Bruselas vintage

Bruselas vintage

Viajar a Bruselas hace sin duda imaginar una ciudad con montones de tiendas donde comprar chocolate y cerveza. Y quien piense eso acertará. Pero no todo el comercio de la capital belga termina ahí. De unos años hacia acá triunfa lo vintage y cada vez es más sencillo encontrar tiendas de moda donde todo parece sacado del armario de nuestras madres y sin duda la capital belga es un buen lugar para buscar ropa y objetos que estuvieron de actualidad hace años. La Bruselas vintage está en tiendas y mercadillos que son parada obligada para aquellos en busca de abrigos, sombreros o bolsos de esos que lucieron las mujeres de alguna generación anterior a la nuestra.

Si hay una zona de la capital belga que es la estrella en este tema, ese el barrio de Les Marolles, uno de los barrios que ver en Bruselas. Su epicentro es el rastro que se celebra cada día (excepto lunes) en la Place du Jeu de Belle, un lugar muy popular en el que encontrar antigüedades, artesanía africana o ropa de los más variados estilos. Los fines de semana se pueden encontrar objetos más especiales y a la hora de comprar hay que recordar entrar en el juego del regateo y así conseguir un precio algo inferior al que el vendedor pide. Sin duda el lugar perfecto para comenzar un recorrido por el barrio rey de las tiendas vintage bruselenses.

Bruselas vintage

Una vez recorrido este rastro (también conocido como Antiguo mercado), el destino de los que busquen moda vintage serán sin dudas Rue Haute y Rue Blaes. En ellas se pueden encontrar una tras otra tiendas en las que entrar a curiosear y descubrir seguro algún tesoro. Las hay con más o menos estilo, algunas parecen almacenes de ropa usada donde las prendas se venden al peso, otras están decoradas con mucho gusto, pero seguro que todas esconden algo interesante esperando a un posible cliente.

Una de estas tiendas de la ruta Bruselas vintage es L’amour moderne, un lugar en el que los zapatos, sombreros y bolsos que harían feliz a cualquier amante del estilo vintage comparten espacio con vestidos de fiesta, ropa de los 70 y bañadores dignos de la mismísima Esther Williams. Su dueña tiene buen gusto hasta para entregar la tarjeta con los datos de la tienda.

Bruselas vintage L'amour moderne

Pero no todo el Bruselas vintage termina en ese barrio. Paseando por las calles aledañas a la Grand Place y mientras uno mira curioso esas grandes pinturas que forman parte del arte urbano de la ciudad se encontrará con tiendas cuyos escaparates lucen con estilo moda de grandes firmas y que tuvo una vida anterior en los 70 ó los 80. Y es que hoy en día es sencillo tener en el armario prendas de Dior, Gucci o Yves Saint Laurent a precios asequibles… aunque para ellos haya que comprarlas de segunda mano.

Bruselas vintage

Por último no hay que dejar de mencionar el mercadillo vintage que cada primer domingo de mes se celebra en el antiguo Mercado de St. Gery. En un espacio que cuenta con dos amplias plantas abiertas y una cafetería donde parar a reponer fuerzas uno puede pasar el día curioseando entre decenas de percheros con ropa del más variado estilo a precios que invitan a no dejar de comprar. También hay diseñadores que aprovechan para mostrar y vender sus creaciones, ya sean artículos de bisutería, marroquinería o ropa, aunque todo siempre con cierto toque retro.

Bruselas vintage Mercado de St. Gery

Bruselasgirly

Todos estos sitios son los que las chicas del blogtrip “Bruselasgirly” de la Oficina de Turismo de Bruselas y Valonia visitamos en nuestra escapada de cuatro días el pasado mes de septiembre. Creo que alguna se contuvo a la hora de comprar porque solamente llevaba equipaje de mano y porque no dispusimos de demasiado tiempo para parar a probarnos todo lo que nos gustaba con calma… De otro modo fijo que más de una hubiera cargado y de verdad.

Comentarios (06)

  1. ¡Qué bueno! No se me había ocurrido, ¡ese Rastro mola! Desde luego un recorrido alternativo je je je acabo de volver de Bélgica y he pasado por Bruselas y obviamente he caído en todos los tópicos de gofres, chocolates y cerveza añadiendo el vino caliente ya que estaban puestos los mercadillos navideños.
    Un abrazo

    1. Entre nosotras: yo no descubrí algunos lugares peculiares y especiales de Bruselas hasta la tercera vez que fui… aunque siempre hay que dejarse tentar por el chocolate y la cerveza jejejeje

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies