Mercados navideños de Alemania

Que hacer en Núremberg en Navidad

Nadie puede negar que Núremberg es una de las ciudades más bonitas de Alemania. En cualquier época del año son muchos los atractivos que ofrece al viajero. Pero cuando llega diciembre la ciudad se transforma poseída por las luces parpadeantes, el aroma a vino caliente y los mercados que ocupan calles y plazas. Hay mucho que hacer en Núremberg en cualquier momento. Y a todo ellos se suman las actividades que se preparan en la ciudad para celebrar la llegada de la Navidad.

Antes de nuestro viaje a Franconia en busca de algunos de los mercados navideños de Alemania, yo siempre hablaba de celebración de la Navidad. Durante nuestro viaje he aprendido algo al respecto: que estos mercados y celebraciones lo que realmente celebran y festejan es el Adviento y que cierran sus puertas (salvo alguna excepción) el 23 de diciembre.

El Adviento es el periodo con el que comienza el año litúrgico cristiano. Puede durar entre 22 y 28 días, pero siempre debe comprender los cuatro domingos anteriores al día de Navidad. Es durante ese tiempo cuando se celebran los mercados de Navidad en muchos países de Europa. Es tiempo de oración, de reflexión. Pero también de esperanza ante el nacimiento de Cristo.

Qué hacer en Núremberg en Navidad

Nunca imaginé que una ciudad como Núremberg pudiera acoger en sus calles a tanta gente. Sus mercados son una verdadera atracción y uno de ellos, el Christkindlesmarkt, está considerado el más bonito del sur de Alemania. No es de extrañar por tanto que la ciudad reciba miles de visitantes cada mes de diciembre.

Cuando la intención es pasar un par de días o tres en la ciudad, se puede organizar la estancia durante el mes de diciembre para combinar las atracciones navideñas con la visita a algunos de los lugares que hay que ver en Núremberg. Merece la pena pasear por los puentes sobre el río Pegnitz, visitar la casa de Durero, conocer la sala de los juicios de Núremberg o recorrer las estancias del Kaiserburg, el castillo de Núremberg.

que ver en nuremberg

Si solamente se cuenta con un día para visitar la ciudad y la intención es disfrutar de los eventos navideños, entonces habrá que centrarse en ellos. Porque hay mucho que hacer en Núremberg en Navidad. Los días son cortos, los museos cierran pronto y la oferta para celebrar el Adviento es amplia. Por ello, quien no conozca la ciudad siempre podrá dar una vuelta rápida por ella mientras va de mercado en mercado o busca rincones especiales decorados casi siempre para llenar de luz una ciudad en la que diciembre significa oscuridad, ya que a las cinco de la tarde es completamente de noche.

Yo os voy a dejar mis recomendaciones. Diez cosas que hacer en Núremberg en Navidad. Aunque alguna se puede hacer en otros momentos de año, hacerla en diciembre resulta especial.

1 – Recorrer el Christkindlesmarkt

No hay duda de que una de las cosas imprescindibles que hacer en Núremberg en Navidad es visitar este mercado. Es el mayor de los que se instalan en la ciudad y muchos deciden viajar a Núremberg atraídos por él. Tiene cerca de 170 puestos en los que venden desde muñecos Playmobil a figuras para el Belén, adornos para el árbol o bellas casas de cerámica, reproducciones en algunos casos de los edificios medievales de la ciudad. Tampoco faltan en este mercado puestos de comida y bebida.

que hacer en Núremberg, mercado de Navidad

Su ubicación es espectacular. Ocupa toda la Hauptmarkt, la plaza del mercado. Domina el mercado la bella silueta de la Iglesia de Nuestra Señora. Y entre los puestos que la rodean se puede ver parte de la Fuente Bonita. Para quien haya escuchado hablar de su anilla dorada que da buena suerte, decir que la parte de la fuente en la que se encuentra queda libre de tenderetes.

Mercados navideños de Alemania

Son tantos los puestos del mercado que lo mejor es ir hasta la Oficina de Turismo. Allí se pueden solicitar los folletos sobre el mercado que se editan cada año. Además de información sobre los eventos que tienen lugar en el mercado ofrecen rutas a través de los puestos con temáticas concretas.

que hacer en Núremberg, mercado navideño

2 – Subir a la Torre de San Sebaldo

Para poder subir a esta torre hay que tener suerte. O bien organizar el viaje para estar en Núremberg un jueves o un sábado de diciembre. Esos días hay una visita guiada a las 16:30 horas. El ascenso es a pie y se llega a lo más alto de la torre izquierda de la iglesia. Desde allí las vistas de la ciudad son espectaculares. Tienes la ciudad a tus pies, incluidas sus luces navideñas y mercados.

Quienes visiten la ciudad en julio y agosto, también pueden apuntar esta actividad en la lista de cosas que hacer en Núremberg. El horario es el mismo que en diciembre y los precios 6 € para adultos y 2 € para niños.

que hacer en Núremberg

3 – Brindar con glühwein

Por la Navidad, el Adviento, por el viaje, por estar allí… Cualquier razón puede valer para brindar con una taza de glühwein. O lo que es lo mismo, vino caliente con especias. Yo os confieso que el primero me costó un poco. Es un sabor al que no estamos acostumbrados. Pero cuando llevas dos o tres (no seguidos, no os volváis locos) le vas cogiendo el gusto y agradeciendo como te calienta por dentro mientras las manos también van entrando en calor.

Hay muchos puestos de esta bebida típica de Adviento. Venden solamente eso, vino que se elabora con especias (clavo, canela, anís estrellado), azúcar y que tienen calentado a fuego lento. Atención cuando vas a pagar. Además de cobrarte el vino, tendrás que dejar un depósito generalmente de 3 € por la taza. Si te la llevas o la rompes, adiós 3 euros. Si decides devolverla (puedes hacerlo en cualquier puesto del mercado en el que vendan glühwein), te devolverán tu depósito. Y si te gusta mucho puedes comprar también alguna de las botellas a la venta.

que hacer en Núremberg, mercado navideño

Intenté averiguar cuantas tazas se fabrican cada año en Núremberg para su mercado. Y no conseguí averiguarlo, parece que es un secreto casi de estado. Pero entre las que se deben romper y las que la gente se lleva de recuerdo (cada año cambia el diseño), debe ser miles.

4 – Buscar estrellas de Herrnhut

Paseando por Núremberg nos llamaron la atención una grandes estrellas rojas que colgaban en lo alto de algunos edificios del casco antiguo. No eran las típicas estrellas de cinco puntas con luz interior que venden hasta en IKEA. Estas son muchos más bonitas y elaboradas. Cuentan nada menos que con 25 puntas. Tanto me gustaron que busque información sobre ellas.

El origen de estas estrellas de papel se sitúa en Sajonia. Concrétamente en Herrnhut, el pequeño pueblo que las da nombre. Se llevan elaborando desde hace 160 años y desde entonces son un símbolo del Adviento en Alemania. La primera de estas estrellas la diseño un profesor del pueblo para explicar geometría a sus alumnos. Estos comenzaron a hacerlas con sus propias manos y regalarlas a familiares. La tradición fue creciendo y hoy es casi imposible pasear en diciembre por alguna ciudad alemana cuyas casas no tengan una de estas estrellas iluminando su fachada. Se pueden adquirir en los mercados navideños de la ciudad. Las hay de papel para el interior y de plástico para colocarlas fuera de casa.

que hacer en Núremberg

5 – Comer salchichas de Núremberg

Una de las cosas que comer en Núremberg en cualquier momento del año son sus salchichas. Esas pequeñas, nunca más grandes que un dedo. Son tan singulares que cuentan con denominación de origen desde el año 2003.

Cuando llega diciembre, una de las cosas que hacer en Núremberg es comerse un bocadillo de estas salchichas en el Christkindlesmarkt. A pesar del frío nadie parece que pueda resistirse al sabor de estas deliciosas salchichas. Aunque están buenas en cualquier puesto, si queréis probar las mejores del mercado buscad el puesto de Hax’n Liebermann.  La diferencia es que estas salchichas se hacen en brasas de leña. Algo que parece marcar la diferencia.

6 – Pasear en coche de caballos

Coincidiendo con las fechas del mercado de Navidad se puede recorrer el casco histórico de Núremberg en un antiguo coche de caballos. Esta berlina es la réplica realizada en 1939 de un coche de 1874. Tiene 9 plazas y un cómodo interior desde el que disfrutar del paseo por la ciudad mientras se escucha el sonido de los cascos de los caballos al golpear el empedrado. Son dos los coches que realizar cada día este paseo. Los caballos de tiro, impresionantes al verlos de cerca, con sus largas crines blancas, son reemplazados cada tres o cuatro horas. Mientras permanecen parados se les tapa con cálidas mantas.

Quienes queráis incluir estas actividad en su lista de que hacer en Núremberg en Navidad, tomad nota de lo siguiente. La salida de los coches está frente al Hotel Sorat Saxx, muy cerca de la Iglesia de San Sebaldo. El paseo dura unos 15 minutos y el precio es de 4 € para adultos y 2,5 € para los niños.

que hacer en Núremberg

7 – Ir de compras a un museo

En la calle que lleva desde Hauptmarkt hasta el castillo hay un precioso edificio que desapareció en los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial y que se reconstruyó a imagen del original. Se trata del Statmuseum Fembohaus. Fue en el siglo XVI la casa de unos importantes mercaderes de la ciudad. Solo por visitar sus bellas sala con artesonados y estucos merece la pena pagar la entrada, subir en ascensor hasta la última planta e ir bajando por las escaleras mientras se escucha en la audioguía incluida en el precio todo sobre el edificio, su colección y la historia de la ciudad.

que hacer en Núremberg

Durante las semanas previas a Navidad, el museo se utiliza además como mercado de artesanía. Pero no un mercado cualquier. En las salas del edificio exponen sus artículos artesanos. Lo hacen con mucho gusto y todo encaja a la perfección en cada una de las salas. No es este el lugar en el que comprar baratijas. Todo son productos de calidad a precios nada económicos. Pero si quieres hacer un regalo original ya sea un bolso, un adorno o una pieza de joyería, seguro que aquí lo encuentras.

8 – Recibir al Christkind de Nuremberg

Si hay una estrella de verdad en el mercado de Núremberg es si duda el Christkind. Con sus largos rizos dorados, su corona y su vestido blanco es el símbolo del mercado que lleva su nombre. Este personaje tan popular en la ciudad es una representación del Niño Dios. Cada dos años se elige una nueva joven que lo encarne. Se exige a las candidatas una serie de requisitos, como vivir en al ciudad, tener entre 16 y 19 años y no medir menos de 1,60 metros. Además deben ser sociables y tener don de gentes. Su papel es muy importante en la ciudad, ya que para empezar, el Christkind es el encargado de inaugurar el famoso mercado de Núremberg nada menos que desde 1948.

Mercados navideños de Alemania Nuremberg

Durante las semanas que está abierto el mercado se puede ir a recibir al Christkind cada día de martes a viernes a las 15:00 horas. A esa hora hay mucha expectación en el escenario delante de la puerta de la Iglesia de Nuestra Señora. Allí llega el Christkind con los dos ángeles que le acompañan, responde a algunas preguntas y luego firma autógrafos y posa para las decenas de fotos que los presentes quieren hacer.

9 – Endulzarse con pan de jengibre

Las calles de Núremberg huelen a especial. A las del vino y también a las del lebkuchen, un pan que comenzaron a elaborar los monjes franconios en el siglo XIV. Harina, miel, huevos y frutos secos son algunos de sus componentes. Pero sin duda su sabor inconfundible viene dado por la canela, el anís, el clavo o el jengibre.

que hacer en Núremberg

No hay duda de que una de las cosas que hacer en Núremberg es comer una de estas obleas. Y no hay mejor lugar para hacerlo que el  Christkindlesmarkt. Son muchos los puestos en los que comprar alguna de las variedades de este dulce tan típico de la ciudad. Los puedes comer en el momento o comprar en alguna bonita lata como recuerdo o quizá como regalo navideño.

10 – Tomar una cerveza con las mejores vistas

Aunque pasear por el mercado es muy entretenido y son muchas las cosas que ver, lo cierto es que no se tiene una buena perspectiva del mismo. Por eso nada mejor que buscar un lugar elevado para disfrutar de la vista. Seguro que hay más opciones, pero nosotros tras dar una vuelta por la plaza decidimos subir a un local al oeste de la plaza: el restaurante Oberkrainer. Había anochecido y solamente queríamos tomar algo antes de ir a cenar. Por ello lo que nos interesaba era un lugar con una ventana desde la que ver el mercado iluminado mientras bebíamos una cerveza.

que hacer en Núremberg, mercado navideño

Encontramos el lugar perfecto en este restaurante. Nos pusieron en una pequeña mesa junto a la ventana. Y pedimos permiso para salir a la terraza del restaurante, también en un piso alto, para poder hacer alguna foto. Sin duda merece la pena encontrar un lugar como este para disfrutar de una perspectiva diferente del precioso mercado de Núremberg.

Comentarios (06)

  1. Espero visitar Nuremberg el próximo año, nos quedó pendiente este verano y tengo muchas ganas. Me ha encantado la tradición de las estrellas rojas, lo del vino caliente, nosotros lo probamos en Budapest y mucha gracia no me hizo pero sí ayuda a entrar en calor.
    El pan de jengibre me ha recordado a las aventuras de los Cinco…aunque lo de ellos era bebida no? Un abrazo guapa y mis mejores deseos para el 2019.

  2. No imagino mejor manera de encarar las fiestas que visitando un mercado de este tipo. Si no te contagia el espiritu festivo es porque sos de hielo. Realmente bello, un lugar de pelicula navideña!

  3. Hace unos años estuve en Londres viviendo el espíritu navideño y visitando mercadillos. Me ha gustado mucho el viaje que has hecho por Alemania y me lo apunto para ir este año. Lo que no sabía era que el día 23 cierran todo, en Inglaterra es el 24 y 25, no hay ni transporte público, ya el 26 se celebra el box day (día de compras).

    1. El último día de mercadillos es en casi todas las ciudades el 23. Si llegas después de ese día encontrarás decoración navideña pero ya no esos mercados tan típicos.

Post a new comment