havelis de Shekhawati

Las havelis de Shekhawati

Shekhawati es una región del estado de Rajastán famosa por sus pueblos a cuyas calles de asoman casas decoradoras con infinidad de pinturas, pero en los que también se pueden visitar mercados, fuertes y templos. Esta zona cuyo nombre proviene de quien la gobernó en el s.XV, Rao Shekha, se encuentra en la antigua ruta de la seda y hoy parece un verdadero museo al aire libre. No son demasiados los viajeros que llegan a sus poblaciones, Mandawa es la más visitada y la que cuenta con mayor infraestructura hotelera, además de ser la más accesible en la ruta que llega desde Delhi y que continúa hacia Bikaner.

Shekhawati
En Shekhawati se encuentran las grandes viviendas de algunas de las grandes familias de industriales de India, como los Birla o Goenk. Amplias y decoradas con interesantes frescos, la mayoría fueron construidas entre finales del siglo XVlll y principios del siglo XX por los mercaderes merwari locales que en su momento habían emigrado a grandes ciudades como Mumbai o Calcuta en busca de fortuna. En su vida en aquellas grandes urbes interactuaron con los británicos, lo que hizo que sus viviendas reflejaran un nuevo estilo y su nueva posición social. Sus havelis, que no son otra cosa que viviendas tradicionales indias, proliferaron en esta región semi-árida rodeada por el desierto del Thar. Todas tienen una arquitectura similar, en la que tras una gran puerta y una fachada ricamente decorada se abre un patio al que rodean estancias en un par de alturas, en algunos casos puede haber incluso un segundo patio, y en todos los casos las pinturas decoran cada rincón de la vivienda.

Shekhawati

Los temas de esas pinturas son de lo más variados, los artistas locales que pintaron estos frescos no se limitaron a las tradicionales pinturas con escenas de la vida de los dioses y elementos alegóricos. Mantuvieron el estilo unidimensional de la pintura rajput, pero entre las imágenes de elefantes, dioses y diosas intercalaron escenas de la nueva realidad social, por lo que si uno busca en estas mansiones que fueron símbolo del éxito de un puñado de familias encontrará coches, gramófonos, damas inglesas y hombres con chistera.

Como dije antes, pasear por las poblaciones de Shekhawati es caminar por un museo a pie de calle, no siempre es posible visitar estas viviendas por dentro, muchas permanecen cerradas, otras están abandonadas, algunas al cuidado de familias que se encargan de mantener todo en orden mientras los dueños viven en alguna gran ciudad. Por ello dependerá de la ciudad que uno visite tendrá la opción de acceder a más o menos viviendas que estarán en diferente estado de conservación.

Havelis de Shekhawati

FATEHPUR
Fundada en 1451 como capital de los nababs (príncipes regentes) musulmanes, fue conquistada por los rajputas en el siglo XVlll. Es aquí donde uno puede encontrar un mayor número de havelis, aunque algunas en muy mal estado. De entre todas ellas destaca la Haveli Nadine Prince. Es propiedad de una artista francesa que la ha restaurado y creado en ella un centro cultural en el que da alojamiento a estudiantes extranjeros interesados en el arte de la región, haciendo también exposiciones en algunas salas. Se puede visitar previo pago y la casa la enseña la familia que cuida la vivienda a través de una ruta guiada en francés o inglés. Es la forma perfecta de saber como eran estas viviendas cuando fueron construidas y habitadas por sus dueños.
Además de pasear por la calles de Fatehpur merece la pena llegar al animado mercado de la ciudad, un lugar nada turístico y perfecto para comprar ropa (hay saris y salwar kamez a buenos precios), incienso o quizás algo de comida.

RAMGARH
A tan solo 20 kilómetros de Fatehpur, esta población de Shekhawati fundada por una poderosa familia de mercaderes cuanta también con unas cuantas havelis en buen estado de conservación, pero es sobre todo conocido el Shani Temple que contiene un ornamentado interior de espejos.

MANDAWA
Es la población más conocida y visitada de esta zona del desierto del Thar y puede ser la base ideal para conocer la región. Fue fundada en el siglo XVlll y fortificada por las familias de mercaderes. Es agradable caminar por sus calles en busca de las havelis, algunas se han convertido en hoteles, otras son restaurantes, algunas de ellas están alquiladas a familias que comparten casa con otras familias mientras entre todos se encargan del mantenimiento de la haveli. O eso se supone, porque lo cierto es que algunas están en un estado bastante deplorable a pesar de vivir gente en ellas. Esas familias intentan además sacar algunas rupias de los visitantes vendiendo algo de artesanía, ya que el acceso es gratuito.

Si uno tiene la posibilidad no debe dejar de subir en estas casas a la plantas superiores para descubrir nuevos detalles o incluso una vista sobre la ciudad. Y hay que recordar que tras una puerta abierta una haveli puede esconder bellas pinturas aunque hoy se haya convertido en una sencilla escuela o en una tienda de recuerdos.
En Mandawa también hay un castillo, hoy convertido en hotel, y a sus afueras algunos baooris bien conservados. Estos son depósitos de agua, muy importantes en esta árida región, pero en su construcción se añadieron pequeños pabellones rematados por esas cúpulas tan típicas de la arquitectura mogol.

Mandawa es la población de Shekhawati con mayor número de alojamientos, los hay para todos los bolsillos y todos los gustos. Yo os recomiendo uno situado a las afueras pero con mucho encanto. Sus habitaciones son de diferentes tipos siendo las más impresionantes las de las grandes cabañas que reproducen las casas de adobe del desierto. Así que si vuestro presupuesto lo permite no dudéis en alojaros en el Desert Resort. Cuenta también con un buen restaurante donde cenar al aire libre por la noche o incluso tomar una sabrosa pizza.

Shekhawati

OTRAS POBLACIONES
Si uno decide pasar más de un día recorriendo los pueblos de Shekhawati deberá añadir a la lista de visitas las poblaciones de Mahansar, Nawalgarh o Dundlod, todas lugares tranquilas con una buena lista de havelis que gustarán a quien pase por allí.

Comentarios (02)

    1. Cierto que verlas en ese estado da un poco de pena, pero todas tienes algo especial a pesar de la decadencia.
      Gracias por tu comentario. Un saludo.

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies