Backwaters de Kerala

Diario de viaje India del sur: los backwaters de Kerala (l)

17 de Octubre – Los backwaters de Kerala

Con Vittal al volante pusimos rumbo a Alleppey, una pequeña población al sur de Kochi cuyas calles forman una cuadrícula de canales que van a desembocar en las grandes autopistas fluviales que se utilizan como transporte en gran parte de Kerala. Allí nos esperaba una gran barcaza arrocera con la que íbamos a recorrer parte de los backwaters de Kerala, probablemente una de las cosas más conocidas de este estado del sur de India.

Nosotros contratamos solamente utilizar la barcaza durante el día, valoramos bastante la opción de hacer noche o no en una de ellas, pero tras leer todo tipo de comentarios decidimos que no nos apetecía tener que cambiar de alojamiento para dormir una noche en una barca de la que no conoceríamos el estado hasta no llegar a ella (y hay quien se queja sobre todo de la suciedad y abandono en el que se encuentran aquellas que contratan). Además, la idea bucólica de dormir mientras se navega no es existe: en el momento que se hace de noche en los backwaters de Kerala todos atracan y se pasa la noche en un muelle. Ni estrellas, ni vaivén de la barca ni nada de todo lo soñado.

Los backwaters de Kerala

Nuestra barcaza la verdad es que era de las mejores que vimos. Para entrar en ella nos invitaron a quitarnos el calzado. Tenía una planta baja con una zona abierta en la parte delantera, un comedor cerrado pero con muchas ventanas y una habitación con baño. Las dos personas de la tripulación nos enseñaron todo y nos dijeron que podíamos utilizar todas las instalaciones. Además nos contaron que la comida estaba incluida en el precio y ellos la iban a preparan mientras navegábamos. Por si todo eso fuera poco para estar cómodos, nuestra barcaza contaba con una parte alta con una espacio con grandes colchonetas cubiertas de blancas sábanas en la que descansar o disfrutar del paseo desde otra perspectiva.Los backwaters de KeralaEmprendimos la travesía haciendo lo que hay que hacer en los backwaters de Kerala: disfrutar del paseo y de lo que la naturaleza le regalo a Kerala. Cocoteros, canales más anchos o estrechos cruzados por puentes, autobuses acuáticos, poblados al borde del agua, mezquitas, gente en pequeñas barquitas, iglesias, niños que salen del cole, más barcazas con turistas… La vida cotidiana pero rodeada de la exuberancia verde que hay ver para entender lo que digo.

Al poco tiempo de comenzar nuestro viaje por los canales el cocinero nos comentó que aunque la comida estaba programada podíamos parar en un lugar y comprar una langosta recién pescada que él prepararía para nosotros. Tontos de nosotros dijimos que si…. y cierto que la langosta a la plancha estaba muy buena, pero nos la cobraron a precio de España como pudimos comprobar esa noche en Kochi. Y además hizo que no acabáramos con el resto de comida que prepararon para nosotros. En resumen, los de la barca se embolsaron unas rupias por la compra de la langosta y además comieron de nuestra comida. Les salió redondo, pero bueno…. nosotros disfrutamos del lugar y de la comida que es lo que importa.

Backwters de Kerala

Durante toda la mañana el cielo había estado oscuro, de vez en cuando un claro, pero en general las nubes fueron nuestras compañeras. Y todas ellas se juntaron mientras comíamos y descargaron todo el agua que llevaban dentro. Seguro. Se puso a llover como si no hubiera un mañana…. Enseguida la gente de la barca se puso a desenrollar las lonas impermeables que había en cada espacio abierto. Y menos mal porque de otro modo fijo habíamos hecho aguas…

Aprovechando la lluvia, vamos a hacer una parada en el viaje para contar que son estas barcas que cruzan los grandes canales de Kerala. No hace mucho estas barcas eran el medio de transporte utilizado para llevar el arroz. Más tarde llegaron las carreteras y con ellas los camiones. Se acabó la necesidad de esas grandes barcas de modo que había que reinventarse, y aprovechando la llegada cada vez mayor del turismo que mejor modo que acondicionar lo que había sido un medio de transporte y convertirlo en hoteles individuales. Parece que les hay ido muy bien con el cambio pues a fecha de hoy hay casi 900 de esas barcas dedicadas al turismo, la mayoría rehabilitadas, aunque también las hay de nueva construcción.

Después de comer y con el fin de la tormenta la barca pudimos subir a la parte de arriba de nuestra barcaza para disfrutar de las horas que nos quedaban a bordo rodeados de todo aquel verdor que nos rodeaba mirases donde mirases.

Backwaters de Kerala

Al final de la tarde bajamos a tierra firme donde Vittal ya nos esperaba para regresar a Kochi. Durante el camino fuimos hablando de todo lo que habíamos visto y sentido durante ese día y ambos llegamos a la conclusión de que es un lugar increíble pero en este momento demasiado turístico. Echamos de menos el silencio o un momento en el que al menos nos se escuchara de fondo el ruido de otras diez barcas muy cerca de nosotros. Además vivir los backwaters  de Kerala a bordo de una de estas embarcaciones no es barato, a nosotros nos costaron esas horas casi el doble de lo que estábamos pagando por noche en el hotel de Kochi. Pero evidentemente las cosas tienen un precio, en este caso es en rupias y en encontrar un lugar más masificado de lo que a uno le gustaría.

Lo mejor es que al día siguiente íbamos a regresar a los backwaters pero para verlos de un modo totalmente distinto: a pie, en bici, en una barca a remos….

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR