Convento de los Jacobinos: un imprescindible en Toulouse

por Cristina
convento de los jacobinos

He visitado Toulouse tres veces. En cada una de las veces que he pasado por la ciudad he visitado lugares nuevos y también repetido otros que ya conocía. Pero si hay un lugar que visitaré siempre que viaje a Toulouse, ese es el Convento de los Jacobinos. Su iglesia, por si sola, ya hace que merezca la pena viajar a la ciudad rosa de Francia.

Historia de los Jacobinos de Toulouse

Fue en 1215 cuando Domingo de Gúzman funda en Toulouse la Orden de los Predicadores que lleva su nombre. Es tiempo de lucha contra los cátaros y su religión considerada herejía por la iglesia del siglo XIII. En ese contexto los dominicos de la orden tolosana predican el diálogo cómo modo de vida, desempeñando un importante papel en la creación de la primera universidad de Toulouse fundada en 1229, el mismo año de la edificación del Convento de los Jacobinos.

Para confirmar la importante relación de los dominicos con la enseñanza en Toulouse, el Papa Urbano V les entrega las reliquias de Santo Tomás de Aquino, patrón de las universidades. Cuando el convento de los Jacobinos cerró sus puertas durante la Revolución Francesa, las reliquias se trasladaron a la Basílica de Saint-Sernin regresando a la bella iglesia dominica en 1974. Actualmente sólo se celebra misa una vez el año correspondiendo con el día del Santo que reposa en ella: el 28 de enero.

Durante la Revolución Francesa , el Convento de los Jacobinos, cómo tantos otros de Francia, fue clausurado. Más tarde llegó Napoleón con su ejército. Utilizaron la iglesia cómo cuartel. La gran altura de la iglesia les permitió construir un piso elevado para que durmieran los soldados (fijándose en las paredes de las capillas laterales aún se percibe algún resto que indica dónde estuvo el suelo de ese piso) mientras que abajo se instalaron las caballerizas.

Iglesia del Convento de los Jacobinos

La Iglesia del Convento de los Jacobinos está considerada una de las grandes obras del gótico del sur de Francia y es sin duda uno de los imprescindibles en Toulouse. Poco o nada tiene que ver este templo con las grandes iglesias del norte del país. El exterior es tan sobrio que parece una fortaleza que una iglesia. Altos muros de ladrillo, estrechas ventanas alargadas y contrafuertes. Tan sólo unas gárgolas rompen la sobriedad de los muros, aunque seguramente se instalaron más cómo elemento útil que decorativo. El exterior os aseguro que es tan poco atractivo como bello el interior.

convento de los jacobinosAl cruzar la puerta de acceso a la iglesia hacen falta tan sólo unos segundos para olvidar el austero exterior y quedarse asombrado por la belleza del interior. Altísimos muros, bóvedas sujetas por esbeltas columnas y paredes de piedra. ¿De piedra? Pero si fuera hemos visto sólo ladrillo. Y dentro sigue siendo así. Sin embargo, para hacer parecer más elegante y rica a la iglesia, todas las paredes están pintadas imitando piedra. Solamente hay que acercarse a alguna de esas paredes para comprobar esa decoración.

La iglesia del Convento de los Jacobinos es de planta rectangular dividida en dos naves del mismo tamaño. Puede que los dominicos quisieran evitar más conflictos con los cátaros olvidando la planta de cruz latina en su iglesia, una planta que recuerda que Cristo fue crucificado, hecho que los cátaros negaban. La planta de la iglesia en aquel entonces no contaba con ábside (se construyo a finales del siglo XIII), por lo que el altar se instaló en el centro de una nave. Con ello se pretendía que la comunicación por la que abogaban los dominicos fuera más sencilla al estar más cercanos los oficiantes de la misa de los fieles que acudían al templo.

convento de los jacobinosOtro de los elementos destacados de la iglesia son sus vidrieras. Éstas rodean toda la iglesia haciendo que siempre que haya luz en el exterior pueda haber claridad dentro del templo. No hay que dejar de fijarse en ellas. Todas las vidrieras que están en la nave sur tienen cristales de colores cálidos que llenan el interior de la iglesia de todos rojizos y anaranjados cuando el sol entre por ellas. Por el contrario, las que rodean la nave norte tienen tonos azules y fríos. Un bello y colorido contraste que se logró al rehacer todas las vidrieras tras ser destruidas en la época de Napoléon.

convento de los jacobinos

Por último mencionar el elemento más singular de la iglesia: su famosa palmera. No, no hay palmera plantada en esta iglesia que ver en Toulouse. Es un pilar de 28 metros de altura que abre sus 22 nervaduras cómo si de grandes hojas se tratara. Es el pilar más cercano al ábside y la única de la columnas de la iglesia con estas características que permitieron concluir la cabecera del templo abriendo grandes ventanas que dejaran entrar luz al interior.

convento de los jacobinosEl claustro del Convento de los Jacobinos

Cómo la iglesia del Convento de los Jacobinos es de acceso gratuito casi todos los que viajan a Toulouse la visitan. Sin embargo, la entrada al claustro requiere del pago de una entrada, lo que hace que no todo el mundo es anime a visitarlo. ¿Merece la pena? Pues sí. Es un remanso de paz que tras pasar tiempo en el olvido ha recobrado en gran medida su aspecto original.

Se accede a este claustro por una pequeña puerta en el muro norte de la iglesia. En lo que fue la antigua sacristía ahora se encuentra la tienda de recuerdos y la venta de entradas. También ahí hay una puerta, a la derecha, por la que entrar a la Capilla de la Virgen. Se trata de una pequeña estancia decorada con símbolos de la madre de Jesús.

El claustro que hoy podemos visitar estuvo abandonado durante años. Dicen que los tolosanos se fueron llevando las columnas y que un vecino de la ciudad se propuso recuperar cada una de ellas para devolver a este espacio medieval su belleza de antaño. Sea cierto o no, la verdad es que hoy el claustro luce como debió hacerlo en el siglo XIV. Cada par de columnas tiene una decoración diferente en los capiteles, ya sea con motivos florales o animales.

convento de los jacobinosDesde el claustro se puede ver perfectamente otro de los elementos arquitectónicos más destacados del Convento de los Jacobinos: la torre de la Iglesia. Se trata de una torre de 45 metros de altura que se apoya en el costado norte de la iglesia.  Se compone de cuatro niveles con arcos mitrados que han sido inspiración para muchos edificios de la región.

convento de los jacobinos

Desde el claustro se accede a tres espacios de gran importancia tanto histórica como arquitectónica:

La sala capitular

Con sus grandes ventanas ojivales es uno de los espacios más interesantes del Convento de los Jacobinos. Era aquí donde se reunían los monjes y celebraban sus asambleas. Las paredes y bóvedas de esta sala conservan parte de las pinturas que debieron decorar por completo la estancia.

convento de los jacobinos

Capilla de San Antolín

Esta capilla es uno de los espacios más bellos del Convento de los Jacobinos. Se accede a ella desde el claustro y yo no he podido verla vacía hasta la tercera vez que he visitado Toulouse, ya que las dos veces anteriores alojaba alguna exposición. La obra y decoración de esta capilla fue financiada por Domique Grima, obispo de Pamiers y dedicada a San Antolín, patrón de su ciudad. Las pinturas que cubren el techo (todas relacionadas con el Apocalipsis) y las paredes (narran la vida del santo) son excepcionales.

convento de los jacobinos

El refectorio

El refectorio del Convento de los Jacobinos aún no he conseguido verlo diáfano, pues siempre he encontrado en su interior alguna exposición. Sólo he podido intuir en mis visitas sus grandes dimensiones. Un dato indicativo del gran tamaño de la comunidad que vivía en este convento. Es conocido este refectorio por ser uno de los mayores del medievo y por haberse servido en él un banquete al rey Carlos VI y su corte durante su visita a Toulouse.

Horario del Convento de los Jacobinos

  • Abierto todos los días de las 10:00 a las 18:00 horas. Cierra los lunes.

Tarifas

  • La entrada a la iglesia es gratuita.

Entrada al claustro:

  • Temporada alta (del 1 de junio hasta el 30 de septiembre): 5 € entrada general / 3 € entrada reducida.
  • Temporada baja (del 1 de octubre hasta el 31 de mayo): 4 € entrada general / 2,50 € entrada reducida.
  • Visita guiada: 3 €.
  • Entrada incluida en el Pass Tourisme Toulouse.

convento de los jacobinos

 

Quizás también te interese

6 comentarios

Olga 26 enero, 2020 - 5:35 pm

Qué lugar tan impresionante es el Convento de los Jacobinos de Toulouse. Tuvimos la oportunidad de visitarlo hace bien poco y nos encantó . Qué buen repaso le has dado a este maravilloso lugar. Una guía estupenda. Felicidades. Un abrazo.

Reply
Cristina 26 enero, 2020 - 6:41 pm

A mi la iglesia de los Jacobinos me tiene enamorada desde que la vi por primera vez. Y cada vez que he vuelto a visitarla he descubierto algún matiz que aumenta su encanto. Un abrazo Olga.

Reply
jordi 27 enero, 2020 - 1:22 pm

Un lugar ciertamenete impresionante, aunque un poco frío y sin alma. Lo que más me gustó es esta maravillosa torre que se ve tan bien desde el claustro. En cualquier caso, Toulouse tiene un buen viaje!

Reply
Cristina 28 enero, 2020 - 5:46 pm

Pues yo le veo un alma muy estilizada ¡¡me encanta esta iglesia y su claustro!!

Reply
DinkyViajeros 13 febrero, 2020 - 9:34 pm

Las dos veces que hemos querido ir a Toulouse, hemos tenido que cancelar el viaje. 🙁 Pero desde luego no desistimos, y haremos un tercer intento de visitar Toulouse. Por supuesto visitaremos el Convento de los Jacobinos, porque nos fiamos mucho de tu criterio y porque, para qué engañarnos, nos encanta visitar claustros (aunque sean de pago). Nos parecen un remanso de paz en medio de las ciudades. 🙂

Por otro lado, ¿crees que merece la pena la Toulouse Pass para un fin de semana?

Saludos.

Reply
Cristina 14 febrero, 2020 - 9:25 am

Si vuestra intención es visitar los museos de la ciudad desde luego interesa adquirir la Pass Toulouse. Incluye también de una visita guiada a la ciudad y el transporte en la ciudad. Una buena opción es comprar la de 24 y ese día dedicarlo a los museos, aprovechando el resto del fin de semana para conocer la ciudad y los lugares que no requieren pago de entrada.
Un saludo y buen fin de semana.

Reply

Dejar un comentario

Centro de preferencias de privacidad

    Google

    Analíticas de visitas y tráfico web.

    _ga,_gid,_gat
    _ga,_gid,_gat

    GPDR

    Cookie para obtener información sobre los consentimientos dados sobre la ley GPDR

    gpdr[allowed_cookies],gpdr[consent_types]

    Scroll Up