Maramures, mis viajes de 2018

Mis viajes de 2018: de Alemania a Alemania

Acaba el año y llega el momento de hacer recuento de muchas cosas. Entre ellas de las vacaciones y los viajes. Yo este año no me puedo quejar. Empecé con los viajes de 2018 en febrero y he terminado en diciembre. Como casi siempre, no he viajado en verano. Desde hace años prefiero trabajar los meses de julio y agosto para viajar en meses en los que podré disfrutar de mejor clima en los destinos elegidos.

El otro día pensaba que mis viajes de 2018 me han llevado a repetir muchos destinos que ya conocía. Por una razón u otra he regresado a ciudades y países que ya había visitado. Ha sido un año de repeticiones viajeras. Pero no me quejo, porque también he incorporado destinos nuevos a la lista. Incluso aunque haya regresado a un país he podido conocer ciudades por las que aún no había pasado.

Mis viajes de 2018

Aquí os dejo el resumen de mis viajes de 2018. Un año bastante viajero que comenzó con un viaje a Alemania y ha terminado con otro en ese mismo país.

Si el próximo año hago la mitad de ellos pero los disfruto igual, me doy por satisfecha.

Febrero – Frankfurt (Alemania)

El primer viaje de año lo hice con mi amiga Cris. Inauguramos el mes volando a Frankfurt. Fue un fin de semana frío en el que regresaba muchos años después a una ciudad por la que había pasado de puntillas muchos años antes.

En esta ocasión disfrutamos de un par de días conociendo mucho de la ciudad. La vimos desde las alturas al subir a la torre de su Catedral. Desde el río al cruzar sus puentes. Paseamos por Römerberg, la plaza que quedó destruida en la Segunda Guerra Mundial y que hace años luce se aspecto original. Conocimos museos, cervecerías, mercados o el cementerio judío. Hay mucho que visitar en Frankfurt y nosotras tenemos claro que le sacamos buen partido a nuestro fin de semana en la ciudad.

viajes de 2018

Marzo – Guatemala y Honduras

Este fue el más largo de mis viajes de 2018. Dedicamos dos semanas para viajar a Guatemala y Honduras. Ha sido uno de esos viajes especiales que seguro que ni Arturo ni yo olvidaremos. Habíamos escuchado muchos comentarios sobre los peligros del país. Yo solo puede decir que en pocos lugares del mundo me han tratado con tanto afecto como en estos lugares de América.

Fue un viaje muy completo y variado. Empezamos visitando Antigua, la ciudad más bonita de Guatemala. Llegamos al Lago Atitlán, pasamos por el mercado de Chichicastenango y dormimos varias noches en Quetzaltenango desde donde fuimos a conocer pequeños pueblos y la Laguna Chicabal, uno de esos lugares fascinantes ligados a la cultura maya que se pueden visitar en Guatemala.

que ver en Antigua, Guatemala

Por supuesto que en nuestra ruta visitamos varios yacimientos arqueológicos de antiguas ciudades mayas, desde Tikal a El Ceibal y fuimos hasta Honduras para visitar Copán, la ciudad maya más importante de ese país. No olvidamos los volcanes en nuestro viaje y pudimos subir al Pacaya, uno de los que siguen activos. Y por incluir, ¿quién puede rechazar conocer un lugar de belleza impresionante como es Río Dulce y acercarse hasta Livingston para acercarse a la cultura garífuna?

Abril – Toulouse (Francia)

Otro de los destinos repetidos entre los viajes de 2018. Me quedé tan encantada con esta ciudad francesa de Occitania que no dudé en regresar en primavera. Volví a recorrer sus monumentos más emblemáticos, sus plazas y algunos de sus museos. Al volver con una amiga no podía dejar de enseñarla lo que más me había gustado de entre todo lo que hay que ver en Toulouse.

Pero también aproveché para conocer lugares nuevos. Viajar a Toulouse por segunda vez me dio la oportunidad de disfrutar del atardecer junto al Garona que no pude ver en el viaje anterior. También visité algún nuevo museo como el de Ciencias y conocí el precioso jardín japonés que además estaba en plena floración de sus árboles. Para rematar el viaje nos animamos a conocer la Ciudad del Espacio, un parque temático para grandes y pequeños.

Viajar a Toulouse

Mayo – París y Bélgica

Este año he viajado por tercera vez a París. En esta ocasión lo he hecho acompañada de mis padres. Solo por eso ha sido un viaje especial. Por verles felices ante la Torre Eiffel, navegando por el Sena, visitando Notre Dame o disfrutando de cualquier de los lugares imprescindibles de París. Recorrer con ellos la capital francesa me ha hecho verla con otros ojos, con los del que visita esta bella ciudad por primera vez y se queda boquiabierto al verla desde lo alto del Arco del Triunfo o sorprendido ante la grandiosidad de sus monumentos. Para mi ha sido sin duda el viaje más especial del año. No por el destino, si no por la compañía. Tan contentos hemos regresado los tres que ya me están preguntado si iré con ellos a otro lugar en 2019.

mis viajes en 2018

También Bélgica ha sido un destino repetido en mis lista de países visitados. Lo he visitado por quinta vez en 2018. En esta ocasión mi compañero de viaje ha sido Arturo. Juntos hemos hecho una preciosa ruta por Flandes en la que he conocido ciudades que tras un montón de visitas al país aún no había pisado. Entre ellas Lovaina, la ciudad universitaria. Malinas, la gran desconocida de Flandes. Y Amberes, un ciudad que me ha sorprendido muy gratamente, pues esperaba poco de ella y me ha parecido muy interesante y atractiva. Tanto que os aseguro que un día en ella me supo a poco. Tan poco como lo que pude hacer en Gante en dos días. A pesar de ser la tercera vez que iba a esta bella ciudad, os confieso que aún hay cosas que no he visto en ella.

mis viajes de 2018 lovaina

Junio – Gran Canaria

La primera vez que fuimos a Gran Canaria nos pareció una isla fea. Igual está mal decirlo, pero es la verdad. No estaba en nuestros planes regresar, pero este año, pensando en un destino de playa encontramos vuelos a buen precio, un hotelazo dentro de nuestro presupuesto y decidimos dar una segunda oportunidad a este rincón de Canarias. Y me alegro muchísimo de haberlo hecho. Además de haber podido relajarnos en algunas de las mejores playas de Gran Canaria, hemos descubierto que la isla es mucho más que arena, sol y mar. Cruzamos la isla de sur a norte en busca de todo lo que hay que ver en Gran Canaria y descubrimos pequeños tesoros en forma de bellos paisajes y coquetos pueblos. Entre estos últimos Gáldar, Firgas o Tejeda. Este último, para quien no lo sepa, se encuentra en la lista de los pueblos más bonitos de España.

que ver en Gran Canaria

Septiembre – Rumanía

Pasado el verano emprendimos viaje a uno nuevo destino. Un país que no conocíamos pero al que tenía ganas. Rumanía ha sido un muy grata sorpresa. Nos ha encantado. Probablemente porque no esperamos demasiado. O no. Porque aunque esperes mucho, Rumanía te lo da.

Hay mucho que ver en Rumanía y nosotros tuvimos que dejar algunas cosas fuera de ruta. Aún así fuimos capaces de hacer un buen recorrido visitando castillos y ciudades medievales. Llegamos también al norte del país para conocer los monasterios pintados de Bucovina y las singulares iglesias de madera de Maramures. Ambos lugares enmarcados por unos paisajes que podrían estar en los Alpes. No olvidamos tampoco hacer alguna parada en lugares ligados para siempre al mito de Drácula. Y visitamos el cementerio alegre de Sapanta, uno de los camposantos más singulares del mundo.

Sighisoara, Rumanía

Octubre – Narbona (Francia)

Este fue uno de esos viajes de 2018 que más bien podría llamar escapada de fin de semana. El motivo principal del viaje fue celebrar en tierras francesas mi cumpleaños. Este viaje fue especial por eso y porque nunca habíamos viajado Arturo y yo juntos en AVE. Fuimos directos de Madrid a Narbone y allí pude conocer una ciudad compacta que ofrece un puñado de atractivos que la hacen perfecta para una escapada corta. Su Catedral inacabada pero impresionante, el Canal de la Robine o el mercado Les Halles son algunos de los lugares que ver en Narbona, una ciudad que fue cruce da caminos en la época del Imperio Romano. Aunque lo cierto es que poco queda de aquella época en la que la ciudad se llamaba Narbo Martius.

que ver en Narbona

Para los que gusten de comer mucho y bien recomendaros Les Grands Buffets, un restaurante que es ya toda institución en la ciudad. Tanto que hay gente que decide viajar a Narbona solo para comer en él.

Noviembre – Luxemburgo

De nuevo escapada de chicas. Lo que iba a ser un viaje a Lyon terminó teniendo como destino Luxemburgo. La culpa seguramente la tuvieron los buenos precios del vuelo y que mi amiga pensó que prefería ir a ese pequeño país. Otro lugar que yo ya conocía de un viaje hacer muchos años. Fueron tres días que nos llevaron a conocer la capital del país. Un lugar compacto fácil de visitar en un día. Lo mejor sin duda sus barrios de Grund y Pfaffental, con sus tejados de pizarra negra, y las vistas desde ese mirador del que dicen es el mejor balcón de Europa.

Aprovechamos el viaje para ir a Alemania. Allí a pesar de la lluvia hicimos un buen recorrido en busca de todo lo que hay que ver en Trier. Otra antigua ciudad romana Patrimonio de la Humanidad y cuna de Karl Marx. El viaje no terminó ahí, pues regresamos a Luxemburgo para visitar algunos de sus atractivos castillos, como el de Vianden, una pequeña ciudad que enamoró a Víctor Hugo.

Luxemburgo mis viajes de 2018

Diciembre –  Franconia (Alemania)

Puede que al leer Franconia no sepáis ubicarla. Pero si os hablo de Baviera enseguida la vais a colocar al sur de Alemania. Pues allí es donde hemos hecho el último de los viajes de 2018. Han sido seis días en busca de los mercados navideños de Alemania. Un precioso recorrido que nos ha llevado por algunas de las ciudades medievales más bonitas de Alemania. Bamberg, Dinkelsbühl, Rothenburg y Würburg han formado parte de nuestro ruta. También he podido viajar a Núremberg, la bella ciudad que renació de sus cenizas tras la Segunda Guerra Mundial y que cada mes de diciembre instala en sus calles y plazas varios mercados navideños. Hay mucho que hacer en Núremberg las semanas previas a Navidad, al igual que en el resto de ciudades que hemos visitado.

que hacer en Núremberg

Visitar mercados, tomar vino caliente, comprar adornos navideños, conocer iglesias, buscar belenes,… La verdad es que ha sido un bonito viaje perfecto para finalizar el año. Siempre se queda uno con ganas de más. Pero cuando no puede ser, pues toca volver a casa, a trabajar y a seguir ahorrando para poder viajar en 2019 a nuevos destinos. O repetidos. Sea como sea, siempre se descubre algo nuevo que haga que el viaje haya merecido la pena.

Etiquetas

Comentarios (02)

  1. Pero qué bien aprovechado el año, así da gusto! Me ha encantado lo de tus papis, qué majos

    Yo de Rumanía solo conozco la capital y me pasó igual, me llevé una grata sorpresa. Sobre todo porque no traía expectativas, incluso me habían hablado mal de la ciudad como que era fea y para nada!

    A Toulouse tengo que regresar también, para conocer Carcasona

Post a new comment