Qué ver en Arequipa

Qué ver en Arequipa, la ciudad blanca de Perú

Conocida como la “ciudad blanca” por los lugareños, Arequipa es la segunda ciudad en tamaño de Perú. Muchas veces eclipsada por la belleza de Cuzco, esta población a los pies del volcán Misti es un lugar perfecto para empezar a descubrir la historia colonial peruana. Para evitar verse afectado por el temido soroche (mal de altura), lo mejor es recorrer la ciudad con calma descubriendo todo lo que hay que ver en Arequipa.

En nuestro caso empezamos nuestro viaje a Perú por esta ciudad en la que pasamos dos noches. Nos vino bien para aclimatarnos a la altura. Enseguida nos dimos cuenta de las prisas no son buenas en esta parte del país. Hay que olvidarse de correr y tomarse con calma eso de subir escaleras. Además anochece muy temprano y no son muchas las horas de luz de las que se dispone para descubrir todo lo que ofrece la ciudad. Nosotros dedicamos día y medio a conocer todo lo que hay que ver en Arequipa. Con menos tiempo también es posible ver la ciudad, pero con más prisa y probablemente dejando algún lugar en pendientes.

Qué ver en Arequipa

A pesar del gran tamaño de la ciudad blanca peruana, su casco antiguo es bastante compacto. Gira en torno a un punto central, su Plaza de Armas, alrededor de la cual las calles forman un perfecto damero. El nombre de ciudad blanca le viene dado a Arequipa por el color de los edificios coloniales que se ven en el centro de la ciudad. Se construyeron con roca volcánica de color blanco, la cual resplandece bajo la luz del sol.

Aunque parece haber indicios de que Arequipa por pueblos preincaicos. Sin embargo, su esplendor llegó de la mano de los colonizadores españoles. Estos fundaron la ciudad que hoy conocemos en 1540. Desde entonces varios desastres naturales como terremotos o erupciones volcánicas han asolado la ciudad. Sin embargo muchos edificios históricos permanecen en pie, gracias principalmente a su poca altura, algo que les salva de los seismos.

Probablemente el mejor punto para empezar a ver Arequipa y su patrimonio sea su Plaza de Armas. Es un buen lugar para ubicarse y de ella salen las calles que llevan hasta todo lo que hay que ver en Arequipa.

Plaza de Armas

Esta gran plaza es el centro de la vida de Arequipa y el lugar donde se fundó la ciudad. Sus cuatro lados están ocupados por edificios históricos, como la Catedral. Precisamente ésta ocupa todo un lateral de la plaza, algo que no ocurre en ninguna otra ciudad de Perú. Los otros lados de la plaza están ocupados por tres edificios de estilo neo renacentista con arcos y soportales. En la época virreinal funcionaban como el cabildo de Arequipa. También en ellos estuvo la cárcel y en los soportales se instalaba el mercado. Actualmente en ellos se encuentra al municipalidad de la ciudad. Y también cafés y restaurantes, lugares perfectos para ver la plaza y disfrutar de su ambiente.

Merece la pena subir a la planta superior del edificio que está frente a la Catedral. Desde allí se consiguen unas vistas muy bonitas de la plaza y la Catedral con el volcán Misti al fondo. Si se quieren hacer fotos es mejor subir por la mañana, pues por la tarde se tiene el sol enfrente.

Volviendo a la plaza y a lo que hay que ver en ella, no hay que olvidar su fuente. La decora la estatura de cobre de un duende con una trompeta. Se la conoce como “El Tuturutu”. Cuenta una leyenda que era un personaje de pequeña estatura que contaba con la confianza del inca Mayta Capac. Ese personaje fue el mensajero del inca, y su instrumento (un cuerno) emitía el sonido que hoy le da nombre. Se pasaba el día de acá para allá con mensajes de unos y otros. Hasta que un día, una ola de frío le dejó congelado, y desde entonces se convirtió en el vigilante de la plaza de Arequipa.

que ver en arequipa

Catedral

Poco queda de la Catedral original de Arequipa. El edificio construido en 1656 fue pasto de un incendio en 1844. Se reconstruyó, pero un terremoto acabó de nuevo con ella en 1868. Finalmente en el año 2001, el último terremoto que ha tenido lugar en la ciudad derrumbo las torres. Tan solo un año después la Catedral ya tenía el aspecto que podemos ver hoy. En su fachada, demasiado grande y sobria, destacan setenta columnas con capiteles corintios y las dos torres.

En cuanto al interior, es amplio y luminoso. Su nave central cuenta con doce columnas de mármol, cada una de las cuales está decorada con una escultura de un apóstol. También merece la pena acercarse al altar para ver la gran lámpara de bronce de estilo bizantino y origen español. Y de origen francés es el órgano que donó Bélgica a la Catedral. Cuentan que le viaje en barco le dejó desafinado, y que durante más de un siglo fue el suplicio de los que iban a misa. Cómo curiosidad decir que es una de las pocas basílicas del mundo con derecho a lucir la bandera del Vaticano.

qué ver en Arequipa

Horarios de apertura de la Catedral

Abre de lunes a sábado de 7:00 a 10:00 y de 17:00 a 19:00 horas. El domingo abre solamente para los oficios religiosos.

La Catedral cuenta con un museo. El acceso a su interior requiere el pago de una entrada. Abre de lunes a sábado de 10:00 a 16:20 horas.

Monasterio de Santa Catalina

De entre todos los lugares que hay que ver en Arequipa, para mi el Monasterio de Santa Catalina justifica por si solo visitar la ciudad. Es un lugar fascinante. Una ciudad de colores dentro de una ciudad blanca. Sin duda es uno de los edificios religiosos más fascinantes de Sudamérica.

El interior del monasterio se puede visitar de día, de noche, en visita guiada o por libre. Nosotros lo recorrimos solos a la luz del día. Creo que aunque por la noche e iluminado por verlas debe resultar mágico, verlo de día, con esos colores tan intensos, es la mejor idea. Recorrerlo en solitario no es complicado. A pesar de que el conjunto conventual es un verdadero laberinto, junto con la entrada al monasterio entregan un plano detallado. Siguiendo sus indicaciones es difícil pasar algo por alto.

En sus 20.000 km2 hay claustros azules, calles blancas con geranios rojos, plazas con fuentes, cocinas y hasta un cementerio. Se pueden visitar varias celdas y comprobar que cada una de un tamaño y una forma. Esto se debe a que las familias de las monjas construían las estancias de su hija. Todas son amplias, con buenos muebles de época, algunas con su propio jardín, pequeña cocina e incluso una estancia para su sirvienta. Y es que estas mujeres de familia bien tenían derecho a pasar si vida de clausura con una criada que atendiera sus necesidades. Sin duda, poco que ver con lo que ahora entendemos por convento de clausura.

Qué ver en Arequipa

Horarios de apertura del Monasterio de Sta. Catalina

Martes y Jueves 9:00 a 20:00 horas (esos días es cuando se puede visitar el monasterio por la noche).

Resto de días de 9:00 a  17:00 horas.

Temporada Alta de 8:00 a 17:00 horas.

La entrada es de pago.

Iglesia de la Compañía

Es uno de los templos más atractivos que ver en Arequipa. Se trata de una iglesia jesuita que se puede ver en una de las esquinas de la Plaza de Armas, aunque fuera de ella. El conjunto es el  monumento más representativo de la Escuela Arequipeña. Su edificación comenzó en 1578. Sin embargo varios seísmos derribaron los construido durante el siguiente siglo. Por fin el templo se terminó en 1698. Doscientos años más tarde otro terremoto derribó la torre. Y el campanario actual es de nuevo diseño, pues el anterior se vino abajo en el seísmo de 1960.

Si se llega al lugar desde la Plaza de Armas lo primero que se ve es la iglesia. En su exterior destaca sobre las paredes de piedra lisa la entrada de la fachada principal. Lo que más llama la atención de dicha puerta es la profusa decoración. No hay un hueco vacío. Columnas, ángeles, lacerías mudéjares y racimos de uvas se mezclan con la flora autóctona y animales de la mitología del altiplano. En la calle a la derecha de esta entrada se puede ver otra puerta, aunque ésta está cegada. En ella se ve un frontón  decorado con un bajo relieve del Apóstol Santiago, a quien está dedicado el templo.

El interior está dominado por una llamativo altar de estilo churrigueresco cubierto de pan de oro. A su izquierda está la puerta que da a la Capilla de San Ignacio, famosa por su cúpula policromada.

Que ver en Arequipa

Horario

Lunes a viernes de 9:10 a 13:00 y 15:10 a 18:00 horas.

Sábado de 11:30 a 13:00 y 15:10 a 18:00 horas.

Domingo de  9:10 a 13:00 horas.

La entrada es gratuita excepto para visitar la Capilla de San Ignacio.

Claustros de la Compañía

Para llegar a los claustros hay que avanzar unos metros por la calle de la entrada principal de la iglesia. Una pequeña puerta da acceso al mayor de los claustros. Durante mucho tiempo pasaron a ser orfanato e incluso viviendas particulares. Pero en 1971 un banco los adquirió y restauró. Ahora lucen el antiguo esplendor. El conjunto está formado por un claustro mayor y un claustro menor unidos por un patio.

El Claustro Mayor está rodeado de  arcos de medio punto cuyas columnas y claves está decoradas con conchas, rosas, hojas de parra y racimos de uva. También se pueden ver ángeles y las figuras de San Ignacio y San Francisco Javier. Dicen que las gárgolas sobre el fino arquitrabe representan un puma, pero yo por más que intentaba verlo, no me parecía más que un animal de fábula. En el centro de este claustro hay una fuente que ese trajo de Lima. En cuanto al claustro menor poco tiene que ver con el anterior. Es mucho más sencillo y sin apenas decoración.

En la actualidad la parte inferior de los claustros están ocupados por tiendas, cafés y galerías de arte. Sin embargo, la parte superior del claustro mayor es un terraza diáfana a la que merece la pena subir. Para ello tan solo hay que buscar la escalera en un extremo del claustro. Desde arriba, la vista es excepcional, con los arcos del claustro y tras ellos la imponente Iglesia de la Compañía con su bóvedas y contrafuertes. Tras ella, las torres de la Catedral y las montañas.

Qué ver en Arequipa

Casa del Moral

Es una de las antiguas casa coloniales que ver en Arequipa. Se construyó en el siglo XVII y está reconocida como uno de los principales monumentos del periodo barroco arequipeño. Su nombre viene dado por el árbol de mora que crece en su patio central.

Su fachada, del mismo color blanco que tantas mansiones del casco histórico de Arequipa, encierra una casa llena de color. A su patio pintado en un vivo color teja se abren las ventanas de distintas estancias. Y desde él se accede a la casa que recrea perfectamente el ambiente de la época colonial ya que la vivienda funciona como museo. Se pueden ver las habitaciones de los señores, de los sirvientes, la despensa o el patio en el que estaba la cocina, en la parte posterior de la casa.

Desde allí, una pequeña escalera lleva al tejado de la casa. Ahí fue donde me di cuenta de lo que altura provoca en nuestro organismo y de como la falta de oxígeno requiere que nuestros movimientos sean más pausados. Subir solamente unas cuantas escaleras me dejó agotada. Pero mereció la pena por las vistas que desde allí arriba tuvimos del volcán Misti.

Qué ver en Arequipa

Horario de visita

Lunes a sábado de 9:00 a 17:00 horas. Entrada de pago.

Museo Santuarios Andinos

El motivo principal por que el que nosotros (y seguramente la mayoría de los viajeros) entramos al Museo Santuarios Andinos fue para ver su pieza más famosa: la momia de Juanita, la niña de los hielos. La visita se hace guiada a través de las cinco salas que forman el museo. Previamente se ofrece la posibilidad de ver una breve película que pone en antecedentes de lo que se va a ver dentro del museo.

Se va pasando de sala en sala, todas oscuras y con una temperatura bastante baja (recordad llevar con vosotros algo para cubriros). Objetos de cerámica o de madera se pueden ver en vitrinas. Todos ellos forman parte de la cultura inca y de las ceremonias Capacocha, rituales en los que sacrificaban niños y niñas. Los incas realizaban ofrendas humanas por distintos motivos. Con motivo de una fiesta especial o cuando el emperador enfermaba o iba a la guerra. Y eso eran Juanita y los otros 13 cuerpos encontrados en las montañas del sur de Perú. Hoy “la niña de los hielos” se expone rodeada de distintos objetos ceremoniales, como cerámicas o metales usados para ofrendas a los dioses.

Si el motivo que os anima a visitar el museo es también ver a Juanita, tened en cuenta que entre los meses de enero y abril no está expuesta. Sin embargo, se pueden ver otras momias aunque ninguna en un estado de conservación tan bueno como el de esta niña.

Horario del museo

Lunes a sábado de 9:00 a  18:00 horas.

Domingo de 9:00 a 15:00 horas.

Convento de la Recoleta

Aunque muchos recurren al taxi para llegar a este monasterio algo alejado del centro, nosotros fuimos paseando. La distancia no es mucha y durante el recorrido se pasea junto al río Chili y se tienen bonitas vistas de la ciudad y del omnipresente volcán Misti.

Este lugar fue construido por los franciscanos en el siglo XVII. Sin embargo los edificios actuales son una reconstrucción. Durante la visita se pasa por distintos claustros con plantas que llenan de vida cada rincón. En alguno de los claustros se pueden ver reconstrucciones de la vida monástica en la Recoleta.

Algunos de los edificios de este convento se han transformado en un museo dedicado a la vida amazónica. En sus exposiciones se muestran armas de los indígenas, vestimentas, imágenes e incluso alguna barca. Luego hay una parte dedicada a la fauna y la verdad es que resulta poco agradable ver el estado de algunos de los animales disecados o de las pieles que cuelgan de las paredes. Hay desde arañas del tamaño de puños a grandes murciélagos, felinos, peces y por supuesto, serpientes.

Algo que no hay que dejar de ver es la magnífica biblioteca del convento. En sus estanterías se guardan más de veinte mil libros, algunos de hasta cuatro siglos e antigüedad. Al contrario que el resto del convento, esta biblioteca se abre a horas concretas y se puede visitar siempre bajo la atenta mirada del personal del museo.

Que ver en Arequipa

Horarios del Convento de la Recoleta

Lunes a Sábado de 9:00 a 12:00 y 15:00 a 17:00 horas.

Miércoles y Viernes de 9:00 a 12:00 y 15:00 a 20:00 horas.

Otras casas del casco antiguo

Recorrer el casco antiguo y blanco de esta ciudad va mostrando la vida cotidiana de la misma. Pequeñas tiendas de artesanos, otras de alimentación, puestos ambulantes de comida, niños jugando al balón,… Es sin duda parte del encanto de recorrer una ciudad. Pero ya que estamos hay otras casas coloniales que ver en Arequipa. Algunas se han convertido en bancos, algunas en galerías de arte y otras forman parte de la universidad. Yo os dejo el nombre de las que nosotros vimos y que nos sorprendieron por la belleza de sus fachadas y el encanto de sus patios.

  • Casona Irriberry
  • Palacio Tristán del Pozo
  • Casa Goyeneche

Qué ver en Arequipa

Dónde dormir en Arequipa

Cerca de los lugares que ver en Arequipa se encuentran bastantes hoteles. Nosotros nos decantamos por el de la cadena Tierra Viva Hoteles. Nos gustó su ubicación, su limpieza y la tranquilidad en las habitaciones. Nos pareció que el precio estaba muy acorde con la calidad del establecimiento, y sin duda me parece una opción más que recomendable.

Dónde comer en Arequipa

El casco antiguo de Arequipa está lleno de restaurantes. Muchos son típicos para turistas que al final somos los que vamos a parar por esa zona. Si vuestro viaje es en el invierno peruano (entre junio y septiembre) recordad que aunque durante el día haga mucho calor, en cuanto cae la noche la temperatura desciende hasta el punto de ser necesaria un buena prenda de abrigo. Sin embargo muchos locales no están preparados para ese frío. Son perfectos para comer cuando luce el sol y estar en su patios es agradable. Pero cuando hace frío, no cuentan con calefacción y es imposible quitarse el abrigo mientras se cena. Por ello, y para que la cena no se os quede helada en el plato, buscad un restaurantes cálido para disfrutar de una velada agradable.

De entre los locales que nosotros conocimos os recomiendo estos dos:

  • Crepisimo. Es una café con chimenea y juegos de mesa a disposición de los clientes. Durante el día, su terraza en el patio de la Alianza Francesa de Arequipa es perfecto para tomar un crepe de quinoa acompañado de una fresca chicha morada.
  • Ary Quepay. Aunque por las noches hay actuaciones de música folclórica, es mejor evitar la hora de la cena para acudir a este local si estás en Arequipa en invierno. En verano debe ser perfecto, porque tiene un agradable patio lleno de plantas. En su carta, platos típicos como alpaca o cuy.

 

Comentarios (08)

    1. Uf… aunque la ciudad es grande el casco antiguo que es lo que al viajero interesa es pequeño. Sería del tamaño de la judería de Córdoba más o menos. El resto de la ciudad es muy extensa y con pocos edificios altos por el tema de los terremotos.

  1. He planeado ya varias veces el viaje a Perú y siempre se ha postergado. Desde luego, Arequipa estará entre las visitas. Quizá lo que más me llama la atención es la del Monasterio de Santa Catalina. Me ha llamado la atención que se pueda visitar de noche.
    Luego, como soy muy friki de las bibliotecas no pienso perderme la del Convento de la Recoleta.
    En fin, tiempo al tiempo y seguro que cae algún día…

    1. Nosotros dudamos si visitar el monasterio por la noche, pero por muy mágico que sea creo que es imposible que tenga el encanto que le da la luz del sol 🙂

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies