películas para viajar por europa

Películas para viajar por Europa desde el sofá

Ahora que en el hemisferio norte estamos llegando al invierno, a los días cortos y las bajas temperaturas parece que apetece quedarse en casa pensando quizás en un próximo periplo. Un plan perfecto puede ser disfrutar de una buena película que nos lleve de viaje sin tener que salir de casa y nos de ideas para  escapadas a alguna de las más bellas e interesantes ciudades europeas. Además, ¿os habéis parado alguna vez a pensar la cantidad de películas rodadas en Europa que habéis visto?

Seguro que alguna de ellas se cuenta entre esta relación que os propongo y recomiendo, cine que nos lleva a algunas de las más famosas capitales europeas, también a otros lugares de los que es probable no hayáis escuchado hablar nunca y que sin embargo será ver la película y tener ganas inmediatamente de hacer la maleta para salir descubrir ese rincón europeo. Y estos es solamente una muestra de entre todas las películas para viajar por Europa sin salir de casa.

¿Preparados? Cámara ¡¡¡acción!!!

Las mejores películas para viajar por Europa

El talento de Mr. Ripley

Basada en la novela de misterio del mismo título, esta fantástica película enamora por su guión, por las interpretaciones de sus atractivos protagonistas (Jude Law, Matt Damon y Gwyneth Paltrow) y por los maravillosos exteriores donde fue rodada: Roma, Palermo Ischia y Venecia. ¿Alguien se puede resistir a unas ganas incontrolables de viajar a Italia tras ver esta película de misterio y crímenes en el que el protagonista consigue engañar a todo el que se cruza en su camino?

Chocolat

Esta película está protagoniza por Juliete Binoche en el papel de una mujer con una curiosa historia a sus espaldas que llega a un pequeño pueblo francés donde abre un preciosa tienda de chocolates que altera la tranquila vida de los habitantes del lugar. Ese bonito pueblo está en la borgoña francesa y se llama  Flavigny-sur-Ozerain. Eso si, en la película aparece como un lugar a la orilla de un río, algo que en realidad no es así. Ningún río fluye junto a este pueblito francés, por lo que esas imágenes en las que unas barcas con gitanos capitaneados por Johnny Deep llegan al pueblo realmente nos trasladan a Gran Bretaña, exactamente hasta Fonthill Biship.

La lista de Schindler

Esta película del director Steven Spielberg es una de las más premiadas de la historia del cine. En ella se narra la historia de Oskar Schindler, un astuto hombre de negocios que durante la Segunda Guerra Mundial entabla relaciones con los nazis. Gracias a ello consigue la propiedad de una fábrica en Cracovia. En ella emplea a hombres y mujeres judíos cuya rescatados de campo de concentración. Sin embargo el hombre amante del dinero y la fiesta descubre lo que está pasando en los campos de concentración. A partir de ese momento, su objetivo es salvar al mayor número posible de judíos.  Gracias a esta película el barrio judió de Kazimierz fue salvado del olvido siendo hoy uno de los lugares que ver en Cracovia.

Vacaciones en Roma

Un princesa. Un periodista. Y unas complicadas vacaciones en Roma. Esta película rodada en blanco y negro es la mejor oportunidad para conocer como era la Ciudad Eterna en los años 50. Y darse cuenta de que la capital italiana no ha cambiado tanto. El tráfico sigue siendo caótico. El Foro romano sigue en ruinas. Y la Piazza di Spagna sigue siendo uno de los lugares más animados de Roma. En la película, una comedia romántica, se puede hacer un verdadero tour desde el Tiber al Panteon de la mano de Audrey Hepburn y Gregory Peck, la pareja protagonista. Sin duda es un clásico que los amantes del cine y los viajes no se deben perder.

Escondidos en Brujas

Esta comedia negra nos lleva a recorrer los rincones más bellos de Brujas de la mano de dos asesinos a sueldo. Su jefe les pide que abandonen Londres tras matar por error a un niño. Viajan a Bélgica y dedican los días a recorrer los monumentos de una de las más bellas ciudades belgas. La película está llena de diálogos surrealistas y reacciones viscerales por parte de los dos protagonistas. Es imposible no pasar un buen rato con esta película sin pretensiones. Y sobre todo, inevitablemente, se tendrán ganas de viajar a Brujas, una ciudad que embruja.

Bajo el sol de la Toscana

Una película de esas que uno no se cansa de ver. Su protagonista Diane Lane llena la pantalla con su presencia mientras recorre la Toscana gracias al viaje que su mejor amiga le regala para que intente superar su reciente divorcio. Diversos acontecimientos hacen que Frances, el nombre de la escritora a la que da vida, se quede a vivir en tierras italianas. Allí hace grandes amigos, disfruta de la gastronomía de Italia y recupera la inspiración para volver a escribir. Los exteriores de la cinta se rodaron en Cortona y Montepulciano (Toscana). También se puede visitar Positano (región de Campania) viendo esta película.

Amelie

Recorrer París de la mano de Audrey Tatoo es una verdadera delicia. Es una película que te lleva a una capital francesa divertida y llena de color. Y es que Amelie, tras sufrir algunas desgracias, descubre que su objetivo en la vida es ayudar a los demás. Desde ese momento inventa lo que haga falta para poder intervenir en la vida de sus vecinos y hacer que ésta sea mucho mejor. Amelie va y viene por París. Seguirla en sus peripecias es disfrutar de un fabuloso tour por la capital francesa. Notre Dame, el metro, el Canal St. Martin o el Sacre Coeur son solamente alguno de los atractivos rincones parisinos que podrás ver desde la mejor perspectiva y sin dar un solo paso.

Un buen año

Dejamos la Toscana para irnos a otras de esas regiones europeas que enamoran a quien las conoce: la Provenza francesa. Es allí dónde Ridley Scott se llevó Russell Crowe para protagonizar “Un buen año”. La película está basada en una novela de Peter Mayle que narra la historia de un reconocido bróker londinense. Éste hereda de su tío un chateau y un viñedo en la Provenza. Inicialmente acude a ver su herencia a regañadientes. Pero al poco tiempo cae rendido ante los encantos de esta mágica región de Francia. El pueblo en el que se rodó la película es Bonnieux, uno de esos pueblecitos encantadores que adornan esta preciosa región y que se encuentra más exactamente en el Parque Natural de Luberon.

Vicky Cristina Barcelona

Son muchas las cosas que caracterizan las películas de Woody Allen. Y sin duda una de ellas es que siempre consigue que las ciudades en las que rueda sean protagonistas de sus cintas. Ese el es caso de esta película protagoniza por Rebecca Hall, Scarlett Johansson y Penólope Cruz. Las dos primeras son dos amigas muy distintas que van de vacaciones a España. Allí conocen a Juan Antonio (Javier Bardem), un pintor que las complica bastante el viaje. Aunque la ciudad de la que más se puede disfrutar viendo la película es Barcelona, también hay secuencias que se rodaron en Avilés, Oviedo y Sabadell.

Amadeus

Praga es un escenario en el que más de un director ha querido rodas sus películas. Amadeus fue una de las primeras en utilizar sus calles como fondo para contarnos la vida de Mozart. El músico habitó en esta ciudad y hay algunos edificios históricos ligados a vida que aparecen en la cinta. Milos Forman, el director, decidió rodar la mayor parte de la película en Praga, ciudad de la que dijo “conservaba el sabor del siglo XVIII gracias a la ineficacia comunista”.  Cómo curiosidad contar que Amadeus se rodó cuando todavía había un régimen comunista en Praga y no era raro que la policía secreta siguiera al equipo de rodaje para comprobar los avances del rodaje.

Notting Hill

Una esas películas que se pueden ver una y otra vez y de las que se siempre se disfruta es esta comedia romántica. Sus protagonistas son Julia Roberts, una famosa actriz, y Hugh Grant, un librero. Cuando sus caminos se cruzan por casualidad empiezan los enredos a la vez que su historia de amor avanza y retrocede varias veces. Londres es el testigo de sus idas y venidas. Y el barrio de Notting Hill, el epicentro de la historia. Allí está la librería del protagonista, su casa, el mercado de Portobello o ese parque en el que se “cuelan” una noche. Pero no acaba ahí el recorrido de “Notthig Hill” por Londres. Hoteles como el Savoy o el Ritz y las calles cercanas también aparecen en esta película que te lleva a la capital británica sin salir de casa.

Antes del amanecer

Esta película es un recorrido por la bella Viena de la mano de Julie Delpy y Ethan Hawke. Son dos jóvenes que se conocen en un tren y que pasan la noche juntos recorriendo la capital austriaca. Su periplo comienza en Zollamt Brucke, la estación de tren. Desde allí irán pasando por algunas de las plazas más bellas de Viena. Y también junto a algunos de sus monumentos. Suben a la noria y se detienen en algunas tiendas de la ciudad. Pero lo mejor de todo es acompañarles por esos cafés tan bellos de la ciudad mientras no dejan de hablar y hablar.

Porque esta película es un sin fin de frases inteligentes de dos personas hablando de la vida y de un futuro que probablemente no compartirán. O sí. Porque años después de grabaron dos películas como continuación de esta historia: Antes del atardecer y Antes del anochecer. Una trilogía imprescindible.

Etiquetas ,

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies