Qué ver en Nantes: 10 visitas imprescindibles (y mucho más)

by Cristina
que ver en Nantes

En la ciudad en la que nació y vivió Julio Verne, un elefante gigante pasea por sus calles y hay ninfas que viven en los canales de Loira. Y la cosa no acaba ahí: una línea verde gigante atraviesa la ciudad, un oso duerme plácidamente en un bonito parque y algunos edificios parecen a punto de hundirse por culpa de un suelo demasiado inestable. Estas son solamente algunas de las cosas que ver en Nantes, una ciudad singular como pocas y con suficientes atractivas como para pasar en ella al menos un par de días.

que ver en Nantes

Mi amiga Cris y yo nos fuimos precisamente a pasar en esta ciudad francesa, antigua capital de la región de Bretaña, un fin de semana. A ambas nos supo a poco y nos quedamos con ganas de un poquito más de tiempo para haber podido disfrutar de algunos lugares con más calma.

Fue un fin de semana divertido en el que el objetivo era visitar la mayoría de los lugares que se pueden ver en Nantes. Cumplimos con nuestro objetivo e incluso incluimos en nuestra ruta algún lugar con el que no habíamos contado. Pudimos conocer un poquito de esta ciudad de la que sus propios habitantes dicen que es un poco loca, y a la vista de su arquitectura, de su arte urbano y de su clima, creo que llevan razón. Porque si el primer día disfrutamos de un sol radiante, durante las últimas horas de nuestra estancia en Nantes nos cayó una tromba de agua de esas que ni el mejor de los paraguas te protege.

Yo os voy a contar en este post que lugares ver en Nantes, desde esos imprescindibles por los que creo merece la pena tener en cuenta esta ciudad como inicio de una ruta por los Castillos del Loira o sencillamente como destino para una escapada de un par de días, a otros menos conocidos pero que también merecen ser tenidos en cuenta.

Cómo llegar a Nantes en Francia

Una de las razones por las que nosotras elegimos Nantes para pasar un fin de semana es por los vuelos directos que unen esta ciudad francesa con Madrid a precios realmente atractivos. Compramos los billetes con cierta antelación y el precio no llegó a 70 € i/v con la compañía Iberia Express. También se puede llegar a Nantes desde Sevilla volando con Ryanair o Transavia.

Desde el Aeropuerto de Nantes se puede llegar al centro de la ciudad con el  Autobús Navette Aéroport. La parada está frente al Hall 2, el precio es de 9 € y los billetes se pueden comprar en el propio autobús o en la máquinas autoventa junto a la parada.

Antes de llegar a la última parada (Commerce) puedes bajarte del autobús en la Gare SNCF o cerca de Lieu Unique. Todo dependerá del lugar de Nantes al que te dirijas. Desde cualquiera de esta tres paradas puede continuar trayecto a otros puntos de Nantes en autobús o tranvía.

La línea verde de Nantes

Ya estamos en el centro de la ciudad. ¿Por dónde empezamos a visitar la ciudad? Cómo siempre, todo dependerá de nuestra ubicación e intereses. Pero si no te quieres perder nada de nada de todo lo que hay que ver en Nantes, entonces busca la línea verde.

Sí, has leído bien. Una línea verde. Si la sigues a lo largo de sus 12 kilómetros pasarás por los lugares de visita imprescindible en la ciudad. Actualmente son más de 50 puntos los que une esta línea verde de Nantes, pero cada año se enriquece el recorrido con más obras que pasan a formar parte del arte urbano de la ciudad que vio nacer a Julio Verne y que tuvo como reina a Ana de Bretaña.

arte urbano en nantes

¿Cómo localizar la línea verde de Nantes? Sencillo: mira el suelo. Bajo tus pies verás en cualquier lugar de la ciudad esa línea verde sin fin. Si la sigues sin abandonarla en ningún momento volverás a tu lugar de origen habiendo visto edificios históricos, plazas, fuentes y mucho arte decorando de las calles de las formas más inusitadas que puedas imaginar.

La ciudad no es muy grande y a no ser que os pueda la pereza, la verdad es que caminar es la mejor forma de llegar a cada lugar. Porque aunque puede parecer mucho eso de los 12 kilómetros de línea verde, lo cierto es que cada poco encontraréis algo de interés que yendo en tranvía o autobús se pasaría por alto.

Qué ver en Nantes: 10 visitas imprescindibles

Ahora que ya os he contado que siguiendo la línea verde encontraréis casi todo lo que ver en Nantes, os hoy voy a hablar de los lugares que nosotras conocimos en Nantes. Primero de esas visitar que me parecen imprescindibles si piensas viajar a Nantes. Y luego de otras que os harán tener una visión muy completa de la ciudad de Julio Verne.

Passage Pommeraye

Subiendo la Rue Crébillon, la milla de oro de Nantes, se llega al Passage Pommeraye cuya entrada principal está en la esquina de la Rue du Puits d’Argent y Rue Santeuil. Esta galería seguramente no sea tan famosa como las Galerías Saint Hubert, uno de los lugares que ver en Bruselas, pero os aseguro que no tienen nada que envidiarlas.

El Passage Pommeraye es una de las pocas galerías comerciales de Europa construidas en el siglo XIX con tres niveles. Estos aprovechan el desnivel de la calle, de modo que si entras por la puerta que os mencioné arriba, solamente tendrás que bajar escaleras para recorrer los tres niveles de galerías y salir por la puerta posterior.

Este pasaje es muy luminoso gracias a su techo acristalado. En el interior hay cafeterías, tiendas de moda y también algunas en las que se mezcla la gastronomía con el arte. Ese el caso de La Perle des Dieux. Una tienda de sardinas en la que cada lata es un pequeña obra de arte. Son tan bonitas que se han convertido en algo que comprar como recuerdo. Pero pueden ocurrir dos cosas: que para conservar la bonita lata nunca te comas las sardinas, o que te las comas y termines tirando la lata.

El Passage Pommeraye estuvo dos años en restauración, y ahora que ha abierto de nuevo sus puertas no hay duda de que ha recuperado el esplendor que tenía cuando fue inaugurado. Entre todos sus elementos decorativos lo más llamativo son las estatuas que representan los gremios tradicionales.

Qué ver en Nantes

Horario del Passage Pommeraye

El Passage Pommeraye abre todos los días de 8:00 a 20:00 horas. Cierra el 1 de mayo.

Lieu Unique

¿Te suenan las galletas LU? Pues la antigua sede de esta marca está en Nantes. Desde el año 2000 esas las instalaciones han cambiado de función y ahora aquella fábrica es Lieu Unique, un espacio en el que conviven un bar, un restaurante y una biblioteca. También se celebran en su interior espectáculos y exposiciones.

El edificio se construyó en 1909 y la torre se convirtió en emblema publicitario de la marca LU. En aquel momento eran dos las torres que coronaban la construcción, pero una de ellas se derrumbó en 1974. La torre que quedaba en pie se restauró cuando se rehabilitó la fábrica y sigue siendo el emblema del patrimonio industrial de Nantes.

que ver en Nantes

Castillo de los Duques de Bretaña

La primera imagen que tuvimos de este castillo del Loira no pudo ser mejor: el foso, una pradera, los muros del castillo y de fondo un cielo intenso cielo azul. Es sin duda uno de los lugares que ver en Nantes que nadie debería dejar de visitar.

Este castillo es una mezcla de estilos. Fue el último de los duques de Bretaña, Francisco II, quien decidió convertir el antiguo castillo en una fortaleza medieval. Su hija Ana de Bretaña, dos veces reina de Francia por sus matrimonios, continuó con los cambios en el Castillo de Nantes, levantando edificios de estilo renacentista que se mezclan con los de estilo gótico.

El acceso al castillo es gratuito. Se puede entrar a su patio y rodear sus murallas sin pagar entrada. También se puede caminar por el antiguo camino de ronda entrando y saliendo de las torres. Solamente hay que pagar para entrar en el Museo de la Historia de Nantes, instalado en el interior de la Torre de la Corona. Es una visita realmente interesante en la que se hace un repaso por la historia de esta ciudad francesa a través de maquetas, fotos, libros y diversos objetos que de un modo u otro están ligados para siempre a Nantes.

Si queréis saber más de este edificio así como de los horarios de visita, os invito a leer el post del Castillo de Nantes.

Castillo de Nantes

Museo de las Artes de Nantes

Este es uno de los museos más interesantes que ver en Nantes, sobre todo para los amantes de la pintura. Fue creado por Napoleón en 1801 y su primera colección la formaron cuarenta cuadros procedentes del actual Museo del Louvre. Actualmente el número de obras de este museo alcanza las 12.000 piezas que abarcan desde el arte antiguo al contemporáneo.

El edificio actual se inauguró en 1900 y con su construcción se creó un lugar adecuado donde presentar las obras del Museo de las Artes de Nantes. Tras 6 años de obras, este museo francés ha reabierto sus puestas en 2017 con un 30% más de espacio del que tenía anteriormente. En sus salas se pueden ver pinturas de Georges de La Tour, Ingres, Picasso o Monet.

No hay que dejar de prestar tampoco atención a la elegante fachada del museo, decorada con siete estatuas que representan a las artes, ni a la monumental escalera. Ambas están protegidas como monumentos históricos.

que ver en Nantes

Horario del Museo de las Artes

La entrada al museo es de pago (8 € entrada completa, 4 € reducida). El acceso esta incluido con la tarjeta turística Nantes Pass.

  • Horario de verano (julio y agosto): de 10:00 a 19:00 horas.
  • Resto del año: de 11:00 a 19:00 horas.
  • Abierto hasta las 21:00 horas todos los jueves.
  • Cierra los martes.

Le Jardin des Plantes

Este no es un jardín cualquiera. Aquí se pueden ver aquellas plantas que durante tres siglos trajeron de otros rincones del mundo los navegantes nanteses. Los jardineros de la ciudad cuidaron de esas plantas desconocidas y a día de hoy parte de ellas se siguen cultivando en los elegantes invernaderos del siglo XIX de este jardín botánico.

En Le Jardin des Plantes de Nantes no solamente hay cuidadas praderas, árboles centenarios y estanques habitados por patos. Este jardín se ha convertido en una exposición permanentes de obras de arte. Hay parques infantiles de diseño, extraños bancos que no sirven para sentarse y hasta un gran oso (a mi me parece un oso, pero igual no lo es) que duerme relajado en mitad del jardín. Todo ello es un recuerdo de las distintas ediciones del Voyage à Nantes, un evento que tiene lugar cada año en la ciudad y que la transforma a través de actos culturales y exposiciones.

arte urbano en nantes

Horario de Le Jardin des Plantes

El acceso al jardín es gratuito, la entrada a los invernaderos es de pago.

  • De lunes a viernes de 12:30 a 18:00 horas.
  • Sábados y domingos de 9:30 a 18:00 horas.
  • En invierno el jardín cierra a las 17:00 horas.

Catedral de San Pedro y San Pablo

La construcción de la Catedral de Nantes comenzó en 1434 y se tardaron 450 años en finalizarla. Eso la convierte en uno de los templos franceses que más han tardado en terminarse. Por si eso fuera poco, en la década de los 70 del siglo pasado , la catedral fue pasto de las llamas. Hoy la Catedral es uno de los lugares que ver en Nantes tras haber recuperado su apariencia original.

Se trata de otro de los lugares que se pueden visitar en esta ciudad sin pagar entrada. ¿Qué destaca en esta iglesia francesa?. Para empezar, su fachada no es especialmente atractiva, demasiado sencilla si la comparamos con otros templos góticos franceses. En ella seguro que os llaman la atención las dos torres de su fachada, de 63 metros de altura.

que ver en Nantes

Una vez en el interior su altura no os dejará indiferentes: las bóvedas se levantan a 37,5 metros del suelo (una altura mayor que la de la emblemática Notre-Dame de París). Tampoco pasa desapercibida la blancura de paredes y columnas. Ese color se debe al material con el que fue construida: toba calcárea.

Por último, en la nave derecha se encuentra el sepulcro de Francisco II y su esposa, Margarita de Foix. Fue encargado por su hija, Ana de Bretaña, y está realizado en mármol de Carrara. Además de las figuras de los Duques de Bretaña, el sepulcro está rodeada por esculturas que representan las cuatro virtudes cardinales: prudencia, justicia, fortaleza y templanza.

que ver en Nantes

Buscad la prudencia y veréis el rostro de una joven que se mira en un espejo. En la parte posterior de su cabeza, el rostro de un anciano, una alegoría que muestra a prudente joven que piensa como un sabio anciano.

que ver en Nantes

Horario de la Catedral de Nantes

  • Invierno: 8:30 a 18:00 horas.
  • Verano: 8:30 a 19:00 horas.
  • No se permiten visitas durante los servicios religiosos.

La cripta románica de la Catedral alberga el tesoro y está situada bajo el coro. Hay una segunda cripta del siglo XIX en la que hay una exposición permanente de la historia de la Catedral. El acceso es gratuito pero solamente los meses de verano y el primer domingo de cada mes.

Torre Bretagne

En Nantes solamente hay un rascacielos: la Torre Bretagne. Con una altura de 144 metros es sin duda el mejor mirador sobre la ciudad y uno de los lugares que ver en Nantes. Para disfrutar de la vistas hay que subir hasta el piso 32 (tranquilos, hay ascensor) y allí salir a la terraza exterior que rodea casi toda la torre.

que ver en Nantes

Nosotras queríamos subir al atardecer y casi nos quedamos con las ganas de ver la puesta de sol. Así que desde aquí os doy un consejo: si queréis subir a la torre para despedir el día en fin de semana, no lleguéis con el tiempo justo. Nosotras fuimos pensando que sería llegar y subir, pero no. Suele haber mucha gente esperando a esa hora, de modo que es mejor ir con tiempo. Realmente merece la pena ver la ciudad cuando las luces se van encendiendo y el cielo poco a poco se va tornando negro.

Si no queréis esperar colas y os da igual el momento del día en el que subir a la Torre de Bretaña, entonces mejor id por la mañana. Habrá menos gente y las vistas seguro que son igual de bonitas.

En ese piso 32 hay también un bar, Le Nid. Está diseñado como el nido de una cigüeña gigante y hasta los taburetes tienen forma de huevos. Uno de esos lugares que hacen a Nantes tan singular.

que ver en Nantes

Horario de la Torre Bretagne

Los horarios de apertura de la teraza están regidos por el horario de apertura del bar. Éstos varían dependiendo del mes y el día de la semana, así que para tener claro cuando está abierto el mirado, lo mejor es consultar la web de Le Nid.

Para subir a la torre hay que pagar 1 €. Si tenéis la Pass Nantes, la entrada será gratuita.

Mercado de Talensac

Cuando salgo de viaje, siempre que puedo intento visitar algún mercado de las ciudades por las que paso. Y Nantes no iba a ser menos. En ella merece la pena conocer el Mercado de Talensac, toda una institución en la ciudad. Es el más concurrido de la ciudad y lleva abierto desde 1937 en el corazón del barrio que le da nombre.

En los puestos de este mercado que ver en Nantes no faltan los típicos productos que nos vienen a la cabeza si pensamos en comida francesa: quesos, ostras, patés, vinos, baguettes,… No faltan alimentos de los productores de la zona, sobre todo en frutas y verduras. Ni tampoco artesanos del pan y la bollería. Una de las panaderías del Mercado de Talensac presume de tener el título de la mejor de Francia. ¿Te las vas a perder? ¡Ñam ñam!

que ver en Nantes

Les Machines de l’île

Ya os decía que Nantes es una ciudad sumamente singular. Parece como si la imaginación de su hijo más famoso, Julio Verne, se hubiese adueñado de todo la ciudad. Un claro ejemplo de ellos son Les Machines de l’île, una atracción turística que parece sacada de las mentes de Leonardo da Vinci y Julio Verne.

En la isla del Loira se puede visitar este proyecto de de la compañía La Machine. Un carrousel dedicado al mundo marino, una sala en la que se exponen las curiosas máquinas que esta compañía crea para sus espectáculo y atracciones y en breve, también un árbol: Arbre aux Hérons.

Pero si algo destaca entre todo ello es el Elefante de Nantes, un máquina gigante que pasea por las calles de la isla y que si bien se puede entrar en ella, lo que es verdaderamente impresionante es verla en caminar, moviendo su trompa, sus orejas y hasta pestañeando. Os aseguro que es uno de los imprescindibles que ver en Nantes y una de esas cosas que a día de hoy aún consigue sorprender a los viajeros.

Elenfante Nantes

Arte urbano

Siguiendo la línea verde que recorre la ciudad se pasa por todos los lugares que os he mencionado. Todos son grandes y fáciles de identificar. Pero esta línea, durante su recorrido, pasa otros puntos que poco a poco han ido formando parte de la ciudad y ahora ya son lugares que ver en Nantes. Algunos son esculturas de mayor o menor tamaño. Otros son graffitis que en muchos casos hablan del espíritu nantés. Y en otros casos son rótulos de tiendas o jardines escondidos.

Hay que recorrer Nantes con todos los sentidos alerta, porque os aseguro que donde menos os podáis esperar habrá algún elemento de ese arte urbano de Nantes que llame vuestra atención y del que los habitantes de la ciudad se sienten muy orgullos porque hace de la antigua capital de Bretaña una ciudad francesa de los más peculiar.

arte urbano en Nantes

Qué ver en Nantes (además de los imprescindibles)

Si tenéis tiempo para conocer un poco más a fondo Nantes, además de los lugares que os acabo de mencionar yo tendría en cuenta estos otros. Bonitas plazas, museos y otras curiosidades que ver en Nantes.

Place Royal

Nuestro recorrido por Nantes comenzó prácticamente en este lugar del centro de Nantes. Nuestro hotel estaba muy cerca y antes de llegar a él no pudimos resistirnos a una parada en la Place Royal, un lugar que ha ido cambiado a lo largo de los años hasta ser la plaza peatonal que hoy se puede ver.

Esta plaza está presidida por una fuente monumental que rinde homenaje al río Loira y a sus afluentes y se ha convertido en el centro neurálgico de los principales eventos que tienen lugar en Nantes.

La torre que se ve desde la Place Royal es el campanario de la Basílica de San Nicolás, un edificio de estilo neogótico del siglo XIX construido sobre una iglesia del siglo XI.

que ver en Nantes

Place Graslin

Al final de la Rue Crébillon se encuentra otra de las plazas emblemáticas que ver en Nantes: la Place Graslin. Rodeada de elegantes edificios con cierto estilo parisino, la plaza está presidida por el Teatro Graslin.

Junto enfrente de éste se encuentra uno de los restaurantes más famosos de Nantes: La Cigale. Es famoso por su marisco, pero también por su bonito interior. El local está abierto durante todo el día, pues a primera hora sirven desayunos, luego comidas, meriendas y cenas. Y al final del día es un buen lugar para tomar una copa. Pero aunque no tengáis intención de comer o beber en La Cigale, no dejéis de entrar. Nadie os pondrá ninguna pega y podréis contemplar un restaurante del que han dicho que es el más bonito del mundo. No os quedéis con las ganas de comprobarlo.

que ver en Nantes

Cours Cambronne

Esta plaza ajardinada que ver en Nantes se creo en 1848 con la idea que fuera un paseo peatonal rodeado de árboles y edificios. Hoy sigue siendo así, un apacible lugar perfecto para sentarse a la sombra de algún árbol. En el centro de la plaza hay una estatua, la del Vizconde Cambronne, general del ejército francés que luchó en las guerras napoleónicas.

También en esta plaza o parque, no sé muy bien como definir a este lugar, se encuentra una de las esculturas más bonitas y singulares de la ciudad. Es una obra del artista Philippe Ramette y se quedó en este lugar tras ser expuesta en el Voyage a Nantes en 2018. La escultura muestra a una niña subiendo ¿o bajando? de un pedestal. Yo diría que es lo primero… pero perfectamente podría ser lo segundo.

arte urbano en Nantes

Memorial de la Abolición de la Esclavitud

En uno de los muelles de Nantes, el Quai de la Fosse, se puede visitar este memorial que recuerda el pasado de Nantes, ese ligado a la esclavitud. Se trata de un paso subterráneo de 90 metros de largo que rememora el encierro de los esclavos en aquellos barcos que partían de Nantes rumbo a África cargados de armas. Allí se comerciaba con ellas, armas y otras mercancías a cambio de hombre y mujeres que cruzaban el Atlántico rumbo a América donde serían vendidos como esclavos a cambio de las preciadas y exóticas mercancías de ese continente.

Este vergonzoso comercio convirtió en esclavos a 11 millones de personas e hizo ricos a muchos comerciantes de Nantes. Hoy, este memorial rinde homenaje a aquellas personas que fueron arrancadas de sus vidas. Placas en distintas lenguas hablan de ese combate contra la esclavitud, y en el pasadizo, a través de paneles se explica a los visitantes como fueron aquellas expediciones negreras y las dimensiones que alcanzaron.

que ver en Nantes

Horario del Memorial

El memorial abre todos los días del año (salvo crecidas del Loira), entre el 15 de mayo y el 15 de septiembre de 9:00 a 20:00 horas y el resto del año de 9:00 a 18:00 horas. El acceso es gratuito.

Musée de l’Imprimerie

Este es uno de esos museos que visitas un poco de rebote y que se termina convirtiendo en todo un descubrimiento. Este museo abrió sus puertas en 1986 y en su interior se puede disfrutar de una de las distintas técnicas de impresión a lo largo de los siglos.

En la gran sala de la exposición se puede descubrir desde cómo era la fabricación del papel, la impresión del texto o las ilustraciones y la encuadernación en las antiguas imprentas. A su lado, unas máquinas más modernas: los monotipos patentados en 1887. Nunca habíamos visto una de estas máquinas y descubrimos como funcionar al coincidir durante nuestra visita con la de unos escolares.

La última parte del museo está cerrada al público, pero tuvimos la suerte de encontrar a una señora que nos invitó a entrar y nos enseño como se guardan los distintos tipos de letras y como se pueden crear un texto del mismo modo que si hizo hace siglos cuando se inventó la imprenta.

que ver en Nantes

Horarios del Musée de l’Imprimerie

  • Lunes a sábado de 10:00 a 12:00 y de 14:00 a 17:30 horas.
  • Julio y agosto, mismo horario pero solamente de lunes a viernes.
  • El precio de la entrada es de 8 € para adultos y 5 € para niños. Gratuito con el Pass Nantes.

Porte Saint-Pierre y La Psalette

Si visitas la Catedral de Nantes no puedes dejar de ver esta puerta medieval que daba acceso a la ciudad y que tan solo un jardín separa del principal templo de la ciudad. Está justo a la izquierda de su fachada y es la única puerta que queda de las antiguas murallas de Nantes. Los antiguos muros han desaparecido y todo lo que queda de aquel pasado medieval es la Porte Saint-Pierre.

que ver en Nantes

La puerta se puede ver también desde la Place du Maréchal Foch, otra de las grandes plazas que ver en Nantes. En su centro, en un alta columna, una estatua de Luis XIV domina esta plaza rodeada de edificios de aire muy francés.

que ver en Nantes

Al otro lado de la Catedral se encuentra uno de los lugares «secretos» que ver en Nantes. Solo hay rodearla por el callejón sin salida Saint-Laurent  hasta llegar a un pequeño arco que se abre a la derecha. Allí hay un tranquilo jardín dominado por La Psalette, un edificio de estilo gótico de finales del siglo XV que al parecer es el más antiguo de los conservan en pie en Nantes. Construido en toba y granito, la fachada que da al jardín se restauró por completo en 2014 y ahora tiene el mismo aspecto que hace cinco siglos.

que ver en Nantes

Ile de Versalles – Maison de l’Erdre

Uno de los afluentes del Loira que cruzan al ciudad es el río Erdre. En él se puede visitar la Ile de Versalles. Llegar a este lugar paseando junto al río es una forma de relajarse mientras se disfruta de las vistas del río y de las barcazas apostadas en él que funcionan como guarderías, bares o restaurantes.

que ver en Nantes

A esta pequeña isla de Nantes solamente se puede acceder a pie. Se trata de una isla artificial creada en 1831 y en ella vivieron carpinteros y curtidores. Hoy, el mayor atractivo de la Ile de Versalles es el Jardín Japonés que ocupa el centro de la isla desde 1983. Rocas, cascadas, lámparas de piedra y hasta un jardín zen trasladan a los visitantes a país del sol naciente. En el centro de esa composición paisajística está la Maison de l’Erdre, un conjunto de edificios de estilo japonés que sirve como sala de exposiciones.

que ver en Nantes

Horario de la Maison d l’Erdre

El acceso a los jardines y la sala de exposiciones es gratuito. Los horarios de ambos lugares varían según la época del año. Por ello lo mejor es acercarse hasta la Oficina de Turismo de Nantes para que os informen de los horarios actualizados en el momento de vuestra visita.

Museo Julio Verne

Con el Museo Julio Verne, Nantes rinde homenaje al famoso escritor que nació en la ciudad. Este museo ocupa una preciosa casa del siglo XIX que domina el Loira, ese río que seguramente inspiró algunas de las obras de Verne. Es un edificio de varias plantas con un jardín en pendiente. Desde donde mejor se aprecia el conjunto es desde el río o bien desde las escaleras que bajan desde la Rue de l’Hermitage hacia el Quai Marquis d’Aguillon.

El interior del museo está lleno contiene una colección de libros, carteles y manuscritos del escritor. También hay algún mueble familiar y distintas estancias que acercan a los viajes con los que soñó Verne e incluso a las películas que se inspiraron en sus libros.

que ver en Nantes

A mi personalmente este museo me defraudó bastante, siendo Julio Verne su protagonista imaginaba algo mucho más fantástico que lo que encontré. Pero puede que para los amantes de su obra este museo sea uno de los lugares imprescindibles que ver en Nantes.

No os perdáis a pocos metros del museo la Esplanade Jean Bruneau. Allí hay dos esculturas que recuerdan también a Julio Verne. Una es del Capitán Nemo, otra del propio Julio Verne de niño. Ambos miran hacia el horizonte, hacia ese río que fluye a sus pies rumbo a un océano que seguro ambos imaginaban con un mundo fantástico.

que ver en Nantes

Horario del Museo Julio Verne

  • Septiembre a junio: de 14:00 a 18:00 horas. Los sábados también de 10:00 a 12:00 horas. Cierra los martes y festivos.
  • Julio y agosto: de 10:00 a 19:00 horas.
  • El primer domingo de mes entre septiembre y junio el acceso es gratuito.
  • La entrada es de pago, gratuita con el Pass Nantes.

Museo Naval Le Maillé Brézé

Uno de los lugares más curiosos e inesperados que ver en Nantes es este museo. Nada de un edificio lleno de maquetas y fotos de barcos. Este museo se aloja en un barco de verdad: Le Maillé Brézé. Un auténtico barco de combate que ahora flota en las aguas del Loira y que ha sido declarado monumento histórico.

Este barco fue construido en 1957 y entrar en él es como hacerlo en una película de guerra. Solamente se puede acceder a este museo flotante con visitas guiadas en francés o inglés. Hay que tener mucho cuidado para no tocar nada en un lugar en el que falta el espacio para desenvolverse. Aquellos que tengáis claustrofobia o bien os sintáis incómodos en lugares cerrados y estrechos, olvidaros de entrar a este museo.

Para conocer todos los horarios y precios os invito a consultar la web de La Maillé Brézé.

que ver en Nantes

Trentemoult

Para visitar este pequeño pueblo de colores y aire bohemio hay que cruzar el Loira. El barco que une Nantes con Trentemoult parte cada 20 minutos y en tan sólo 10 minutos uno ha dejado atrás el bullicio de la ciudad para pasear por callejones tranquilos en los que las plantas y los gatos parecen ser los dueños.

No hace falta mucho tiempo para conocer este pequeño y colorido lugar. Donde antes vivían los pescadores ahora hay tiendas de artesanía, de moda vintage y restaurantes. Las casas siguen siendo de colores, una tradición que comenzó cuando los pescadores teñían sus casas con los restos de la pintura de sus barcos. Hoy fachadas, puertas y ventanas llenan de color las calles peatonales de este pueblo junto al Loira.

Trentemoult

Qué comprar en Nantes

Si decides comprar algún recuerdo típico de tu visita a Nantes podrás elegir entre varias opciones, todas muy dulces. ¡No podía de ser de otro modo en la ciudad en la que nacieron Les Petits Beurres, probablemente, las galletas más famosas de Francia. Hoy se pueden comprar en la mejores pastelerías de la ciudad y por supuesto, elaboradas de forma industrial, en cualquier supermercado.

¿Os gustan los caramelos? Pues son otra de las cosas que comprar en Nantes. Podréis elegir entre los toffees elaborados con sal de las salinas de Guérande (sólo tienen un toque salado, muy ligero, están buenísimos) o los berlingots y rigolettes nantaises, caramelos de fruta con o sin relleno.

que ver en Nantes

Todos estos dulces los encontraréis en las Chocolatier Gautier Debotté. Yo compré caramelos y galletas en la de la Rue de la Fosse.

que ver en Nantes

En el que caso de que prefiráis comprar algo salado, también lo encontraréis entre lo más típico de Nantes. Por ejemplo, el queso curado elaborado con vino Muscadet. Podéis comprarlo en la Fromagerie Centrale, en la Rue Contrescarpe. Puede que vuestra maleta no huela muy bien al llegar a casa, pero todo a la lavadora mientras dais buena cuenta de ese queso.

que ver en Nantes

Por último, un recuerdo muy especial: una lata de sardinas. Lo sé, estaréis pensando que es lo que tiene de especial este recuerdo que comprar en Nantes. Eso pensaba yo hasta que vi las preciosas latas de sardinas que venden en Les Perle des Dieux, una tienda dentro del Passage Pommeraye. Tan bonitas que da pena abrirlas para comer lo que hay dentro.

que ver en Nantes

 

Mapa «Qué ver en Nantes»

 

You may also like

7 commentarios

Paqui Peña 17 febrero, 2020 - 8:58 am

Una bonita ciudad desconocida de Francia. También debemos disfrutar de su gastronomía atlántica y su naturaleza.

Reply
DinkyViajeros 23 febrero, 2020 - 9:38 pm

Cuando hace un par de años nos quedamos sin visitar Nantes porque nos cancelaron el vuelo, sabíamos que era una ciudad con muchos atractivos turísticos pero no teníamos ni idea de que hubiera tantas cosas que ver y hacer en Nantes. 😵
Sin duda, todas las visitas que recomiendas nos parecen imprescindibles y las haremos el día que viajemos a la ciudad. Pero, de todas ellas, la que más nos ha llamado la atención es el Jardín Japonés de la Ile de Versalles… 😍
Nosotros visitamos un jardín japonés en San Francisco y nos encantó, era un lugar súper tranquilo y relajado, así que éste de Nantes no nos lo perderemos.

Saludos.

Reply
Cristina 24 febrero, 2020 - 10:39 am

Pues si os gustan los jardines japoneses ¡en Toulouse hay otro y hacen visitas guiadas cuando florecen los cerezos! 🙂

Reply
Maruxaina Bóveda 26 febrero, 2020 - 8:39 am

Nantes es una grata sorpresa, ciudad con más atractivos de los que parece. Me han encantado tus recomendaciones para la próxima tengo que visitar el Museo de la Imprimerie y el de Verne, y el Jardín Japonés! No tenía idea que hubiéses uno!
Para mi el Memorial de la Esclavitud me parece un imprescindible, Nantes no sería nada sin aquél mercado/comercio de esclavos, y es una de las pocas ciudades que ha reconocido su pasado.
Un abrazo guapa.

Reply
Cristina 26 febrero, 2020 - 2:23 pm

En Nantes descubrí mucho más de lo que esperaba, una ciudad con una intensa historia que ha quedado ligada para siempre a ella. 🙂

Reply
Mª José Gragera 28 febrero, 2020 - 10:18 pm

Hola,
Estuvimos el verano pasado y fue todo un descubrimiento. Nos enamoró la ciudad. Lo de la linea verde es una idea excelente, ¿verdad? Es una ciudad muy abierta. También hicimos el crucero por el río Erdre. No me importaría volver.
Me ha gustado recordarlo.
Un cordial saludo

Reply
Cristina 29 febrero, 2020 - 12:14 pm

Nantes es una ciudad a la que volver con la excusa de una ruta por los castillos de Loira o como base para conocer el Loira Atlántico. ¡Hay tanto que ver en el país vecino que la pena es no contar con más tiempo para hacerlo! 🙂

Reply

Dejar un comentario

Scroll Up