Copán, Ciudad maya Honduras

Visitar Copán, la ciudad maya de Honduras

Al organizar la ruta de nuestro viaje a Guatemala tuve claro desde el principio que en ella debían estar lugares como el Lago Atitlán, Tikal o Antigua, la ciudad más bella de del país. El resto de lugares los fui encajando poco a poco. Y el que más me costó incluir en el recorrido fue Copán, la ciudad maya de Honduras. Se encuentra muy cerca de la frontera guatemalteca y no quería dejar de pasar por este lugar hondureño teniéndolo cerca. O eso pensaba yo.

Para incluir Copán en nuestro recorrido tuve que olvidarme de la opción de pasar unos días en la playa. Pero poniendo todo en una balanza decidimos que era más interesantes para nuestro viaje conocer la ciudad maya que pasar unos días en una playa del Caribe. Por muy bonita que ésta pudiera ser.

Así que tras muchas vueltas conseguimos pasar una noche en Honduras para poder ver la ciudad maya de Copán. La incluimos en un trayecto entre Antigua y Río Dulce. Además de ese modo pudimos visitar también Quiriguá, uno de los lugares Patrimonio de la Humanidad de Guatemala.

Copán, Honduras

Transporte a Copán desde Guatemala

Os aseguro que antes de emprender el viaje pensé que las posibilidades de transporte en Guatemala serían más y mejores de las que encontramos una vez allí. Pero desde ya os digo que si quieres viajar cómodo y a tu ritmo lo mejor es alquilar un coche. Con y sin conductor. Es la única manera de poder hacer el viaje a tu ritmo y sin encajonado en un diminuto shuttel bus o en una parrillera, esos autobuses que vuelan por las carreteras de Guatemala y que cuantos más viajes y más gente lleven a bordo, más rentable resulta para el conductor.

Dicho esto deciros que las opciones para ir a Copán, en Honduras, estando en Antigua o Ciudad de Guatemala son pocas. O cuentas con un coche o tendrás que hacer el viaje en shuttle bus.

Nosotros hicimos el recorrido desde Antigua. pregunté en multitud de agencias antes de darme cuenta de que la única posibilidad de hacer el viaje en transporte compartido era dejar esta ciudad de Guatemala a las cuatro de la mañana para salir rumbo a Copán en uno de tantos servicios de shuttel bus que conectan las ciudades del país.

En shuttel bus a Copán

Nosotros fuimos de los primeros a los que recogieron. Cuando nos dimos cuenta de que seguían subiendo viajeros a pesar de que parecía imposible que entrara más gente en esas tres filas de asientos le dije a Arturo que lo mejor era cambiarse a los asientos delanteros, junto al conductor. El del copiloto era cómodo. El otro demasiado estrecho. Pero siempre es mejor opción que ir encajado entre otros dos viajeros y los respaldos de los asientos. El vehículo en el que hicimos el viaje tenía 11 plazas más la del conductor y todas quedaron ocupadas. Pero os aseguro que son plazas para gente pequeña. No para gente alta como todos los que íbamos ese día hacia Copán.

El viaje duró siete horas. Abandonamos Antigua alrededor de las cuatro y media de la mañana. Era noche cerrada. Cruzamos Ciudad de Guatemala cuando la capital aún estaba durmiendo. Y emprendimos ruta hacia la frontera con Honduras. La carretera estaba en obras para mejorarla y convertirla en una autovía. Pero por el aspecto que tenía todo creo que tardarán años en acabarla. Había muchos camiones, mucho polvo, muchos baches… Y sabíamos que quedaban varias horas hasta llegar a nuestro destino.

A medio camino y ya con el sol luciendo sobre nosotros hicimos una parada para desayunar. Vernos bajar del coche debió ser un cuadro. La mayoría no habíamos podido mover las piernas en varias horas y estábamos rígidos. Media hora más tarde volvimos al shuttle y allí estuvimos de nuevo encajados hasta que llegamos a la frontera con Honduras.

El viaje llegaba a su fin. Copán está a solo 13 kilómetros del paso desde Guatemala. Cuando por fin llegamos a nuestro hotel, a las once y media de la mañana os aseguro que de lo único que teníamos ganas era de tumbarnos un rato y estirar el cuerpo.

Precio del shuttel bus Antigua- Copán: 30 $ por persona.

Frontera Guatemala – Honduras

El paso de Guatemala a Honduras lo hicimos por El Florido. Al llegar a la frontera, el conductor del shuttel bus nos indicó que teníamos que bajar y lo que había que hacer.

En primer lugar nos acercamos a la Oficina de Inmigración de Guatemala. Allí nos sellaron el pasaporte con la fecha en la que dejábamos el país. No tuvimos que pagar nada por esa gestión. Lo que nos llamó la atención fue la cantidad de hombres que ofrecían cambio a lempiras, la moneda hondureña. Manejaban fajos de billetes de distintas monedas y podías hacer el cambio ya fuera en quetzales o dólares. Nosotros no preguntamos tan siquiera a cuanto estaba el cambio. Íbamos a estar solo un día en Honduras y teníamos la esperanza de poder pagar con tarjeta de crédito o dólares.

Con nuestro pasaporte sellado caminamos unos cien metros y tras pasar el cartel que dice “Bienvenidos a Honduras” encontramos el edificio que aloja la Oficina de Inmigración de Honduras. Allí nos volvieron a sellar el pasaporte con la fecha de llegada al país tras pagar la tasa de entrada a Honduras: 67 lempiras, 30 quetzales o 3 dólares. Nosotros pagamos en esta última moneda, que además resulta algo más barato al cambio que hacerlo en las otras.

Para salir del país repetimos la operación al día siguiente. Esta vez a la inversa y todo el mismo edificio antes de dejar Honduras y sin tener que pagar ninguna tasa.

Copán Ruinas

Este es el nombre de la localidad en la que se encuentra el yacimiento arqueológico de Copan. Todo gira en torno al Parque Central. Allí está la iglesia y algunos museos. Es el lugar perfecto para coger un tuk tuk que te lleve al yacimiento de Copán y alrededor de ella se encuentra las empinadas calles de la localidad con restaurantes, hoteles y tiendas de recuerdos.

Copán Ruinas es un pueblo pequeño que ha sabido adaptarse al turismo que llega para visitar la ciudad maya más importante de Honduras. Aunque por lo general, al igual que hicimos nosotros, los viajeros pasan en la localidad el tiempo justo para visitar el yacimiento, la verdad es que en Copán Ruinas hay un puñado de hoteles y diferentes actividades que justifican quedarse algo más de tiempo en ella. Pero cuando se viaja con poco tiempo, como nos pasó a nosotros, pasar una noche en este lugar es lo máximo que muchos podemos permitirnos.

En el poco tiempo que estuvimos en Copán Ruinas, aprovechamos para dar un paseo por sus calles. Algunas tienen una pendiente muy inclinada, por lo que subir a un tuk tuk para llegar a determinados sitios resulta mucho más cómodo. La mayoría de las casas son bajas y están pintadas de distintos colores. Recorrer sus calles empedradas es agradable y se respira un ambiente tranquilo en ellas.

Copán, Copán Ruinas

En cuanto a los precios, deciros que Honduras, o al menos Copán Ruinas, resulta más barato que Guatemala. Desde los precios de los hoteles a los de los restaurantes son más bajos que en el país vecino. Y eso que este pueblo debe ser uno de los lugares más turísticos del país. Además no hace falta llevar lempiras para pagar. En todas partes nos aceptaron dólares o tarjeta de crédito.

Yacimiento de Copán

El motivo de nuestro viaje a Honduras ya os dije que era visitar Copán, la ciudad maya de Honduras. Fue en este lugar donde una de las civilizaciones mayas más importantes vivió y desapareció misteriosamente. Desde 1980 Copán forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Aunque sus edificios no resultan tan majestuosos como los del Tikal u otros yacimientos de El Petén, en Guatemala, creo que visitar Copán merece la pena, sobre todo si se conoce antes que las ciudades mayas del país vecino.

Copán, Honduras

Había leído que el la ciudad maya de Copán se podía hacer casi en soledad. Que son pocos los visitantes que llegan a ella. No sé si es porque nosotros fuimos por la tarde, pero comprobamos que esa afirmación era cierta. Apenas encontramos un puñado de turistas recorriendo las ruinas. La mayor parte del tiempo estuvimos solos conociendo esta ciudad que tuvo una extensión de 250 km2 y que llegó a alojar a 20.000 personas.

Copán Ciudad maya Honduras

Las excavaciones han sacado a la luz más de cuatro mil estructuras de piedra. Entre estos descubrimientos hay pirámides que se elevan hasta 40 metros, altares, palacios, viviendas y juegos de pelota, en la mayoría de los casos decoradas con relieves y jeroglíficos.

Visitar la ciudad maya de Copán

Aunque la distancia desde Copán Ruinas a la entrada del yacimiento de Copán no es mucha, es camino no es atractivo. Nosotros nos decantamos por hacerlo en tuk tuk. Nos cobraron 1 $ por persona y acordamos con el conductor que volviera a por nosotros a las seis de la tarde. Así tendríamos tiempo de visitar el yacimiento con tranquilidad y también de ver el museo.

Antes de entrar al yacimiento hay que pasar por el centro de visitantes. Allí se compran las entradas y se puede visitar una exposición en la que se puede ver una maqueta de parte de la ciudad maya de Copán y varios paneles informativos sobre la propia ciudad y las excavaciones. Una buena introducción antes de empezar a recorrer las ruinas mayas.

Copán HOnduras

Hay que tener en cuenta que dentro del recinto de la ciudad maya de Copán no hay ningún lugar en el que comprar agua o comida. Por lo que es aconsejable llevar como mínimo un botella de agua para calmar la sed.

Nosotros invertimos unas cuatro horas en recorrer el recinto, visitar los túneles y el museo. Se puede dedicar más tiempo, pero creo que con medio día es suficiente para conocer todo lo que ofrece Copán. A no ser que seas un experto y realmente quieras profundizar en lo que esta ciudad maya fue y hoy se muestra al visitante.

Horario de 8 a.m. a 6 p.m.

Precio para extranjeros:

Parque 15 $
Museo de Escultura 8 $
Túneles 15 $

Recorrido por el yacimiento de Copán

Dejando atrás el centro de visitantes y tras caminar unos 200 metros llegamos a la entrada al yacimiento de Copán. En este punto está el control de entradas y la opción de dirigirse directamente a la Gran Plaza y el grupo principal de los edificios descubiertos en la ciudad maya de Copán o bien tomar el camino que lleva hasta la zona conocida como Las Sepulturas. Nosotros nos decantamos por comenzar la visita por este segundo lugar. Supusimos (bien) que sería menos espectacular que el resto del recinto, y queríamos dejar lo mejor para el final.

Las Sepulturas

En esta parte de la ciudad maya de Copán se han descubierto algunas estructuras. Se cree que esta zona pudo ser la zona residencial de la gente noble de la ciudad. Un conjunto residencial de unos 40 edificios alrededor de varios patios habría sido el hogar de unas 250 personas. Es complicado entender lo que se ve allí, pero hay algunos paneles explicativos que ayudan a imaginar lo que fueron aquellas estructuras.

Copán, Honduras

Gran Plaza

En esta plaza de grande dimensiones es en la que se localizan algunas de las estructuras más destacadas de Copán. Este lugar se conoce también como la Plaza de las Estelas. No en vano la 7 estelas y 11 altares que hay en este lugar forman uno de los jardines de esculturas más bellos del mundo antiguo. Algunas de ellas conservan aún la policromía original y están resguardadas bajo techos que las ponen a salvo de la lluvia. Aunque en algunos casos cuesta entender que se representa en ellas, si uno se fija con detenimiento enseguida ve el rostro del rey Dieciocho Conejo, el que más veces aparece en las estelas de esta plaza.

Copán, Honduras

La más bonita de estas estela es la Estela A. Es muy sencillo localizarla pues se encuentra junto a una pirámide llamada sencillamente Estructura 4. Eso sí, sabed que esta estela es una reproducción (como lo son otras de las que están en la plaza) y que el original está en el Museo de Escultura. En cuanto a la pirámide que os he dicho, está permitido el ascenso a su parte más elevada. Sus escaleras estás orientadas a las cuatro puntos cardinales. Y aunque subirlas no es complicado, bajarlas da un poco de vértigo.

Copán Honduras

Juego de Pelota

Al sur de la Plaza de las Estelas está una de las estructuras mejor conservadas del recinto de Copán y también el monumento más famoso de esta ciudad maya. Tiene 28 metros de largo y en la estructura se conservan 6 marcadores con forma de cabeza de guacamayo. Es el segundo juego de pelota más grande de América Central y es el tercero que se construyó en el mismo lugar, quedando los dos anteriores enterrados bajo la nueva construcción.

Copán, Juego de Pelota

Escalinata de los Jeroglíficos

Junto al juego de pelota de Copán está una de las estructuras más impresionantes de la ciudad. Aunque nos gustaría haberla visto descubierta, lo cierto es la única forma de cuidar sus relieves y esculturas es tener sobre ella el inmenso techo de lona que la protege.

Copán, Honduras

Esta escalinata sería la cara oeste del Templo 26 de Copán. En sus 63 peldaños se narra en miles de glifos (signos grabados o pintados utilizados por los mayas) la historia de la realeza de la ciudad. No se ha podido descifrar este jeroglífico porque la escalinata estaba en ruinas con la piedras mezcladas. Aún así, aunque no sepamos lo que los mayas cuentan es esos relieves, lo cierto es que la escalera es realmente bella.

Copán, Honduras

La estela en la base de esta estructura representa una figura cubierta con un manto de plumas. Tallada en el año 756, los relieves muestran al parecer un eclipse de sol que hubo ese año. También delante de la escalinata hay una piedra circular tallada conocida como Primera Piedra. El círculo se divide en cuatro segmentos y simboliza un portal al inframundo. Yo siendo sincera os diré que algunas cosas las veía claramente. Pero otras, por más que me empeñaba, no había forma.

Patio Occidental

Continuamos nuestro paseo por Copán caminando hacia el Patio occidental. Este lugar era el corazón espiritual de la ciudad. Reservado a la nobleza, aquí era donde se celebraban ceremonias y también se enterraba a los reyes.

Copán, Honduras

El primer lugar que encontramos fue el Templo de las Inscripciones cuyos muros están decorados con jeroglíficos. Desde la parte superior se tienen buenas vistas del juego del juego de pelota. Otra de las estructuras más llamativas de esta plaza es la llamada Estructura 16. Es una gran pirámide en lo alto de la cual había un templo. A sus pies está uno de los altares más bellos y con mayor importancia histórica del recinto. Se trata del Altar Q y en él se representa los dieciséis gobernantes de la dinastía fundadora de Copán. Si uno se fija verá la imagen del último de esos gobernantes, Yax Pac, quien aparece recibiendo el cetro de mando del primer gobernante.

Copán Honduras

Esta estructura también es importante por estar construida sobre edificios anteriores. En este caso, bajo esta gran pirámide se encuentra el Templo de Rosalila. Tenía tres niveles y una altura de 14 metros y fue edificado a su vez sobre otro templo, el Margarita. Rosalila se ha conservado intacto y un corto túnel permite acceder al interior de la Estructura 16 para observar a través de unos gruesos cristales ese templo que ha quedado escondido para siempre.

Copán, Honduras

Aunque algunos dicen que no merece la pena pagar los 15 $ por entrar a los túneles, lo cierto que es que esto permite ver algo único y comprender hasta cierto punto como fue construida Copán viendo de cerca los detalles decorativos de un templo que hace siglos no ve la luz. Además, estando allí dentro uno entiende como está construida la pirámide encima de este templo anterior.

Copán, Honduras

Patio de los Jaguares

Rodeando la Estructura 16 llegamos a este patio. A su izquierda es donde encontramos el acceso a Túnel Rosalila. Está rodeado por las escalinatas de diferentes construcciones. Hay que dar una vuelta por ellas para encontrar diferentes cabezas antropomorfas y zoomorfas. Entre ellas la del jaguar que da nombre al patio.

Copán, ciudad maya Honduras

Al norte de este patio, el más pequeño de Copán, está la Estructura 22. Su parte más elevada es una de las más altas de esta ciudad maya. En ese punto destaca la simbología esculpida que al parecer indica que en ese lugar se celebraban ritos a dioses y ancestros. Por ello los mayas lo conocían como el cerro sagrado. Aunque a esas alturas del recorrido estéis cansados y el calor quiera poder con vosotros, recordad que merece la pena subir a lo alto de esta construcción maya.

Copán, ciudad maya, Honduras

También en este patio se encuentra el acceso al Túnel de los Jaguares. Este túnel mide 700 metros, y aunque había leído en algún lugar que es necesario acceder con guía, nosotros entramos solos y nadie puso pegas. Durante el recorrido vimos glifos, relieves y un las tumba de Galindo, una de las más interesantes de Copán descubierta hace un siglo. La salida de este túnel está en la parte trasera de la Estructura 26, cerca del cauce del río Copán. Desde allí solamente tuvimos que caminar rodeando las estructuras para llegar de nuevo a la Plaza de las Estelas.

Guacamayos de Copán

Cuando abandonamos la ciudad maya de Copán caía la tarde. Es entonces cuando apenas quedan visitantes en el yacimiento y con el fresco del atardecer los guacamayos que viven en Copán comienzan a sobrevolar la Gran Plaza. Verles es una maravilla. Con sus colores intensos destacan entre los árboles o sobre la cuidada pradera de la plaza. Desde este punto y hasta la salida del yacimiento los guacamayos fueron nuestros compañeros. Hay varios comederos cerca del camino y estas aves, acostumbrada al paso de turistas, comen y beben sin preocuparse de la gente que les mira asombrada y encantada.

Copán, Guacamayos

Museo de Esculturas

No podíamos irnos de Copán sin visitar ese museo cuya puerta es la boca abierta de una serpiente maya. Entrar a este museo te hace sentir como si estuvieras dentro de esa serpiente mientras recorres los 50 metros de pasillo que representan no solo el cuerpo del animal. También se quiere simbolizar el paso del presente al pasado. Cuando llegas al final de ese túnel te encuentras en la sala de exposiciones. Allí todo es espacio y luz.

Copán, Honduras

Con 4.000 metros cuadrados y dos niveles, el centro del museo lo ocupa un réplica del Templo de Rosalila a escala real. El resto de objetos expuestos incluyen algunas de las estelas más destacadas de Copán y las fachadas de seis edificios totalmente reconstruidos. Sin duda la visita al museo permite completar la imagen de la ciudad después de haber visitado el  yacimiento.

Copán, Honduras

Dónde comer en Copán

En Copán Ruinas hay un buen número de cafés y restaurantes. Algunos a pie de calle, otros dentro de los hoteles. Nosotros nos decantamos por el Café Via Via. Nos gustó mucho tanto su interior con música y luz tenue como su terraza a la calle. Nos decantamos por esta opción y mientras cenábamos estuvimos entretenidos viendo a la juventud del pueblo listo para ir de fiesta ¡¡al local justo al lado del restaurante!!

La carta consiste en una serie de cartulinas plastificadas cada una de las cuales corresponde a un plato, el cual viene descrito en castellano e inglés, y con su precio en lempiras. Hay pasta, hambuguesas y platos más tradicionales, como el Típicopaneco. Se trata de una bandeja en la que se sirven plátanos, queso, frijoles, tortillas y una selección de carnes. Nosotros nos decantamos por él y lo cierto es que es totalmente recomendable.

Copán, Honduras

Dónde dormir en Copán

Nuestro alojamiento para la noche que estuvimos en Copán Ruinas fue el Hotel Marina Copán. Muy bien ubicado a pocos metros del Parque Central, este establecimiento es uno de los más grandes de la población. Diseñado en estilo colonial, sus diferentes edificios rodean una bonita piscina perfecta para combatir el calor hondureño tras un día de visita a la ciudad maya de Copán. Cuenta con gimnasio, sauna y servicio de masajes. Todo perfecto para quedar como nuevo tras un día de turismo y calor.

Copán, Hotel Marina Copán

El hotel cuenta con habitaciones standard y suites. Nosotros nos alojamos en una de las primeras, la 127. Era amplia y una gran cama, muy cómoda, de esas en las que parece que caes en un mar de nubes. Sin embargo las almohadas me resultaron pequeñas y no tan agradables como la cama.

hotel Marina Copán

Teníamos también una zona con escritorio, TV de pantalla plana, aire acondicionado, agua de cortesía, plancha y ventilador de techo. El baño también era bastante cómodo, con ducha en lugar de bañera (me gusta ese detalle cada vez más) y algunas amenities. Para quien necesite secador de pelo, también lo encontrará en el baño.

Nuestra habitación tenía una terraza con unas sillas. La verdad es que no salimos a ella porque hacía demasiado calor.

Desayunamos en el buffet del hotel. Mucha fruta fresca y todos los productos típicos del desayuno hondureño. Desde frijoles a tamales, sin olvidar el omnipresente plátano. Contaban también con zumos y la posibilidad de hacer en el momento una tortilla o huevos fritos. No era para volverse loco, pero creo que fue uno de los desayunos más completos que encontramos en los hoteles de nuestros viaje a Guatemala y Honduras.

Lo mejor del Hotel Marina Copán
  • La ubicación.
  • La amplitud de la habitación y del baño.
  • La piscina.
  • La comodidad de la cama.

No me gustó en el Hotel Marina Copán

  • Para un hotel de esta categoría encontré que faltaban algunas amenities más en el baño.
  • La iluminación de la habitación era escasa. Te sentías siempre en penumbra.

Hotel Marina Copán

Gracias al Instituto Hondureño de Turismo por su ayuda para organizar nuestra visita a Copán.

Comentarios (14)

  1. La escalinata de los jeroglíficos me ha encantado, cuanta historia hay en estas piedras. Estas visitas me gusta mucho y suelo recomendarlas siempre. Si voy alguna vez por Honduras, me apuntaré esta excursión 😉

    Un saludo.

  2. Es verdad que los horarios de los shuttle dificultan bastante el moverse por Guate a tu ritmo. No llegamos a mirar el alquilar un cohe con conductor, aunque sí que lo utilizamos en algún trayecto concreto.
    Copan una maravilla, aunque yo no recuerdo haber entrado a los túneles.

    1. Lo del alquiler con conductor me pareció tan caro que ni me lo plantee. Si regresara y aún sabiendo lo que se volvería a recurrir a los shuttel.

  3. Qué post tan completo , genial toda la información porque me parece una visita de lo más atractiva. Lástima que el transporte público no sea mejor, tu viaje me ha recordado al nuestro para ir a la selva en Camboya…El hotel parece el sitio perfecto para relajarse después de tantas horas de carretera y de un día de visitas.
    No conocía Copán, gracias por el descubrimiento guapa. ¡Besos!

    1. El viaje fue tremendo… yo estaba rígida cuando por fin llegamos a Copán jejejeje. Pero luego visita el yacimiento y te das cuenta de lo mucho que ha merecido la pena.

  4. Un post muy completo. Si alguna vez voy a Honduras me apunto tus consejos. El transporte es una pena que no sea mejor. El apunte del acceso al túnel del Jaguar es de agradecer. El hotel tiene una pinta genial.

    Un saludo

  5. ¡Hola Cris!

    Ya sabes cuánto nos gustan las culturas prehispánicas y las ganas que tenemos de ir a Honduras y Guatemala! Por supuesto, pasaremos por Copán.

    Me ha recordado mucho a las ruinas que vimos en Yucatán (obviamente) aunque me han parecido un poco más caras, ¿puede ser?

    El hotel una monada, como todos los tuyos 😉

    Un abrazote

    1. Pues seguro que son más caras. Pero debe ser lógico cuando aquí hay mucho que mantener y los visitantes son muchísimos menos que en Yucatán. Un abrazo.

Post a new comment

Centro de preferencias de privacidad

Google

Analíticas de visitas y tráfico web.

_ga,_gid,_gat
_ga,_gid,_gat

GPDR

Cookie para obtener información sobre los consentimientos dados sobre la ley GPDR

gpdr[allowed_cookies],gpdr[consent_types]

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?