Castillo del Conde Drácula (Castillo de Bran) en Transilvania

por Cristina Monsalvo
Castillo del Conde Drácula, Rumanía

No hay duda de que existen los vampiros; algunos de nosotros tenemos evidencias de ello.” Así de claro lo tenía el profesor Van Helsing en la famosa novela “Drácula” de Bram Stoker ambientada en Transilvania. Mezclando mito, leyenda y realidad, el escritor irlandés creó uno de los personajes más famosos del mundo literario. Y en vista del tirón del mismo, en Rumanía no se podía desaprovechar la oportunidad de atraer turistas con ganas de visitar el Castillo del Conde Drácula. 

Poenari, el castillo de Vlad Tepes

Si partimos de la idea de que el personaje que inspiró a Stoker para su libro fue Vlad Tepes, tenemos que buscar su hogar en el Castillo de  Poenari. Una construcción del siglo XIII que el propio Vlad reconstruyó dos siglos más tarde. Pero por desgracia, el castillo fue abandonado en el siglo XVII y se fue deteriorando con el paso del tiempo.

A fecha de hoy, esta fortaleza regala buenas panorámicas del entorno desde su ubicación a 800 metros de altura. Eso sí, el que quiera ver su interior, que compruebe que el castillo está abierto antes de subir los 1.500 escalones que llevan hasta él.

Quién fue Vlad Tepes

Vlad Tepes fue un príncipe de Valaquia (una región rumana al sur del país) que nació en Sighisoara en el siglo XV. Luchó contra los otomanos y no dudo en utilizar formas de tortura y ejecución tan terribles como el empalamiento. Lo que le valió el sobrenombre de Vlad el Empalador. Además, cuentan las leyendas en torno al segundo hijo de Vlad Dracul que se bebía la sangre delante de sus víctimas en una copa de plata.

El padre de Vlad se unió a la Ordel del Dragón (Drac en húngaro) pasando a se conocido como Vlad Dracul. Su hijo, como Vlad Draculea, hijo de Dracul. Este último termino en rumano designaba al diablo, por lo que Vlad Tepes o Vlad Draculea pasó a ser el hijo del diablo.

Si unimos el apellido del padre, el tema de la sangre, añadimos un poquito de imaginación, otro poco de romanticismo y agitamos bien, el resultado no será otro que el Conde Drácula, el vampiro al que no podía dar la luz del sol y al que se podía matar clavándole una estaca en el corazón.

El Castillo del Conde Drácula en Bran

En vista del deteriorado estado del Castillo de Poenari, había que buscar otro castillo con cierto aire de misterio y con un enclave similar al que se describe en la novela de Bram Stoker. No hay duda de que el castillo elegido reúne en su exterior los elementos que le podían convertir en el Castillo del Conde Drácula por su semejanza con el que el escritor describe en su obra.

Construido sobre rocas a un centenar de metros del suelo, el Castillo de Bran es el castillo más famoso que ver en Rumanía. Aunque en realidad la relación con Vlad Tepes se limita a una estancia de dos días en sus mazmorras. Aún así, son miles los viajeros que lo visitan por ser conocido como el Castillo del Conde Drácula.

Historia del Castillo de Bran

El castillo fue construido en el siglo XIV por los sajones de la cercana Brasov. La idea era defender la ciudad de los turcos, esos para los que Vlad Tepes se convirtió en una auténtica pesadilla.

Tras la Primera Guerra Mundial, la región de Transilvania dejó de pertenecer a Hungría (que aún reclama el territorio) para formar parte de Rumanía. A partir de 1920, el Castillo de Bran se convirtió en la residencia de la reina María y destino vacacional de la Casa Real hasta 1947, año de la abdicación del rey Miguel I.

Castillo del Conde Drácula, Rumanía

Con la llegada del régimen comunista, el castillo, como otras muchas propiedades, fue incautado y se convirtió en museo en 1957. Durante 60 años, el Castillo de Bran estuvo en manos de los distintos gobiernos del país. Hasta que en 2006 fue devuelto a un nieto de la reina María. Tras pensar si lo vendían o no, finalmente la familia decidió mantener la propiedad y abrirlo al público remozado y convertido en un museo cuyo interior poco o nada tiene que ver con Drácula.

Visitar el Castillo de Bran o de Drácula

El exterior del castillo es realmente imponente. Merece la pena rodearlo para apreciar su estampa desde distintos ángulos. Se puede ver desde los jardines (la mayoría de los visitantes no los recorre, por lo que se pueden encontrar rincones tranquilos y agradables) y también desde el exterior si no os interesa pagar la entrada para entrar al recinto.

Desde la misma puerta que da acceso a los jardines ya es evidente que Drácula acompañará al visitante durante el recorrido. En la tienda del palacio se venden todo tipo de recuerdos relacionados con el vampiro de Stoker. Y el camino que lleva a la entrada del castillo está decorado con pancartas y objetos que también tienen relación con Drácula.

Una vez dentro del castillo, nada de oscuridad. El recorrido pasa por varias decenas de habitaciones luminosas y pintadas de un blanco impoluto. Casi todas están decoradas con muebles y objetos que la reina María adquirió en países de Europa occidental.

Castillo del Conde Drácula, Rumanía

En el centro del castillo hay un bonito y cuidado patio en torno al que todo parece girar. Para los que busquen la relación de Vlad Tepes con el castillo, podrán encontrar información en una de las salas que se visitan. Eso sí, nada de vampiros ni de Drácula más allá de los objetos que venden en las tiendas de recuerdos.

Túnel del tiempo del Castillo de Bran

No hace mucho se han incorporado una nueva atracción a la visita al Castillo del Conde Drácula. Es el Túnel del Tiempo. Una exposición bajo el castillo a la que se accede por un ascensor. Uno moderno que ocupa el lugar que antaño tuvo el que hizo instalar la reina María en el pozo que se cavó al construir la fortaleza. También se construyó un pasadizo que permitía a la reina ir del interior de su residencia a pasear por el parque real sin bajar escaleras ni cuestas.

Castillo de Bran horario

El Castillo del Conde Drácula abre todos los días, con horario diferente entre verano e invierno.

  • Octubre a mazo: de 9:00 a 16:00 horas de martes a domingo y de 12:00 a 16:00 horas los lunes.
  • Abril a septiembre: de 9:00 a 18:00 horas de martes a domingo y de 12:00 a 18:00 horas los lunes.

Castillo de Bran precio 2023

Los precios para visitar el castillo de Bran varían a lo largo del año, siendo más cara la entrada en los meses de verano.

Precios julio/agosto

  • Entrada general 60 lei.
  • Estudiantes 35 lei.
  • Mayores de 65 años 45 lei.

Precios del 1 de septiembre al 30 de junio

  • Entrada general 55 lei.
  • Estudiantes 30 lei.
  • Mayores de 65 años 40 lei.

Además de visitar el castillo, se pueden hacer dos visitas que requieren de pago extra, al Túnel del Tiempo y a la Cámaras de tortura. Estas últimas cuestan 10 lei todo el año. El túnel 25 lei en verano y 20 lei el resto del año.

Visitas guiadas al Castillo de Bran o del Conde Drácula

Para aquellos que se quieran quitar complicaciones de transporte, existe la opción de reservar algunas de las mejores excursiones organizadas para conocer el Castillo del Conde Drácula. A

Castillo del Conde Drácula, Rumanía

Cómo llegar al Castillo del Conde Drácula

Bran se encuentra a tan solo 30 kilómetros de Brasov. Una de las ciudades más bonitas de Rumanía y buena base para conocer el Castillo de Bran, las iglesias sajonas fortificadas de Prejmer o Harman, el Castillo de Peles en Sinaia y por supuesto, los lugares que ver en Brasov.

Aquí os voy a contar como llegar al Castillo de Bran desde Brasov. El tren solamente llega hasta esta última ciudad, por lo que desde ella no que da más remedio que recurrir a otro tipo de transporte.

  • Coche. Este fue nuestro medio de transporte para nuestro viaje por Rumanía. Con él llegamos al Castillo de Bran desde Brasov, un viaje cómodo y rápido. En los alrededores del castillo hay una zona de estacionamiento de pago, pero si os alejáis un poco encontraréis sitios para aparcar de forma gratuita.
  • Autobús. Si no cuentas con transporte privado para ir desde Brasov a Bran, puede hacer el recorrido en autóbus. El tiempo del viaje es de aproximadamente una hora y salen de la estación de autobuses de laStrada Avram Iancu (Autogara 2, a unos 30 minutos caminando desde el centro de la ciudad).

alquiler coche

Seguro de viaje para Rumanía

Uno de los gastos que siempre tengo en mis viajes es el del seguro. Un dinero que considero bien invertido, aunque con la idea siempre en mente de “ojalá no haga falta”.

Desde hace años contrato el seguro de viajes con MONDO. Por precios, opciones y servicios, me parece la mejor opción. Además, por ser lector del blog, tienes un 5% de descuento. Si viajas en familia, ese 5% es acumulable a cualquier otro que puedas tener en la web de MONDO.

seguro de viaje

 

Quizás también te interese

1 comentarios

Alfer 27/09/2023 - 10:49 PM

Que excelente reseña, me ha sido de gran utilidad, pronto planeo viajar hacia ese destino.

Reply

Dejar un comentario