Palos de la Frontera y la Ruta Colombina

por Cristina Monsalvo
Palos de la Frontera

No hay lugar en España más ligado al descubrimiento de América que Palos de la Frontera. De este pueblo marinero partieron el 3 de agosto de 1492 Cristóbal Colón y los hermanos Pinzón a bordo de las tres naves que les llevarían a un nuevo mundo de cuya existencia no tenían conocimiento.

Hoy, esta localidad onubense presume de tener en su municipio un puñado de lugares que forman la llamada Ruta Colombina. Para mi esta ruta se debía ampliar a otros lugares como Córdoba o Guadalupe, en cuyo Alcázar y Monasterio se reunieron en diferentes momentos los Reyes Católicos con Colón. Creo que sería una buena forma de acercar toda la historia de aquel viaje a turistas, estudiantes y cualquier persona interesada en aquel descubrimiento que cambió para siempre el mapa del mundo.

Palos de la Frontera

Palos de la Frontera está muy cerca de la ciudad de Huelva, por lo que es una excursión perfecta para pasar el día tanto si uno se encuentran haciendo turismo cultural por la provincia como si ha ido a disfrutar de las magníficas playas de Huelva.  Cuenta la localidad con un puñado de lugares de interés que se pueden ver en una mañana para luego regresar a la tumbona y terminar el día tostándose al sol.

Palos de la Frontera

Qué ver en Palos de la Frontera

Todos los lugares que vimos en Palos de la Frontera están ligados de un modo u otro a Cristóbal Colón y el descubrimiento de América. Para ir de uno a otro es bueno contar con un vehículo, ya sea un coche o una moto. Incluso una bicicleta facilita los traslados entre cada lugar en que ver en Palos de la Frontera.

Iglesia de San Jorge

Esta iglesia situada en el corazón de Palos de la Frontera fue el lugar en el que pasaron la noche rezando los marineros que partieron junto a Colón aquel 3 de agosto de hace ya más de cinco siglos. Fue en la plaza frente a la iglesia, unos meses antes del inicio del viaje, donde se reunieron el Cabildo y los vecinos para dar lectura a la orden que obligaba a determinados vecinos a entregar dos carabelas a Cristóbal Colón y al reclutamiento de marinos.

En cuento a la propia iglesia, fue construida en el siglo XV, con una cabecera gótica y arcos mudéjares. En el interior destaca sin duda sus bóveda de crucería, y en el exterior, su aspecto de fortaleza. La iglesia se vio afectada, como tantos lugares del sur de la Península Ibérica, por el terremoto de Lisboa de 1755, tras el cual, se añadieron al templo el campanario y parte de una de las capillas que quedó dañada por el seísmo.

Palos de la Frontera

La Fontanilla

Cuenta la tradición que fue en esta fuente, a las afueras del casco urbano de Palos de la Frontera, el lugar en el que Colón y su marinos se abastecieron de agua para el viaje que iban a emprender. Desde la Puerta de los Novios de la Iglesia de San Jorge se accedía al muelle desde el que partieron La Pinta, La Niña y la Santa María.  Junto a él estaba La Fontanilla, que por aquel entonces era la fuente pública de la localidad.

Esta histórica fuente está construida sobre un antiguo pozo de época romana y tras los desperfectos que el tiempo causó en ella, La Fontanilla fue restaurada, manteniendo el estilo mudéjar original.

Palos de la Frontera

Monasterio de la Rábida

Este pequeño monasterio franciscano se ubica en una elevación del terreno desde la que se puede ver la salida al mar de la ría que forman los ríos Odiel y Tinto. Como edificio destaca en él la mezcla de estilos gótico y mudéjar. Sus claustros, los jardines (con su escultura de Cristóbal Colón y la altísima Columna de los Descubridores) y su iglesia son los espacios más atractivos del monasterio. Esta última es sencilla, cubierta por un magnífico artesonado y hogar de la imagen de alabastro de Santa maría de la Rábida, patrona de Palos de la Frontera.

Palos de la Frontera

El claustro mudéjar conserva algunos frescos originales, pero el terremoto de Lisboa de 1755 obligó a reconstruir parte del monasterio y de su claustro, el cual gano un piso de altura para ganar en seguridad y protegerse de los ataques de los piratas.

Palos de la Frontera

En torno a los patios se pueden diferentes estancias, desde el refectorio a la sala capitular, pasando por otras convertidas en museo y que recuerdan la relación de este museo con el descubrimiento de América. No en vano, el claustro de la hospedería, el primero que se puede ver al entrar en el monasterio y desde el que se accede a la iglesia, está decorado con cuadros que representan diferentes escenas de aquel primer viaje de Colón hacia las Indias y que terminó en un nuevo continente.

Pero realmente, lo que ha convertido a el Monasterio de la Rábida en lugar de visita obligada entre los lugares que ver en Huelva, es su relación con Colón. Fray Juan Pérez y Fray Antonio de Marchena alojaron al navegante cuando llegó a esta provincia andaluza, le pusieron en contacto con la Reina Isabel de Castilla y convirtieron a La Rábida en punto de encuentro durante los primeros años tras la conquista de América.

Palos de la Frontera

Fue tal la importancia de este monasterio durante la Era de los Descubrimientos, que otros famosos conquistadores también recalaron en algún momento en La Rábida. Como Hernán Cortes, conquistador de México y natural de Medellín. O Pizarro, uno de los descubridores más conocidos, líder de la expedición que llevó a la conquista de Perú y nacido en Trujillo, uno de los pueblos más bonitos de España.

Palos de la Frontera

Horarios y precio del Monasterio de la Rábida

  • Entrada general 3,50 € (incluyen audioguía)
  • Horario: de martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas

Hay que tener en cuenta que durante las misas y otros oficios religiosos no se puede acceder a la iglesia desde el monasterio.

Muelle de las Carabelas

El último de lo lugares que visitamos en Palos de la Frontera fue el Muelle de las Carabelas, un lugar que hace disfrutar sin duda a grandes y pequeños. Está muy cerca de Monasterio de la Rábida, junto al Río Tinto, y tiene como protagonistas a las réplicas de la nao Santa María y las carabelas Pinta y Niña que se construyeron en 1992 para conmemorar en V Centenario del Descubrimiento de América.

Las tres naves se encuentran ancladas en un pequeño lago, con la proa mirando al oeste, destino del viaje de las carabelas originales. Se accede a ellas por dos pantalanes y está permitido visitar el interior (excepto si llueve). Es una vez dentro cuando uno empieza a imaginar como debió ser cruzar el Atlántico en esos barcos que parecen una cáscara de nuez comparados con los grandes transatlánticos que surcan hoy ese océano.

Dentro del barcos se recrea la vida a borde, con las cocinas, los camarotes y los almacenes. No es complicado imaginar ese viaje. Aunque falten cosas como las ratas, la suciedad o la escasez de agua potable que sufrieron los navegantes en aquel viaje. Alrededor del muelle se recrean también otros ambientes de la época: el barrio medieval y la isla del encuentro. El primero nos muestra la vida del siglo XV a este lado del Atlántico, mientras que el segundo nos acerca a la vida indígena.

Palos de la Frontera

Completan los espacios expositivos del Muelle de las Carabelas la sala de audiovisuales y la de interpretación, con diferentes enseres e instrumentos de navegación. Tened en cuenta que también se realizan visitas guiadas.

Horarios y precio del Muelle de las Carabelas

  • Entrada general 3,60 € (pago solamente con tarjeta)
  • Horario de verano (16 de junio al 15 de septiembre): 10:00 a 21:30 horas
  • Horario de invierno: 9:00 a 20:00 horas.
  • Cerrado los lunes

Palos de la Frontera: excursiones y visitas organizadas

Si queréis disfrutar de otras formas de conocer esta población andaluza y hacerlo con empresas de calidad que ofrecen lo mejor a los viajeros, os propongo unas excursiones interesantes a tener en cuenta.

Quizás también te interese

Dejar un comentario

Centro de preferencias de privacidad

    Google

    Analíticas de visitas y tráfico web.

    _ga,_gid,_gat
    _ga,_gid,_gat

    GPDR

    Cookie para obtener información sobre los consentimientos dados sobre la ley GPDR

    gpdr[allowed_cookies],gpdr[consent_types]

    Scroll Up