que ver en Antigua, Museo de Arte Colonia, Guatemala

Que ver en Antigua, la ciudad más bonita de Guatemala

Cuando comencé a preparar nuestro viaje a Guatemala había tres lugares que tenía claro debían estar en nuestro ruta: Tikal, el Lago Atitlán y Antigua. En esta última comenzó nuestro recorrido por el país. Y también terminó nuestro periplo por el Altiplano guatemalteco. No estaba en mis planes iniciales pasar dos veces por la que fue capital de este país de Centro América. Sin embargo para poder realizar el recorrido adaptándonos a los servicios de los shuttles compartidos, tuvimos que pasar más noches de las que yo esperaba en la que sin duda es una de las ciudades coloniales más bonitas del mundo. Algo que nos permitió dedicar dos días a conocer todo lo que hay que ver en Antigua, sin duda fue una de las mejores decisiones del viaje.

En principio yo solamente pensaba pasar dos noches en Antigua, lo que nos dejaba un día para visitar esta ciudad a los pies del volcán Agua. Es una ciudad pequeña y dándonos un poco de prisa pensaba que podíamos pasar por todos los lugares que consideraba merecía la pena ver. Pero para poder adaptarnos a los servicios de transporte terminamos durmiendo cuatro noches en Antigua y recorriendo sus calles durante dos días completos.

La primera de nuestras estancias en la la ciudad fue al comienzo del viaje. Recién aterrizados en Guatemala, ya entrada la noche, subimos a un taxi que nos dejó en nuestro hotel en el centro de Antigua. Al día siguiente empezamos a conocer esta bella ciudad con calles empedradas y casas de colores con la tranquilidad que nos daba saber que si algo nos quedaba pendiente podríamos visitarlo justo una semana más tarde, tras conocer el Altiplano y antes de partir hacia Honduras. Ese primer día lo dedicamos a la parte norte y occidental de Antigua.

Antigua Guatemala

Cuando una semana después regresamos a Antigua, llegamos al atardecer. Aún tuvimos tiempo de dar un paseo antes de la puesta de sol. Al día siguiente recorrimos durante la mañana la parte sureste, una zona de Antigua que nos pareció menos frecuentada por los turistas y sin embargo tan atractiva como la que habíamos descubierto unos días atrás. En esta ocasión, la tarde la dedicamos a subir al mirador del volcán Pacaya.

pacaya volcán guatemala

Al visitar Antigua hay que recordar que fue capital de Guatemala durante algo más de 200 años. En 1543 cuando se fundó la ciudad se la llamó Santiago de los Caballeros de Guatemala en honor al patrón de los conquistadores españoles. En la ciudad se construyeron monasterios, conventos, iglesias y escuelas universitarias, llegando a ser a una de las ciudades más destacadas de las que fundaron los españoles en América. Durante los dos siglos que fue capital del país, la ciudad sufrió numerosos seísmos. El más grave de ellos tuvo lugar el 29 de julio de 1773. Ese día la ciudad quedó destruida, los imponentes templos reducidos a escombros y el gobierno de la ciudad decidió trasladar la capitalidad de Guatemala a un asentamiento más seguro, el que hoy ocupa la actual capital del país.

Merece la pena disfrutar de la ciudad desde algún lugar alto. El más popular es el Cerro de la Cruz. Pero hay distintos miradores por toda la ciudad. Basta subir al piso superior de algún claustro en ruinas o a la terraza de un restaurante para disfrutar de ese bello horizonte que rodea Antigua, con los volcanes Fuego, Acatenango y Agua como protagonistas.

Que ver en Antigua

Visitar todos los lugares por los que nosotros pasamos en un solo día me parece casi imposible. Aún así, yo siempre os digo que nosotros somos slow travel, que nos entretenemos mucho paseando y haciendo fotos. Que nos encanta vagar sin rumbo entre dos lugares de interés. Siendo más rápido, madrugando mucho y dedicando menos tiempo a cada lugar, puede que uno saque más rendimiento a un día del que sacamos nosotros. Pero sin duda, si podéis pasar dos días en la ciudad la disfrutaréis como merece. Podréis perderos por su calles buscando todo lo que hay que ver en Antigua o deambular por sus mercados sin estar pendientes del reloj porque no os da tiempo a llegar al siguiente lugar que queréis conocer.

Hoy en día, al recorrer Antigua se disfruta de una pequeña ciudad de casas que esconden bonitos patios. De rincones llenos de color gracias a las artesanías que confeccionan las mujeres mayas. Y de calles cuyo horizonte es el perfil del volcán Agua. Acá o allá uno se topa con fachadas medio en ruinas tras la cuales quedan los restos de lo que fue un magnífico convento o una impresionante iglesias. El recuerdo de la que lo que fue una ciudad monumental que hoy sigue atrayendo a viajeros de todo el mundo y que con razón está incluida en la lista de lugares Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Antigua, Iglesia del Carmen y volcán agua

Os voy a contar que visitamos nosotros. Hubo lugares que nos sorprendieron muy gratamente y otros que nos dejaron más indiferentes. Pero todos ellos tienen una interesantes historia detrás o están ligados a la vida cotidiana de quienes hoy habitan en la Antigua Guatemala, nombre con el que también se conoce la ciudad desde que la capital del país dejó de estar en ella.

Convento e Iglesia de la Merced

Esta iglesia es una de la más atractivas de Antigua. Ubicada en una plaza ajardinada, es uno de los pocos templos que siguen en pie varios siglos después de haber sido edificados. A ello debe haber ayudado que su fachada tenga gruesos muros y que sea proporcionalmente más ancha que alta. El color amarillo de esta fachada barroca hace sin duda que sea sencillo reconocer este templo entre todos los de la ciudad. La decoración está realizada con estuco y destacan las ocho grandes columnas entre las que se sitúan imágenes de santos. Entre esas imágenes está la de San Pedro Nolasco, fundador de la Orden de Nuestra Señora de la Merced.

La iglesia sigue estando en uso. Nosotros pudimos ver la celebración de una boda en su interior. Y por la cercanía de la Semana Santa, también la encontramos decorada de un modo especial. Cortinas moradas delante de los retablos y una preciosa alfombra realizada con arena de colores y rodeada de frutos de la tierra anunciaban la llegada de la fecha más destacada en el calendario de celebraciones de Antigua.

A la izquierda de la fachada principal hay otra pequeña fachada con la misma decoración. Por ella se accede al que fue Convento de la Merced (entrada de pago, 15 GTQ)). Este lugar si se vio afectado por los terremotos y parte de él quedó en ruinas. En el centro del claustro hay una gran fuente. Mide 27 metros de diámetro y dicen que es la fuente más grande de América Latina. Merece la pena subir las escaleras hasta el primer piso del claustro. Desde allí las vistas de la ciudad, de los volcanes que la rodean, del claustro y de la Iglesia de la Merced son inigualables.

Antigua Guatemala

Arco de Santa Catalina

Muy cerca de la anterior iglesia, en una calle peatonal, está este sencillo arco. Pintado de amarillo y con un reloj en la parte superior, no hay visitante que se marche de la ciudad sin hacerse un foto delante de este arco que se ha convertido en símbolo de Antigua.

El origen de este arco es bastante singular. En esta calle se encontraba el Convento de Santa Catalina. El segundo en tamaño de la ciudad. Se trataba del hogar de un buen número de monjas, tantas que tuvieron que ampliar el convento y ocupar un edificio al otro lado de la calle. Al tratarse de monjas de clausura, pidieron poder cerrar la calle para poder cruzar de un lado al otro, pero el permiso les fue denegado. Sin embargo, se las permitió construir un puente que cruzara la calle y que las permitiera pasar de un lado al otro sin ser vistas. Fue tras el terremoto de 1773 cuando el arco se restauró y se le añadió la torrecilla con reloj que podemos ver hoy.

Antigua Guatemala

Colegio de San Jerónimo

A pesar de que es poco lo que queda en pie de este lugar, a mi me pareció uno de los rincones con más encanto de Antigua. Las ruinas que hoy se pueden ver alojaron una escuela de frailes mercedarios. Edificaron el edificio en 1739 sin tener los permisos correspondientes. Ello provocó que unos años más tarde el colegio fuera clausurado, instalándose en él la Real Aduana. También sirvió como cuartel, hasta que quedó destruido en el terremoto de 1773.

Apenas puede verse más que el claustro y algunas estancias en ruinas alrededor. El lugar se ha convertido en una especie de jardín. Y allí, rodeada de una cuidada pradera y de flores cuyo aroma flota en el aire, se puede ver una de las fuentes más bonitas de Antigua.

Antigua, Colegio de San Jerónimo, Guatemala

De nuevo hay que subir a piso superior del claustro. Desde allí parece que uno pudiera tocar el volcán Agua con la punta de los dedos.

El acceso a este lugar es de pago, cuesta 40 GTQ, lo mismo que casi todos los monumentos de la ciudad.

Iglesia y convento de la Recolección

Este convento, en los límites del casco histórico, fue uno de los lugares que más me impresionaron entre los que hay que ver en Antigua. La historia de este lugar ha sido de los más variopinta. Comenzó la andadura del lugar cuando dos frailes recoletos llegaron a la ciudad con la intención de fundar una misión y no contaron con la ayuda económica del Ayuntamiento. Fue entonces cuando se apoderaron de una dehesa en los límites de la ciudad. Allí tenían edificada una iglesia y un pequeño convento a principios del siglo XVIII. A partir de entonces comenzaron a recibir el apoyo de los vecinos e incluso del Capitán General, de modo que el lugar fue creciendo, teniendo en 1715 terminada la iglesia, los claustros, una biblioteca e incluso una enfermería.

Pocos años estuvo todo esos en pie ya que nada sobrevivió al terremoto de 1773. La iglesia, que es su día fue una de las más grandes de Antigua, quedó completamente derruida. Y lo que quedó de sus claustros, se limpió y durante años se utilizó como lugar de celebración de las ferias locales e incluso como pista para carreras de caballos. En un de sus claustros incluso se quitaron parte de las arcadas para hacer una piscina.

Por suerte hoy en día es un recinto cerrado rodeada de cuidadas praderas. Hay que pagar 40 GTQ para poder entrar y recorrer los silenciosos claustros o atravesar el arco que da acceso a la escalera que lleva a lo que queda de la iglesia. Allí se pueden ver enormes mampuestos desperdigados por lo que fueron las naves del templo. Resulta extraño e incluso un poco siniestro caminar entre las ruinas de la que sin duda debió ser una de las iglesias más impresionantes de esta ciudad de Guatemala.

Antigua, Convento de la Recolección, Guatemala

Mercado de Antigua

Unas cuadras al sur de los dos lugares que antes os he mencionado, está el mercado de Antigua. A mi estos lugares me parecen especialmente atractivos. Me gusta pasear por ellos, ver los puestos de fruta, descubrir que verduras se comen en el lugar que estoy visitando o curiosear por las carnicerías y pollerías poniendo ojos como platos cuando veo la forma en la que se conserva la carne en algunos países.

El mercado de Antigua me pareció bastante atractivo. Para mi la parte más interesante es la que se ubica al norte del edificio cubierto. Allí se venden todo tipo de comidas. Desde legumbres a frutas, sin olvidar pan o las famosas tortillas 3 tiempos. Hay mucha actividad y poco espacio en algunos lugares. Por las estrechas calles tan pronto te cruzas con una mujer mayor caminando en busca de su comida del día como con porteadores que llevan sobre su espalda o cabeza enormes fardos con cualquier tipo de mercancía.

Nosotros visitamos el mercado en sábado. Junto con los lunes y jueves es uno de los días en los que el mercado aumenta de tamaño con todos los puestos que se colocan en un gran explanada al norte del edificio cerrado. Allí mujeres de los pueblos cercanos se sientan todo el día bajo una sombrilla esperando a clientes que quieran comprar sus cebollas, papas o manzanas.

Antigua, mercado central

Cementerio de San Lázaro

Siempre he creído que los cementerios dicen mucho del lugar en el que se encuentran. Por como son las tumbas, por los epitafios que en ellas se pueden leer y por como las decoran los familiares del fallecido. Es por ello que siempre que puedo, visito el cementerio de la ciudad en la que me encuentro. En el caso de Antigua tuve mis dudas. Había leído en algún lugar que no era seguro y que era mejor evitar ir hasta allí.

Una vez en la ciudad y según íbamos recorriendo sus calles nos dimos cuenta de que el cementerio no estaba alejado y que realmente parecía no haber nada que siendo de día entrañara ningún riesgo. De modo que dicho y hecho. Nos fuimos caminando a conocerlo. Y nos encantó. Sobre su puerta de entrada leímos una frase que nos pareció muy acertada: “La vida de los muertes consiste en la memoria de los vivos”.

Nada más traspasar esa puerta el ruido de coches y autobuses quedó fuera. En el interior encontramos cuidadas sepulturas pintadas de blanco, todas con el aspecto de pequeños mausoleos familiares. Entre unas y otras cuidados arbustos podados de diferentes formas. Y en el centro del paseo principal, la capilla del cementerio, también encalada y resplandeciente.

Antigua Cementerio de San Lázaro

Antiguo Colegio de la Compañía de Jesús

Este convento se fundo en 1626 y estuvo en activo hasta que se expulsó a los jesuitas de la ciudad en 1767. Tan solo seis años más tarde, el terremoto que asoló a Antigua destruyó también este edificio. La fachada de la iglesia, aunque en ruinas, sigue siendo muestra del tamaño que debió tener el templo y de la magnificencia de éste.

Antigua, Guatemala

A pesar de que este lugar no recibe muchos visitantes, a nosotros nos pareció una de las visitas obligadas entre los lugares que ver en Antigua. El acceso es gratuito y permite entrar en el antiguo convento, el cual ha sido restaurado de forma muy acertada. Su interior ahora aloja el Centro de Formación de la Cooperación Española. Para acceder tan solo hay que dejar bolsos grandes y mochilas en las taquillas disponibles para ello.

En el interior se pueden visitar tres claustros. Cada uno se ha pintado de uno color, destacando las columnas de madera del claustro azul. Todos ellos dan acceso a las antiguas aulas y refectorios que albergan hoy oficinas y salas de exposiciones. Durante nuestra visita, en algunas de esas salas se exponían cuadros de gran formato pintados por niños de Antigua. Verdaderas obras de arte realizadas por pequeñas manos. En la parte posterior y junto a una de las paredes que quedan en pie de la iglesia hay un jardín en el que se ha instalado la terraza de un café/restaurante.

Antigua, colegio de la compañía, Guatemala

Iglesia del Carmen

Se trata de otra de las iglesias en ruinas de Antigua. A pesar de ello, a nosotros nos pareció que esta iglesia en su momento debió ser una de las más elegantes de la ciudad. Aún hoy se puede ver un elemento que convirtió a este templo en único: su fachada en dos niveles está decorada con 24 columnas distribuidas en dos torres, cada una con 6 columnas. Las del segundo nivel están talladas con adornos que imitan plantas que se enredaran en cada columna.

antigua, iglesia del carmen

Al lado de esta iglesia hay un mercado de artesanías. Y delante de éste y de la fachada de la iglesia se instalan multitud de vendedores con sus artesanías, principalmente los fines de semana. Es un buen lugar para comprar recuerdos de Guatemala y practicar el arte de regatear, una práctica obligada en Guatemala.

Antigua, Mercado de artesanía del Carmen, Guatemala

Parque Central

Es el centro neurálgico de la ciudad, uno de esos lugares que ver en Antigua y que siempre tienen actividad. A su alrededor se encuentran algunos de los monumentos más destacados de la ciudad, así como bancos, restaurantes y cafés.  Desde sus origen este lugar fue un importante centro de actividad social. Algo que perdura hoy en día. Paseando bajo los árboles que dan sombra a los muchos bancos que se reparten por el parque puedes ver a los niños jugar, al vendedor de helados, las vendedoras de recuerdos o a jóvenes posando para un fotógrafo profesional.

Recorriendo el parque merece la pena detenerse en los siguientes puntos:

  • Fuente de las Sirenas

    El centro del parque está ocupado por una fuente levantada en 1739. Está decorada con sirenas, que sinceramente, no son muy agraciadas. Intenté averiguar si está fuente es la original, pero no lo conseguí. Aunque en vista del estado en el que quedó la ciudad tras el terremoto de 1773 dudo mucho que esta fuente no se viera afectada.

Antigua, Parque Central, Fuente de las Sirenas

  • Catedral de Santiago

    Es uno de los edificios más destacados del Parque Central. Parte de ella se reconstruyó en el siglo XIX, siendo lo que hoy se puede visitar como templo. Es una iglesia pequeña en la que curiosamente, el altar no está frente a la entrada principal, sino en un lateral. En la parte posterior de la Catedral hay una segunda puerta. Saliendo por ella se accede a una plaza elevada con bonitas vistas del Museo de Arte Colonial con el volcán Acatenango al fondo. En esta plaza está la entrada a las ruinas de la Catedral.

    El acceso cuesta 8 GTQ y permite pasear entre altas columnas sobre las que se ve el cielo azul. A mi me llamaron la atención las reproducciones de las antiguas molduras de escayola en los arcos. Elementos nuevos que destacan entre lo que dejó en pie el terremoto de 1773. Antes de salir, a la izquierda, hay una cripta con un cristo ennegrecido por el humo de las velas. Nosotros no pudimos verlo porque no llevamos una linterna con nosotros.

Antigua, Guatemala, Catedral

  • Palacio de los Capitanes Generales

    Este elegante edificio que ocupa todo el flanco sur del Parque Central de Antigua es sin duda uno de los más impresionantes de la ciudad. Levantado en 1549, fue sede durante 200 años de la Real Audiencia y de la Capitanía General del Reino de Guatemala, sede del gobierno de toda América Central en aquella época. En su arquitectura destaca su fachada de dos pisos con 54 arcos, todo lo que queda del edificio original. Actualmente en el interior del palacio se puede visitar el Museo de Armas y el Centro de Interpretación de la Ciudad, ubicados en el área del palacio en el que originalmente estuvo la cárcel. A pie de calle, bajo la arcada inferior hay una pequeña sala de exposiciones de acceso gratuito.

Antigua, Palacio de los Capitanes Generales, Guatemala

  • Ayuntamiento

    En una de las esquinas al norte del parque se encuentra el Ayuntamiento. Se puede acceder de forma gratuita a su interior para subir a la galería del piso superior. Nosotros lo intentamos, pues habíamos leído que desde allí se divisan bonitas vistas del parque con los volcanes al fondo. Pero los fines de semana, que fue cuando pasamos por allí con más tiempo, está cerrado, así que nos quedamos con las ganas. En la planta inferior se puede visitar (previo pago) el Museo del Libro Antiguo. Otra de las cosas que nos quedaron en pendientes. Porque hay tanto que ver en Antigua que ni en dos días es posible visitarlo todo.

Antigua, Ayuntamiento, Parque Central

Convento de Cupuchinas

Elegir entre todos los conventos de Antigua es complicado. Pero creo que este es uno de los que no hay que dejar de visitar si se pasa por esta ciudad de Guatemala. Destruido en gran parte también por el terremoto de 1773, ha sido reconstruido con bastante acierto y aprovechado sus dependencias con diferentes fines. A mi personalmente me pareció uno de los lugares más bonitos que ver en Antigua.

Nuestro primer día en Antigua fue un sábado. Día de bodas. Y precisamente tuvimos la oportunidad de ver la antigua iglesia de este convento preparada para la celebración de una de ellas. Pero no para la ceremonia, sino para el convite. Este templo perdió su techo en el terremoto que asoló Antigua, y actualmente se ha cubierto con planchas de fibra de vidrio. Permite que entre la luz pero dejando el interior a salvo de la lluvia y convertido en el lugar perfecto para todo tipo de eventos.

Antigua Guatemala Iglesia del Convento de Capuchinas

Cuando pasamos por segunda vez por la ciudad unos días después entramos a ver el convento (40 GTQ la entrada). Durante la visita pasamos por el magnífico claustro de dos alturas. El superior ha perdido su cubierta, pero el inferior conserva las robustas columnas. Desde él se accede a los antiguos lavaderos que han sido restaurados. También se han restaurando distintas estancias que han pasado a ser dependencias municipales.

Antigua Gutelamala Claustro del convento de Capuchinas

Lo más curioso de este lugar está en la parte trasera. Allí hay un precioso jardín y en él una construcción circular en cuyo interior se pueden ver 18 celdas en las que vivían las monjas y que se abrían a un patio central.

Iglesia y convento de Santo Domingo

Lo mejor de estas ruinas es que no hay que pagar para verlas. La razón es que forman parte del Hotel Casa Santo Domingo, uno de los más caros y lujosos de Antigua. ¿Cómo llegó a ocurrir esto? Al parecer, este convento era el más grande de la ciudad. Sufrió tres terremotos, y tras el de 1773, quedó abandonado. Fue entonces cuando sus restos se utilizaron para la construcción de otros edificios. Hasta que en 1970 un arqueólogo norteamericano compró los terrenos. Se convirtieron en su residencia en Antigua y fue escavando en busca de restos arqueológicos. Más tarde lo vendió y pasó a ser el hotel que podemos ver hoy.

En el interior, entre salones, restaurantes y habitaciones se pueden ver los restos de la iglesia, de la Capilla del Rosario, las fuentes de los antiguos claustros, la capilla de los nichos o la cripta. En esta última se están los restos de un hombre y una mujer encontrados bajo el templo. También está el osario en el que, cuando se necesitaba más espacio en la cripta, se depositaban los restos de otros fallecidos. Al fondo de la cripta se reproduce el velatorio de un dominico representado por una figura ataviada con el traje de la orden, el rosario y el escapulario.

Antigua Convento de Santo Domingo Guatemala

Dentro del recinto del hotel hay cinco museos. A mi me hubiera gustado visitar el Museo de la Farmacia, pero íbamos justos de tiempo y no quedó más remedio que quedarme con las ganas.

Yo había leído que la entrada para ver las ruinas del convento y los museos era de pago. Pero a nosotros nadie nos cobró nada, puede ser porque ese día había una convención en el hotel y era mucha la gente que iba y venía sin estar alojada allí.

Iglesia y convento de San Franscisco

Esta iglesia, una de las que ver en Antigua que siguen en activo, es de las más visitadas por los devotos católicos. La razón es que en ella está enterrado el Santo Hermano Pedro, natural de Tenerife. Viajó a Guatemala a mediados del siglo XVII y allí fundó un hospital dedicado a atender a los indigentes. Más tarde creó una escuela para niños pobres y también refugios para los sin techo. Juan Pablo II lo canonizó en 2002, razón por la que la iglesia en la que está enterrado se elevó a la categoría de Santuario Arquidiocesano.

El interior es blanco y luminoso. No se permite hacer fotos y si se quiere visitar la tumba del santo hay que entrar por una puerta lateral. En cuanto al exterior, para seguir con la misma tónica de otros templos de Antigua, también se vio afectado por el terremoto de 1773. Fue entonces cuando una de las dos torres de la fachada principal quedó destruida. En esa fachada se pueden ver varias columnas salomónicas y varios nichos ocupados por santos franciscanos. La puerta de entrada al recinto del conjunto conventual presenta la misma decoración.

Antigua Iglesia de San Francisco

A la derecha de templo está la entrada a las ruinas del convento (7 GTQ). Un lugar ajardinado en el que se puede pasear por lo que fueron los claustros y las dependencias de los religiosos. Solo se conservan algunas paredes y el espacio que funcionaba como biblioteca. La fuente que se encontraba en el primer claustro se traslado al atrio de la iglesia de la Merced. Al fondo del primer claustro del convento de San Francisco está el pequeño museo dedicado al Santo Hermano Pedro. De las paredes cuelgan exvotos, muletas y notas de agradecimiento al Santo.

Antigua, Ruinas del convento de San Francisco

Convento de Santa Clara

Este convento junto al Tanque la Unión fue fundado por monjas mexicanas. Pero solo estuvo en activo 40 años, ya que el terremoto de 1773 también destruyó este impresionante lugar. Desde la calle se puede observar uno de los muros de la iglesia con su entrada lateral. Para ver la entrada principal del templo no queda más remedio que pagar la entrada al recinto (40 GTQ). Nada más entrar, a la derecha, hay un patio y allí se puede ver la impresionante fachada barroca del templo.

Antigua Guatemala Convento de Santa Clara

La iglesia ha perdido el techo, pero se puede subir al coro y ver el templo desde lo alto. En la parte inferior se conservan el acceso a lo que fue el púlpito y los nichos laterales que se utilizaron como confesionarios.

Como en todo los conventos que visitamos, el claustro de Santa Clara también sufrió serios daños por los movimientos sísmicos. En este caso solo se conservan las arcadas de dos de los lados. En el centro hay una gran fuente y todo está ajardinado. Al igual que en otros antiguos conventos de Antigua, este claustro también se utiliza para la celebración de diferentes eventos.

Antigua Guatemala Convento de Santa clara

Calles, casas y patios

Después de haber cruzado Antigua de norte a sur y de este a oeste puede decir que además de sus impresionantes monumentos, si hay algo que hace especial a esta ciudad de Guatemala son sus calles y sus casas. Me encantó pasear sin rumbo. Disfrutar de las calles más tranquilas con casas de colores cuyas ventanas recordaban con sus rejas a las de Andalucía. Y sobre todo, entrar a curiosear cada vez que encontraba una puerta abierta con un patio al fondo.

Antigua, Guatemala

Muchas de estas casas se ha rehabilitado y convertido en hoteles, hostels, restaurantes o tiendas. Eso da la opción al viajero de averiguar que esconden tras sus muros estas casas coloniales. Yo me sentí bien recibida siempre y disfruté haciendo foto a esos patios que han ido recobrando con los años la belleza y la vida que tuvieron hace siglos. Lugares cotidianos que deben incluirse entre todo lo que hay que ver en Antigua.

Antigua, Guatemala

Estos son los lugares que nosotros visitamos. Alguno como os he ido contando se ha quedado en pendientes. Me encantaría viajar a Antigua en un futuro. Me ha parecido una preciosa ciudad perfecta para pasar incluso una temporada descubriendo sus atractivos.

Si conoces Antigua y quieres dejar algún aporte sobre que ver en esta ciudad de Guatemala, seguro que toda sugerencia será bienvenida por más de un viajero.

Comentarios (13)

  1. Menudo post. No te habrás dejado casi nada. Y veo que yo sí que me dejé algo, porque no recuerdo haber pisado el Cementerio de San Lázaro. Otra vez será… La verdad es que esta combinación de templos barrocos coloniales con las ruinas románticas productos de los terremotos y los mercados indígenas, hacen de esta ciudad una de las más bellas de América.

  2. Yo estuve en Antigua hace unos 10 años y me volví con la sensación de que hablan mucho de esta ciudad pero que solo tiene 4 cosas y la mitad de ellas destruidas. Leyendo tu post me han entrado ganas de volver por allí y darle una oportunidad de forma más madura. Creo que vería la ciudad de otra forna y seguro que la gente es igual de encantadora que cuando yo fui.

    ¡Genial post, tiene mucho sentimiento!

    Un saludo

  3. Sin duda cuando viaje a Centroamérica pondré a Antigua entre mis prioridades. Sabía que era un lugar interesante pero no que tenía tantísimo patrimonio. Aunque me han gustado todos los edificios que has puesto, me ha encantado la portada del Convento de Santa Clara. ¡Muy buena guía!

    ¡Un saludo!
    Eva

    1. A mi Antigua me ha sorprendido y muy gratamente porque no esperaba que aunque gran parte de su patrimonio estuviera en ruinas, éste fuera tan atractivo.
      Un abrazo

  4. Si hay un lugar en Centroamérica que siempre he querido visitar ese es, sin duda, Antigua y tras leer tu post y ver tus magníficas fotos, no me queda ninguna duda al respecto. Me encantan las ciudades coloniales, su arquitectura, su historia, sus colores… Y esta ciudad de Guatemala tiene todo eso y más. Ojalá pueda ir algún día y ver en persona todas todos los rincones y edificios que recomiendas. Un abrazo!

    1. Para mi esta ciudad fue amor a primera vista… Me siento muy afortunada por haberla conocido y ojalá puedas tú también recorrer su bellas calles algún día. Un abrazo

  5. Leyendo tu post se nota lo mucho que te gustó visitar Antigua. No tenía ni idea de la cantidad de patrimonio que atesora. Tuvo que ser una ciudad impresionante antes del terremoto. Si alguna vez tengo ocasión de visitar esta ciudad me llevaré tu post como referencia. ¡No te has dejado ningún detalle!
    Un abrazo.

    1. Paseando por esta ciudad imaginaba en su época de esplendor con todas esas iglesias llenas de gente y esos conventos llenos de vida… Aún así, en ruinas, la ciudad es un tesoro. Un abrazo.

Post a new comment

Centro de preferencias de privacidad

Google

Analíticas de visitas y tráfico web.

_ga,_gid,_gat
_ga,_gid,_gat

GPDR

Cookie para obtener información sobre los consentimientos dados sobre la ley GPDR

gpdr[allowed_cookies],gpdr[consent_types]

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?