Que ver en Seúl, lo mejor de la capital de Corea del Sur

No hay duda de que la capital de Corea del Sur es la ciudad más conocida del país. Muchos viajeros que pasan por este rincón de Asia lo hace como una extensión de un viaje a Japón. En mi opinión este pequeño país merece ser conocido a fondo. Por sus ciudades, su gastronomía y su cultura. Pero si dispones de pocos días para conocer Corea del Sur te aseguro que si se los dedicas a su capital disfrutarás y mucho de tu estancia. Porque hay mucho que ver en Seúl.

Nosotros pasamos cinco días en Seúl. Puede parecer mucho tiempo pero en nuestro caso nos quedamos con ganas de más. Hay mucho que hacer en Seúl y cuando se va con el tiempo justo al final hay que seleccionar en que invertir el tiempo.

Que hacer y que ver en Seúl en cinco días

El tiempo que estuvimos en la capital coreana fue un no parar. Y aún así se nos quedaron cosas en el tintero. Os voy a contar que hacer y que ver en Seúl en base a nuestra experiencia. Y luego os diré alguna cosa que por una u otra razón no hicimos y que se quedó en la lista de pendientes.

Llegamos a Seúl cerca del mediodía desde Daegu. Aprovechamos la tarde para conocer la zona más cercana a nuestro hotel, el Best Western Premier Kukdo. Pasamos después cinco días completos en la ciudad antes de partir una mañana hacia Incheon para regresar a Madrid. En ese tiempo estas son las cosas que hicimos y que creo debe estar en cualquier lista de cosas que hacer y que ver en Seúl.

1 – Visitar los palacios de la dinastía Joseon

Para mi fue una de la cosas más atractivas que ver en Seúl. La ciudad cuenta con seis palacios repartidos por el centro de la ciudad. Si se dispone tiempo creo que merece la pena visitar cada uno de ellos. Aunque tienen similitudes también tienen diferencias que los hacen únicos.

Palacios de Seúl Changdeokgung

Changdeokgung y su jardín secreto

En conjunto de Changdeokgung y su jardín secreto puede que sea el más bonito entre los palacios de Seúl. Es Patrimonio de la Humanidad desde hace dos décadas y dicen de él que es el que mejor representa la cultura coreana. En su recinto  se combinan perfectamente la belleza arquitectónica y natural. Merece la pena sumarse a la visita guiada a su Jardín Secreto. Un lugar único en el corazón de la ciudad.

Changgyeonggung

Una puerta en la parte trasera de este palacio comunica su recinto con el de Changdeokgung. Este palacio estuvo ocupado por los japones que instalaron un zoo y un jardín botánico en sus jardines. El palacio se restauró con mucho acierto, se arreglaron los jardines y el zoo fue llevado a otro emplazamiento. No recibe tantos turistas como otros palacios y eso es un punto a su favor.

Gyeongbokgung

Este fue el principal palacio de los Joseon. Hay que contar con tiempo para poder visitar todos sus edificios, entre los que se encuentran las estancias de la reina, salones de recepciones o una biblioteca. Además en los jardines hay cuidadas praderas y estanques.

Deoksugung

Se trata del palacio más peculiar de Seúl. Ubicado en mitad de las modernas construcciones de la capital coreana, es el único palacio de la ciudad cuyos edificios unen la tradición coreana con el estilo occidental. Sus edificaciones se dividen en dos zonas. Cerca de la entradas, las tradicionales de Corea. Y al fondo, dos grandes edificios de estilo neoclásico. Todo rodeado de jardines, lagos y estanques.

Gyeonghuigung

Este palacio está algo alejado de la parte más turística de la capital coreana. El palacio contaba con edificios para las audiencias y con espacios dedicados al relax del monarca. En total había unos 100 edificios en este palacio. Sin embargo durante la ocupación japonesa muchos de ellos fueron destruidos para siempre. Merece la pena llegar a este palacio porque no suele haber turistas y porque además es el único en el que no hay que pagar entrada.

Unhyeongung

No son muchos los que saben de la existencia de este pequeño palacio que fue construido como residencia real. Actualmente en su interior se han instalado salas de exposiciones y una agradable cafetería. En las distintas estancias del palacio se pueden contemplar recreaciones de como era la vida de los monarcas.

Si quieres saber mucho más sobre todos estos lugares, no dejes de leer el post “Los palacios de Seúl, el tesoro de la capital coreana“.

2 – Atravesar las impresionantes puertas de la ciudad

De las ocho puertas que tenía la fortaleza de Seúl, hoy tan solo quedan en pie seis de ellas. Las más grandes e importantes eran las que estaban en los cuatro puntos cardinales, conocidas como puertas del sur, norte, este y oeste. Las otras cuatro estaban en puntos intermedios entre cada dos de las anteriores.

que ver en seúl

Puerta Sungnyemun

También conocida como puerta del sur, puerta de los ceremoniales o puerta Namdaemun, este lugar es toda una atracción turística. Además de poder verla desde el exterior, pagando unos wones se puede acceder a la plaza que aloja la más grande de las puertas  que formaron parte de la fortaleza de Seúl.

Puerta Heunginjimun

Es la puerta que daba acceso a la fortaleza desde el este. Se trata de uno de los lugares que ver en Seúl con más historia y en el parque que hay a poca distancia de la puerta se puede ver también un pequeño tramo de la muralla que cerraba la ciudad. También se conoce esta puerta como la del este o Dongdaemun.

3 – Perderse en Bukchon, el barrio de los hanoks

Es uno de los lugares con más encanto que ver en Seúl. Este barrio de casas tradicionales y calles empinadas es una atracción por si mismo. No necesita de templos ni palacios para ser uno de lugares más atractivos de la capital. Formado por una red de calles estrechas y curvadas, Bukchon es como un laberinto que se puede recorrer sin rumbo buscando los rincones más atractivos de la aldea. No hay mejor forma de conocer un pueblo tradicional coreano que visitando esta zona de Seúl. No hay que olvidar durante el paseo que en los hanoks que vemos vive gente. Por ello hay que ser respetuoso tal y y como piden en muchos carteles colocados en las puertas de las casas.

Para descubrir más a fondo este barrio tradicional te animo a leer el post “Bukchon Hanok Village, el antiguo barrio de la nobleza“.

Bukchon hanok village

4 – Visitar a Buda en los templos de la ciudad

Cómo otros muchos países budistas, en Corea del Sur hay un gran número de templos. Y en la capital no podían faltar algunos de ellos que merece la pena visitar.

Templo Jogyesa

Este templo es el centro del budismo zen en Corea. Se edificó hacia finales del siglo XIV  y fue reconstruido en el año 1910.  En el altar del templo Jogyesa, al ser el lugar más sagrado y honrado del budismo en Corea, se llevan a cabo eventos, ceremonias y ritos durante todo el año. Nosotros pudimos visitar este templo de día y de noche, y siempre encontramos actividad en él. Además nuestro paso por Seúl coincidió con la celebración del cumpleaños de Buda, motivo de celebración en todos los templos del país. En Jogyesa encontramos infinidad de faroles de colores en los patios y mucha animación.

El templo está casi encajonado entre altos edificios. No hay que perder la oportunidad de acercarse a la que fue la primera oficina de correos de la ciudad que está muy cerca del templo. En el suelo de la plaza que la precede hay baldosas con reproducciones de sellos.

Templo Bongeunsa

Al sur del río Han que divide la ciudad en dos, se encuentra este templo levantado en el reinado de Silla. Este lugar tiene mucho encanto. Está rodeado de los altos rascacielos de cristal de la moderna Seúl y sus pequeños pabellones se encuentran rodeados de jardines y altos árboles. A mi me encantó estar allí al atardecer, en el momento en el que uno de los monjes tocaba la campana para llamar a la oración a fieles y resto de monjes del templo.

que ver en seúl templo bongeunsa

5 – Caminar hasta la Casa Azul, el Palacio Presidencial de Corea

Un agradable paseo junto a los muros del palacio Gyeongbokgung lleva hasta la parte delantera de la Casa Azul. La residencia presidencial, cuyo nombre viene dado por el color de su tejado, se ve al final de una avenida, con el Monte Bukhansan que se eleva por detrás.

Al llegar a un punto del camino hay controles policiales. Paran a los coches y vimos que también a algún peatón. Pero en general no parece que haya ningún problema en acercarse a ver la casa y hacer una foto en la distancia.

que ver en seúl casa azul

Quien se anime a realizar este paseo podrá aprovechar para conocer Seochon Village. Su nombre significa barrio del oeste y hace referencia a su ubicación en relación al palacio Gyeongbokgung. En este barrio se conservan hanoks que conviven con nuevos y atractivos negocios. E incluso con algunos tan antiguos como Daeo Book Store, una librería que se hizo popular en Seúl cuando no todo el mundo podía comprar libros y el intercambio era habitual.

6 – Acudir a la recreación de un cambio de guardia

Son muchas las ciudades en las que el viajero puede ver el cambio de guardia delante de sus palacios reales o presidenciales. Una de las cosas que ver en Seúl también es el cambio de guardia. Es solamente una tradición y atracción turística, pues en los palacios que ser realiza son tan solo monumentos, ya no reside nadie en ellos.

La soldados reales visten tal y como se hacía en los tiempos de los monarcas Joseon. Incluso lucen en sus rostros las barbas que se pueden ver en los cuadros que representan a nobles y soldados de aquella época. Es un espectáculo lleno de color que se puede ver en dos palacios: GyeongbokgungDeoksugung. Nosotros vimos los dos, el primero porque sabíamos de sus existencia. El segundo de casualidad. Ambos nos gustaron y además en ninguno vimos aglomeración de gente.

El cambio de guardia dura unos 20 minutos en cada caso. Cuando finaliza, los soldados posan para las fotos de todo aquel que quiera retratarse junto a ellos.

que ver en seúl cambio de guardia en los palacios

7 – Unirse a la visita guiada para conocer el Santuario Jongmyo

Este es otro de los lugares que ver en Seúl y que forma parte del Patrimonio de la Humanidad. Este santuario se ubica al sur del palacio Changdeokgung y era uno de los lugares de adoración más importantes y sagrados de la Dinastía Joseon En su recinto hay un verdadero bosque entre el que se pueden ir viendo las diferentes edificaciones. Jeongjeon es el edificio más importante del santuario. En él era donde se preservaban las lápidas mortuorias de los reyes y el lugar en el que celebraban las ceremonias de conmemoración.

que ver en seúl Santuario Jongmyo

8 – Retratarse con un hanbok

Al principio puede que os llame la atención ver a grupos de jóvenes por la calles de Seúl ataviados con el hanbok, el traje tradicional de Corea. Pero poco a poco uno se va dando cuenta que no es algo excepcional. Son muchos los que se animan a salir así vestidos a la calle para acudir a jardines y palacios para hacerse un reportaje fotográfico. Si en un momento dado a alguien le apetece imitarles decir que es algo sencillo. En el centro de la ciudad hay negocios dedicados a alquiler de hanboks. Solo hay que entrar, elegir uno y salir a la calle listo para recorrer así la ciudad.

hanbok

Si te apetece hacerte alguna foto con esa indumentaria pero no quieres pasar el día así vestido, en el palacio Unhyeongung los alquilan para que los lleves puestos mientras visitas el lugar. Te puedes hacer bonitas fotos porque el lugar ofrece un precioso fondo.

9 – Buscar la cápsula del tiempo en el Monte Namsan

En una ladera del Monte Nasam se puede visitar la Aldea Tradicional Coreana Namsangol. Es un lugar creado para acercar a los viajeros las tradiciones del país. En su recinto, una zona boscosa, se pueden ver un bonito conjunto de casas tradicionales restauradas, un estanque y un escenario en el que se realizan diferentes espectáculos de entretenimiento.

que ver en seúl namsangol

Dando un paseo por los caminos que se alejan de la entrada se llega a un lugar que ver en Seúl y que cobrará especial interés en el año 2394. Se trata de una cápsula del tiempo. En el año 1994 se guardaron en su interior más de 600 objetos de uso cotidiano. Muchos de ellos, 20 años después, ya no los utilizamos y los más jóvenes no sabrían para que son. ¿Imagináis cuando se abra esa cápsula y los habitantes del siglo XXIV vean lo que utilizaba la gente en el siglo XX?

10 – Ir hasta Itaewon, el barrio más cosmopolita de Seúl

Este barrio al sur de la zona palaciega de Seúl es un lugar perfecto para ir de compras, disfrutar de un buen café y dar un paseo olvidando la Corea más tradicional. En este barrio hay muchos letreros en inglés y son muchos los occidentales que pasean por sus calles.

que ver en seúl itaewon

Fue tras la independencia de Corea cuando en Itaewon comenzaron a abrirse tiendas para atender a los soldados americanos. Desde entonces el barrio ha seguido ampliando su oferta comercial convirtiéndose en el lugar al que acuden los extranjeros residentes para hacer sus compras.

Además de dar un paseo por el barrio y buscar en su avenida principal las baldosas con los saludos en decenas de idiomas, nosotros nos acercamos hasta la Mezquita Central, la más importante de Seúl. Yo tan solo pude verla desde el exterior pues todo fueron pegas para dejarme acceder. No es nada especial y cuesta un poco localizarla.

11 – Pasear al atardecer junto al arroyo Cheonggyecheon

Este arroyo de casi 6 kilómetros de longitud está decorado con cascadas, piedras, murales en su paredes y distintas obras de arte, tanto junto al arroyo como en los puentes que lo cruzan. Está por debajo del nivel de la calle. Por eso resulta un lugar muy agradable para pasear pues apenas se escucha el ruido de la calle.

que ver en seúl arroyo

12 – Atravesar la Plaza Gwanghwamun

Esta plaza, con sus 550 metros de longitud, es la más impresionante de las que ver en Seúl. Tiene una ubicación privilegiada en el centro de la ciudad. Merece la pena recorrer la plaza de sur a norte para llegar al palacio Gyeongbokgung. Por el camino se puede ver el contraste entre el Seúl más moderno y el más tradicional. La ciudad que adora la tecnología pero que sigue rindiendo homenaje a sus personajes más relevantes.

La plaza tiene dos de sus lados rodeados por altos edificios de cristal. Al fondo, se ve la puerta del palacio. Y en el centro, fuentes y esculturas del General Yi Sun-sin y del Gran Rey Sejong. Bajo el suelo de la plaza está el Centro Cultural Sejong.

que ver en seúl Plaza Gwanghwamun

13 – Descubrir tesoros en el Museo Nacional de Corea

Confieso que nosotros no íbamos a visitar este museo. Pero el primer día en la ciudad llovía tanto que había que buscar lugares que visitar bajo techo. Alojado en un moderno edificio, confieso que este museo me gustó mucho más de lo que esperaba. Es un lugar que no agota, pues a pesar de tener una amplia colección es fácil visitar todas las salas en una mañana. En ellas se exponen reliquias de distintas épocas así como obras de caligrafía tradicional, pintura budista o artesanías en madera.

Para tomarse un descanso merece la pena hacer un alto en el café del museo. Y si quieres llevarte un bonito recuerdo de calidad, la tienda del museo es perfecta.

El Museo Nacional de Corea está ubicado en el Parque Yongsan, no muy lejos de Itaewon. El parque tiene distintas construcciones, cascadas y un estanque que en primavera verano se cubre de flores de loto.

que ver en Seúl Parque Yongsan

14 – Ir de compras

A los coreanos les gusta ir de compras. Gastan mucho dinero en los grandes centros comerciales. Pero también los mercados son imán para ellos. Por ello una de las cosas que merece la pena hacer en Seúl es perderse por sus mercados o en sus barrios más comerciales. Es una forma perfecta de ver a los habitantes de la ciudad haciendo una de las cosas que más les gustan. Y además son el lugar perfecto perfecto para comprar un recuerdo con el que volver a casa.

que ver en seúl mercados

Mercado de Namdaemun

Es uno de los mercados más grandes que ver en Seúl. Cercano a puerta del mismo nombre visitar este mercado es toda una experiencia. Un puñado de calles están ocupadas por cientos de puestos. La mayoría de ellos son de alimentación y objetos para la casa. En algunos de ellos los vendedores, megáfono en mano, animan a los viandantes a parar y comprar sus productos. Este mercado tiene fama por vender artículos textiles a buen precio y por ser uno de esos mercados en los que se puede regatear.

Mercado de la pulgas de Hwanaghak-dong

Puede que en este mercado no compres nada, pues la mayoría de los objetos son muebles y antigüedades. Entre tanta maravilla también hay algún puesto de recuerdos para turistas. Nosotros aquí compramos un bonito Buda de bronce, que tras un rato de regateo, conseguimos a buen precio.

Insa-dong

El barrio de Insa-dong, por su céntrica ubicación y cercanía a varios de los lugares que ver en Seúl, es uno de los más turísticos de la capital coreana. Galerías de arte y tiendas de recuerdos se mezclan con restaurantes, cafeterías y casas de té. Los domingos el barrio está cerrado al tráfico por lo que es el día perfecto para deambular por su calles. Eso sí, en Insa-dong te pueden cobrar por un café o una cerveza el doble que en otros lugares de la ciudad.

Mercado de Dongdaemun

Cercano a la puerta que se lleva el mismo nombre y junto al arroyo Cheonggyecheon, Dongdaemun es el mercado más grande que ver en Seúl. Ocupa un buen número de manzanas y en cada parte del mercado se pueden encontrar un tipo de objetos diferentes. En el se vende comida, objetos para la casa, herramientas o hanboks. Y lo mejor es que al atardecer se anima aún más pues en una de sus calle hay un mercado gastronómico. Un lugar donde sentarse codo con codo junto a los coreanos para cenar por poco dinero desde rollitos de verduras a sopa o kimchi.

Al otro lado del arroyo hay decenas de librerías que amontonan en su puerta cientos de libros de segunda mano. Todos los que no caben dentro de esos locales de apenas un metro de fachada. Muy curioso, merece la pena darse un vuelta por esa parte del arroyo.

Mercado Gwangjang

Este mercado está integrado en la zona del mercado arriba citado. Se trata de un mercado gastronómico callejero. Un lugar donde sentarse codo con codo junto a los coreanos para cenar por poco dinero pescado crudo rebanado, gimbap, sundae gukbap, kalguksu o el delicioso bibimbap. Es el lugar perfecto para conocer y experimentar la cultura coreana de las comidas callejeras, uno de esos lugares que ver en Seúl y que acercan a la vida cotidiana de la ciudad.

15 – Montar en metro para ir Suwon

La impresionante Fortaleza Hwaseong, Patrimonio de la Humanidad, está en Suwon, una moderna ciudad al sur de Seúl. Merece la pena abandonar la capital por unas horas para conocer este lugar ligado a la historia coreana. Además, llegar a Suwon es muy sencillo: basta subir al metro en Seúl para llegar hasta ella. Es un trayecto cómodo y barato, y aunque la Fortaleza Hwaseong no sea propiamente uno de los lugares que ver en Seúl, lo cierto es que merece la pena el corto viaje.

¿Quieres saber más de esta fortaleza? Entonces no dejes de leer el post “La Fortaleza Hwaseong de Suwon, tesoro de la Unesco

Fortaleza Hwaseong Suwon

Además deciros que en Seúl hay que ir siempre bien atento. Porque además de todo esto que os cuento hay esculturas, plazas o parques que bien merecen ser conocidos.

Lo que no hicimos en Seúl

Al principio del post os dije que por falta de tiempo hubo alguna cosa que no pudimos hacer durante nuestra estancia en Seúl. Reconozco que nosotros nos entretenemos mucho en cada lugar que visitamos. Es posible que a otro viajero en los mismos días nosotros pasamos en la capital de Corea del Sur le de tiempo a hacer más cosas. Supongo que solamente de dependerá del tiempo que cada uno invierta en los lugares por los que pasa. En cualquier caso, nosotros podemos decir que vimos casi todo lo que queríamos conocer en Seúl. Pero lo siguiente se quedo en pendientes… quizás para una próxima ocasión:

  • Queríamos ver el río Hangang sobre todo por la noche, cuando se puede ver la ciudad y los puentes iluminados. Un día por otro no hubo forma y al final nos tuvimos que conformar con verlo desde el metro cuando íbamos de un lado a otro de la ciudad.
  • Me hubiera gustado ir al Mercado de Gyeongdong. Se trata del mayor mercado de hierbas utilizadas para los tratamientos en la medicina oriental. Estoy segura que es un lugar curioso que ver en Seúl, pero aunque no cierra demasiado pronto no conseguimos cuadrar la visita.
  • Tampoco fuimos al Parque Olímpico, legado de los juegos que se celebraron en la ciudad en 1988. A él acuden los habitantes de la ciudad pero también es un reclamo turístico. Allí se pueden ver las reliquias del antiguo reino de Baekje que comparten espacio con un moderno estadio y el verdor puro de la naturaleza.

 

Comentarios (14)

  1. Pues me apunto todo lo que hiciste y lo que no, pero ya te digo yo que en casa no creo ques vean disfrazados! Es curioso poque en Corea del Norte también visten el hanbok que comentas.
    Y también puertas, como la de Sungnyemun, las vimos en alguna ciudad norcoreana.
    Corea está como uno de los 5 finalistas a viaje del verano. Veremos al final…

    1. Es lógico que ambas Coreas tengan semejanzas. Hasta no hace tanto fueron un solo país…
      Espero que os decantéis por este país antes de que se convierto en otro destino asiático en el ojo del turismo de masas.
      Un abrazo.

    1. Hola Fernando. Realmente la capital de Corea del Sur es una ciudad muy interesante y que pocos imaginamos tan atractiva como es. Un saludo.

  2. ¡Vaya guía más completa has hecho!
    Me ha encantado todo. El post es súper completo para conocer la capital.
    Me llama muchísimo la atención el contraste de los edificios antiguos y como se han ido incorporando al moderno Seúl. Queda totalmente integrado.
    Me encantaría tener un día la ocasión de viajar a este país, de momento ya lo he hecho a través de tus ojos.
    Una pena que no os diera tiempo de visitar el Mercado de Gyeongdong, debe ser un lugar muy original y curioso. Pero aún así, creo que os cundió mucho el viaje.

    1. Pues sí, a mi también me dio pena no visitar ese mercado, pero a veces no queda más remedio que dejar algunas cosas en pendientes, aunque de rabia. Un abrazo y me alegra que te haya gustado el artículo. Un abrazo.

  3. Que bueno y completo! Se ve super diverso, y cuando leí que habías estado 5 días pensé cuanto tiempo, pero después me di cuenta que tenias razón, se necesita un viaje dedicado a Seul! Lo que más me intereso fue recorrer las calles del laberintico Bukchon.

    1. Yo también dude sobre los cinco días en Seúl… y al final incluso me falto tiempo para ver todo lo que me hubiera gustado conocer. Tendré que volver 🙂

  4. Otros años, a estas alturas del mes de enero, ya teníamos más que decididos los destinos que visitaríamos. Sin embargo este 2018 ha llegado lleno de indecisiones y aún no sabemos dónde ir… ¡¡¡El mundo es taaaaan grande!!! ??
    La verdad es que tenemos ganas de volver a Asia, pero Corea del Sur no estaba entre nuestras opciones porque creíamos que era poco turística. ¡Qué equivocados estábamos!

    Echaremos un ojo al resto de post que tienes publicados, a ver si consigues “convencernos” de ir a Corea. ?? Ya te contaremos.

    1. Vamos, si leéis todos los post estoy segura de que acabáis en Corea del Sur. Es un país muy interesante, con muchos atractivos y no excesivamente caro. Además de que aún no es uno de esos destinos super turísticos. Os lo recomiendo sin lugar a dudas 🙂

    1. Olga, a vosotros os encantaría. Es una de esas ciudades en las que tradición y modernidad se mezclan en sus calles. Y Seúl es solo la primera de la muchas razones para viajar a Corea del Sur 😉

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies