Viajar a Uzbekistán: información práctica y consejos 2024

por Cristina Monsalvo
viajar a uzbekistán

Uzbekistán es el país más turístico del Asia Central. En pocos años su gobierno ha dejado de poner trabas a los viajeros que querían acceder a su territorio, siendo ahora muy sencillo viajar a Uzbekistán. La facilidad para acceder y moverse por el país, sus precios bajos y la seguridad han hecho que, en poco tiempo, este país ligado para siempre a la Ruta de la Seda se haya convertido en el objetivo de muchos viajeros. Ya sea para conocer el país por libre o en algún grupo organizado.

Si está en tu mente viajar a Uzbekistán, en este post vas a encontrar toda la información que necesitas para organizar tu periplo. Y si de momento no has pensado conocer este país, te aconsejo que no lo dejes pasar y te animas a visitarlo. Aunque cada vez recibe más turistas, de momento no está masificado y se pueden visitar muchos lugares con mucha tranquilidad.

Información práctica para viajar a Ukbekistán en 2024

Hay países como Uzbekistán en los que las cosas cambiar con suma rapidez. La documentación que hace poco era obligado tener ahora es prescindible. Donde antes era necesario tener siempre dinero en efectivo ya se permiten tarjetas de crédito. Y así una cosa tras otras. Por ello toma buena nota de lo que vas a leer a continuación para hacer que viajar a Uzbekistán sea mucho más sencillo de los que podías imaginar.

Documentación para viajar a Uzbekistán

Los españoles, los ciudadanos de la Unión Europea y muchos latinoamericanos estamos de suerte: desde 2019 ya no es necesario solicitar un visado para entrar en Uzbekistán. Es suficiente tener un pasaporte con una caducidad no inferior a 3 meses a partir de la fecha de finalización de la estancia. Con ese documento podemos permanecer en el país 30 días sin visado.

Añadir que al contrario que en otros muchos países, para entrar en este país de Asia Central no hay que rellenar ningún tipo de formulario, algo muy habitual en otros destinos. Nada de contar cual es tu profesión, en que dirección te vas a quedar o cuanto dinero llevas contigo.

Registro de viajeros

Los turistas que viajamos a Uzbekistán estamos obligados a registrar el pasaporte en la policía durante los tres primeros días de estancia en el país. Los hoteles se encargan de ese trámite, por lo que quienes eligen ese tipo de alojamiento no deben preocuparse por el mencionado registro.

Hay que recordar pedir en cada uno de los hoteles en los que nos alojemos durante la estancia un comprobante en el que deben aparecer las fechas, los nombres y el nombre del alojamiento. Se supone que te los pueden pedir al abandonar el país. En nuestro caso nos los solicitaron, pero solamente teníamos ese documento de un par de hoteles y no llegué ni a mostrarlos. Me limité a decir el nombre de varios de los hoteles en los que habíamos estado y les bastó. Supongo que este trámite terminará por quedar olvidado pues es una molestia innecesaria para el viajero.

Por otro lado, aquellos que no vayan a alojarse en un hotel durante esas primeras 72 horas en el país deben realizar el registro ellos mismos en Registro Viajeros Uzbekistán y pagar las tasas turísticas correspondientes a todos los días que va durar su viaje a Uzbekistán. Supongo que no quieren que ningún extranjero, ya duerma en una casa particular o en un hotel de 5 estrellas, deje de abonar en cada ciudad la correspondiente tasa turística.

Seguro para viajar a Uzbekistán

Nunca te marches de viaje sin contratar un buen seguro de viaje. Es un dinero bien invertido, aunque sea en un producto del que esperamos no tener que hacer uso en ninguna situación. Pero nunca sabemos que problemas podemos tener la viajar a Uzbekistán o cualquier otro destino. Desde retrasos en el vuelo a perdida de equipaje o problemas médicos.

A continuación te dejo enlaces a los de las aseguradoras con las que contrato mis propios seguros de viaje. Por ser lector de mi blog, tienes asegurado un descuento en cada una de ellas.

  • Heymondo: 5% de descuento accediendo directamente desde el anterior enlace (en algunos momentos del año, como Semana Santa, ese descuento puede aumentar hasta un 15%)
  • Intermundial. Con esta aseguradora tienes garantizado un 10% de descuento . Si no se aplica de forma automática la hacer la contratación, puedes utilizar el código KRISPORELMUNDO10.

Vuelos a Uzbekistán desde España

Aquellos que vamos a viajar a Uzbekistán desde España pueden hacerlo desde varias ciudades españolas (Valencia, Madrid o Barcelona entre otras) con una sola escala.

La compañía elegida por un alto porcentaje de pasajeros es la Turkish Airlines. Una de sus ventajas es la frecuencia de los vuelos. Otra, la opción de entrar en Uzbekistán por una ciudad y dejar el país por otra, siempre con una sola escala. Los precios varían en base a la ciudad de origen, la de destino y las fechas, pero en general, con esta compañía, el vuelo de ida y vuelta con equipaje facturado ronda los 650 €.

También son buenas opciones para los que solamente quieran hacer una escala Emirates y Qatar, aunque tiene precios algo más elevados.

A los que no les importe hacer más escalas e invertir más tiempo en el trayecto, pueden comprar los vuelos en distintas compañías de bajo coste, como Ryanair o Wizz Air.

Por último comentaros que nuestros vuelos a Tashkent desde Madrid fueron con la compañía aérea polaca, LOT. Al buscar los vuelos para nuestras fechas apareció como opción esta aerolínea a unos precios mucho más económicos que cualquier otra: 322 € i/v. Solamente una escala en Varsovia tanto a la ida como a la vuelta y con horarios de viaje bastante convenientes. Añadimos por 60 € una maleta de 23 kilos por persona, con lo que el precio final del vuelo fue de 382 €.

La única pega era que al regresar a España la escala era de 20 horas. Una pega que nosotros aprovechamos para hacer noche en la capital polaca y disfrutar de una tarde de paseo por el centro de la ciudad. En esa tarde/noche nos gastamos entre hotel, taxis y cena unos 100 € más por persona. Aun así, nos ahorramos un buen pico comparado con el precio de los vuelos con la Turkish Airlines.

Cuántos días necesitas para viajar a Uzbekistán

Esta es la pregunta del millón. Cada viajero tiene un ritmo y unos intereses, siendo la suma de ambas cosas la que nos indica el tiempo de que, en este caso, debemos invertir en viajar a Uzbekistán.

Hay quienes pasan una semana en el país, otros 15 días y algunos que no tiene ninguna prisa, un mes o más. Después de nuestro viaje por tierras uzbekas yo os diría que estar solamente una semana implica correr demasiado, aunque os queráis limitar a conocer las ciudades más importantes. ya que uno llega hasta este país de Asia Central ¿por qué correr para conocerlo o pasar por él casi de puntillas?

Personalmente credo que este es el tiempo mínimo a para visitar cada uno de los lugares que nosotros hemos conocido.

  • Tashkent 2 días
  • Khiva 1 día
  • Bujará 2 días (si se cuenta con medio día más, es perfecto para conocer algún lugar extra en los alrededores)
  • Samarcanda 2 días
  • Valle de Fergana 2 días (para poder visitar Kokand y Margilon)

A esto hay que sumar los tiempo de viaje necesarios para ir de una ciudad a otra y el necesario para conocer desde Khiva los castillos de Corasmia o desde Samarcanda la ciudad de Shahrisabz. También habrá quien quiera ir a Nukus y hasta el desaparecido Mar Aral. Son opciones que pueden completar un viaje de dos semanas.

Nuestro itinerario en Uzbekistán

Este ha sido nuestro itinerario con un total de 12 noches. ¿Cambiaría cosas? ¿Eliminaría algo? La verdad es que el tema vuelos/trenes ha condicionado un poco la ruta. Yo tenía mi ruta hecha, los trenes mirados, comprado el vuelo interno a Urgench… y cuando fui a adquirir los billetes de tren me encontré con un trayecto que no estaba disponible. Eso me obligó a cambiar todo y adaptarme a la nueva situación.

Si volviera a viajar a Uzbekistán y quisiera visitar estos lugares, empezaría por el Valle de Ferganá, haría la ruta justo al revés, añadiendo un día del algún modo para conocer los castillos cerca de Khiva.

Por lo demás, creo que han sido tiempos bastante adecuados, con momentos para descansar, sentarnos a tomar algo y charlar sin sentirnos agobiados por no haber visto uno u otro lugar.

  1. Llegada a Tashkent a las 7:55 a.m. Taxi hasta el hotel, desayuno y visita a la ciudad.
  2. Día completo en Tashket. A las 21:00 horas vuelo a Urgench y taxi hasta Khiva. Llegada a las 23:00 horas.
  3. Todo el día en Khiva, conociendo los palacios, murallas, madrazas y mezquitas de esta ciudad.
  4. Tren a las 11:00 horas hacia Bujará. Llegada a las 18:00 horas (taxi al hotel)
  5. Por la mañana visita de Bujará. Después de comer, taxi hasta Sitorai Mohi Hosa, palacio del último emir.
  6. De nuevo recorremos las ciudad por la mañana y por la tarde nos vamos en furgoneta compartida a Char Bakr, un recinto funerario a pocos kilómetros de Bujará.
  7. Antes de irnos hacia nuestro siguientes destino cogemos un taxi para visitar el sitio religioso de Sahi Naksibend Behaeddin-i. Tren a Samarcanda a las 14:30 horas y llegada a la ciudad a las 16:15 horas. Taxi hasta el hotel y paseo por el Registán antes de cenar.
  8. Día completo en Samarcanda.
  9. De nuevo pasamos el día en la más famosa de las ciudades de la Ruta de la Seda.
  10. Este día contratamos un taxi para desplazarnos a Shahrisabz, ciudad ligada a Tamerlán. Está a 2 horas de viaje de  Samarcanda, ciudad a la regresemos para un último paseo antes de subir a las 22:00 hora al tren con destino el Valle de Ferganá.
  11. Llegada a Kokand a las 7:15 horas, taxi hasta el hotel, desayuno y salida en taxi hacia Margilon. Noche en Kokand.
  12. Durante el día, visita a Kokand. Tren con destino Tashkent a las 17:30. Llegada a la capital uzbeka a las 22:00 horas. Noche en la ciudad.
  13. Vuelo de regreso a Europa a las 10:00 horas con salida desde Tashkent.

Viajar a Uzbekistán por libre o en grupo

Uzbekistán es un país al que se puede viajar por libre sin ningún problema. Es sencillo recorrer el país y conocer sus ciudades sin sumarse a ningún grupo organizado. Cada vez son más las facilidades que este país de Asia Central ofrece a los viajeros que llegan a él.

Sin embargo, al viajar a Uzbekistán es cierto que nos encontramos mejores viajeros que estuvieran visitando el país como nosotros, por libre, y sí un buen número de grupos organizados. La mayoría italianos, rusos, alemanes y franceses. Nos cruzamos tan solo con un par de grupos de españoles. Está claro que no todo el mundo tiene ganas ni capacidad para organizar un viaje por libre, algo que convierte estos viajes en grupo en una fantástica opción para conocer Uzbekistán.

Por otro lado, y aunque se viaje de forma independiente, siempre se pueden contratar visitas guiadas concretas para descubrir la historia, la cultura y al arquitectura de cada una de las ciudades uzbekas. Yo os recomiendo tener en cuenta las siguientes opciones.

  • Tour privado por Samarcanda. Este tour tiene una duración de 8 horas. Incluye el transporte por la ciudad y guía privado en español.
  • Excursión privada a Shahrisabz. Se trata de la excursión más popular que se puede hacer desde Samarcanda. Tiene una duración de unas 7 horas e incluye transporte y guía en español.
  • Tour privado por Bujará. Nada como visitar una de las ciudades más bellas de Uzbekistán de la mano de un guía profesional que conozca todos los secretos de Bujará.
  • Tour de día completo con guía por Tashkent. El tour perfecto con guía en español para conocer una ciudad mucho más interesante de lo que puede parecer antes de visitarla.

Conectividad y SIM en Uzbekistán

La conectividad no es demasiado buena en este país. Fuera de las grandes ciudades te puedes quedar sin internet en un abrir y cerrar de ojos (en los trayectos en tren no cuentes con tener conexión). En los hoteles suelen tener Wi-Fi, aunque pocas veces funciona realmente bien.

Personalmente creo que merece la pena comprar una tarjeta SIM nada más aterrizar. En nuestro caso entramos en el país por Taskent y nada más pasar el control de pasaportes encontramos un par de puestos de ventar de tarjetas SIM. Elegimos el primero y pudimos comprar por 70.000 UZB (unos 5 €) una tarjeta de 80 GB con la que hemos tenido datos sobrados para nuestro viaje de 12 días por tierras uzbekas.

viajar a uzbekistán

Dinero para viajar a Uzbekistán

Después de muchas dudas y consultas en relación al tema moneda/cambio divisas/uso tarjetas de crédito tengo que deciros que la cosa actualmente es mucho más sencilla de lo que yo pensaba.

Cambio de divisas

Para empezar, puedes cambiar con absoluta facilidad euros o dólares en el propio aeropuerto. En el caso de Tashkent, la oficina de cambio está junto a las cintas de recogida de equipajes. Te darán los UZB (sum) en billetes grandes y en buen estado.

En el momento de nuestro viaje a Uzbekistán el cambio era:

  • 1 € = 13.550 UZB
  • 1 $ = 12.690 UZB

Mercado negro para cambiar moneda en Uzbekistán

Si bien hace años el ilegal pero permitido mercado negro era el lugar perfecto para cambiar moneda, ya no es así. La diferencia en cambiar dinero en un banco u oficina o hacerlo en el mercado negro es tan ridícula que no merece la pena en absoluto buscar o esperar a alguien que te ofrezca cambio (cada vez hay menos cambistas, pero si los buscas, los mercados suelen ser el lugar más sencillo para encontrarlos).

Nosotros por curiosidad, en Samarcanda, preguntamos a un hombre que nos ofreció cambio. Nos daba 13.200 UZB por $, es decir, 0,05 $ más por dólar que en la oficina de cambio. Teniendo en cuenta que no hace falta llevar mucho dinero en efectivo al viajar a Uzbekistán, si cambias 100 $ habrás conseguido unos 50.000 UZB más (el equivalente a 4 $).

Pago con tarjetas de crédito

El pago con tarjeta esta más que implantado en Ukbekistán. Museos, hoteles, restaurantes, tiendas y hasta el metro admiten esta forma de pago. Aún queda algún lugar en el que no queda más remedio que abonar el importe en efectivo, pero son los menos.

En cuanto a las comisiones, lo mejor es preguntar a tu banco si las cobra por pagar con tarjeta en una moneda diferente al euro. Yo pregunté hace tiempo en mi entidad bancaria y me confirmaron que no cobran ninguna comisión, el importe que se carga es el correspondiente al cambio de divisa el día de la compra.

Una de las cosas que pueden ocurrir sea cual sea la tarjeta que utilices es que en algunos establecimientos te cobre una comisión por pagar con tarjeta de crédito. Da igual la que sea, no es un cargo de tu propia tarjeta sino del negocio en el que estás pagando que de forma automática carga ese importe. Lo de toda la vida de si pagas con tarjeta te cobro más, aunque en Uzbekistán el importe es realmente bajo.

Es cierto que es ligeramente más favorable económicamente llevar efectivo que pagar con tarjeta, pero poder utilizar este último medio de pago la verdad es que da bastante tranquilidad en cuanto a no tener que llevar demasiado dinero en efectivo o estar apurado por si te quedas sin él.

Cajeros automáticos

Otro tema que el  que se puede estar totalmente tranquilo al viajar a Uzbekistán es que si necesitas dinero en efectivo vas a encontrar cajeros con absoluta facilidad. Los hay en todas las ciudades y no faltan cerca de los puntos más turísticos de cada una de ellas. También podéis encontrar uno en el propio aeropuerto, junto a la oficina de cambio.

Cuándo viajar a Uzbekistán

Para evitar el frío de los meses de invierno (entre noviembre y marzo) y los calores del estío, lo mejor es viajar a Uzbekistán en primavera y otoño.

Los meses de abril a junio son bastante favorables para hacer turismo en Asia Central. En Uzbekistán, con la primavera los parques y jardines se llenan de flores, los campos se tiñen de verde, las temperaturas son suaves y los días tienen más horas de luz (en mayo amanece poco después de las 5 a.m. y cae la noche a eso de las 8 p.m.). Pero (siempre hay un pero) es también una época bastante lluviosa. Porque en contra de lo que muchos creen, este país es bastante más verde y lluvioso de lo que cabría esperar, sobre todo en los alrededores de ciudades como Bujará o Samarcanda y en todo en el Valle de Fergana.

En cuanto al otoño, septiembre y octubre son buenas opciones para conocer el país. Los días van siendo más cortos, los campos han perdido su color verde pero las temperaturas siguen siendo agradables.

Viajar a Uzbekistán: idioma

El idioma oficial de este país es el uzbeko. Pero enseguida se percibe que el ruso sigue siendo una lengua en uso en el país. En muchos sitios conviven ambos idiomas, como en los menús de los restaurantes o las indicaciones del metro. Pero en algunos casos, como cuando os den la cuenta en restaurantes o cafeterías, vais a encontrar la lista de lo que habéis tomado solamente en ruso.

Aunque el uzbeko es una lengua que no se habla más allá de las fronteras del país, os recomiendo aprender un puñado de palabras en ese idioma al viajar a Uzbekistán. No sabéis la cara de agradecimiento (y hasta de alegría) que pondrán las personas a las que les deis las gracias o las buenas noches en uzbeko.

Nosotros aprendimos solamente las siguientes y las utilizamos un montón de veces cada día, sobre todo en un país en el que poca gente habla inglés y hay que romper el hielo de algún modo.

  • Gracias = rakhmat
  • Adiós = xayr (pronunciado algo así como haier)
  • Buenos días = xayrli tong
  • Buenas noches = xayrli tun
  • Hola = salom
  • Sí = ha

Alojamientos para viajar a Uzbekistán por turismo

La oferta hotelera cada vez es más amplia en este país. Podemos encontrar desde hostels y alojamientos muy básicos a hoteles de lujo. Pero que nadie espere encontrar establecimientos en los que el lujo asiático es el protagonista. Aquí es todo más sencillo y menos ostentoso, aunque no por ello falto de calidad. Hay que recordar que al viajar a Uzbekistán no estamos en el Sudeste Asiático sino en una antigua República Soviética. Y eso se nota.

Os recomiendo hacer las reservas con tiempo, muchos hoteles son tipo boutique, con pocas habitaciones y no tardan mucho en estar completos en temporada alta.

En Khiva merece la pena alojarse dentro de Ichon-Qala, el centro histórico y amurallado de la ciudad. En Bujará, buscar un hotel que ocupe alguna antigua madraza (se cuentan entre los alojamientos más bellos de Asia Central). Samarcanda en muy grande y yo os recomendaría elegir un establecimiento cerca del Registán (la famosa plaza de la ciudad). No os cansaréis de ver ese espectacular lugar y cerca hay varios restaurantes interesantes.

Respecto a Tashkent, aquí elegir uno u otro alojamiento puede depender más de vuestro gusto personal o necesidades que de la propia ubicación. La ciudad es tan grande y todo lo que hay que ver está alejado entre sí que no queda más remedio que recurrir al transporte público para moverse, por lo que es imposible encontrar un hotel situado cerca de todo. Lo importante en este caso, para mí, es que el establecimiento esté cerca de una boca de metro.

Por último, si vais al Valle de Ferganá, puede ser una buena idea tener base en Kokand. El tren tiene parada allí, hay varios lugares interesantes para visitar y siempre se puede contratar un transporte o moverse en tren a otras localidades como Margilon o Ferganá.

Hoteles recomendados para viajar a Uzbekistán

A mi me llevó mucho tiempo dar con los alojamientos perfectos para nuestro viaje. En algún caso me demoré más de la cuenta en hacer la reserva y al final tuve que buscar otra opción. En general estoy bastante satisfecha con los hoteles que elegimos para viajar a Uzbekistán. Por ello os sus nombres a continuación, por si os sirven como referencia. Podéis hacer la reserva directamente desde cada enlace a través de Booking. Recuerda que este buscador ofrece los mejores precios garantizados y descuentos especiales gracias a su programa Genius.

  • Marhaba Boutique Madrasah. Este alojamiento en Bujará ocupa una antigua madraza. Las habitaciones ocupan las antiguas aulas y rodean un bonito jardín. Ubicación perfecta, tranquilidad y buena atención. Muy recomendable.
  • Hanifa Boutique Hotel. Un hotelito de Samarcanda tiene un puñado de habitaciones sencillas pero cómodas y muy limpias. El personal es un plus en este alojamiento que también tiene un cuidado patio lleno de plantas y en el que ofrecen un fabuloso desayuno.
  • Khans Palace Hotel. No ha sido el mejor alojamiento de nuestro viaje. Pero de entre todo lo que había disponible en Khiva me pareció lo más cercano a nuestro gusto. Si os decidís por él, elegir habitaciones deluxe, son más modernas y bonitas.
  • Corner Hotel Tashkent. Pasamos en este hotel la última noche de nuestro viaje. Y nos encantó. La habitación ligeramente abuhardillada y con terraza era muy atractiva. Las camas muy cómodas, el baño amplio y todo muy limpio. La cercanía a la estación de tren y al aeropuerto nos hicieron decantarnos por este alojamiento.
  • Hotel Marwa Tashkent. Nuestro primer hotel al viajar a Uzbekistán fue este en la capital. Moderno, con habitaciones amplias y un personal que es uno de los fuertes del establecimiento. Otro punto a su favor es la cercanía al Bazar Chorsu y a la estación de metro del mismo nombre.
  • Silk Road Kokand Hotel. Ha sido nuestro alojamiento en el Valle de Ferganá. Amplias habitaciones, un gran jardín y la cercanía al palacio de la ciudad lo convierten en una opción a tener en cuenta.

Comida uzbeka

En este tema tengo que ser sincera con vosotros: la comida uzbeka es aburrida y si no te gusta la carne lo llevas bastante mal. El cordero, la vaca y el pollo (afortunadamente este ave está también presente en todos los restaurantes y casas de comida del país) son los grandes protagonistas de la gastronomía de Uzbekistán.

viajar a uzbekistán

Ya sea en pinchos, formando parte del famoso plov uzbeko o dentro de las somsas (hojaldres rellenos), la carne es una constante.

Los laghman (unos fideos largos y gruesos) son otro de los platos típicos del país. Se cocinan con verduras y a veces huevos. Y casi siempre con algún tipo de carne.

El queso es también muy popular para comer en Uzbekistán. Lo podéis encontrar como relleno de algún tipo de somsas (a veces combinado con queso o carne) o en platos surtidos. Los quesos frescos, tipo requesón, son los más ricos.

Algo que se encuentra en la carta de cualquier restaurante son ensaladas y sopas. Una larga lista de ambas. Yo las primeras procuro no comerlas si llevan productos que requieran de lavado como la lechuga (prefiero evitar posibles problemas intestinales por tomar agua o alimentos lavados con ella y no cocinados). Pero hay muchas opciones entre las que no falta lo que para nosotros es ensaladilla rusa.

Merece la pena probar todos los panes que se crucen en nuestro camino. Cada región tiene el suyo pero en todos los casos se cuece en horno de barro, lo que da al pan un acabado dorado. Los hay con forma de plato, de donut gigante (pero sin agujero), de hojaldre, decorados con semillas de sésamo y hasta con dibujos. Acompañan a cualquier comida, desde el desayuno a la cena. Y está tan rico que no hace falta mucho más para disfrutar de un buen pan.

No os olvidéis de los frutos secos. Seguro que los encontráis en los desayunos y los veréis en todos los mercados. Son de calidad y además muy baratos.

La bebida en Uzbekistán

No hace falta estar mucho tiempo en el país para darse cuenta de que la bebida nacional es el té. Se toma en cualquier momento del día, incluso como bebida principal durante el almuerzo o la cena. Se sirve en teteras acompañadas de pequeño cuencos sin asa.

Hasta no hace tanto, tomar un buen café al viajar a Uzbekistán no era tarea fácil. En los hoteles tenían cafeteras de filtro en las que preparaban la bebida sin demasiado acierto. Actualmente hay cafeterías en las ciudades para tomar buen café y casi todos los hoteles tienen máquinas muy similares a las de los hoteles occidentales (no de cápsulas) en las que el café ya huele y sabe a buen café.

Aunque Uzbekistán es un país musulmán, no suele haber problema para encontrar cerveza y otras bebidas alcohólicas en las ciudades más turísticas. Aún así, hay alojamientos, principalmente en Tashkent, con estrictas reglas halal. En ellos está prohibido beber alcohol, ni tan siquiera en la habitación y aunque no te vea nadie. Fue precisamente en la capital donde no tomamos cerveza, pues en ninguno de los restaurantes a los que fuimos la había.

Es sencillo comprar los refrescos más internacionales en cualquier lugar. Pero os recomiendo probar una bebida que yo solamente he tomado al viajar a Uzbekistán y que es muy popular en el país: el moxito. No tiene alcohol (en la lata indica claramente que es 100% halal) ni falta que le hace. Tiene un sabor intenso a limón y menta, lo hay de varias marcas y lo encontramos en casi todos los supermercados del país (también lo venden en los trenes y en muchos restaurantes).

Transporte en Uzbekistán

Moverse por este país no es tarea complicada. Gracias a sus aeropuertos y trenes es cómodo ir de una ciudad a otra. Y dentro de éstas, los taxis suelen la opción más cómoda para ir de un punto a otro. Eso sí, no busquéis los cinturones de seguridad en los asientos traseros: pueden haberlos quitado o condenado tras los respaldos. Además, casi todos los taxis llevan fundan en los asientos, con lo que los enganches de los cinturones quedan condenados.

Avión

Tashkent está conectada por avión con todas las ciudades del país que cuentan con aeropuerto operativo. Hay un par de trayectos que merece tener en cuenta a la hora de organizar la ruta para viajar a Uzbekistán: el que une la capital con Nukus y que va de Tashkent a Khiva. Aunque el tren es también una opción, la diferencia de precio compensa sin duda el ahorro de tiempo en el desplazamiento a esas ciudades.

Trenes en Uzbekistán

Es el medio de transporte más popular para desplazarse por Uzbekistán. Los hay de varios tipos y hacer el viaje en un tren de alta velocidad con cómodos asientos o en uno cuyos vagones están llenos de literas tipo ruso dependerá del trayecto a realizar y, en algunos casos, también del horario del viaje.

Los precios son muy económicos en todos los casos y los billetes se pueden adquirir por internet con mucha facilidad. Solamente hay que registrase en la web oficial de Uzbekistan Railways para encontrar todos los trayectos, precios y tipos de tren. Es importante tener en cuenta que los billetes de tren se ponen a la venta entre 30 y 45 días antes de la fecha del viaje.

viajar a Uzbekistán

Autobús

No es le mejor medio de transporte para viajar por el país. Son pocos los que se ven en las carreteras, salvo los que llevan grupos de turistas. Las carreteras no son buenas y los trayectos resultan casi siempre más rápidos y cómodos en tren.

En las ciudades no son frecuentes, salvo en Tashkent. En la capital hay algunos modernos con aire acondicionado. Otros sin embargo son tan antiguos que cuesta entender como siguen funcionando.

Furgonetas

Una buena opción para ir a lugares cercanos a la ciudad. Se trata de unas pequeñas furgonetas con capacidad para 8 personas (a veces se aprietan tanto que llegan a caber 10). Suelen tener paradas concretas en las zonas de los mercados y salen hacia su destino cuando se llenan. Son muy económicas y, salvo que te toque el asiento delantero, no demasiado cómodas. Aún así, son una buena idea para desplazarse, por ejemplo, a algunos lugares que ver en los alrededores de Bujará.

Taxis

El medio de transporte perfecto para moverse por la ciudad. Los hay oficiales, con la capillita que indica TAXI. Y otros que sencillamente paran junto al viandante para ofrecer sus servicios. Hay que regatear siempre. Aunque es cierto que a veces es tan poco lo que te piden que da hasta un poco de vergüenza decir que te bajen el precio 0,20 €.

Para que os hagáis una idea del precio de los taxis, un trayecto desde el mercado Chorsu de Tashkent hasta el aeropuerto nos costó 40.000 UZB (3 €, 10 kilómetros, 25 minutos de viaje). A la llegada al país, sin embargo, cogimos un taxi del aeropuerto, y aunque regateamos, finalmente pagamos 130.000 UZB por los mismos 10 kilómetros).

viajar a uzbekistán

Hay una aplicación para reservar taxis, muy similar a UBER. Con la diferencia de que en la de Uzbekistán se paga el importe que indica la aplicación en el propio taxi. Se trata de Yandex. El problema es que si no mantienes tu número de teléfono operativo, no puedes descargarla porque hace falta un código. Pero no suele ser problema porque en los hoteles, por ejemplo, siempre hay alguien que tiene instalada la aplicación y no tiene problema en reservarte el taxi.

Metro en Tashkent

La capital es la única ciudad con metro del país. Es una buena opción para recorrer la ciudad, sobre todo por el precio: 2.000 UZB (0,17 €). Las estaciones son amplias y los trenes van desde los muy antiguos e incómodos a los más modernos y cómodos en los que no falta el aire acondicionado.

Lo malo de este medio de transporte es que las estaciones están muy alejadas entre ellas, por lo que casi siempre hay que caminar una buena tirada desde la estación al punto de destino.

metro de tashkent

Viajar a Uzbekistán: religión

Si bien el 90% de los uzbekos de declaran musulmanes, son pocos los realmente practicante. También hay un 9% de cristianos, la mayor parte de ellos ortodoxos de origen ruso.

Durante años, tras los atentados de 1999 en Tashkent, estuvo prohibida la llamada a la oración desde la mezquitas. Poco a poco las cosas van cambiando y durante nuestra estancia en el país escuchamos en varias ocasiones, en distintas ciudades, esa llamada.

Por otro lado, en 2005 hubo una masacre en Andiján (Valle de Fergana). Durante una manifestación en la que la población denunciaba la represión gubernamental y la creciente pobreza de los ciudadanos, la policía comenzó a disparar contra ellos, causando cientos de víctimas. A partir de ese momento, la asistencia a las mezquitas fue cada vez menor, algo que con el paso del tiempo también ha cambiado y los fieles vuelven a asistir a sus templos para reunirse y rezar.

Compras y regateo

Al igual que pasa con la comida, los objetos a la venta que vas a encontrar al viajar a Uzbekistán son casi siempre los mismos. Tejidos de seda o algodón, alfombras, gorritos típicos, bolsos y cerámica. En algunas ciudades también se pueden comprar cuchillos y preciosas tijeras de las que se utilizan para cortar la lana o la seda en los telares.

viajar a uzbekistán

El regatero es obligado. Para que la negociación os se favorable, recordar que es importante no mostrar demasiado interés por lo que más os gusta y tener paciencia. Y por supuesto, si al final os dan el ok al precio ofrecido, lo tenéis que comprar.

Si se os da bien el arte de regatear, es posible que os llevéis lo que queréis por el 50% de lo que os pedían. Pero en Uzbekistán en general el precio de salida suele ser bastante adecuado, por lo que bajar un 20-30% es correcto, tampoco hay que exprimir a los vendedores.

Lavabos públicos

Repartidos por las ciudades hay siempre lavabos públicos. El precio por utilizarlo suele ser de 2.000 UZB. Suelen estar limpios y tener tanto jabón de manos como papel higiénico.

Algunos cafés no tienen lavabo, por lo que dan a sus clientes una tarjetita para que la entreguen en los servicios que suele haber al lado y de ese modo no tener que pagar.

En algunos monumentos ocurre lo mismo. Hay que enseñar el ticket de entrada para poder hacer uso del baño de forma gratuita.

Viajar a Uzbekistán: cómo vestir

A pesar de ser un país con un alto porcentaje de ciudadanos que se declaran musulmanes, las normas de vestimenta no son tan estrictas como en otro países que profesan el mismo credo.

En las grandes ciudades se puede vestir acorde a la climatología. Es decir, si hace calor te puedes poner un bermuda y una camiseta. Nadie te va a mirar por llevar un falda un poco más corta o unos tirantes. Pero personalmente no me parece necesario ir enseñando más carne de la necesaria. Por ello, si se evitan minifaldas y grandes escotes, mejor.

Si es cierto que para entrar en las mezquitas, incluso en sus patios, piden a los turistas que nos cubramos. Hombres y mujeres piernas tapadas. Y nosotras, además, brazos y cabeza. Puedes llevar tu propio pañuelo o ponerte alguno de los que hay a disposición de los visitantes en la entrada de cada recinto sagrado.

Aquellos que tengan la intención al viajar a Uzbekistán de llegar al Valle de Ferganá, debéis saber que esta región la población es mucho más conservadora que en el resto del país. Algo evidente al ver que un grandísimo porcentaje de las mujeres del valle utilizan el al-amira o el hijab para cubrir sus cabezas.

 

Quizás también te interese

2 comentarios

Laura Santaella 07/06/2024 - 4:13 PM

Muy buena informacion. Gracias Cristina. Como te comente, pienso ir, en excursion privada, el próximo año. Un abrazo y a seguir difrutando.

Reply
Cristina Monsalvo 07/06/2024 - 7:21 PM

Qué bien que hayas decidido viajar a Uzbekistán, estoy segura de que lo vas a disfrutar mucho. Un abrazo

Reply

Dejar un comentario

Centro de preferencias de privacidad

    Google

    Analíticas de visitas y tráfico web.

    _ga,_gid,_gat
    _ga,_gid,_gat

    GPDR

    Cookie para obtener información sobre los consentimientos dados sobre la ley GPDR

    gpdr[allowed_cookies],gpdr[consent_types]