Japón Meiji-Jingu Tokio

Cosas que te vendrá bien saber si viajas a Japón

Antes de emprender mi viaje a Japón me planteaba decenas de preguntas sobre como serían las cosas en ese país.. Gracias a algunos foros conseguí aclararlas pero otras las fuimos solucionando sobre la marcha y de forma mucho más sencilla de lo que podía imaginar. Son pequeños detalles del día a día que no está de más conocer porque ayudan de antemano a viajar a al país del sol naciente con más confianza y sin pensar que uno se va a quedar “tirado” a la primera de cambio.
Tengo que deciros a todos los que tengáis intención de viajar al país del sol naciente que es un país donde es todo mucho más fácil de lo que uno pueda pensar. Difícilmente es un destino del que alguien regrese con muchas peros o pegas… Y uno de los factores fundamentales para hacer de Japón un país tan cómodo son sus habitantes. Solamente tengo buenas palabras para ellos: amables, educados, respetuosos, limpios, discretos… Siempre dispuestos a ayudar al viajero; aunque no tengas con ellos un idioma en común harán lo necesario para comunicarse. Y lo mejor la seguridad que hay en cualquier lugar. Acostumbrada al metro de Madrid donde hay que llevar el bolso más que sujeto Japón me ha sorprendido precisamente por la tranquilidad con la que se puede ir por sus calles o medios de transporte. Nadie te quitará nada, e incluso si olvidas algo puedes estar seguro de que lo encontrarás en el mismo lugar o como mucho en un lugar de objetos perdidos.
Aprovecho para contaros algunas cosas que igual os ayudan en el viaje o puede que al menos os hagan tener las cosas más claras:

*JR pass es una forma genial de viajar en tren por Japón. Para haceros idea de si os compensa o no comprarlo podéis mirar en la página de Hyperdia. Veréis todos los horarios y precios de cada trayecto.

*No es necesario ni mucho menos ir cargado de dinero. En la mayoría de los hoteles, restaurantes, tiendas, trenes e incluso en algunos museos aceptan alguna tarjeta de crédito sin problemas. Y si necesitas dinero, en las oficinas de correos hay cajeros que admiten tarjetas internacionales. Ojo, porque en los hoteles no cambian dinero, solamente en bancos o en oficinas de cambio en alguna calle principal.

*La comida no es solamente pescado crudo. Hay una increíble variedad de platos, todos deliciosos. Lo malo que cada restaurante está especializado en una comida, por lo que si vas con alguien hay que ponerse de acuerdo sobre que toca comer cada día. Nada más sentarte vendrá el camarero y os dejará un vaso con agua (potable y fresquita) o con té. Es gratis y te darán todo el que te apetezca. La cuenta te la dejan siempre en la mesa y se paga al salir en caja.

*El metro es mucho más sencillo de lo que pueda parecer. Un buen plano y tener claro a donde quieres llegar. El precio varía dependiendo del destino, pero está muy claro en planos situados encima de las maquinas de billetes. Y como casi todas las estaciones tienen varias salidas, antes de decantarte por una, pregunta. Para ello lo mejor es llevar una guía donde vengan los lugares con su nombre en japonés… Al salir, el billete hay que volver a pasarlo por los tornos que no te lo devolverán.
En Kioto el metro solamente tiene dos lineas por lo que no suele ser la mejor manera de llegar a muchos sitios. Pero la red de autobuses si que es amplia y cómoda. El precio es fijo (220 yenes para adultos y 110 para niños). Se paga a la salida con el precio exacto que se deposita en una máquina. pero no es problema si no tienes ese importe ya que esas mismas máquinas tienen opción previa de cambio de billetes y monedas. Lo tienen todo pensado…

*En todas las ciudades encontraras máquinas expendedoras de bebidas: agua, refrescos, té…Los precios oscilan entre 100 y 180 yenes.

*La limpieza en las ciudades, sobre todo en Tokio, es algo muy llamativo. En la capital incluso no hay papeleras, la gente no las usaba y terminaron por quitarlas. Pero nadie tira nada al suelo, son muy cuidadosos. Aceras, trenes, metro, templos, baños públicos… todo está muy limpio. Además está prohibido fumar en la calle excepto en zonas señalizadas para ello, por lo tanto no tiran ni colillas al suelo

*En Japón hasta en el suelo de cualquier ciudad encontrarás algo que te llame la atención: preciosas alcantarillas, carteles pintados que indican que está prohibido fumar o incluso otro que marcan la ruta de evacuación en caso de tsunami. Hay que mirar en todas direcciones o se te escapa algo que merece la pena.

*Los lugares a visitar son principalmente templos y santuarios. Los hay en todas las ciudades, y en lugares como Kioto hay tantos que sería imposible visitarlos todos. Muchos son totalmente gratuitos, en otros hay que pagar para entrar al jardín o al edificio principal. Es muy complicado decir cuales merecen la pena más o menos. Yo me decantaría por aquellos gratuitos y luego por esos otros cuya visita es inexcusable aunque haya que pagarlos. Otras buenas visitas son las que se pueden hacer a castillos o museos. Pero ya dependerá de la ruta de cada uno y del interés en arte, naturaleza o moda que pueda tener.

*Los taxis son caros, pero si necesitas uno ten en cuenta que la puerta se abre desde dentro, es el conductor quien te abrirá la puerta tanto para que entres como para que salgas… Así no entra nadie que no les guste ni se marcha nadie sin pagar. De nuevo decir que lo tienen todo pensado.

*Los hoteles de precio bajo y medio tienen habitaciones tirando a pequeñas. Pero hay buenas opciones a precio asequible con habitaciones más amplias, e incluso con cocina dentro. Esto te ahorra el precio del desayuno que oscila alrededor de 1000 yenes por noche y persona. Nosotros nos alojamos en hoteles con cocina tanto en Kyoto como en Tokio y fue un acierto. Tan solo hacíamos el desayuno dentro de la habitación, pero por el precio de un día de desayuno de dos personas compramos zumo, fruta, tostadas, mantequilla… para una semana.

*En los supermercados de Japón puedes encontrar ciertos productos a los que estamos acostumbrados en nuestra alimentación como zumos, bollos, fruta…. pero en general y como es normal son comidas para japoneses que poco o nada tienen que ver con las nuestras. Aún así mola entrar a curiosear y probar algo que te llame la atención. En algunos super también tienes cajas bento que pueden solucionar una comida un día si te apetece comer en un parque. Eso si, no son mucho más baratas que comer en un restaurante medio.

*Japón no es barato, ni la ropa ni los recuerdos que pueden interesar al viajero tienen precios muy asequibles. Aún así es posible volver con la maleta llena si te metes en una tienda de todo a 100. Nada que ver con las que conocemos en España. La variedad y la calidad de los productos nos sorprendieron, al igual que el orden y la limpieza (una vez más). Desde productos de artesanía como abanicos a juguetes, droguería, regalos o comida… Sales cargado y al final te has gastado 20 euros.
En las tiendas de antigüedades es posible regatear. Nosotros compramos una tetera que marcaba 18.000 yenes por 8000.

Hay mil cosas y curiosidades sobre este pais…. Si se me ocurre algo más prometo añadirlo.

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR