Qué ver en Cagliari, capital de Cerdeña

por Cristina Monsalvo

Después de haber pasado en nuestro viaje a Cerdeña por localidades pequeñas y tranquilas, llegamos a la capital de la isla. Fue un verdadero impacto adentrarnos en esta gran urbe en el sur de la isla italiana. Carreteras de circunvalación, amplias avenidas y altos edificios nos dieron la bienvenida. Sabíamos que detrás de todo eso había mucho que ver en Cagliari, pero la primera impresión no fue especialmente grata. Demasiados coches, demasiada gente, demasiado ruido.

Esa primera impresión tardo poco en cambiar. En cuanto llegamos a nuestro alojamiento, un coqueto alojamiento en el barrio de Villanova, a los pies del castello, empezamos a descubrir una ciudad de estrechas calles, edificios de colores, animadas plazas y calles peatonales que invitaban a vagar sin rumbo. Estábamos listo para descubrir todos esos lugares que ver en Cagliari y que iban a formar parte de nuestra ruta de un día por la ciudad.

Historia (abreviada) de Cagliari

Cagliari es una ciudad con mucha historia. Los primeros que se asentaron en esta parte de la isla de Cerdeña fueron los fenicios. Llamaron Karalis a recién fundada ciudad, nombre que significa «lugar rocoso». Más tarde fueron los romanos quienes ocuparon la ciudad, declarándolo Julio César municipio romano y pasando a convertirse en un importante puerto.

En el siglo V los vándalos africanos se hicieron con la ciudad, aunque su hegemonía duró solamente un siglo. El tiempo que tardó el imperio bizantino en conquistar Cagliari. Ya en el siglo XIII fueron los pisanos quienes se hicieron con el poder y construyeron la fortaleza que aún hoy domina la ciudad.

qué ver en Cagliari

No acabó ahí la lista de pueblos que se pasaron por la actual capital sarda. Aun tenían que llegar los españoles. La Corona de Aragón se hizo con la ciudad en el siglo XIV y permanecieron en ella durante varios siglos. Cagliari fue también hogar de los Duques de Saboya, reyes de Cerdeña desde 1720.

La ciudad creció durante los siguientes siglos, el recinto amurallado no era suficiente para alojar a la población. Empezaron a urbanizarse los barrios a los pies de la fortaleza hasta que en la Segunda Guerra  Mundial, la ciudad fue bombardeada quedando seriamente dañada. No tardaron en comenzar con su reconstrucción, terminada al menos en parte para ser declarada capital de Cerdeña en 1949 y convertirse en uno de los lugares que ver en Cerdeña.

Qué ver en Cagliari en un día

Cómo veis, diferentes pueblos y culturas pasaron por Cagliari a lo largo de los siglos. Cada uno dejó su impronta en la ciudad de un modo u otro. Es por ello que recorrer esta ciudad italiana permite al viajero conocer a través de los lugares que ver en Cagliari la historia de la ciudad y su evolución.

Nosotros dedicamos un día completo a visitar la ciudad. Los lugares de interés para el viajero están relativamente cerca, por lo que organizando bien la ruta es posible pasar por todos ellos en una sola jornada.  Si es cierto que hay que tener en cuenta los horarios de algunos lugares. Muchos no abren de forma continuada, algunas iglesias solamente se pueden visitar durante los cultos y el Covid-19 ha condicionado el acceso a determinados monumentos e incluso a hecho que de forma temporal se cierren al público.

Os voy a contar lo que nosotros pudimos visitar, puede que no estén todos los lugares que ver en Cagliari, pero yo creo que seguir nuestros pasos ofrece un atractivo recorrido por la capital de Cerdeña.

qué ver en cagliari

Bastione de Saint Remy

Se trata de una de las construcciones más emblemáticas de la ciudad. Se construyó a finales del siglo XIX, uniendo con sus elegantes escalinatas los barrios de Villanova y Castello. La vista más completa del Bastione de Saint Remy se obtiene desde la Piazza Constituzione. Desde ella se puede acceder al bastión y la escaleras que se abren a derecha e izquierda para alcanzar la terraza panorámica sobre el edificio, dejando a media altura la gran sala de exposiciones que aloja el bastión.

Desde lo más alto, las vistas de la ciudad alcanzan el puerto, el mar y permiten contemplar el mar de tejados de los edificios a los pies del castello. El mirador es un lugar animado desde primera hora de la mañana hasta entrada la noche, cuando el bastión se ilumina y ofrece una imagen diferente de esta animada ciudad.

qué ver en Cagliari

Il Castello, un imprescindible que ver en Cagliari

Estando en lo alto del bastión, lo más acertado es continuar la visita por los lugares que ver en Cagliari adentrándose en el castello. Recorrer las estrechas calles encerradas dentro de la fortaleza construida por los pisanos permite disfrutar de uno de los lugares más encantadores de la ciudad. Torres de la muralla, palacios, iglesias, plazas, ropa tendida en los balcones. Todo ello forma parte de una barrio vivo en el que los habitantes de la ciudad llevan siglos viviendo.

Es cierto que los muros de la fortaleza se aprecian mejor desde la distancia, pero lo que estos encierran es sin duda uno de los lugares más fascinantes de Cerdeña. Un lugar que parece a veces anclado en el tiempo, tan anclado que algunos de los edificios no parecen ser capaces de resistir su paso y dan una imagen decadente al centro histórico de Cagliari. Por suerte algunos de ellos se van restaurando, algo que sin duda hará que en unos años el castello de la capital sarda vuelva a recuperar su esplendor pasado.

Catedral de Santa María

Se trata probablemente del edificio más destacado en el interior de la fortaleza. Su cúpula se puede ver desde el mirador de Saint Remy formando una bonita postal junto a otros edificios del castello. Luego un breve paseo por callejones que parecen no tener salida llevan hasta la catedral cuya fachada aparece deslumbrante en la Piazza Palazzo. Si se llega por la Via del Fossario se podrá acceder a un pequeño mirador y más adelante contemplar otra de las puertas de acceso al templo más importante que ver en Cagliari.

qué ver en Cagliari

Esta catedral tiene su origen en el siglo XIII, pero lo que hoy podemos es el resultado de diferentes remodelaciones. Lo que fue un templo gótico, o tiene un fascinante interior barroco. Y la fachada, que a nosotros nos recordó a la de algunas iglesias de la Toscana, se añadió en el siglo XX, poco antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial.

qué ver en Cagliari

En el interior es complicado, con tanta decoración, elegir un lugar al que prestar atención. Yo os recomiendo fijaros en los dos púlpitos junto a las puertas de entrada al templo. Fue un regalo de los pisanos a Cagliari. Un púlpito que estaba en la catedral de Pisa y que en una de las reformas de la catedral sarda se dividió en dos. El púlpito original tenía en su base cuatro leones que ahora se pueden ver en la escalera que lleva a altar.

Antes de abandonar la Catedral, hay que bajar al Santuario dei Martiri excavado en la roca bajo el altar. Suele estar abierto al público y el acceso, al igual que al templo, es gratuito. El nombre de esta cripta hace referencia a las reliquias que ahí se guardan de 179 mártires, a los cuales se recuerda con decenas de estatuillas que decoran las tres salas del santuario.

Palazzo di Città

Al salir de la Catedral, a la izquierda, se puede ver uno de los palacios que ya han sido restaurados en el casco histórico de Cagliari. Es palacio hoy es sala de exposiciones, pero desde la Edad Media hasta el siglo XIX, fue el ayuntamiento de la hoy capital sarda. Bajando unos escalones desde la Piazza Palazzo, se llega a otra plaza, Piazza Carlo Alberto. Un buen lugar para hacer algunas fotos tanto al palazzo del que os hablo cómo a la catedral.

Palazzo Viceregio

A la izquierda de la Catedral se encuentra uno de los palacios más grandes que ver en Cagliari. Pintado de color verde, fue en el pasado la residencia de los gobernantes españoles y saboyanos. Algunas de sus estancias se utilizan ahora como salas de exposiciones o para conciertos. Se permite el acceso a visitantes (previo pago de entrada) para visitar algunas de las salas más lujosas del edificio.

Torres de San Pancrazio y del Elefante

Son dos de las torres más altas de la muralla. Durante nuestra visita a la ciudad ambas estaban cerradas, pero en cuanto abran sus puertas volverán a ser magníficos miradores sobre Cagliari.

Los museos que ver en Cagliari

Dejando atrás la Torre de San Pancrazio se llega a la puerta del antiguo arsenal de Cagliari. Solamente hay que cruzarla para acceder al Cittadella dei Musei, un gran espacio que se ha utilizado para albergar los más importantes museo de la ciudad: el etnográfico, el arqueológico y la pinacoteca.

Nosotros no entramos en ninguno de ellos, ya habíamos visitado en Cabras, cerca de Oristano, su museo arqueológico y visto a los famosos Giganti di Monte Prama. El tiempo que teníamos en la ciudad preferimos dedicarlo o conocer otros lugares, así que no os puedo decir si merecen la pena o no estos museos que ver en Cagliari.

qué ver en Cagliari

Anfiteatro romano

A derecha e izquierda de la puerta del arsenal se conservan dos puertas de la muralla. La de San Pancrazio y la de Santa Cristina. Saliendo por esta última puerta y dando un paseo por Viale Buon Cammino se llega a Via Anfiteatro, a la derecha de la anterior calle.

Desde la parte alta de la calle se pueden ver los restos del anfiteatro romano de Cagliari, una construcción del siglo II excavada en el lateral de un cerro. Habíamos leído que su estado era bastante malo, ya que se convirtió en cantera para otros edificios de la ciudad. Sin embargo, lo que vimos desde el exterior nos permitió reconocer muchos de los elementos de un anfiteatro del Imperio Romano.

Tuvimos suerte que el graderío no estaba tomado por los asientos que se colocan cuando allí tienen lugar conciertos u otros espectáculos, y pesar de que por la hora no estaba abierto, lo cierto es que solamente por verlo desde el exterior, ya merece la pena acercarse hasta allí.

Horarios y precios del anfiteatro de Cagliari

  • Cerrado los lunes.
  • Resto de la semana abierto de 10:00 a 13:00 horas y de 15:00 a 19:00 horas.
  • Entrada general 3 €.

Orto botánico

Un poco más abajo, a los pies del cerro en el que se encuentra el anfiteatro, está el jardín botánico. Nosotros decidimos visitarlo tras leer que allí podríamos ver también construcciones relacionadas con la época de Imperio Romano. Aunque fue una visita agradable durante la que agradecimos la sombra de los árboles en un día de mucho calor, lo cierto es que este jardín, considerado uno de los mejores de Italia, nos decepcionó bastante.

Es un jardín botánico pequeño, con una representación desigual de plantas de diferentes lugares del mundo. Cuentan con un par de «estanques» de lotos y papiros en tan mal estado que parece que nadie se ocupara de ellos. La zona más atractiva es la de las suculentas y cactus, así como una en la que grandes ficus son los protagonistas.

qué ver en Cagliari

En cuanto a la huella del Imperio Romano, solamente pudimos ver lo que fue una cisterna pública o convertida en el hogar de varias tortugas. La antigua cantera, por motivos de la pandemia, permanecía cerrada a las visitas.

Yo os dejo en este caso mi opinión, no recomendaría el jardín botánico como uno de los lugares destacados que ver en Cagliari. Pero si queréis descansar del ajetreo de la gran ciudad, tener una ratito de calma, puede ser una buen lugar para hacerlo.

Horarios y tarifas del Orto Botánico

  • Entrada general 4 €.
  • Entrada y visita al jardín 6 €.
  • Cerrado los lunes.
  • Horario de verano 9:00 a 18:00 horas.
  • Horario de invierno 9:00 a 14:00 horas.

Iglesia de San Miguel

A pocos metro del anterior jardín se encuentra una de las iglesias más impresionantes que ver en Cagliari. Se trata de la Chiesa di San Michele, conocida por ser el mejor templo barroco de Cerdeña. Esta iglesia jesuita cuenta con una bella fachada bajo la que se encuentra una loggia en la que destacan sus columnas y un gran púlpito que se construyó en honor a Carlos V, monarca que según cuenta, pronuncio desde él un emotivo discurso.

Una vez dentro de la iglesia, el barroco es el rey. No hay un rincón que llame la atención de visitante por sus frescos, sus retablos, columnas o cualquier otro detalle. El horario de visitas turísticas, en este momento, es breve. Por las mañanas hay que concertar cita para que abran la iglesia, y por la tarde te puedes encontrar con algún servicio religioso que no permita recorrer el interior de la iglesia con calma.

Eso fue lo que me pasó a mí, llegué unos minutos antes de comienzo de la misa, y tuve suerte de dar con un amable sacerdote que me llevó hasta la sacristía para que pudiera contemplar los frescos que lo decoran y el elaborado taraceado. Tuve suerte, pero por poco me quedo sin ver nada.

Cripta di Santa Restituta

A escasos metros de la iglesia de San Miguel está la Via Sant’Efisio. A la entrada de la misma, en lo alto de una escalinata, destaca la Chiesa di Sant’Anna, una iglesia que fue destruida casi por completo por una bomba durante la Segunda Guerra Mundial.

qué ver en Cagliari

Siguiendo por la calle a la izquierda de la iglesia se llega a la Cripta di Santa Restituta. Una cueva natural ligada a los primeros cristianos de Cagliari que fue cantera, depósito de ánforas, lugar de culto y hogar de la mártir Restituta. Más tarde fue también lugar de culto para los cristianos ortodoxos, los cuales pintaron las paredes de la cueva llegando hasta nuestros días alguna de sus obras.

Por último, en pleno siglo XX, durante la Segunda Guerra Mundial, esta cripta sirvió como refugio antiaéreo. Muchos de quienes se resguardaron en su interior dejaron sus nombres escritos en las paredes. Sin embargo, en febrero de 1943, varias personas murieron durante un bombardeo pues no consiguieron entrar en la cueva que podría haberles salvado la vida.

Horario y precio de la cripta

  • Entrada 2 €.
  • Abre todos los días de 10:00 a 14:00 horas y de 15:00 a 19:00 horas.

Piazza Yenne

Uno de los espacios públicos más animados de Cagliari es esta plaza, en el barrio de Marina. Dominada por la Torre del Elefante, sus edificios de colores son de los más fotogénicos. Siempre hay gente en la plaza, hay muchos bares y restaurante. Pero es sin duda cuando cae la tarde, sobre todos durante los fines de semana, cuando Piazza Yenne se convierte en el punto de reunión más frecuentado de la capital sarda. Domina la plaza la estatua del último rey de Cerdeña, Carlos de Saboya.

qué ver en Cagliari

Via Roma y Palazzo Civico

En el barrio de Marina, frente al puerto, está la Via Roma. Tras callejear por este barrio tomado por restaurantes, bares y tiendas de recuerdos y comida regentadas por indios y pakistaníes (en ellas encontraréis los mismos imanes para la nevera que se venden por toda la ciudad a 1 € en lugar de a 4 €), hay que dar un paseo por el puerto con los edificios de Via Roma enfrente. Con sus soportales y sus elegantes fachadas, forman una de las zonas más bonitas de la ciudad.

También en esta calle se puede ver el magnífico edificio del ayuntamiento (Palazzo Civico). Fue construido a principios del siglo XX, destruido en 1943 por los bombardeos y posteriormente reconstruido para devolverle su aspecto original. Se puede visitar su interior, pero solamente con cita previa.

Basílica de San Saturnino

Se trata de una de las iglesias más antiguas de Cerdeña, y dada su ubicación en dirección contraria a la mayoría de lugares que ver en Cagliari, son pocos los que la descubren y visitan.

El acceso a este templo de origen paleocristiano que se construyó en el siglo V sobre una necrópolis romana, lugar en el que había sido enterrado San Saturnino, es gratuito. Hoy su estructura está incompleta, ya que parte de sus piedras se utilizaron para construir la Catedral de Santa María. Por si fuera poco, los bombardeos de 1943 dañaron seriamente lo que quedaba. Actualmente se ha creado una estructura de acero y cristal que protege la iglesia y crea un conjunto singular a la vez que atractivo.

Santuario y Basílica de Nuestra Señora de Bonaria

No muy lejos de San Saturnino se encuentra Bonaria. Una colina en la se ubica un complejo de peregrinación muy famoso en Cerdeña. En la gran plaza que da acceso al complejo se pueden ver dos fachadas. A la izquierda, más pequeña, la de la iglesia gótica del siglo XIV, el santuario que aloja una imagen de la Virgen María y Jesucristo. Dicen de esa imagen que salvó a unos marineros en una tormenta. Hoy en día, los navegantes siguen rezando a esta imagen. La otra fachada corresponde a la basílica neoclásica, cuyas obras finalizaron en 1926.

qué ver en cagliari

Este fue otro de los lugares a los que no pudimos acceder en Cagliari. Mientras estemos en tiempos de pandemia, las cosas en Cerdeña están muy controladas. Green Pass necesario para acceder a cualquier lugar cerrado, aforos limitados, y cuando eso no se puede cumplir, monumentos cerrados. Esperemos que todo vuelva pronto a la normalidad.

De todos modos, aunque no se pueda entrar en la iglesia y aunque os de igual visitar esta iglesia, os aseguro que solamente por disfrutar de las magníficas vistas que se tienen desde lo alto de la colina, con el castello al fondo, ya merece la pena llegar a este lugar, a cuyos pies se encuentra el Cementerio Monumental de Bonaria. A mi encanta visitar estos lugares, pero en este caso también encontramos la puerta cerrada.

San Benedetto, un mercado que ver en Cagliari

En el barrio de Villanova está este gran mercado de abastos. No pilla de paso hacia ningún lugar turístico, pero si os gustan los mercados, no os lo podéis perder. Puesto de frutas y verduras en los que todo luce especialmente fresco. Muchos puestos de carne, y pocos de pescado. Los mejores para mí, los de quesos. Te acercas a comprar un poco de pecorino y terminas probando varios de ellos. Los tenderos son amables, como en general son los sardos.

Qué ver en Cagliari: visitas guiadas

Aquellos que quieran tener la mejor información sobre cada uno de los lugares que ver en Cagliari y conocer más de su historia, sin duda sacarán provecho a cualquier de las visitas guiadas que tienen lugar en la ciudad. Os dejo aquí algunos ejemplos de ellas, por si alguna os parece interesante.

Qué ver en Cagliari: alrededores

Si bien Cagliari se ve sin problemas en un día, merece la pena pasar alguno más en la ciudad para dedicar tiempo a conocer algunos lugares en los alrededores. Yo os dejo unas recomendaciones, por si os animáis a visitar pueblos menos conocidos o bien os apetece un poquito de playa.

San Sperate

A solamente 20 kms de Cagliari se encuentra San Sperate. Un pueblo tranquilo que se ha hecho famoso por los murales que decoran sus calles. Se pueden ver obras que recuerdan a Dali, caballos de hierro que parecen comer la hierba de la calle, murales con motivos de la vida cotidiana y otros pintados en tiempos de pandemia en los que no faltan las mascarillas en los rostros de sus protagonistas.

Playa de Poetto

Es la playa más grande y cercana a Cagliari. Sus 7 kilómetros de arenal la convierten en destino popular durante todo el verano. Eso sí, lo que tiene de larga no lo tiene de ancha. Es una playa bastante estrecha en la que además muchos tramos están ocupados por las sombrillas y tumbonas de empresas concesionarias de un terreno de playa. En fin de semana o temporada alta, poner la toalla en ella no es tarea sencilla. Lo mejor es ir hacia el final, donde los servicios son menos y llegan menos bañistas.

Cala Giunco

A una hora coche de Cagliari está Cala Giunco. Dicen de ella que es una de las mejores playas de la isla. Nos gustó más de Playa de Poetto, pero había también tanta gente que no se podía disfrutar de ella como nos hubiera gustado. Eso sí, es innegable su belleza natural y la limpieza de sus aguas. Se trata de una gran bahía de arena blanca poco profunda perfecta para disfrutar en en familia.

Lo de pasear por ella, sobre todo por la orilla, no es tarea sencilla. Las tumbonas (hasta 120 € por día en primera línea) llegan casi hasta el agua y hay que ir esquivando constantemente a otros bañistas. No olvidéis que el estacionamiento es de pago (5 € día completo hasta el 17 de octubre) y que no está de más llevar una nevera con bebida y algo para comer. Las cervezas más caras de toda Cerdeña las pagamos en esta playa.

Quizás también te interese

Dejar un comentario

Scroll Up