Curiosidades de Japón

50 curiosidades de Japón que te sorprenderán

Durante nuestro viaje al país del sol naciente terminé apuntando en una libreta algunas de las curiosidades de Japón con las que nos cruzábamos cada día. Sabíamos que en nuestro recorrido íbamos a encontrar un país diferente. Una sociedad con costumbres distintas a las nuestras. Qué la comida sería distinta y las tradiciones lejanas a las de nuestro país. Pero os aseguro que a pesar de ir preparados para el choque cultural, jamás pensamos que Japón fuera capaz de sorprendernos tanto. Y en general siempre favorablemente.

Hay muchas cosas que desconocíamos de Japón y que no vienen en las guías de viaje. Cosas que te vendrá bien saber si viajas a Japón y que vas descubriendo en las calles de la ciudades, las entradas a los templos y los comercios más alejados de las zonas turísticas. En los restaurantes, en el metro y en los parques.

Son muchas las curiosidades de Japón. Yo he reunido 50 cosas que me llamaron especialmente la atención. Pero seguro que cualquiera que vaya un poco atento a lo que pasa a su alrededor en las calles de Japón descubrirá otro montón de cosas que le llamen la atención.

Curiosidades de Japón

Son muchas las curiosidades de Japón que os voy a contar. ¿Cuántas sabíais, cuantas os podíais imaginar y cuales son esas que ni de lejos se os hubieran pasado por la cabeza?.

1 – Una de las primeras cosas que nos llamaron la atención fueron las señales de prohibido fumar en las calles. En algunos puntos hay ceniceros o espacios para fumadores, pero está prohibido ir caminando y fumando en muchas zonas de las ciudades que visitamos. Eso si, en bares y restaurantes se permite fumar.

2 – Nadie coge nada que no sea suyo. Vas paseando y ves abandonado un paraguas. En un vagón de metro alguien se ha dejado un maletín. O paseando por la calle ves un billete. Todo el mundo pasará delante de esos objetos pero nadie lo cogerá. No es suyo y no se lo van a llevar a casa.

3 – Casi todas las estaciones de metro de Tokio tienen instaladas en los andenes mamparas de cristal. ¿La razón? Pues que una de las formas más habituales para suicidarse en Japon es tirarse a las vias del metro, con los consiguientes problemas en la circulación de los trenes y retrasos inevitables. Ahora la gente tiene que buscarse otro lugar si quiere dejar este mundo de forma voluntaria.

4 – Si vas a coger un taxi, no intentes abrir la puerta. Lo hará el conductor desde el interior.

5 – Hay aseos públicos impolutos incluso en las estaciones de metro. En ellos, dentro de la cabina del inodoro, puedes encontrar pequeñas tronas. Así puedes tener a tu bebé contigo cómodamente colocado y tu estar libre para bajarte el pantalón.

6 – Las personas que salen para pasear a su perro llevan consigo una botella de agua. La utilizan para limpiar los lugares en los que el perro haga pis.

7 – Dicen de los japoneses que son fríos, pero en general a mi me parecieron bastante risueños. Eso sí, cuando sonríen se tapan la boca para no enseñar los dientes.

8 – Por todas partes hay infinidad de máquinas de bebidas. En la calle que menos espere encontrarás una tras otras máquinas en la que comprar desde una Coca-Cola a un té frío o un café caliente.

Curiosidades de Japón

9 – Una de las cosas que más nos sorprendió en los vagones del metro fue el silencio. Todo el mundo va leyendo o con su móvil. Pero nadie habla por teléfono e incluso los llevan en silencio para molestar con su sonido.

10 – La estación de Shinjuku, en Tokio, es la más transitada del mundo. Por ella pasan cada día más de tres millones de personas.

11 – Los trenes en Japón son una buena elección para desplazarse. Son rápidos, cómodos y puntuales. Pero no tienen vagón restaurante. En su lugar pasan unas señoritas perfectamente ataviadas y maquilladas con un carrito. En él llevan a la venta bebidas y comida. Sin embargo muchos japoneses prefieren comprar en las estaciones una caja bento. No hay estación de tren que no tenga al menos un par de negocios dedicados a la venta de esas cajas. Y siempre hay gente esperando para hacerse con una.

12 – Olvídate de la propina. Ese concepto en Japón no existe. Comes, recoges la cuenta que te dejan en la mesa desde que haces tu pedido y pagas. Y no dejes monedas en el platillo porque saldrán a buscarte para devolvértelas.

13 – Si viajas en tren, fíjate en el revisor. Al entrar y salir del vagón hará una profunda reverencia.

14 – Utilizan mucho la bicicleta. En Tokio, las aceras son muy anchas y circulan por ellas sin molestar a los peatones. Y por la noche todas se quedan aparcadas en la calle. Sobre las aceras. Unas juntas a otras… y sin cadena ni candado.

15 – Si hay algo que gusta a los japoneses es ir a un onsen. Pasan el día en esos baños tradicionales junto a los amigos. Es una actividad social muy relajante que merece la pena probar. Pero si llevas tatuajes en la mayoría de los onsen no te permitirán el paso. ¿La razón? Pues que los tatuajes se asocian a los yakuza, algo así como la mafia japonesa. Y los nipones no quieren mafiosos en sus onsen.

16 – En Japón llueve mucho. Pero si no te has llevado paraguas no te preocupes. En cualquier salida de metro encontrarás un lugar donde comprar un paraguas por unos 3 euros. Casi todos son transparentes. Una gran idea, ya que te permiten ir viendo todo mientras caminas bajo la lluvia.

17 – Cuando pases delante del escaparate de algún restaurante creerás que la comida que allí exponen está recién hecha. Todo tiene un aspecto delicioso. Y lo mejor es con solamente réplicas de los que vas  comer en el interior. Lo mismo que ves en ese plato de plástico es lo llegará a tu mesa. Hay un mercado en Tokio especializado en esta comida de mentira.

18 – Si vas paseando por alguna ciudad como por ejemplo Kamakura seguro que te llaman la atención las señales en el suelo que indican la vía de escape en caso de tsunami.

19 – Ir al baño es una aventura. Los inodoros de Japón son una mezcla perfecta del bidet y del inodoro occidental. Sin levantarte te puedes limpiar y secar tus partes íntimas. Se elige la temperatura del agua, la dirección y hasta la presión. Luego un poquito de aire…¡¡y listo!!

20 – El terreno es un bien muy apreciado en Japón. En las grandes ciudades no hay terreno suficiente para tantos negocios como hay. Así que la cosa se soluciona alojando tiendas, restaurantes y karaokes en edificios. Basta subir escaleras arriba para encontrar un restaurante con vistas.

Curiosidades de Japón

21 – Las chicas japonesas están empeñadas en cambiar su fisonomía a base de maquillaje y postizos. No dudan en ponerse pelucas rubias y pestañas largas y espesas. Y en cuanto a la vestimenta no tienen ningún reparo en vestir como muñecas o con diminutas minifaldas y altos tacones. Todo vale y nadie mira a nadie.

22 – Dicen que Japón es el país en el que mejor se come del mundo. Así parecen confirmarlo sus casi 200 estrellas Michelín. Yo no comí en ninguno de esos restaurantes llenos de estrellas y premios, pero os garantizo que desde mi viaje a Japón su gastronomía paso a ser sin duda una de mis preferidas.

23 – No es sencillo encontrar a gente que hable otro idioma que no sea el japonés, sobre todo en lugares poco turísticos. Pero les dará igual que no les entiendas y ellos a ti tampoco. Ellos hablarán y hablarán, sonreirán y estarán encantados de haber “hablado” con un extranjero.

24 – Les encanta ir de compras. Sobre todo a los jóvenes. Parece ser una de las actividades preferidas de los japoneses. Si pasas por un barrio comercial, con muchas tiendas o centros comerciales, siéntate a mirar. Es un verdadero entretenimiento verles ir de acá para allá buscando ese complemento que buscan.

25 – Se conduce por la izquierda.

26 – Por mucha gente que haya por la acera. Por muchas personas que caminen por las estaciones de metro. Los japoneses consiguen no rozarse con nadie. Evitan siempre el contacto físico. Hasta el punto de que cuando se despiden de alguien no le dan la mano o un beso. Sencillamente hacen una reverencia. O varias.

27 – Todo en Japón es kawaii. Un término que quiere decir algo así como adorable. ¿Su máxima representación de lo kawaii? Hello Kitty.

28 – Los niños van desde muy pequeños solos al colegio en metro. No es raro ver a niños de 6 ó 7 años sentados en un vagón sin dar un ruido con su mochila y su bolsa de la comida.

29 – No hay papeleras. Pero lo más curioso es que además las calles están muy limpias.

30 – El uso de la tarjeta de crédito está muy más extendido de lo que podía imagina. Incluso en algunos museos se puede pagar la entrada con ella.

31 – Las bañeras son muy profundas. Tienen mucho más fondo que las occidentales. Así les sirve para darse buenos baños en casa.

32 – Las casas japonesas son pequeñas y con tan poco espacio es complicado tener una mascota viviendo en ellas. Por ello existen cafés en los que además podrás pasar el rato acariciando búhos o jugando con gatos.

33 – Por todo Japón se pueden ver salas de juego llamadas pachinko. A los japoneses les divierte pasar horas delante de una máquina con sonidos ensordecedores y luces parpadeantes. Se juega con bolas metálicas y está prohibido hacer fotos en el interior de esos establecimientos.

34 – Japón es uno de los países más seguros del mundo. Te sorprenderá ver que alguien va al baño en el tren y deja en su asiento el portátil y el móvil. O en el metro a gente que se lleva la mochila abierta a la espalda con la cartera a la vista.

35 – Si hay un símbolo de Japón que nos llama especialmente la atención seguramente sean las misteriosas gheisas. Si te quieres convertir en una de ellas por una hora tan solo tendrás que ir a un estudio especializado en maiko-hensin o transformación en maiko.

36 – No es raro ver por la calle a gente con mascarilla. Para ellos es importante no contagiar a alguien cuando están enfermos.

Curiosidades de japón

37 – Japón no es un país barato, pero tampoco tan caro como uno podría pensar. Además para los turistas existen importantes descuentos por ejemplo con el Japan Rail Pass para los viajes en tren. Muchos lugares de interés se pueden visitar de forma gratuita. Y en cuanto a la comida, basta buscar un poco para encontrar locales en los que comer bien por no mucho dinero.

38 – Cuando vayas a subir a un vagón de metro observa lo que hace el resto. Son ordenados y respetuosos. Mientras esperan guardan fila en los lugares que se marcan para ello en los andenes. Y una vez que llega el metro, primero dejan bajar a los pasajeros. Y luego suben al vagón en riguroso orden.

39 – Todo lo comen con palillos. Desde el tonkatsu que llega cortado a la mesa a los nigiris. Incluso los escurridizos udon o el ramen se comen también con palillos. Aunque en ese caso es posible que te dejen una cuchara. Y si pides un tenedor en muchos locales no tendrán. O te darán uno tamaño infantil. Cosas de comer en  Japón.

Comer en Japón

40 – Nos encantaron sus tiendas de todo a 100. Una de las cadenas más populares de ese tipo es Daiso. En ellas ofrecen todo tipo de artículos, desde productos de papelería a cosas para la casa o cosméticos. Lo mejor es que todo está muy ordenado, limpio y consiguen que apetezca comprar. Si entras con un poco de tiempo seguro que sales con una bolsa llena de cosas por unos cientos de yenes.

41 – Parece que el uniforme para ir a trabajar en Japón sea traje negro y camisa blanca. Hombre y mujeres. Te cruzas con infinidad de gente así vestida en el transporte público rumbo a su trabajo.

42 – Los japoneses son gente muy especial. Tanto que son capaces de profesar dos religiones a la vez. Sintoismo para todo lo relacionado con la vida. Y budismo para los temas de la muerte.

43 – Si preguntas como llegar a un lugar a algún japones y la comunicación verbal es imposible cuenta con que lo más posible es que deje lo que está haciendo para ponerte en el camino correcto que te llevará a tu destino.

44 – A las japonesas no les gusta estar morenas. Se cubren con sombreros. Manga larga e incluso guantes si es necesario. Y a ello le suman un paraguas. En este caso opaco, claro. Identifican la piel morena con el trabajo en el campo. Es una de esas curiosidades de Japón que a las occidentales que pasan horas tostándose bajo el sol más llaman la atención.

45 – Habíamos oído hablar del sake pero no podíamos imaginar la variedad de ellos que existen. Incluso en un restaurante, por ser mi cumpleaños, me regalaron una botella diciendo que era “sake para chicas”. Era muy suave y espumoso, nada que ver con el tradicional sabor del sake, fuerte y seco.

46 – No te tienes que sorprender si te hacen un regalo porque no les funciona el datáfono. O si se enteran que es tu cumpleaños y te preparan un sushi especial. Los japoneses son gente a la que le gusta agradar y hacer que los demás se sientan bien.

47 – En Japón se disfruta con las cosas bonitas. Contemplando lo que es bello y admitiendo que es efímero. La prueba más llamativa de esto es el hanami, cuando llega la primavera, florecen los cerezos y los japoneses salen a disfrutar de ese magnífico momento que les regala la naturaleza.

48 – Los japoneses son bastante supersticiosos. Algunas de las cosas que no hacen es escribir el nombre de alguien en rojo. Ese color se relaciona con la muerte.

49 – En general no tendrás problema para fotografiar a la gente en Japón. La mayoría de los japoneses posaran encantados y dejarán que fotografíes a sus hijos sin problema.

50 – Pagar un billete de autobús es una de las cosas más singulares. Debes introducir en una caja el importe exacto del billete. Eso pasa en otros países. Pero los japoneses han dado un paso más. Cómo siempre en Japón, muy bien pensando. Y es que por si no llevas el dinero exacto, hay una máquina que cambia dinero para facilitar al pasajero las monedas que pueda necesitar.

Comentarios (12)

  1. Caramba Cris, menuda pedazo de lista! Y seguro que te dejaste alguna cosa en el tintero! La verdad es que es una cultura tan diferente a la nuestra que nos choca, pero de muchas cosas deberíamos aprender. Lo de ir con el móvil en silencio en el metro, su silencio, su organización o poder ir al baño sin miedo a que te roben la maleta en el tren (cosa que en España…), lo de la botella de agua para limpiar el pis de los perros, el no fumar en la calle…
    Desde luego hay cosas que parecen un poco extremas, pero de otras muchas tendríamos que aprender, seguro que nos iría mejor.
    Un abrazo
    Carmen

    1. Efectivamente Carmen, me dejé cosas en el tintero ¡¡¡y es que cada día apuntábamos en un cuaderno todo lo que nos había sorprendido y casi alcanzamos el centenar de cosas curiosas japonesas!!!
      Un abrazo

  2. Estoy seguro que Japón es un viaje del todo singular con contrastes a todos los niveles y el contraste en las costumbres es en algunos casos hasta increíble. Muchas gracias por tu curiosa lista.

    Te cuento un anécdota: un compañero fue a una empresa y dio una charla técnica ante un grupo de empleados, unos 50. Empezó una charla que duró cerca de una hora. Al terminar le preguntó a su anfitrión que le había parecido y le contestó que nadie le había entendido porque nadie o casi nadie hablaba inglés… increíble, como no hizo pausas y no dió pié nadie le interrumpio, ni siquiera el anfitrion/organizador, que estaba listo para hacer las traducciones.

    Son muy distintos
    GranPumuki

    1. Jejeje… es que ellos son así. Antes que molestar prefieren quedarse allí esperando el momento en el que discretamente puedan insinuar que hay algún problema. 😉

  3. Algunas las sabía y recordaba, otras no las recordaba y varias de ellas no las sabía pese haber visitado el país. No sabía que los taxis abrían la puerta ellos. Quizá porque no tomé ninguno… Tampoco recuerdo que las bañera fuese profundas, por ejemplo… Decididamente, tengo que regresar a Japón!

  4. ¡Me encanta!Japón ha subido mucho en mi lista viajera y todo esto que cuentas hace que llame más mi atención. Adoptaría algunas cosas que comentas, como el silencio en los medios de transporte, la botella de agua para los pises de los perros y el tema de pelucas, trajes y demás adornos. Sería tan divertido verlo por estos lares 🙂
    Un abrazo guapa!

    1. Cuando estaba en Japón le decía cada día a Arturo que me encantaría que en España tuviéramos esa capacidad para vestirnos y pintarnos como nos apeteciese. Sin importar sin nos miran o no. Pero me temo que estamos en eso y otras muchas cosas a años luz de los japoneses. Un abrazo.

  5. Madre mía que de cosas!! Pues si que es diferente Japon, sorpresa tras sorpresa en cada esquina. Lo de las mamparas en el metro también lo vimos nosotros en China, pero allí lo de los baños creo que no tiene nada que ver…

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies