorprenden. Tanto como la extraña disposición del templo. Y cuando buscas su altar resulta que no está en el lugar que uno espera. Nada de la cabecera del templo. Aquí está colocado en un lateral y en él se puede ver la urna en la que se guardan los restos de Santo Tomás de Aquino. Vista la iglesia no hay que olvidar visitar su bello claustro. También se requiere pago de entrada para acceder a él.

que ver en toulouse Convento de los Jacobinos

La Catedral de St. Etienne es otra de esas iglesias peculiares. Lo mejor es entrar por la puerta que da a la plaza del mismo nombre. Una vez dentro parece que nada está en el lugar que debe. Es como si un niño hubiera cogido un Lego y le hubiera dicho que hiciera una iglesia. Esta singularidad se debe a que el templo fue construido a lo largo de varios siglos. Cuanta con un parte románica y otra gótica que fueron unidas en el siglo XVI. No hay que perderse su vitrales, su torre y sus pórticos.

que ver en toulouse catedral

¿Sabías que en Toulouse también hay un Virgen negra? Se trata de una pequeña figura de madera que se puede ver en el interior de la Basílica de la Daurade. Este templo neoclásico está frente al río Garona y su nombre se debe a que fue decorada con una capa compuesta por trocitos de mosaico sobre fondo de pan de oro. Hoy no queda nada de esa decoración.

que ver en toulouse

En mi deambular por Toulouse pasé por delante de una iglesia encajada entre edificios. Desde la calle solamente se ve su fachada. Se trata de la Iglesia de Saint-Pierre de Chartreux. Me animé a entrar y de nuevo una iglesia de la ciudad rosa me sorprendió. Este templo formaba parte de un monasterio cartujo. No muy lejos se pueden ver los restos del que fue su claustro. En cuanto a la iglesia, su altar, construido con mármol de los Pirineos, está en el centro de ella, bajo su original cúpula cuadrada. A los lados de la nave central hay varias capillas. La única forma de pasar de un lado al otro del altar es a través de la pequeñas puertas que comunican esas capillas. Yo lo hice y encontré el impresionante coro mientras percibía en cada rincón del templo ese olor a incienso tan característico de la iglesias.

que ver en toulouse Saint-Pierre de Chartreux

Nuestra Señora de la Dalbade fue la primera iglesia que vi en Toulouse. Me cruce con ella la noche de mi llegada, está muy cerca del hotel en el que me alojé. Me llamó la atención su pórtico blanco con esculturas. Y sobre todo su tímpano renacentista hecho con porcelana de colores. El nombre de esta iglesia se debe a que originalmente era blanca por la cal que cubría sus muros. Cuando el templo fue restaurado perdió su color blanco para dejar al descubierto el rosa de sus ladrillos.

que ver en toulouse

Museos tolosanos

En mi fin de semana en Toulouse me dedique a visitar los museos que más me interesaban el domingo. Pasé por tres de ellos y hubo alguno que se quedó en pendientes. No había tiempo para más.

El primer museo que visité estaba muy cerca de mi hotel. Instalada en una mansión renacentista, el Hotel d’Assezat, la Fundación Bemberg permite entrar en una de las casas privadas más impresionantes de la ciudad. En su interior se pueden ver en la primera planta distintas estancias decoradas con muebles de época y pinturas de los siglos XVI al XVIII. En la segunda planta se exhiben obras de arte de artistas como Modigliani, Picasso, Pissarro o Gaugin. Cierra los lunes.

que ver en toulouse Fundación Bemberg

No muy lejos, encajado entre esa maraña de estrechas calles que forman el casco histórico de Toulouse, está el Musée Paul Dupuy. Se encuentra instalado en una mansión del siglo XVII y es el museo de artes decorativas tolosano. En sus salas se pueden ver tallas religiosas, el mobiliario de una antigua farmacia y una planta completa dedicada al mundo del reloj. Este museo está cerrado los lunes.

El Musée des Augustins fue el último que visité. Para mi es uno de los lugares que ver en Toulouse que nadie debería dejar de visitar. Solo por conocer el claustro de este monasterio agustino merece la pena pagar la entrada. La exposición se reparte por el refectorio, la iglesia y otras solas que rodean ese claustro ajardinado. Se pueden obras de la época romana, gárgolas góticas y pinturas de artistas como Delacroix o Toulouse-Lautrec. A mi me gustó especialmente la sala en la que está la colección de capitales románicos. Resulta muy original y atractiva la forma en las que se exponen. El Musee des Augustins cierra los martes.

que ver en toulouse

Río Garonne

Pasear junto al río Garonne ofrece algunas de las vistas más bonitas de la ciudad. A mi me gusto pasear por sus orillas y cruzar de un lado al otro por sus puentes. El tramo más atractivo es el que se encuentra entre el Pont Neuf y el Pont Saint-Pierre.

que ver en toulouse pont neuf

A ambos lados del río se pueden ver los antiguos muelles hoy convertidos en zonas de paseo.

En la orilla izquierda del río está el hospital de La Grave en el que durante la Edad Media fallecieron mucho enfermos de peste. Este lugar es fácilmente reconocible por la gran cúpula que se eleva sobre la iglesia del hospital. También en ese margen del río hay una paseo elevado junto al río que regala fantásticas vistas de la ciudad.

Otro edificio destacado que ver en Toulouse junto al río Garonne es el Hôtel-Dieu. Fue hospital y en él se acogía en el siglo XII a los pobres y huérfanos. También se daba alojamiento a  los peregrinos que iban a Santiago de Compostela. Junto a este imponente edificio está el Château d’Eau. Hoy en una galería dedicada a la fotografía, pero se edificó para recoger agua del río y llevarla hasta las fuentes de la ciudad.

que ver en toulouse Hôtel-Dieu

Canal du Midi

Declarado Patromonio Mundial de la Unesco en 1996, este canal une Toulouse con el Mediterráneo. Su construcción comenzó en el siglo XVII y fue durante siglos el medio de transporte que estimuló el comercio del vino y el grano. Actualmente se utiliza para viajes de ocio. Para recorrer su 241 kilómetros hacen falta semanas por lo que muchos hacen el viaje por tramos.

Merece acercarse a conocerlo. Uno de los tramos más atractivos es en el que se encuentra el Port St-Sauveur. Allí se pueden ver embarcaciones atracadas y cruzar el canal por un puente peatonal.

que ver en Toulouse Canal du Midi

Yo fui hasta este punto y aproveché el paseo para ver el Monumento a los caídos. Es un homenaje a los muertos en las dos guerras mundiales. Realmente el monumento se levantó tras la Primera Guerra Mundial, añadiendo posteriormente grabados y placas para rendir también homenaje a los caídos en la Segunda Guerra Mundial.

Que ver en Toulouse Monumento a los caídos

Muy cerca del canal están también el Grand Rond, el Jardin Royal y el Jardin des Plantes. Solamente visité el primero de ellos. Un precioso jardín circular con un fuente en el centro y esculturas escondidas entre los grandes árboles que allí crece. El segundo de estos jardines estaba cerrado por reformas durante mi visita a la ciudad.

que ver en Toulouse Grand rond

Pass Tourisme Toulouse

Si visitas Toulouse y tienes intención de visitar museos e iglesias seguramente te salga rentable hacerte con el Pass Tourisme. Este pase turístico une entrada gratuita a los museos del centro urbano. También da la opción de participar en una visita guiada organizada por la Oficina de Turismo. Además se pueden utilizar libremente todos los transportes públicos: metro, autobús y autobús aeropuerto. Y por si fuera poco ofrece descuentos en ciertas tiendas. Es sin duda la forma más económica de disfrutar de todo lo que hay que ver en Toulouse.

El precio de este Pass Tourisme es:

  • 1 día : 15 euros
  • 2 días : 22 euros
  • 3 días : 29 euros

Existe también el Pass Tourisme Premium.  Además de todo lo anterior este pase da acceso a un crucero por el río Garona o por el Canal du Midi con la compañía les Bateaux Toulousains así como un paseo en el Pequeño Tren Turístico. El precio de este pase sería de 20, 27 ó 35 euros para 1,2 ó 3 días respectivamente.

Cómo llegar del aeropuerto al centro de Toulouse

Si llegar a Toulouse en avión el acceso al centro es sencillo. Y económico.

La forma más cómoda a mi parecer de hacer el trayecto entre el aeropuerto y la ciudad es utilizar el tranvía. El billete cuesta 1,60 euros. Hace distintas paradas por la ciudad, muchas cerca de paradas de metro. Por ello y utilizando el mismo billete puedes seguir viaje hasta tu destino final combinando el tranvía y el metro.

También se puede llegar al centro de Toulouse en autobús. El tiempo del viaje dependerá del tráfico que haya ese día, pero hay que calcular entre 20 y 40 minutos de viaje hasta el centro de la ciudad. Allí habrá que coger el metro hasta la estación de Esquirol. El precio del billete de autobús es de 8 euros por trayecto o de 15 euros si se compra ida y vuelta.

La última opción es la más cómoda (y también la más cara): ir en taxi desde el aeropuerto al hotel. El precio oscilará entre 25 y 30 euros.

Dónde alojarse en Toulouse

Si el motivo de tu viaje es conocer todo lo que hay que ver en Toulouse, sin duda la mejor idea es buscar un hotel céntrico. Hay muchos hoteles repartidos por todo el centro histórico de la ciudad. Desde hoteles que ocupan edificios históricos a albergues perfectos para viajeros con un presupuesto más ajustado.

Yo me alojé en Le Cour des Consuls Hotel&Spa. Un verdadero lujo situado cerca de varios museos y a 15 minutos de paseo de la Place du Capitole. Es un hotel caro, pero suele tener ofertas que hacen su precio mucho más asequible.

Le cour des consuls hotel & spa

Hasta aquí mi fin de semana en Toulouse. Espero que os sirva de ayuda para no dejar de visitar ninguno de los lugares más interesantes que hay que ver en Toulouse. Y sobre todo, si tenéis alguna sugerencia, no dejéis de escribir un comentario. Habrá otro viajeros a los que les vendrá genial.

Comentarios (12)

  1. La verdad es que tiene muy buena pinta Touluse. No tenía ni idea de que hay tanto patrimonio allí. Además el canal y los puentes le dan un buen punto por lo que veo en la fotos. Nosotros de Francia conocemos París y poco más. Siempre decimos que tenemos que ponerle fin a eso pero al final siempre tiramos para otro sitio. Felicidades, un post muy completito.

    1. Para mi Toulouse ha sido un gran descubrimiento. Me ha encantado su aire decadente, sus calles tranquilas y los impresionantes monumentos de su casco histórico. Sin duda os animo a hacer una escapada a esta ciudad del sur de Francia.

  2. Pues parece que hay mucho más visitar en Tolouse de lo que pensaba. Realmente San Sernin es espectacular, pero veo que hay buenos museos y preciosas plazas. Siempre está chulo comer en Les Halles de las ciudades francesas. Quizá si la visito me acerque por este primer piso a a hora del almuerzo!

  3. Toulouse fue capital de la República Española en el exilio. De hecho existen familias que proceden de esa época. Es una ciudad encantadora, a mi me gusta mucho, aunque en Francia casi todo es tan bonito. Como siempre tus fotos y tu entrada ¡genial!
    Saludos viajeros
    LoBo BoBo

    1. Leí sobre Toulouse y el exilio de los españoles. Incluso vi en algunos lugares placas que recordaban que aquellos lugares fueron lugares de reunión de aquellos que tuvieron que dejar España.
      Un saludo

  4. En el 2018 visitaré Toulouse seguro porque desde hace algún tiempo todo son señales para que conozca la ciudad rosa. Me he enterado de muchas cosas que no sabía, como lo del tinte o que tenga entre su patrimonio la iglesia románica más grande del mundo. ¡El Musée des Augustines es precioso! Muy chula tu ruta y que sepas que me das mucha envidia por vivir en Madrid y tener tantos vuelos 😉
    Un abrazo guapa!

    1. La verdad es que en Madrid lo tenemos fácil… y barato. Pero aunque a ti te cueste un poco más llegar a Toulouse (en tiempo y dinero) estoy segura de que te encantará. 😉

  5. Muchas gracias por toda la información sobre Toulouse. Aunque he estado en un par de ocasiones por trabajo, nunca he tenido la oportunidad mas allá de una pequeña visita nocturna. Lo tengo pendiente y creo que un fin de semana puede estar bien.

    Me llama mucho la atención el canal y la posibilidad de navegar por ellos tierra adentro.

    Saludos
    GranPumuki

    1. Toulouse ha sido un descubrimiento de los buenos. Lo tenemos a una hora en avión así que casi no tenemos excusa para no hacer una escapada de fin de semana y disfrutar de esta ciudad francesa.

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies