Hacer la maleta: lo que siempre va conmigo

En mi equipaje hace tiempo que no tienen cabida los por si acaso. Cada vez soy más práctica y viajo más ligera. Nada de ropa para el día y la noche, zapatos para conjuntar y tres chaquetas por si hace frío. El tiempo y el mundo me han demostrado que con llevar una camiseta o camisa por día y dos pares de zapatos eres capaz de aguantar todo el viaje sin echar nada en falta.

También confieso que hay algunas cosas con las que me he acostumbrado a viajar y que son de las primeras que preparo cuando voy a hacer el equipaje. Esas que me hacen más cómodo el viaje o sin las que éste no sería lo mismo. Alguna de ellas son imprescindibles del día a día y nunca faltan en mi maleta.

Hacer la maleta: lo que no me puede faltar

Cámara de fotos

Desde que comencé a viajar la cámara ha pasado a ser casi una extensión de mi. Me paso el día con ella colgada al cuello. La mejor forma de recordar un viaje suele ser por las imágenes que nos traemos de él, y aunque no fotografío todo lo que veo si me gustan volver a casa con una buena selección de fotos de los lugares que visito y que no quiero olvidar, así como de pequeños detalles, ya sean una ventana, una aldaba o el retrato de alguien con quien me he cruzado. Esas fotos que son los instantes que hacen que cada viaje sea único.

Reloj

Algo curioso que siempre llevo cuando voy de viaje es un reloj. Y digo curioso porque en mi día a día es algo que no utilizo. Me sirve el del móvil y en la oficina el de mi equipo de trabajo. Pero cuando salgo a conocer mundo llevar un reloj en la muñeca se ha convertido en una tradición. No es que esté especialmente pendiente de él, pero me es de ayuda para saber cuánto tiempo tengo antes de tener que abandonar un museo o si me tocará correr para llegar a coger un autobús. Si a vosotros también os gusta llevar reloj aunque solo sea en determinadas ocasiones, seguro que en Reloj.es encontráis uno perfecto para vosotros.

Movil y batería externa

El móvil sin duda forma parte de nuestro día a día. Y cuando voy de viaje me gusta llevarlo conmigo para buscar sobre la marcha un buen restaurante o hacer esas fotos que luego compartiré en las redes sociales. Y cómo quedarme sin batería a media jornada como me pasó en Narbona y en Bruselas es algo que no me apetece ahora siempre llevo conmigo una batería externa que me soluciona ese problema.

Fular

Cuando viajé hace años a India descubrí que un fular puede ser un complemento de lo más útil. Sirve para cubrirte los hombros o la cabeza al entrar en templos o mezquitas. También para taparte en un transporte si el aire acondicionado está muy fuerte. Y llegado el caso incluso como improvisada toalla de playa. Solo hay que buscar uno del tamaño adecuado y ya no podrás viajar sin él.

Desodorante

Un básico de la higiene que mucha gente parece no conocer. Si hay algo que me molesta es subir al avión, a un autobús o al metro y que la gente huela mal. Y es algo que no quiero que me pase a mi. Cuando viajo dejo los perfumes en casa, pero el desodorante siempre viene conmigo.

Crema hidratante

La utilizo desde que subo al avión. La piel se reseca mucho y me encanta la sensación de sentirla hidratada durante el viaje. Es también una rutina diaria aplicarme hidratantes en rostro y cuerpo tras la ducha, no puedo no hacerlo por estar de viaje.

Zapatillas

Hay algunos hoteles que dejan en las habitaciones zapatillas de ducha para los clientes. Me parece algo muy básico, no me gusta caminar descalza, sobre todo si el suelo de las habitaciones es de moqueta. Me parece una cuestión de higiene y de salud para mis pies. Así que por si acaso no encuentro de esas zapatillas en mi destino procuro llevar siempre un par en un hueco de la maleta.

Cuaderno y guías de viaje

Hoy en día muchos viajeros prescinden de las tradicionales guías de viaje. Sin embargo yo, y pesar de ser la editora de un blog de viajes, sigo siendo fiel a las guías de toda la vida. Me gustan sobre todo las que no tienen muchas fotos, prefiero leer la información y descubrir como ese lugar in situ a llevar ya la imagen de lo que me espera en la cabeza. Además, mientras leo las guía o consulto otros blogs y páginas que me puedan aportar alguna información sobre mi destino voy tomando apuntes en un cuaderno que luego viajará también conmigo. Es en él donde voy tomando apuntes para luego poder aportar información sobre el viaje a los lectores que pasen por el blog.

Vosotros, cuando salís de viajes ¿qué cosas son las que siempre van con vosotros?

Etiquetas

Post a new comment