Le cour des consuls hotel & spa

Le Cour des Consuls Hotel&Spa, todo un lujo en Toulouse

Touluose, la ciudad rosa francesa, se cruzó en mi camino gracias a un vuelo a buen precio. Con éste comprado solo faltaban organizar ruta y buscar alojamiento. Pude comprobar durante mi búsqueda que en esta ciudad hay alojamientos para todos los gusto y bolsillos. Desde pintorescos hostels a elegantes hoteles de lujo. La mayoría de ellos cuentan con una excelente ubicación. Fue complicado decidir cual elegir. Hasta que encontré Le Cour des Consuls Hotel&Spa.

Hay un buen número de elegantes hoteles en el centro de Toulouse. Está repartidos por distintos lugares de esta atractiva ciudad. Algunos como La Cour des Consuls Hotel&Spa están un poco más alejados del centro. Pero la ciudad rosa tienen un centro histórico no demasiado extenso. Por ello aunque esté situado junto al río Garona apenas 15 minutos de paseo de separan de la Place du Capitole.

Le Cour des Consuls Hotel&Spa

El hotel ocupa varios edificios de los siglos XVI y XVIII. Han sido restaurados con mimo convirtiendo cada estancia en un lugar exclusivo. Pasillos con ventanales que dejan pasar la luz y miran al bonito patio interior. Habitaciones repartidas en tres alturas en las que se cuida cada detalle. Pequeñas zonas de estar que aprovechan huecos de escaleras.

Le cour del consuls hotel & spa

Ubicación de Le Cour des Consuls Hotel&Spa

Uno de los puntos a su favor sin duda es la situación del hotel. A escasos metros del río Garona y del Pont Neuf, Le Cour des Consuls Hotel&Spa tiene una ubicación perfecta para conocer la ciudad sin necesidad de recurrir al transporte. Se puede llegar caminando a casi todos los lugares que hay que ver en Toulouse. La Fundación Bemberg está a dos minutos. La Basílica de San Sernín o al Canal du Midi a unos 15 minutos caminando sin prisa desde la puerta del hotel.

A pesar de su fantástica ubicación, el hotel está en una calle tranquila. Nada que ver con el ajetreo de las calles que rodean la Place du Capitole y otras plazas del centro de Toulouse. A pesar de esta calma, hay lugares muy cerca en los que comer o cenar si uno no quiero al centro del distrito histórico. La Rue Peyrolières cuenta con varios restaurantes, bares y cafés. Y en la misma calle del hotel, la Rue des Couteliers, se pueden encontrar infinidad de pequeños bistrós. Todos tan atractivos que lo complicado es decidirse por uno de ellos.

Habitaciones de Le Cour des Consuls Hotel&Spa

El hotel ofrece a los clientes habitaciones deluxe, suites y hasta un apartamento. En ellas dominan los tonos dorados, vainilla o chocolate. Algunas de las habitaciones superiores tienen otra decoración en la que dominan el blanco y negro con detalles de azules o rojos.

Mi habitación, la 112, estaba en la primera planta. Viendo el plano creo que es una de las más pequeñas del hotel, y aún así era amplia. Sobre todo teniendo en cuenta que era para mi sola. Lo primero que me sorprendió fue el fabuloso aislamiento acústico de la estancia. Cerrabas la puerta y el mundo quedaba detrás de ella.

Le cour del consuls hotel & spa

En su interior la cama ocupaba la mayor parte del espacio. Os aseguro que pocas veces he dormido en una cama tan cómoda. También tenía una pequeña zona de estar, con  una mesita y un sofá. El típico escritorio que podemos encontrar en casi todas las habitaciones de hotel y un armario amplio que escondía el minibar y la caja fuerte. El suelo es de moqueta, pero tan mullida y limpia que a pesar de preferir suelos de otros materiales en los hoteles, en este caso me pareció que añadía calidez a la estancia.

Le cour del consuls hotel & spa

En el baño encontré albornoces, zapatillas y un fantástico seca toallas. El inodoro estaba separado por un puerta dejando el resto del espacio al lavabo y la ducha. Entre la amenities encontré gel, crema corporal, cepillo para el pelo y discos de algodón. Me decepcionó que no nada fuera de la marca Graine de pastel. El hotel es  uno de los pocos lugares en los que se pueden comprar los productos de esta marca tolosana.

Entre el resto del equipamiento de la habitación una gran TV con canales en español, cafetera, hervidor de agua y radio. Cada día me dejaron dos botellas de agua mineral. Una con gas y otra sin él. Y cada noche una camarera pasa por la habitación para comprobar si hace falta algo y dejar unos bombones sobre la cama.

Desayuno de Le Cour des Consuls Hotel&Spa

El desayuno del hotel se hace en una elegante comedor de la planta baja. Es algo pequeño, pero realmente no deben ser muchos los huéspedes que desayunan en él. En lugar de la típicas mesas y sillas, aquí hay sofás chester y pequeñas mesas pensadas para desayunos en pareja. Hay un par de mesas más grandes para aquellos que viajen en familia o en grupo.

Le cour del consuls hotel & spa Tolulouse

Sobre un mueble se colocan todos los zumos. Desde el típico de naranja a otros de plátano o pera. Cerca está la máquina Nespresso de café, en la que también puedes coger café para llevar. En cuanto a la comida, desde cereales a embutidos. Pasando por salmón, quesos, diferentes panes y por supuesto deliciosa bollería. En la sección de dulces lo que más me llamó la atención fueron las magdalenas de violeta. Y es que en Toulouse se hace de todo con esta flor. Caramelos, azúcar, té,…

Le cour del consuls hotel & spa

Además de todo lo que se ofrece en el buffet, se pueden pedir huevos, ya sean revueltos, fritos o pasados por agua. Yo pedí tortilla… y qué buena está la tortilla francesa en Francia.

No me pareció el buffet del desayuno de Le Cour des Consuls Hotel&Spa de esos que te dejan sin palabras por la variedad. Me pareció correcto y de calidad, pero por lo que cobran por él creo que deberían ofrecer algo más especial.

Instalaciones de Le Cour des Consuls Hotel&Spa

El hotel cuenta con un elegante restaurante, Le Cénacle. En él se sirve exquisita cocina creativa del chef Jérôme Ryon. Después cenar, nada mejor que terminar la velada en el Champagne Bar. Es luminoso durante el día. Pero al caer la noche tiene ese ambiente íntimo que viene tan bien para relajarse tras una jornada conociendo Toulouse. Si con suerte tienes hueco en el sofá frente a la chimenea solo querrás una manta y un libro para pasar un buen rato allí sentado tomando alguno de esos llamativos cócteles que preparan en el bar.

Le cour del consuls hotel & spa

Hay un patio interior con sofás que cuando el tiempo acompaña es también un lugar perfecto para disfrutar de una copa.

Le cour del consuls hotel & spa

No tuve tiempo para visitar el Spa, pero por si a alguien le interesa, que sepa que cuenta con él. Está diseñado como un apartamento burgués. Se utilizan productos Graine de Pastel y cuenta con 4 salas con luz natural, sala de relajación, hammam y salón de té.

Lo mejor de Le Cour des Consuls Hotel&Spa

La verdad es que este hotel tiene pocos peros. De entre todo lo bueno que tiene, creo que lo mejor para mi fue:

  • la ubicación.
  • la atención del personal.
  • el confort de las habitaciones, desde la comodidad de las camas al aislamiento lumínico y acústico.
  • la limpieza, todo está impoluto.

Tan solo hay dos cosas que creo podrían mejorar:

  • aumentar la variedad de productos en el buffet del desayuno, sobre todo en la sección de salado.
  • poner en todas las habitaciones aminities de la marca Granier de pastel.

Cómo llegar a Le Cour des Consuls Hotel&Spa

El acceso al hotel desde el aeropuerto es sencillo. Desde allí sale un tranvía (1,60 euros) que va hacia la ciudad. Hay dos opciones para llegar hasta Le Cour des Consuls Hotel&Spa.

  • Bajarse en la parada Palais de Justice. El viaje hasta este punto es de 25/30 minutos. Subir caminando toda la Rue des Couteliers. Apenas se tarda 10 minutos en llegar al hotel. La pega es que las aceras son muy estrechas y no es demasiado cómodo ir con maletas.
  • Ir en el tranvía hasta Arènes. Allí hacer trasbordo al metro (vale el mismo billete) e ir hasta la estación de Esquirol. Desde allí hay que caminar unos 5 minutos hasta el hotel.

Metro de Toulouse

También se puede llegar al centro de Toulouse en autobús. El tiempo del viaje dependerá del tráfico que haya ese día, pero hay que calcular entre 20 y 40 minutos de viaje hasta el centro de la ciudad. Allí habrá que coger el metro hasta la estación de Esquirol. El precio del billete de autobús es de 8 euros por trayecto o de 15 euros si se compra ida y vuelta.

La última opción es la más cómoda (y también la más cara): ir en taxi desde el aeropuerto al hotel. El precio oscilará entre 25 y 30 euros.

Le Cour des Consuls Hotel&Spa

46 rue des Couteliers
31000 TOULOUSE
Francia

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la reserva de un hotel siguiendo ese enlace yo recibiré una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio y a mí me ayuda a seguir viajando. ¡Muchas gracias!

Comentarios (02)

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies