que ver en Islandia

Que ver en Islandia, tierra de hielo y fuego

Cuando en el verano del 2014 les dije a mis amigos que me iba de viaje a Islandia, me dijeron que eso dónde estaba exactamente y que allí hacía mucho frío y sólo había hielo, pero nada más lejos de la realidad. Hay mucho que ver en Islandia, y como podrás comprobar, no todo está cubierto de hielo.

La primera vez que pisé la tierra de fuego y hielo, comprendí perfectamente por qué Julio Verne inició allí la aventura de su novela “Viaje al centro de la tierra”. Islandia te atrapa desde el minuto uno. Sientes como si retrocedieras millones de años atrás en el tiempo y percibes bajo tus pies que la tierra está viva.

Ubicada en el extremo noroeste de Europa, esta isla de espectaculares paisajes volcánicos, con su cálida luz, la pureza del aire y la amabilidad de sus gentes, hace que el viajero se quede asombrado ante una naturaleza tan abrumadora. Lejos de pensar que su clima es inhóspito, visitarla en verano es una delicia, ya que en esa época del año la temperatura ronda entre los 11° y los 18°. Y como dicen los islandeses: si no te gusta el tiempo que hace espera cinco minutos.

Que ver en Islandia

Desde que viaje a este país, cuando me preguntan que ver en Islandia, mi respuesta es rotunda: uno de los lugares más increíbles y maravillosos que he visto en mi vida. Allí la energía de la naturaleza y de la tierra se palpan y sienten a cada paso. Y la grandiosidad del paisaje en muchos momentos te supera y te hacen sentir muy pequeño.

No esperes a que te lo cuenten. Lo mejor que puedes hacer es ir a visitar esta fantástica e increíble isla y comprobarlo por ti mismo. Para animarte a ello te cuento en este artículo lo que yo visité y que sin duda recomiendo a quien se anime a viajar a Islandia.

Reikiavik

Su cosmopolita capital Reikiavik es la puerta de entrada a la más pura y vibrante energía de la tierra y el punto de partida del conocido triángulo de oro. La mezcla de acogedoras casas de colores junto con modernos edificios, producen asombro en el viajero, que ve como conviven perfectamente la tradición más arraigada de leyendas y elfos, con instalaciones geotérmicas que parecen de ciencia-ficción.

que ver en Islandia

Parque Nacional de Thingvellir

Situado a 44 kms de Reikiavik, está considerado Patrimonio de la Humanidad y tiene una gran importancia, no solo geológica sino también histórica, ya que aquí se fundó en el año 930 el parlamento Islandés, el cual permaneció en este lugar hasta finales del siglo XVIII. En este hermoso entorno se encuentra la separación de placas tectónicas americana y euroasiática, así como fallas y fisuras que hacen del paisaje algo digno de visitar.

Gullfoss

A este lugar que ver en Islandia también se le conoce como “cascada de oro“. Se encuentra a 110 km de Reikiavik y se pueden ver estos dos enormes saltos de agua contiguos. En los días de sol producen un espectacular arco iris. La belleza y el estruendo del caudal al caer te deja sin palabras.

que ver en Islandia

Geysir

Si viajar a Islandia te pone en contacto directo con la naturaleza más brutal, sin duda visitar esta zona te muestra uno de los fenómenos naturales más sorprendentes que puedas contemplar, sentir y oler, y es la emanación de un geyser. Actualmente el más impresionante es el Strokkur, que lanza chorros de agua a 20 metros de altura cada 5-8 minutos, aunque toda la zona está poblada de zonas acotadas donde se pueden ver fuentes en ebullición que emergen de la tierra.

Lago glaciar de Jokulsarlon

No puedes visitar este lago sin hacer la travesía en un barco anfibio que dura entre 35-40 minutos navegando entre icebergs. La mezcla del azul turquesa del agua con el blanco de los bloques de hielo es una auténtica maravilla difícil de describir con palabras.

Playa de los icebergs

Muy cerquita del lago de Jokulsarlon se encuentra esta increíble playa de ceniza volcánica en la que grandes trozos de iceberg, los cuales provienen de la lengua del glaciar que desemboca en el mar y cubren la playa formando un paisaje que te hará creer que estás en otro planeta.

que ver en Islandia

Cascada de Svartifoss

Sin duda alguna un lugar insólito en el que no es sólo el salto de agua lo que llama la atención, sino las columnas de basalto negro que se han ido formando y que dicen que se asemejan al órgano de una catedral. Caprichos de la naturaleza.

Cascada de Seljalandsfoss

Cuando crees que ninguna cascada de Islandia ya te puede sorprender por su belleza, te encuentras con este salto de agua despeñándose desde 60 metros de altura. La vegetación que en verano la rodea es difícil de imaginar si no la ves con tus propios ojos. La peculiaridad de esta maravilla es que se puede caminar por detrás y verla desde la parte posterior. Sin duda un regalo más de la naturaleza islandesa.

que ver en Islandia

Vik

Viajando hacia las tierras bajas del sur de Islandia y atravesando paisajes lunares de lava, se llega a Vik donde se puede disfrutar de formaciones de roca volcánica y pequeñas cuevas, así como de una preciosa playa de arena negra. También en este lugar se pueden encontrar columnas de basalto que la naturaleza ha moldeado a su antojo.

Cascada de Skógafoss

Situada a 150 km de Reikiavik esta cascada de 62 metros de altura y 25 de ancho se produce al precipitarse el río Skoga saltando por encima de una meseta para caer formando este maravilloso espectáculo. Es por ello que se le considera una de las cascadas más hermosas del planeta y uno de los lugares imprescindibles que ve en Islandia.

Glaciar de Skaftafellsjökull

La palabra que describe la belleza de este lugar es “sublime”. Personalmente es de los paisajes que más me han sobrecogido en toda mi vida y no se puede describir con palabras. La inmensidad de esta lengua de glaciar, la cantidad de hielo, las montañitas al fondo y el silencio que rodea todo el entorno, hacen que parezca el escenario de una película. Uno de esos lugares únicos que ver en Islandia.

que ver en Islandia

Espero que vosotros también os animéis a descubrir todos estos lugares de Islandia. Y recordad: Kemst pó hægt fari. O lo que es lo mismo, llegarás a tu destino aunque viajes lentamente.

Autora del post: Ana Belén DS (@anbelig)

Post a new comment