Viajar a Malasia

Viajar a Malasia y Singapur: itinerario y presupuesto

Hemos pasado 17 días en el sudeste asiático. Durante esos días hemos visto ciudades coloniales, disfrutado de playa, nos hemos tenido que cubrir para entrar en mezquitas y descalzar para entrar en templos hindúes. También hemos podido conocer algunos edificios que son icono de los países en los que se encuentran. Viajar a Malasia y Singapur nos ha permitido disfrutar de todo ello. Pero también de perdernos en mercados, de disfrutad de una deliciosa gastronomía o de pasar de China a India sin abandonar la ciudad.

Organizar el recorrido para viajar a Malasia no ha sido tarea sencilla. Empecé teniendo que decidir si además de visitar la parte continental del país iríamos también a Borneo. Eso nos daba opción también de conocer Brunei. Sin embargo nosotros de viajar lento. Nos gusta disfrutar de los lugares por los que pasamos. Preferimos poco pero a fondo a mucho pero de refilón. Por ello finalmente decidí que puesto que teníamos intención de pasar unos días en la playa la decisión más acertada en limitar el viaje a la península malaya y terminarlo en Singapur.

Aún así la cosa no era sencilla. Sobre el papel todo me parecía interesante, pero no teníamos tiempo para hacer todas las paradas que me hubiera gustado. Tuve que ir recortando hasta que fui capaz de dejar perfilado un itinerario que hemos cumplido casi al 100%. Aquí os cuento como fue finalmente nuestro recorrido por Malasia y Singapur.

Viajar a Malasia y Singapur: itinerario

Nuestro viaje debía haber comenzado el 11 de mayo. Nuestro vuelo salía rumbo a Kuala Lumpur vía Amsterdam. Haríamos noche a bordo para aterrizar en Malasia al día siguiente y comenzar nuestro recorrido. Sin embargo un cambio de última hora (sin previo aviso) por parte de KLM nos hizo replantear el día de la salida. Si manteníamos la fecha inicial perdíamos un día completo en destino por el cambio de horario. Nos ofrecieron salir el día anterior y aunque esto nos obligó a hacer una noche más en Malasia nos compensaba por no perder uno de esos días tan preciados cuando uno está de viaje.

Viajar a Malasia

10 de mayo

Aún con el agobio por el cambio de día en nuestro vuelo llegamos a Barajas. Viajar a Malasia y Singapur me había dado mucho trabajo y muchos quebraderos de cabeza. Pero me iba a relajar porque teníamos por delante dos vuelos y muchas horas antes de aterrizar en Kuala Lumpur. Nuestro vuelo hacia Amsterdam despegó a las 17:10 horas. Las dos horas de trayecto pasaron volando (nunca mejor dicho).  Tanto que llegamos a la capital holandesa 20 minutos antes de la hora estimada. Eso nos dio margen para ir más tranquilos hacia el siguiente vuelo. Y es que nuestra escala era de menos de hora y media. Todo salió genial y nos enfrentamos a casi trece horas dentro de un avión. Aperitivo, cena, bebidas, películas, un poco de lectura, alguna cabezada… Malasia nos esperaba.

11 de mayo

Eran las 15:00 cuando nuestro avión llegaba a Kuala Lumpur. Tras el control de pasaportes y recoger el equipaje nos dirigimos a estación de autobuses en el propio aeropuerto . Nuestro destino final ese día era Malaca, una ciudad colonial a la que tardamos dos horas más en llegar. Fue un trayecto cómodo, pero cuando quisimos llegar a nuestro hotel ya había anochecido. No tuvimos tiempo de otra cosa que cenar y dar una vuelta por la ciudad.

12 de mayo

Día completo en Malaca. No hay duda de que es una de las ciudades más bonitas del sudeste asiático y razón suficiente para animarse a viajar a Malasia. Conocimos algunos edificios coloniales, como la Iglesia del Cristo, el Ayuntamiento o la Puerta de Santiago. Disfrutamos de preciosas vistas de la ciudad desde el mirador de la Iglesia de San Pablo. Y disfrutamos paseando por Chinatown, viendo sus antiguas shophouses, mezquitas y templos. Al atardecer cogimos un taxi para llegar hasta la mezquita flotante. Por la noche, a cenar y curiosear en el animado mercado de Jonker.

13 de mayo

Esa mañana subíamos de nuevo a un autobús. Nuestro destino era Kuala Lumpur, capital de Malasia. El viaje duró algo más de dos horas. Desde la moderna estación de autobuses utilizamos el metro y el monorrail para llegar a nuestro hotel, The Journal. No muy lejos de las Torres Petronas, una de las ventanas de nuestra habitación nos dejaba ver una de las esas famosas torres. Colocar un poco el equipaje, asearnos y listo para salir a conocer algunos lugares de la ciudad. Volvimos al monorrail para ir a ver el Templo Sam Kow Tong, uno de los templos budistas que merece la pena ver en Kuala Lumpur.

Desde allí un paseo nos llevó hasta la antigua estación de tren de la ciudad. Y por último me tuve que cubrir cuerpo y cabeza para entrar a la Masjid Negara, la principal mezquita de Kuala Lumpur. A la hora de cenar ya estábamos de nuevo en la zona del hotel, muy cerca del cual estaba Jalon Alor. Se trata de una animada calle llena de puestos de comida y restaurantes informales. Un lugar perfecto para acabar el día.

14 de mayo

Las Torres Petronas, Chinatown, Plaza de la Mederka, templos hindúes y budistas, mezquitas. Esa jornada en Kuala Lumpur la aprovechamos a tope. Vimos la ciudad desde lo más alto de las Twin Towers y terminamos el día conociendo el considerado mejor Museo de Arte Islámico del mundo, además de disfrutando de una precioso paseo por los Jardines del Lago del parque Tun Abdul Razak. Ese día, al bajar del metro vimos un McDonalds. ¡¡¡Y decidimos cenar allí!!! Estábamos tan cansados que no queríamos ni pensar en buscar un lugar para cenar. Y el burguer estaba a la salida del monorrail en el camino hacia el hotel.

15 de mayo

Esa mañana amaneció cubierta. Me dio un poco de rabia pensar que pudiera llover pues no esperaba una de esos lugares de visita obligada al viajar a Malasia. Íbamos a las Cuevas de Batu, a 13 kilómetros de la capital malaya. Pudimos llegar en metro y pasar la mañana de cueva en cueva sorprendidos por el tamaño de la escultural a la entrada de cada una de ellas. Al volver a Kuala Lumpur decidimos aprovechar la tarde para visitar el Museo de Arte Islámico. Y después un paseo al caer el sol por el Jardín botánico de Perdana. Un pulmón en el centro de la ciudad teñido por el color de infinidad de orquídeas. Y para terminar el día, de nuevo cena en Jalan Alor.

16, 17 y 18 de mayo

Nos toco madrugar para llegar al aeropuerto. Íbamos a cruzar Malasia de oeste a este para ir a Pulau Redang, una bella isla en el Mar de la China Meridional. Nuestro avión llegó a Kuala Terengganu. Desde allí un taxi y luego un barca nos llevaron a nuestro destino: la playa más bonita del mundo. Un hotel precioso, una playa privada, un mar turquesa, arena blanca,… Poco más que hacer que leer, toma el sol, pasear por la playa o salir por la noche a cenar en el pequeño pueblo junto al hotel. Me hubiera quedado allí una semana más, os lo garantizo.

19 de mayo

Aprovechamos todo el día en Pulau Redang, la playa más bonita del mundo. Y ese día a las cuatro de la tarde subimos a una barca para volver a tierra firme. Cuando quisimos llegar al hotel, cercano al aeropuerto de Kuala Terengganu, ya era tarde. Decidimos darnos una buena ducha y cenar en el mismo hotel. El único al que ponemos peros de todo el viaje. Eso sí, al menos cenamos bastante bien.

20 de mayo

Ya en el hotel nos dimos cuenta de lo que ya habíamos leído. Que Kuala Terengganu es una ciudad mucho más conservadora que otras ciudades de Malasia. Decidí ponerme ese día una camiseta que me cubriera más que otros días. Y tras llamar a un taxi nos fuimos a la ciudad. Recorrimos su atractivo y colorido barrio de Chinatown. Nos sorprendimos con la comida a la venta en el Mercado Central. Subimos al destartalado Bukit Puteri, el fuerte de la ciudad.

Pasamos por el Palacio del Sultán, la Mezquita Zainal Abidin y cogimos un taxi para conocer la Mezquita de Cristal. Dicen de ella que es una de las más bellas del mundo. Lo que no se puede negar es que es diferente a todas las que conocemos. Al atardecer nos fuimos a ver la Mezquita flotante. Y terminamos el día con unas cervezas y una deliciosa cena en un agradable restaurante de Chinatown.

21 de mayo

De nuevo madrugón para ir al aeropuerto. Este día nuestro destino sería Penang. Vuelta al oeste del país para pasar unos días en una de las ciudades que por si sola justifica viajar a Malasia. Tuvimos que hacer escala en Kuala Lumpur por lo que llegamos a destino pasado el mediodía. Autobús hasta George Town y una vez que dejamos todo en el hotel salimos para dar nuestro paseo por la llamativa ciudad colonial. Nuestro recorrido de ese día lo hicimos buscando todo el arte urbano de la ciudad. Fue entretenido y divertido, aunque por desgracia algunas de las pinturas que decoraban las paredes de la ciudad han desaparecido para siempre. ¿Para cenar? Comida china en uno de los restaurantes más concurridos de la ciudad: Teksen.

22 de mayo

Cuando un día amanece luminoso es un regalo. Y así fue el segundo día de nuestra estancia en George Town. Recorrimos la ciudad empezando por La Mansion Blue. Luego fuimos hasta el cementerio protestante y el mercado Chowraster. Caminamos más tarde hacia la parte colonial de la ciudad. El Ayuntamiento, el Town Hall o la torre del reloj, homenaje a la Reina Victoria. Lo siguiente fue visitar la fascinante Pinang Peranakan Mansion antes de acercarnos al mar para conocer el Chew Jetty, uno de los antiguos muelles de la ciudad. Aún tuvimos tiempo para ver las casas de clanes, aún en funcionamiento y elegantes testimonios de la época más próspera de la comunidad china.

De camino a Love Lane para tomar una cerveza aprovechamos para conocer las mezquitas más importantes del centro histórico de George Town: la de Acheen St y la Masjid Kapitan Keling. Para cenar nos dimos el capricho de cenar en un tranquilo restaurante en una shophouse reformada. Su especialidad la comida musulmana. Su nombre: Jawi House.

23 de mayo

Este día fue uno de esos en los que te levantas con unos planes y no los puedes cumplir. Nuestra idea era pasar el día en el Parque Nacional de Penang y disfrutar de sus playas. Con esa idea cogimos el autobús que nos llevaría hasta ese lugar. Sin embargo durante el camino el cielo empezó a ponerse gris. Y cuando llegamos a nuestro destino comenzaba a chispear. Hicimos de tripas corazón y quisimos pensar que seria un chaparrón y ya está.

Pero no, tuvimos que pasar más de dos horas bajo un techado en mitad del parque. Sin nada que hacer ni posibilidad de movernos de allí. Fueron horas perdidas que no nos dejaron disfrutar del día ni aprovecharlo como nos hubiera gustado. Por la tarde regresemos al hotel para quitarnos aquella ropa empapada y salir a dar un paseo. Unas cervezas y un paseo hasta Lorong Baru, uno de los paraísos de la ciudad para degustar comida callejera. Nos gustó verlo, pero ese día preferíamos un lugar tranquilo donde no tener que buscar mesa e ir de allá para acá pensando que cenar. Así que nos fuimos a cenar la mejor hamburguesa de la ciudad en Junk Café.

24 de mayo

Había que aprovechar el día. Por la mañana nos fuimos a visitar el templo de Kek Lok Si. Se trata de un bello conjunto de edificios que forman el templo budista más grande de Malasia. De regreso en George Town nos quedaba pendiente un paseo por Little India. Tiendas de cd con música a todo volumen, puestos de samosas, tiendas de saris,… Un pedacito de India en el sudeste asíatico. Por supuesto aprovechamos para conocer el templo hindú más antiguo de la ciudad: Sri Mariamman.

Para los hindúes de la ciudad es un lugar de reunión, algo así como lo son para los chinos sus casas de clanes. A última hora de la tarde volvimos al hotel para recoger nuestro equipaje y salir en bus rumbo al aeropuerto. Nuestro destino: Singapur. La ciudad nos recibió con lluvia pero como era tarde solo teníamos que pensar en dormir hasta el día siguiente.

25 de mayo

El primero de los tres días en Singapur se lo dedicamos a la parte colonial de la ciudad y a la zona de Marina Bay. Recorrimos los antiguos muelles de Singapur hoy convertidos en zonas de ocio. Vimos la escultura del fundador de la ciudad, Raffles. Vimos algunos de los edificios coloniales de la ciudad: el Ayuntamiento, la Catedral de San Andrés o el Teatro Victoria. Más tarde seguimos paseando hasta Marina Bay para visitar al león símbolo de Singapur en el Merlion Park.

Disfrutamos de las vistas del hotel Marina Bay Sands y nos dimos el capricho de tomar una cerveza en su sky bar. Por último, un paseo por los originales Gardens by the Bay. De regreso al hotel y buscando un lugar para cenar paramos para ver el más elegante de los hoteles de Singapur: el Raffles. Encontramos un buen local donde cenamos genial y por poco dinero: First Thai.

26 de mayo

El día comenzó genial. Un cielo azul parecía que nos iba a acompañar toda la jornada. Empezamos recorriendo Kampong Glam, el centro musulmán de Singapur. Allí vimos calles con shophouses reformadas y convertidas en peluquerías, tiendas o bares. Como protagonista del barrio, la Mezquita del Sultán. Desde ese lugar caminamos hacia Little India. Al llegar a la Mezquita del Abdul Gafoor el cielo estaba gris. Para cuando quisimos llegar al templo hindú Sri Veeramakaliamman empezaba a llover. Al salir de visitar el templo vimos que era imposible caminar por la calle sin botas de agua. Así que nos quedamos una hora esperando hasta que la lluvia amaninó y pudimos cruzar la calle para meternos en un restaurante a tomar algo.

Como parecía que llovía menos decidimos caminar para ver los templos de Sri Srinivasa Perumal (estaba en obras) y el de Sri  Vadapathira Kaliamman (estaba cerrado). Desde allí y metro no fuimos hasta Orchad St. Seguía lloviendo así que nos dedicamos a ver los centros comerciales. En cuanto parecía que llovía menos salimos hacia Emerald Hill, la calle con las casas más bonitas del centro de Singapur. Una cerveza y a esperar de nuevo que la lluvia nos diera un respiro. Algo que no pasó hasta el final del día. Poco más quedaba por hacer, así que volvimos a Kampung Glam, nos fuimos a cenar a Zam Zam y luego a tomar una cerveza en Haji Ln, un animado lugar las noches del fin de semana.

27 de mayo

No empezamos el día con muy buen pie. Me torcí el pie antes de salir del hotel. A pesar de ellos nos fuimos a ver el llamativo edificio de Parkview Square y el mercado de Bugis St. Desde ahí continuamos al este de la ciudad a conocer las casas peranakan más bonitas de Singapur. Me volví a torcer el pie. Pero no me podía ir de la ciudad sin visitar Chinatown. Y hacia allí nos fuimos. Pagoda St, el Templo del diente de Buda, Sri Mariamman y el templo Thian Hock Keng fueron algunos de los lugares que conocimos. Como yo no estaba para muchos trotes decidimos cenar allí mismo, en un entretenido restaurante chino con vista  a la calle, el Chinatown Seefood.

Y ya está, así acabó nuestro viaje. Esa noche salía nuestro vuelo que vía Amsterdam nos traería a Madrid.

Cuánto cuesta viajar a Malasia y Singapur

Ahora que ya os he contado nuestro itinerario para viajar a Malasia y Singapur, vamos a pasar al tema de cuanto cuestan el viaje. Por supuesto hay dos factores clave que harán que el precio final sea más o menos caro. Se trata de los hoteles y los vuelos. También los lugares elegidos para comer determinarán el presupuesto diario de cada viajero. Nosotros no somos viajeros low cost. No necesitamos lujos, pero nos privamos de comer donde nos gusta o alojarnos en hoteles con encanto. A pesar de ellos seguro que aquí todos encontráis algún dato que os venga bien para hacer un cálculo de cuanto cuesta viajar a Malasia y Singapur.

Vuelos

Cuando fui a comprar los vuelos para viajar a Malasia y Singapur me quedé sorprendida. Para bien. ¿600 euros? ¿Con una sola escala? ¡Compro! Me pasó lo mismo que al comprar los vuelos para nuestro viaje a Corea del Sur. Qué no te explicas como destinos más cercanos pueden ser más caros. Por supuesto que comprar los vuelos con antelación siempre juego a favor del viajero. Nosotros compramos estos vuelos a Malasia en enero, y hemos viajado en mayo. Valoramos distintas opciones y los más económico era entrar por Kuala Lumpur y regresar desde Singapur.

Nosotros también hicimos varios vuelos internos. Entre Kuala Lumpur y Kuala Terengganu. Entre esta última y Penang con escala en la capital. Y entre Penang y Singapur. Todos ellos nos costaron por persona 115 euros y volamos con distintas compañías. En una de ellas, Malindo Air, no se incluía equipaje facturado. Y nosotros llevábamos una maleta que no podía entrar en el avión. Nos costó más la maleta que el vuelo (si lo llego a saber, le compro un asiento). Con ese gasto extra el precio final fue de 150 euros por persona para los tres viajes.

Hoteles

En este apartado cada viajero es un mundo. Nosotros buscamos hoteles bien situados de categoría media o media/alta. A mi me gusta que tengan cierto encanto, una decoración singular y que cada noche tenga ganas de regresar a ellos. En nuestro periplo nos hemos alojado en seis hoteles distintos, cinco de ellos totalmente recomendables. No así el hotel que elegimos para dormir en Kuala Terengganu. Un lugar para olvidar. Los precios han oscilado entre los 50 euros del hotel boutique de George Town a los 150 euros que pagamos por noche en el hotel de Pulau Redang.

Pulau Redang

Lo que si hemos comprobado tras nuestras búsqueda de alojamiento es que en Singapur es más caro que Malasia. Y que este último, depende de la ciudad, necesitarás más o menos presupuesto. También hay que tener en cuenta que dormir en las islas, Malaca o George Town en fin de semana es bastante más caro que hacerlo entre semana.

Transporte

Moverse en Malasia es barato. Y también en Singapur. Metro, taxi o autobuses son perfectos para recorrer la ciudad o hacer algún trayecto entre ciudades. Malasia está muy bien comunicado y cuenta con multitud de autobuses nocturnos con los que cruzar el país. Si no quieres gastar lo que vale un vuelo, este medio de transporte abarata mucho los gastos. Os dejo algunos ejemplos de precios para que os hagáis una idea de cuanto suponer este apartado llegado el momento de viajar a Malasia y Singapur.

qué ver en kuala lumpur

  • Autobús aeropuerto Kuala Lumpur – Malaca: 35 MYR.
  • Taxi desde Malaca Sentral al centro de la ciudad: 20 MYR.
  • Autobús desde Malaca Sentral a Kuala Lumpur: 10 MYR.
  • Billete de metro en Kuala Lumpur. Dependerá de la línea que uséis y el número de estaciones a recorrer. Lo más barato que nosotros pagamos por billete fue 1,20 MYR, y lo más caro 3,80 MYR.
  • Taxi en Kuala Lumpur: por ejemplo desde Chinatown a las Torres Petronas puede costar unos 10 MYR.
  • Si quieres ir al Subang Airport en taxi y quieres que te recojan en el hotel el precio es de 80 MYR. Si lo paras en la calle el precios oscilará entre los 60 y 70 MYR.
  • Ferry público para llegar a Pulau Redang: 110 MYR ida y vuelta.
  • Taxi desde el aeropuerto de Kuala Terengganu a Merang Jetty: 55 MYR.
  • Autobús desde el aeropuerto de Penang a George Town: 2,70 MYR.
  • Taxi desde el aeropuerto de Singapur al centro de la ciudad: 20 $.
  • Metro en Singapur: el precio depende del destino y será de entre 1 y 3 $. Llegar por ejemplo desde la estación de Bugis al aeropuerto cuesta 1,65 $.

¿Cuánto cuesta…?

Creo que lo mejor para que os hagáis una idea de cual puede ser el presupuesto para viajar a Malasia y Singapur es dejaros los precios de los gastos cotidianos durante la estancia. Esto irá variando con el paso de los años. Probablemente lo haga al mismo ritmo que nuestro país de origen, por lo que aunque estos datos sean de 2017 siempre os pueden servir de referencia para saber cuanto os podréis gastar en vuestro periplo.

  • Entradas. La mayor parte de las visitas a lugares de interés son gratuitas. No se paga por entrar en templos ni mezquitas. Y estos edificios son una parte importante de lo que hay que visitar. La entrada más cara la pagamos en las Torres Petronas y nos costaron 20 euros al cambio. En Malaca visitar el museo Peranakan cuesta 16 MYR, mientras que visitar el Palacio del Sultanato solamente cuesta 5 MYR. Para visitar una de las Cuevas de Batu también se pagan 5 MYR. Y para entrar en la Pinang Peranakan Mansion tedrás que pagar 20 MYR.
  • Una comida o cena para dos personas en un restaurante no es nada prohibitivo. Si bebes cerveza, un primero y un segundo por persona el precio oscilará entre los 70 y los 120 MYR. Para que os hagáis una idea es más barato cenar en un buen restaurante en Malaca o Penang que en Jalan Alor, en Kuala Lumpur. Recordad que al precio de la carta generalmente hay que sumarle un 6% de impuestos y un 10% de servicio.
  • Puestos de comida. Un dim sum cuesta 2 MYR; un pincho que fríes tú en el momento, entre 0,50 y 2 MYR.
  • Una cerveza. Depende también del lugar. Nosotros hemos pagado desde 2 cervezas en Penang por 15 MYR a eso mismo por cada una en la misma ciudad. Y en Singapur desde 5 $ por cerveza hasta 15 $. A nosotros nos ha parecido una bebida cara en general. O no hemos encontrado muchos lugares donde tomarla bien barata.
  • Los típicos recuerdos como imanes o llaveros. En Malasia puedes comprar tres por 10 MYR. En Singapur 3 por 10 $.
  • Refrescos. Esto es mucho más económico. En cualquier lugar de Malasia te puedes tomar un Sprite o una Coca Cola por 2 ó 3 MYR.
  • Hacer la compra. Me gusta entrar en cada viaje en algún supermercado para hacerme una idea de cuanto cuestan las cosas. Además solemos aprovechar para comprar agua, chuches y curiosear por las estanterías. En Singapur, no lo hicimos, pero estos son los precios que encontramos en Malasia.
    • 7UP 500 ml: 1,60 MYR
    • Cerveza Tiger: 17,60 MYR en un supermercado junto a Jalan Alor.
    • Botella de agua 1,5 litros: 1,80 MYR.
    • Brick un litro de leche: 2,5 MYR.
    • Aceite de girasol 1 litro: 11 MYR.
    • Paquete de galletas con chocolate pequeño: 5,20 MYR.
    • Paquete de 10 huevos frescos: 3,50 MYR.
    • Pasta de dientes Colgate: 5,90 MYR.
    • Champu L’oreal: 10,50 MYR
    • Desodorante Nivea: 8,50 MYR

Creo que todos estos datos os habéis podido hacer una idea de cuanto puede costar viajar a Malasia y Singapur. Así cómo de cual puede ser el presupuesto diario para el viaje. Ahora solo os falta leer el resto de post para terminar de animaros a visitar esos países del sudeste asiático.

Etiquetas ,

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies