Tarjeta sanitaria europea: Todos los detalles 2020

por Cristina
tarjeta sanitaria europea

Desde hace ya bastantes años, cada vez que viajo por Europa compruebo que viene conmigo la Tarjeta Sanitaria Europea. Ha pasado a formar parte de mi lista de imprescindibles junto con mi documentación habitual, mi cámara de fotos o mis apuntes para el viaje.

Esta tarjeta que permite atención sanitaria a los ciudadanos de la Unión Europea comenzó a utilizarse el 1 de junio de 2004. Hoy, pasados más de 15 años, aún son muchos los viajeros que desconocen las ventajas de tener esta tarjeta y los sencillo que es obtenerla.

tarjeta sanitaria europea

Qué es la Tarjeta Sanitaria Europea

Esta tarjeta sanitaria es un documento que permite recibir atención sanitaria durante una estancia temporal en el territorio de Unión Europea o Suiza. Esa estancia puede ser por motivos profesionales o personales. Por ello, si vas a viajar a algún país de Unión Europea es interesante contar con la Tarjeta Sanitaria Europea, ya sea un desplazamiento vacacional, laboral o incluso por estudios. Hay que tener presente que tendremos derecho a la atención médica por enfermedades o accidentes acaecidos durante el viaje.

No se puede utilizar este documento cuando el desplazamiento que realicemos tenga como finalidad recibir un tratamiento médico. Si ese fuera el caso, habría que ponerse en contacto con el INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social) a través del Servicio de Salud para obtener el formulario correspondiente.

Esta tarjeta es personal y se puede utilizar solamente en territorios distintos al que tenemos como residencia. Es decir, si eres español pero trasladas tu residencia, por ejemplo, a Alemania, no podrás utilizar la Tarjeta Sanitaria Europea en ese país.

En cuanto al tipo de asistencia médica, siempre nos atenderán en las mismas condiciones que a los asegurados de país en el que nos encontremos. Si allí la sanidad pública es gratuita, lo será también para nosotros. En otros casos el viajero tendrá que asumir una parte del importe de los servicios recibidos, el mismo que pagaría un residente de ese país. Dicho importe no será recuperable, no podremos solicitar su devolución a la Seguridad Social española.

Algo muy importante sobre la Tarjeta Sanitaria Europea: el precio. Se trata de un documento totalmente gratuito. No tiene ningún coste ni por gestión ni por envío. De modo que si en la búsqueda de cómo obtener la tarjeta llegáis a alguna página en la que os quieren cobrar es que vais mal. Si seguís leyendo, más abajo podréis encontrar los enlaces que os llevarán a las páginas oficiales de la Seguridad Social.

Solicitar Tarjeta Sanitaria Europea

Es importante saber quiénes tienen derecho a la Tarjeta Sanitaria Europea y por lo tanto, pueden solicitarla.

  • Asegurados por un sistema de seguridad social estatal en cualquier Estado miembro de la Unión Europea o Suiza.
  • Los beneficiarios a cargo de titulares asegurados. Es importante recordar que cada persona debe contar con su propia tarjeta.
  • También tienen derecho a pedir Tarjeta Sanitaria Europea las personas que residan legalmente en la Unión Europea aunque sean naturales de países no comunitarios siempre que estén cubiertos por el sistema correspondiente de la seguridad social de su país de residencia.

En cuanto en el que realizar la solicitud de la Tarjeta Sanitaria Europea tened en cuenta que hay tres modos de hacerlo:

  • Solicitud on line a través de formulario en la web de la Seguridad Social.
  • De forma presencial, siempre con cita previa.
  • Llamando al teléfono 901.166.565 de lunes a viernes (no festivos) en horario de 9:00 a 20:00 horas. Eso lo descubrí cuando viajé a los Castillos de Loira y tuve que solicitar la tarjeta para mi pareja.

Formulario petición Tarjeta Sanitaria Europea

Si cumplimos las condiciones anteriores, ya solamente tenemos que acceder a la página web de la Seguridad Social y en ella cumplimentar el formulario que vamos a encontrar. Hay tres opciones que nos permitirán solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea para una o varias personas:

  • Sólo para el titular del derecho (trabajador o pensionista).
  • Para el titular del derecho (trabajador o pensionista), y beneficiarios a su cargo.
  • Sólo para beneficiarios a cargo del titular del derecho (trabajador o pensionista).

Se trata de un formulario muy sencillo en el que solamente tendremos que cumplimentar nombre, dirección y datos de afiliación a la Seguridad Social.

Si alguien tuviera dudas al respecto, al final del propio formulario hay unas notas que indican el modo correcto en el que se debe cumplimentar cada campo.

Tarjeta Sanitaria Europea niños

Si tienes que solicitar esta tarjeta para niños ya has visto que puedes hacerlo en el mismo formulario que para los adultos siempre que los menores estén a cargo de un trabajador o pensionista de pleno.

Puedes cumplimentar el formulario solamente para uno o varios niños. Y estos pueden viajar con su propia tarjeta sanitaria sin que sus progenitores o tutores les acompañen.

Cita previa Tarjeta Sanitaria Europea

Si por alguna razón no podéis o no queréis solicitar vuestra tarjeta a través del portal de la Seguridad Social, también tenéis la opción de hacerlo presencialmente.

Para ello hay que acudir a los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social solicitando cita previa en el centro elegido.

Hay que tener en cuenta que en ningún caso se entregará en mano la Tarjeta Sanitaria Europea, ésta siempre será enviada por correo al domicilio que aparece en la base de datos de la Seguridad Social. Es por tanto muy importante comprobar que ese datos esté actualizado.

Cuánto tarda en llegar la Tarjeta Sanitaria Europea

Tanto si solicitamos la tarjeta on line como si lo hacemos presencialmente, el plazo en el que se enviará la tarjeta a nuestro domicilio nunca será superior a 5 días y la tendremos en casa en menos de 10 días.

Certificado provisional sustitutorio de la Tarjeta Sanitaria Europea

Si nuestro desplazamiento es inminente y no contamos con la semana necesaria para recibir la tarjeta en nuestro domicilio siempre tendremos la opción de solicitar un certificado provisional sustitutorio, documento que podremos llevar impreso.

Este documento lo puede solicitar todos aquellos que tienen derecho a la tarjeta sanitaria. Para obtenerlo hay entrar en la misma página que la para la Solicitud de la tarjeta y pulsar sobre Descargar Certificado Provisional Sustitutorio. Una vez dentro, hay que indicar el periodo de validez del certificado, siendo éste de un máximo de 90 días. También hay que disponer del software necesario para descargar/imprimir el certificado, que será un archivo PDF.

Renovar la Tarjeta Sanitaria Europea

La validez de la tarjeta viene especificada en la misma. En general dicha validez es de dos años. Es importante comprobar ese dato ya que en algunos casos puede ser inferior a esos 24 meses:

  • En el caso de beneficiarios de prestaciones de desempleo y otros subsidios, durará lo que dure la prestación.
  • Para extranjeros residentes, la validez coincidirá con la del permiso de residencia.
  • El periodo de validez de la tarjeta será de un máximo de 90 días para ciudadanos sin recursos económicos.

Si la tarjeta estuviera caducada o el titular ya no reúne los requisitos que le permitieron obtenerla, los gastos que pudiera originar su uso podrían ser reclamados. En cuanto al modo de renovar la tarjeta es el mismo que para solicitarla.

Respecto al modo de solicitar o renovar la Tarjeta Sanitaria Europea MUFACE, el método varía un poco. Los mutualistas deberán utilizar Certificado Digital, DNI electrónico, [email protected] Permanente o [email protected] PIN. Se han eliminado otros medios de acceso por seguridad. Además para la solicitud de Tarjeta Sanitaria Europea, los funcionarios mutualista de MUFACE tienen disponible la App Móvil de MUFACE. Para acceder a la misma no se precisa estar registrado en Clave.

¿Necesito contratar otro seguro?

Ahora puede que muchos os preguntéis si teniendo la Tarjeta Sanitaria Europea es o no necesario contratar un seguro privado de viaje. No hay una respuesta que pueda servir para todos. Os voy a contar distintas posibilidades con las que os podréis encontrar. Es a la vista de ellas donde tendréis que decidir si necesitáis o no un seguro extra para viajar por los países de la Unión Europea.

  • Sabemos que hay países en los que usar la Tarjeta Sanitaria Europea cuya sanidad pública no cubre el 100% de los gastos médicos. Lo primero entonces sería averiguar el caso del país o países que vais a visitar.
  • Si contáis con un seguro médico privado en España, hablad con ellos. Estas pólizas cubren también muchos gastos y atención sanitaria en el extranjero, incluido por ejemplo el caso de repatriación si fuera necesario.
  • Puede que si vuestro viaje es en avión os ofrezcan también un seguro. En ese caso puede ser de diferentes tipos: desde lo más sencillo que puede ser la pérdida de equipaje a un seguro completo con gastos médicos. Si ya sabéis que en vuestro destino la atención médica está cubierta, contratad solamente aquello que se refiera a temas del propio vuelo.
  • Al comprar vuestros vuelos, es probable que los paguéis con tarjeta de crédito. Algunas de ellas, solamente por utilizarlas para efectuar el pago, se convertirán también en un seguro para los problemas que pueda haber con esos vuelos.

Quizás también te interese

12 comentarios

Los viajes de Héctor 23 abril, 2020 - 9:03 pm

La última vez que la solicité todavía era de manera presencial, cogiendo número y yendo a la SS a por ella, así que me viene de perlas saber cómo funciona ahora.

Ahora veo que se puede pedir además de así, por teléfono o por internet, así que creo que la próxima vez lo haré por la web.

En nuestro último viaje por Bulgaria de hace dos años, no la teníamos porque llevábamos un seguro, nuestro hijo mayor tuvo una fuerte otitis y tuvimos que llevarlo al hospital. Lo atendieron y no nos pidieron nada a cambio, ni seguro, ni dinero, ni tarjeta sanitaria.

Reply
Cristina 24 abril, 2020 - 12:53 pm

Lo de poder solicitar la tarjeta por teléfono es sin duda muy útil. Seguro que muchas personas no viven cerca de un lugar en el que solicitarla y es posible que no tengan medios tecnológicos para hacerlo. Así que una llamada y todo solucionado.

Reply
Olga 23 abril, 2020 - 10:40 pm

Hola Kris! Una información muy práctica y completa, a nosotros nos gusta llevar siempre un seguro de viajes aparte, porque aunque viajemos por Europa, hay países como Irlanda que imponen franquicias con la Tarjeta Sanitaria Europea, así que siempre conviene informarse bien según el destino que visitemos. Un abrazo!

Reply
Cristina 24 abril, 2020 - 12:52 pm

Sí, eso lo dejo claro desde el principio. La tarjeta cubre lo cubre a los habitantes del país que visitemos. Si allí ellos tienen que pagar, nosotros también tendremos que hacerlo. 🙂

Reply
Maruxaina Bóveda 24 abril, 2020 - 9:44 am

Genial información Cris, porque sí es cierto que bastante gente aún no conoce la tarjeta sanitaria europea. Nosotros la hicimos en cuanto salió y por suerte no hemos tenido que recurrir a ella, pero nunca está de más.
Comentarte que si no estás asegurado/trabajando, también puede solicitarse y te dan un certificado provisional sustitutorio, válido durante 90 días. Se lo tramité a unos amigos y fue rapídísimo 🙂
Un abrazo guapa.

Reply
Cristina 24 abril, 2020 - 12:51 pm

Es un documento viajero que todos deberíamos llevar con nosotros. Mejor no utilizarlo, pero por si acaso…
Sobre tú nota, ya lo tenía incluido, en el apartado de renovar la tarjeta. Un abrazo.

Reply
jordi (milviatges) 25 abril, 2020 - 5:00 pm

La verdad es que es un gran acierto que podamos tener esta tarjeta sanitaria para todo el continente. La pega es que se tenga que ir renovando cada dos años. Nosotros para Europa solemos llevarla (aunque jamás la ehemos utilizado) y solo contratamos seguro de viaje para viajar fuera del continente.

Reply
Cristina 26 abril, 2020 - 1:12 pm

Nosotros tampoco la olvidamos nunca y se la recomendamos a todos lo que van a algún destino de la Unión Europea.

Reply
Margalliver 17 mayo, 2020 - 8:04 pm

Me pasa igual que a ti, la tarjeta sanitaria europea siempre viaja conmigo, no contemplo la idea de salir de viaje sin llevarla encima. Afortunadamente nunca la he tenido que usar, pero aún así, siempre llevo algún tipo de seguro privado, por si las moscas. Muy útil tu post, espero que la gente empiece a concienciarse de la necesidad de la tarjeta sanitaria europea.

Reply
Cristina 17 mayo, 2020 - 8:10 pm

Sobre todo cuando es algo gratuito que nos puede ahorrar quebraderos de cabeza y dinero 🙂

Reply
Maleta para tres 20 mayo, 2020 - 8:50 am

También se ha convertido en un imprescindible juntos con nuestra documentación de viaje. Gracias a tu post hemos ido a comprobar nuestras tarjetas y nos hemos dado cuenta que se caducan este año, así que tocara renovarlas. No sabíamos que existía un certificado provisional por si se tiene un viaje inminente. Afortunadamente aun nunca hemos tenido que utilizarla, y esperamos seguir así. De momento el único fallo que le veo es la escasa validez, ¡Un saludo Cris! 🙂

Reply
Cristina 20 mayo, 2020 - 11:14 am

Supongo que la validez será por temas de Seguridad Social, hoy estás en una situación de cobertura que a lo mejor en seis meses desaparece. Aunque para eso está la responsabilidad personal y el saber que puedes utilizar o no. 🙂

Reply

Dejar un comentario

Scroll Up