Jagalchi

Mercado de Jagalchi o dónde comprar pescado en Busan

No hay duda de que el mercado de Jagalchi es uno de los mayores reclamos turísticos de Busan, los habitantes de la ciudad acuden a comprar pescado, los viajeros a asombrarse con la cantidad de productos del mar que hay en cada puesto. El mercado lo componen un gran edificio donde uno tras otro los vendedores exponen su pescado fresco en grandes peceras y cubos que constantemente reciben agua limpia.

Al contrario de lo que uno pudiera pensar, este lugar está muy impoluto, no se percibe ese olor desagradable que hay en otros mercados y los dueños de los puestos trabajan sin parar para mantener su pescado con el mejor aspecto y que todo permanezca en orden y limpio. Nosotros recorrimos el lugar sin parar de comentar todo lo que allí había y pensando en que cosas más raras comen los coreanos, como por ejemplo la poco agradable lombriz de mar.

Jagalchi

Aunque hay muchos hombre que trabajan en Jagalchi, lo cierto es que la mayoría de las personas que venden pescado son mujeres, conocidas como Jagalchi Ajumma. Esta palabra significa mujer casada o de mediana edad, aunque hay muchas que son realmente mayores pero permanecen en su puesto cortando con mimo ese hoe (pescado crudo) que sus clientes vienen a comprar.

Jagalchi

Cuando nosotros visitamos el mercado de Jagalchi no vimos a ningún otro extranjero (realmente en Busan no vimos ni un solo occidental, no sabemos si sería casualidad o sencillamente que esta ciudad no es tenida en cuenta por lo viajeros) y pudimos disfrutar de toda la atención de los trabajadores, quienes posaban para nosotros o incluso llegaban a mostrarnos el modo correcto de matar un pez antes de limpiarlo y prepararlo para el comprado. Yo lo de ver como mataban a los peces me lo hubiera saltado, pero los coreanos son tan simpáticos y sonrientes que temía ofenderles si retiraba la mirada o me marchaba ignorando lo que querían mostrarme.

Jagalchi

Jagalchi, Busan

Caballas, lenguados, gambas,  pulpos, pepinos de mar y hoe (pescado crudo) son solamente algunas de las cosas que uno puede comprar allí y subir directamente a la planta alta del mercado para que te preparen tu pescado y comerlo pero que muy fresco. Del mar a Jagalchi, y del Jagalchi al plato. Pocas veces uno podrá decir haber comido pescado más fresco que el del mercado de Jagalchi.

Jagalchi

Pero aquí no acaba el mercado. Basta salir a la calle para seguir descubriendo otra de las partes del mercado de Jagalchi, esta vez esa en la que venden pescado seco y muchos puestos donde el único pez a la venta es uno largo, plano y plateado que no os puedo decir de que se trata, solamente que lo venden en infinidad de puestos. Y de nuevo aquí la posibilidad de comprar lo que te apetece comer y que te lo preparen en el momento para sentarte en una mesa en mitad del ir y venir de clientes y vendedores a degustar pescado al más puro estilo coreano.

Jagalchi

¿Os animáis a visitar Jagalchi? Será toda una experiencia, tanto visual como culinaria si decidís comer allí, y de verdad que es un lugar curioso en el que uno no se siente incómodo por la suciedad o los malos olores, porque ni lo uno ni lo otro tienen cabida en este mercado.

Visitar el mercado de Jagalchi

Horario: de 8:00 a 22:00 h

Como llegar: lo más cómodo es ir en metro y bajar en la estación de Jagalchi, en dos minutos uno está en la puerta del mercado. Otra opción es bajarse en la estación de Nampodong, algo más alejada.

A tener en cuenta: en octubre de cada año se celebra el Festival turístico y cultural de Jagalchi.

Recordad, si decidís viajar a Corea del Sur y visitar Busan, este mercado de Jagalchi es un lugar que merece la pena ver.

Etiquetas ,

Comentarios (12)

  1. ¡Qué chulo! Con lo que me gusta a mí ir a los mercados a ver lo auténtico de la ciudad y las cosas que compran y comen. Me ha sorprendido que esté abierto hasta las 22 horas, muchas horas cuando lo normal (al menos los que yo suelo visitar) es que abran solo por las mañanas o hasta media tarde. Un abrazo

    1. A mi también me sorprendió mucho el horario, sobre todo cuando anochece pronto, pero la verdad es que no fui a comprobar si de verdad estaban allí hasta tan tarde! Un abrazo.

  2. Jagalchi. Jamás había oído hablar de este lugar. Supongo que en cierta manera debe ser el equivalente al de Tokio, aunque el toquiota está plagado de turistas y, por lo que veo, el de Busan está libre.
    La verdad es que mola pedirse el pescado y que te lo hagan. Lo malo es que, a menudo, los visitas de buena mañana. Y tampoco es plan desayunarse un pez espada…

  3. Cristina,
    Llegaron a comerced algo en el mercado? Tengo curiosidad por saber. A Ramon y a mi nos pasa que curioseamos mucho y no necesariamente a las horas de las comidas. Me da la impresión de que uds podrían hacer lo mismo?
    Aquí en Jeju, tampoco hemos visto casi ningún occidental. Ayer, en todo el día, vimos una pareja joven y tres chicas…europeos. Aun en Seúl se ven pocos occidentales. Muy poca gente habla inglesa.

    1. Pues llegamos demasiado temprano y no era hora de comer nada. Pero todo tenía una pinta fantástica, así que te recomiendo ir a la hora de comer y aprovechar la ocasión de comer pescado realmente fresco. Un abrazo y feliz viaje por Corea.

  4. Busan es una ciudad super turística, en parte por su puerto que te permite ir o venir de Japon por bajo costo. Nosotros estuvimos hace poco y si bien hay pocos turistas se nota que la ciudad sabe de que va la cosa. Hay otras ciudades coreanas y pueblos donde nos miraban con cara de que “carajo hacen aca”.
    Para mí, lo mejor de Busan, sus mercados.
    Saludos

    1. A nosotros Busan no nos pareció un lugar turístico. Mucho coreano si había, pero no vimos occidentales ni en los mercados ni en los templos.

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies