Dormir en Kuala Terengganu

Dormir en Kuala Terengganu o como acabé en ese hotel

Tras varios en la paradisíaca Pulau Redang habíamos decidido quedarnos en Kuala Terengganu. Nos pareció acertado conocer esta ciudad con un puñado de atractivos antes  de continuar nuestro viaje por Malasia. Pensamos hacer dos noches en esta población para de ese modo aprovechar el último día en la isla y volver a la península malaya al final de la tarde. Con todo claro nos pusimos a buscar hoteles para dormir en Kuala Terengganu esas dos noches.

La tarea no parecía del todo sencilla. Nosotros no buscamos hoteles de lujo. Pero tampoco nos alojamos en hostels. Buscamos alojamientos bien ubicados que parezcan ofrecer una calidad media/alta. Solemos comparar opiniones de clientes y buscamos generalmente las de otros españoles o al menos europeos. Y el caso del hotel que elegimos para dormir en Kuala Terengganu nos dejó claro de nuevo que los parámetros de los españoles están lejos de los de otros viajeros.

Los españoles somos más exigentes sobre todo con el tema de la limpieza. Buscamos buena ubicación y valoramos bastante la atención del personal. Nos gustan los desayunos ricos. Las camas cómodas y los baños impolutos. Hay quien dirá que no necesita nada de todo eso. Me fío de las opiniones de mis compatriotas en los foros, y éstas son acertadas casi siempre. Sin embargo cuando las opiniones son de asiáticos o incluso viajeros del este de Europa cada vez tengo más claro que su nivel de exigencia es inferior al nuestro.

Y eso fue lo con nos pasó con este hotel de Malasia. Solamente encontraba en cada hotel que buscaba opiniones de malayos. Cómo mucho de algún otro asiático. Tras dar algunas vueltas y con muchas dudas finalmente nos decimos por el que mejores comentarios tenía. Y reservamos dos noches para dormir en Kuala Terengganu en el TH Hotel & Convention.

Dónde dormir en Kuala Terengganu

Pues después de mi experiencia os diré que si vais a Kuala Terengganu busquéis cualquier hotel. Y no os alojéis en éste. Es uno de los hoteles que conozco que menos me han gustado. Por eso os lo cuento, para que no caigáis en mi error. Y si lo hacéis, que sea con conocimiento de causa.

Ante todo quiero decir que yo no tengo problema ni racial ni religioso con nadie. Opino que cada uno es como el lugar donde le toca nacer. Respeto a musulmanes, budistas o católicos porque soy de la opinión de que la mayoría de la gente es buena y que generalizar diciendo que tal o cual cultura o población son malas me parece un grandísimo error. Quiero dejar este tema claro para que nadie piense que critico este hotel por ser un hotel que abiertamente se declara musulmán. Y que descubrí que lo hacía una vez en él.

Solo siento no haber hecho más fotos dejando patente lo que os cuento. Pero estaba tan sorprendida que hasta se me olvidó ese detalle.

A favor del TH Hotel

La razón final que nos animó a alojarnos en este hotel fue que estaba cerca del aeropuerto de la ciudad. Algo en contra para conocer Kuala Terengganu. Pero estupendo el día de nuestra salida de la ciudad ya que nuestro vuelo salía muy temprano.

Al estar lejos de todo, si no quieres gastarte 60 MYR en un taxi para ir y volver al centro de la ciudad, tendrás que cenar en el hotel. Aunque el restaurante tiene cero encanto, la carta es amplia, ofrece platos asiáticos y occidentales a precios económicos. Y las pizzas están buenas.

Dormir en Kuala Terengganu

En contra del TH Hotel

  • Decir que estaba sucio puede que incluso sea poco. La moqueta de los pasillos pide a gritos que la cambien. Está llena de manchas que parecen llevar siglos ahí.
  • La primera impresión en la habitación no es mala, pero en cuento entras al baño ves que limpian lo justo. Las manchas en puertas o en el mueble del lavabo dejan patente que se limpia lo imprescindible. Además de encontrar restos de frutos secos por el suelo de toda la habitación.
  • Te dan una habitación con vistas a la piscina, pero está luce tan descuidada y sin agua que casi preferirías ver otra cosa.
  • Y hablando de piscina. La utiliza mucha gente, pero todo el mundo se baña vestido. Ellas con cuerpo y cabeza cubiertas. Ellos con camiseta. ¿Y vas a bajar tú ahí en bikini a darte un baño?
  • Abres el armario para colgar unas camisetas y descubres que de las cuatro perchas que hay una está ocupada por una alfombra para la oración. ¿No es mejor dejarla en algún lugar de la parte baja el armario a colgada junto a la ropa limpia?
  • Te giras y ves que te han dejado agua mineral. Y debajo ves la nevera. Desenchufada y vacia. ¿Me atrevo a moverla para enchufarla? Mejor lo dejo.
  • Cuando colocas el escritorio ves una nota en la que dicen “estás en un hotel musulmán, no se vende alcohol ni se permite beberlo en las habitaciones”. Hombre, que no me dejen fumar, lo entiendo. ¿Pero de verdad en este caso lo que haga dentro de mi habitación atenta contra las creencias o la salud de otros huéspedes?
  • Llega el momento de la ducha y ves que en el baño hay solamente dos toallas. Nada de una más para las manos. Llamé a recepción para comentarlo y me dijeron que si quería más toallas tendría que pagar 10 MYR por cada una y cada día que la cambiara. ¿En serio? ¿En un hotel en el que estoy pagando 55 euros por noche? No daba crédito. Pasé de la toalla y no fue por los 2 euros que me iban a cobrar.
  • Me gusta el hilo musical, pero claro, al estar en un hotel musulmán lo que sonaba día y noche en los pasillos eran rezos y cantos religiosos. Para que no se te olvide donde estás.

Por si todo esto fuera poco, la segunda noche de nuestra estancia regresamos al hotel a las diez de la noche. Subimos a la habitación y ¡sorpresa!. Estaba tal y como la dejamos por la mañana. No había pasado nadie a limpiarla.

Bajamos a recepción para pedir explicaciones y solicitar que se limpiara. La excusa fue que habían ido a las 9 de la mañana y en la puerta estaba el cartel de no molestar. ¡¡¡Habían pasado más de 12 horas desde ese momento!!! ¿No habían tenido tiempo de volver? Solicité hablar con el director y un joven apareció para pedir disculpas y ofrecernos un refresco. O una cena. Nosotros veníamos cenamos y yo necesitaba más una tila que una coca cola.

Después de mucho explicar que yo no quería cena, que lo quería era darme una ducha y acostarme conseguí que me ofreciera un descuento en el precio. A mi me daban ganas de decir que no pagaba la segunda noche, pero Arturo que es más prudente dijo que estaba bien. Nos descontaron 18 euros por las molestias y nos dieron un Sprite.

Cómo llegar al TH Hotel

Si a pesar de todo lo que os cuento no os queda más remedio que dormir en Kuala Terengganu y decidís hacerlo en este hotel, os cuento como llegar hasta él.

Desde el aeropuerto apenas se tardan 3 minutos en taxi. Si estás en el hotel y te vienen a buscar te cobrarán 10 MYR.

Si como nos ocurrió a nosotros quieres llegar al hotel desde Merang Jetty un taxi te costará 60 MYR. Aunque digas que desde el aeropuerto al muele te cobraron solamente 55 MYR. Se escudan en que tienen que llamar al taxi para que vaya a recogerte a Merang.

Para ir desde el hotel hasta la ciudad el precio es de 30 MYR. Llegar a Chinatown, dependiendo del tráfico, pueden ser unos 20/30 minutos.

Comentarios (08)

  1. Lamento que hayas pasado por esa experiencia! Gracias por compartir estos detalles, es muy util. Me paso de haberlo pasado muy mal en un airbnb que tenia excelentes criticas y no podia entender que es lo que habia leido mal.

  2. Me gustan este tipo de post en los que no todo es maravilloso y se cuentan las malas experiencias. Para mí la limpieza en un hotel es lo más importante y hay veces que dan ganas de salir corriendo.

Post a new comment