pueblos más bonitos de barcelona

Los pueblos más bonitos de Barcelona

Barcelona es una de las ciudades más atractivas del territorio español. Son muchos los turistas que quedan prendados de ella. De sus playas, su gastronomía y sus monumentos. Nadie se resiste a la Sagrada Familia, ni al Parque Güell. Ni por supuesto a dar un paseo por el bello barrio gótico. Es sin duda esta ciudad perfecta para una escapada de fin de semana. Dos o tres días en ella dan para mucho. Lo que pocos saben es que teniendo como base la Ciudad Condal se puede salir a descubrir la provincia y conocer algunos de los pueblos más bonitos de Barcelona.

Pocos saben que dejando atrás las Ramblas, Santa María del Mar y el Paseo de Gracia hay unas tranquilas comarcas con encantadores pueblos rodeados de prados de flores o en algún valle rodeado de montañas. Porque aunque todos pensamos en Barcelona como una provincia de playa, lo cierto es que a muy poca distancia de la capital de la provincia el paisaje cambia y son colinas y montañas las que dominan el horizonte. Es en esa zona precisamente donde se pueden encontrar algunos de los pueblos más bonitos de Barcelona. Seguro que hay muchos más, pero aquí os dejo algunos que he conocido. Y que por su arquitectura, su tranquilidad y su ubicación me parecen dignos de ser visitados.

Los pueblos más bonitos de Barcelona

Lo primero es decir que no están en esta lista todos los cabría esperar. Lo primero por que es una lista subjetiva. Al final la belleza solo depende del ojo que la ve. Puede que estos lugares que voy a enseñar a otros no les parezcan atractivos. O que opinen que son otros los pueblos más bonitos de Barcelona. En cualquier caso, y aunque pueda faltar alguno, seguro que si visitáis cualquiera de estos pueblos os quedáis prendados de ellos.

Pujalt

Este pequeño pueblo de Anoia, una de las comarcas barcelonesas, es un lugar con mucha historia. Rodeado de campos que en primavera se tiñen de verde y amarillo, Pujalt es uno de los pueblos más bonitos de Barcelona. Con sus casas de piedra, plantas en las calles, plazas acogedoras e iglesias, este pueblo tiene también cuatro refugios que se utilizaron en la Guerra Civil por la población de Anoia. Un pueblo poco conocido perfecto para quienes quieran olvidarse de la vida en la gran ciudad.

pueblos más bonitos de barcelona

Bagà

Puede que el puente de piedra sobre el río Bastareny sea uno de los rincones con más encanto de Bagà. Es este pueblo es lugar perfecto para pasear sin rumbo. Su casco antiguo está rodeado por la muralla, las casas de piedra se asoman a recoletas plazas y abren sus puertas a empinadas calles. El bosque aparece en cuenta uno deja atrás las casas. Y en otoño no es raro ver a la gente de la localidad salir en busca de setas. Una afición muy arraigada en el Alto Berguedá, comarca en la que se encuentra Bagà.

pueblos más bonitos de barcelona

Castellar de N’Hug

Este pueblo te deja sin palabras cuando te acercas a él y les ves encaramado en la montaña. Con marcado acento medieval, en invierno se convierte en base perfecta para los amantes del esquí. El resto del año es buen lugar para disfrutar de un tranquilo pueblo con magníficas vistas y atractivas casas de piedra con postigos de madera. En su puñado calles se respira ese ambiente de pueblos de montaña, huele a esa leña que calienta los hogares y se agradece un chaqueta cuando refresca a la caer la tarde.

los pueblos más bonitos de Barcelona

Alpens

Ubicado en la comarca de Osona, este es otro de los pueblos más bonitos de Barcelona y sin embargo pocos le conocen. Encaramado sobre tierras de cultivo y rodeado por bosques y colinas, Alpens es conocido como el “pueblo de la forja”. No hay casa de la población que no sume al encanto de la piedra bonitos elementos de forja. Desde rejas en las ventanas a aldabas o cerrojos. El herrero que comenzó esta tradición fue Joan Prats i Roca y hoy una plaza del pueblo lleva su nombre.

los pueblos más bonitos de barcelona

Sant Juliá de Vilatorta

Seguimos en Osona. Y nos vamos a un pueblo diferente a los anteriores. Sant Juliá de Vilatorta ya no está rodeado de montañas aunque la naturaleza sigue siendo la protagonista del entorno de este bonito pueblo. Más grande que los anteriores, lo primero que llama la atención al entrar en el pueblo son las grandes y elegantes casas señoriales a ambos lados de la carretera. Fueron edificadas en el siglo XX cuando las familias acomodadas de Barcelona descubrieron la belleza de este lugar. El centro del pueblo mantiene el encanto de antaño y merece la pena recorrerlo siguiendo la ruta de los relojes de sol.

los pueblos más bonitos de barcelona

Dónde dormir en Barcelona

Estos son solamente una pequeña selección de entre los pueblos más bonitos de Barcelona. Otros también poco conocidos como Gironella o La Llacuna son buenas ideas para hacer una escapada desde Barcelona. Puede ser una buena idea elegir alojamiento en la Ciudad Condal, ya que estas comarcas son poco turísticas y no hay demasiada oferta hotelera. Si os gusta contar con más espacio que le que ofrece una habitación de hotel, curiosear en la página de Lugaris y sus apartamentos en Barcelona. Tienen una amplia oferta con diferentes ubicaciones dentro de la ciudad y con capacidad para diferentes números de huéspedes.

Etiquetas

Comentarios (02)

  1. Creo que a estos pueblos de Barcelona les pasa lo mismo que a los de Madrid, pesa tanto la fama de la capital, que por eso son poco conocidos. ¡Este tipo de pueblos me encantan! Los primeros me recuerdan mucho a los del Pirineo, con esas casas de piedra con ventanas de madera tan bonitas.
    Me apunto esta lista para cuando tenga ocasión de visitarlos.
    Un abrazo

    1. No me extraña que recuerden al Pirineo. Es que estos pueblos de Barcelona están en el pre Pirineo, rodeados de montañas y no tienen nada que ver con el ambiente cosmopolita de la capital de la provincia.
      Un abrazo

Post a new comment