Hotel Drei Raben

Hotel Drei Raben Núremberg, ¿quieres que te cuente un cuento?

Había una vez una bella ciudad en Baviera, al sur de Alemania, llamada Núremberg. La cruzaba un tranquilo río y bellos puentes unían ambas parte de su corazón medieval. En ella vivieron personajes tan insignes como Albrecht Durero, el más importante entre los artistas alemanes del Renacimiento. Muchos años después, una guerra asoló la ciudad y la dejó convertida en cenizas.  Pero la ciudad fue reconstruida con mimo. Iglesias y casas volvieron levantarse a imagen de semejanza de cuando se edificaron por primera vez, pero esta vez con mucha más historia tatuada en sus paredes. Cuentos y leyendas que durante siglos contaron los habitantes de esa ciudad no podían perderse. Por ello, tres cuervos que sabían de ellas regresaron al lugar que habían habitado muchos años. Para seguir contando a todo el que pasase por allí esas fantásticas historias ligadas a la ciudad. Si las quieres conocer, solo tienes que buscar a esas tres aves. Las encontrarás en el Hotel Drei Raben Núremberg. O lo que es lo mismo, el Hotel de los Tres Cuervos.

La oferta hotelera en esta ciudad de Alemania no es especialmente amplia, aunque si cuenta con un buen número de pequeños hoteles boutique en las calles de su casco antiguo. Uno de esos establecimientos es el Hotel Drei Raben Núremberg. Se abrió como posada en 1889 y hoy es uno de  los edificios históricos de la ciudad. Cuando los actuales dueños adquirieron el negocio mantuvieron el singular nombre y llenaron el hotel de referencias a los tres cuervos que le dan nombre. Las tres aves están presentes en la fachada del edificio, forman parte de cuadros y pinturas dentro del hotel e incluso su silueta acompaña a la llave de cada habitación.

Hotel Drei Raben Nuremberg

Ubicación del Hotel Drei Raben Núremberg

Situado dentro de la muralla, en el casco antiguo de Núremberg, el hotel tiene una ubicación privilegiada. Su puerta se abre a Königstrasse, una de las arterias principales del Altstadt de la ciudad. Esta calle comienza en una de las puertas de la muralla y llega hasta el río Pegnitz, que divide la ciudad en dos. La estación central de tren de la ciudad está a cinco minutos del hotel, al igual que la estación de metro Hauptbanhhof. Y caminando unos cientos de metros hacia el norte enseguida se llega a una de las iglesias más importantes de la ciudad, San Lorenzo.

En la zona del hotel hay varios restaurantes, cafeterías y tiendas, por lo que la zona está muy animada durante todo el día.

Habitaciones del Hotel Drei Raben Núremberg

Este hotel de Núremberg cuenta con un total de 22 habitaciones repartidas en las seis plantas del edificio. La decoración de cada de una ellas es personalizada y acorde con el cuento o leyenda que los tres cuervos del hotel cuentan a los huéspedes en esa estancia. Uno puede compartir habitación con Durero, Carlomagno o tal vez con Agnes, la niña vestida de azul cuyo fantasma deambula por la ciudad.

En algunas habitaciones los cabeceros de las camas representan edificios de Núremberg. En otras, las paredes están decoradas con pinturas que ilustran la historia en la que se ambienta la habitación. Incluso algunas de las habitaciones tienen una figura del protagonista de la leyenda que da nombre al cuarto en algún rincón del mismo.

Quitando esos detalles decorativos que diferencias unas habitaciones de otras, las habitaciones standard tienen un tamaño similar, con una cama de matrimonio, un escritorio y un pequeño armario. Todas tienen TV, aire acondicionado, calefacción, conexión WiFi gratuita, caja fuerte, mini bar y reproductor de CD/DVD.

Las camas, bastante cómodas, están cubiertas por edredones nórdicos y tienen varias almohadas de plumas. Para mi un acierto, pero reconozco que si prefieres otro tipo de almohada igual te cuesta acomodar las plumas a tu gusto.

Un punto importante a favor de las habitaciones del Hotel Drei Raben Núremberg es el aislamiento lumínico. No solo hay pesadas cortinas cubriendo las ventanas. ¡También hay persianas! Algo que para mi es fundamental y que resulta tan complicado encontrar en muchos hoteles de países del norte de Europa.

Mi habitación en el Hotel Drei Raben Núremberg

La habitación en la que me alojé durante las dos noches que pasé en este hotel fue la número 43. Se encontraba al final de la cuarta planta, justo delante de la puerta que llevaba a las suites de las plantas superiores. A su favor que resultó ser una habitación muy tranquila. En contra, que el ascensor durante mi estancia estaba en revisión y tuve que subir y bajar escaleras más veces de la que me hubiera gustado.

Hotel Drei Raben

Esta habitación se llama “Nürnberger Erinnerungen”. Probablemente sea la que tienen una decoración más sobria de entre todas las del hotel. Su cabecero recuerda las torres de la ciudad, y en el techo abuhardillado aparece escrito el nombre de la estancia con el detalle de un cuervo sobre el punto de la única i que hay en la frase. ¿El tema de la habitación? Los recuerdos que de Núremberg tenía Werner Deibel, el propietario del Drei Raben, que murió en 2005. Dichos recuerdos se pueden escuchar en un extraño reproductor que hay colgado sobre el escritorio.

Hotel Drei raben Nuremberg

La habitación me resultó cómoda y acogedora. Una puerta separaba el dormitorio del pequeño baño en el que encontré un cómodo plato de ducha y modernos sanitarios. Una de las cosas que más me llamó la atención fue la cantidad de toallas que había a mi disposición. Llegué a contar once, entre las que había para el suelo, el lavabo o la ducha. También había una cesta con amenities de la marca Molton Brown. Fabulosas, tanto, que lo que no utilicé no pude evitar meterlo en la maleta y traerlo a casa conmigo.

Hotel Drei Raben

Dentro del armario encontré un albornoz y zapatillas. Está claro que el Drei Raben quieren que el huésped se sienta como en casa. Algo que queda patente en cuanto entras en la habitación y encuentras sobre la cama una pizarra en la que te dan la bienvenida y junto a la que dejan unas galletas… con forma de cuervos.

El desayuno del Hotel Drei Raben Núremberg

La recepción del hotel está a pie de calle. Forma parte de la planta baja y diáfana del hotel. Un espacio que durante la noche se convierte en café y lugar de reunión. Pero que por la mañana es el lugar en el que se sirve el desayuno para los huéspedes del hotel.

Hotel Drei raben

El horario para el desayuno comienza a las siete. Buena hora si uno quiere aprovechar el día. A esa hora ya está todo dispuesto. Mesas puestas y buffet preparado. En él se pueden encontrar panes de distintos tipos, ahumados, embutidos, ensaladas, salchichas, fruta fresca… No falta de nada para quienes quieran empezar el día con energía. En uno de los muebles hay una surtido de zumos. Pero curiosamente no hay zumos naturales, ni tan siquiera de naranja. Además de todo esto ofrecen la posibilidad de preparar en el momento huevos o tortilla, todo al gusto del cliente. Y por supuesto café o té para acompañar todo lo demás.

Hotel Drei Raben

Las mesas en las que se sirve el desayuno son una oportunidad de seguir descubriendo las leyendas de Núremberg. Cada una de las mesas es distinta al resto y sobre ella se cuenta alguna historia relacionada con la ciudad.

Hotel Drei Raben

Lo mejor del Hotel Drei Raben Núremberg

Después de mis dos noches en este hotel de Núremberg debo decir que no le he encontrado ninguna pega. Y de entre todo lo bueno que tiene destacaría lo siguiente:

  • Su ubicación.
  • La limpieza.
  • El aislamiento lumínico
  • La comodidad de la cama.
  • La variedad del desayuno.

Cómo llegar al Hotel Drei Raben Núremberg

Yo llegué a Núremberg en avión desde Madrid. El transporte para llegar al hotel desde el aeropuerto Alberto Durero es sencillo.

  • Metro: la línea 2 del U-Bahn (línea roja) comunica el aeropuerto con la ciudad. Para llegar al Hotel Drei Raben solo hay que bajarse en la estación Hauptbanhnhof. El trayecto dura unos 15 minutos. El precio del billete es de 2,40 euros y la salida del U-Bahn está a pocos metros de la puerta del hotel.
  • Taxi: en unos 15 minutos estarás en el hotel. El precio del trayecto rondará los 18 euros.

Si llegas a la ciudad en coche ten en cuenta que el hotel ofrece aparcamiento privado de pago.

Hotel Drei Raben

Königstrasse, 63
90402 Nuremberg, Alemania
Teléfono: 0049 0911 27 43 80
Email: info@hoteldreiraben.de

Si decides viajar a Núremberg espero que esta reseña te anime a alojarte en el Hotel Drei Raben, un establecimiento totalmente recomendable en el corazón de la ciudad.

Comentarios (06)

  1. Gracias por tu recomendación, la tendré en cuenta, por todo lo que cuentas, pero también por las persianas. Me ha llamado mucho siempre la atención que no existan persianas en muchos países.

    Saludos
    GranPumuki

  2. Tienes muy buen gusto para los hoteles. Siempre lo pienso! La verdad es que si está bien situado ya es un buen punto y que te hagan una tortilla para el desayuno, otro. Es algo que me encanta: desayunar una tortilla de champiñones y queso…

    1. Yo en casa no desayuno nunca tortilla, pero cuando viajo, es una de las cosas que más me gusta tomar en el desayuno. Pero solo con queso. Mucho queso. 😉

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies