que ver en Bérgamo

Que ver en Bérgamo, la bonita ciudad medieval de Lombardía

Desde que las compañías aéreas de bajo coste comenzaron a operar en el aeropuerto de Orio al Serio, el aeropuerto de Bérgamo, somos muchos los viajeros que hemos descubierto esta bonita ciudad de Lombardía. En nuestro caso confieso que el motivo principal del viaje era ir a Milán. Pero ya que íbamos a aterrizar en el aeropuerto de Bérgamo decidimos cambiar los planes y no solo aprovechar para conocer todo lo que hay que ver en Bérgamo. También la convertimos en nuestra “base de operaciones”. Desde Bérgamo fuimos a pasar un día a Milán y otro a Lovere, una bonita localidad junto al Lago D’Iseo.

Una de las razones que nos hicieron que eligir Bérgamo para pasar las dos noches de nuestro viaje fue la cercanía al aeropuerto. Estar alojados en esta pequeña ciudad de Lombardía nos permitió organizar el viaje aprovechando mejor los días de llegada y salida de Italia. La segunda razón fue que los alojamientos en Bérgamo son más económicos que en Milán. Por menos dinero nos pudimos alojar en un B&B con mucho encanto que en la capital de Lombardía nos hubiera costado casi el doble.

El día de nuestra llegada el vuelo aterrizó pronto en Bérgamo. Aunque se puede utilizar transporte público desde el aeropuerto a la ciudad, nosotros elegimos la opción que nos ofreció nuestro alojamiento de recogernos en Orio el Serio. Éramos cuatro personas y aunque fue un poco más caro el transporte privado, la verdad es que no nos pareció exagerado y sin duda resultó mucho más cómodo después del madrugón que nos habíamos pegado ese día para llegar de Madrid a Bérgamo.

Ya en el hotel, dejamos maletas y cogimos chubasqueros y paraguas. El día estaba gris y justo cuando salíamos del hotel comenzó a llover con fuerza. Tanta que tuvimos que resguardarnos bajo un techado y esperar a que amainara. Por suerte dejó de llover e incluso unas horas más tarde llegó a lucir el sol. Eso nos permitió disfrutar de todo lo que hay que ver en Bérgamo. Nosotros comenzamos por la ciudad baja para terminar conociendo la Ciudad Alta. Sin duda la parte más bella e interesante de Bérgamo.

que ver en Bérgamo

Hay bastantes cosas que ver en Bérgamo. Organizando bien el tiempo en un día se puede recorrer la ciudad. Nosotros conseguimos sacar buen provecho a ese primer día, lo que no impidió que al día siguiente, tras nuestra jornada en Milán, regresáramos para despedir el día en la ciudad alta de Bérgamo. Porque aunque hay mucho que hacer en Milán, a todos nos pareció mucho más atractiva la encantadora Bérgamo.

Que ver en Bérgamo

Un día en Bérgamo es suficiente para conocer la ciudad. A no ser que uno quiera invertir tiempo en visitar los museos de la ciudad. En nuestro caso confieso que no visitamos ninguno. Así que tampoco os los puedo recomendar. Solamente os voy a contar lo que nosotros vimos y que creo merece incluirse en cualquier recorrido por Bérgamo.

que ver en Bérgamo

Ciudad Baja

Esta parte de la ciudad carece del interés y la belleza de la Ciudad Alta. Sin embargo si uno se aloja en esa parte de la ciudad tendrá la oportunidad de conocerla cuando se dirija a esa parte alta que encierra los mayores tesoros que ver en Bérgamo.

En la Ciudad Baja encontramos la parte más viva de Bérgamo. Esa por la que circulan coches, autobuses, en la que hay comercios y oficinas. En definitiva, la parte en la que tomar el pulso a una ciudad que parece vivir ajena a lo que encierran los muros de su parte alta.

Nosotros recorrimos una de las principales avenidas de Bérgamo. Esa que va cambiando de nombre desde la estación de tren de la ciudad hasta la rotonda a los pies de la Ciudad Alta. Durante nuestro paseo vimos la Iglesia Santa Maria Immacolata delle Grazie. Un templo de estilo neoclásico coronado por una imponente cúpula.

Unos metros más adelante, en una zona ajardinada, encontramos la Monumento a los Partisanos. Y justo enfrente, la Torre dei Caduti. Levantada en 1922 como homenaje a los caídos en la Primera Guerra Mundial, formando hoy parte del Museo de Historia de Bérgamo. La parte alta está coronada por un reloj y desde que fue restaurada hace unos años se puede subir al mirador de la parte superior.

que ver en Bérgamo

Al otro lado de la avenida se encuentra el Sentierone. Una elegante plaza rectangular bordada por arcadas y restaurantes. Al final de la misma se puede ver la Iglesia dei Santi Bartolomeo e Stefano.

que ver en Bérgamo

Ciudad Alta

La mejor forma de llegar desde la Ciudad Baja a la parte alta de Bérgamo es utilizar el funicular. Éste ruta que une ambas partes de la ciudad lleva en funcionamiento desde 1887. Entonces funcionaba gracias a un máquina de vapor. En 1917 las máquinas se renovaron pasando a utilizarse el sistema actual de dos rodadas. También se creo una sala de espera en la estación del funicular de la parte alta y una terraza desde las que se puede disfrutar de bonitas vistas de la ciudad. Utilizar el funicular permite salvar un desnivel de 85 metros en un recorrido de 240 metros disfrutando de una singular perspectiva de Bérgamo. Para nosotros sin duda fue la mejor forma de llegar a la Ciudad Alta para descubrir gran parte de los lugares que hay que ver en Bérgamo.

que ver en Bérgamo funicular

El funicular comienza su recorrido en Viale Vittorio Emanuele II y finaliza en el Palazzo Suardi. Desde él se accede a la Piazza Mercato delle Scarpe, una de las plazas más antiguas de la ciudad.

Desde este punto solo hay que comenzar a caminar por Via Gombito para ir descubriendo los tesoros que encierra el casco histórico de Bérgamo.

Fontana del Gombito

En nuestra ruta hacia el centro de la ciudad pasamos por una pequeña plaza en Via Gombito. Un lugar recoleto rodeado de casas con balcones y lleno de vida gracias a un restaurante que saca sus mesas a la plaza. En el centro del lugar, una fuente, la primera que vimos en Bérgamo y que no sería la última.

que ver en Bérgamo

Torre del Gombito

Se trata de una torre de origen medieval. Se levanto para vigilar la ciudad a principios del siglo XIII. En la parte inferior está la Oficina de Turismo de la ciudad. Y los que quieran ver esta parte de la ciudad desde las alturas solo tendrán que subir los  200 escalones que separan la calle de la parte superior de la torre. La única pega es que este privilegiado mirador solamente abre los lunes entre abril y octubre.

Merece la pena pedir información en la Oficina de Turismo, sobre todo de los horarios de cada lugar que ver en Bérgamo. Suelen cerrar pronto, incluso las iglesias, por lo que no está de más organizar la ruta para no encontrarse con que algún lugar que se quiere visitar ha cerrado al llegar a él.

Piazza Vecchia

Una de las plazas más bonitas que podáis imaginas. De ambiente medieval y rodeada de algunos de los edificios más emblemáticos de la ciudad, esta plaza es el corazón neurálgico de la Ciudad Alta y uno de los lugares imprescindibles que ver en Bérgamo. Durante muchos años, la Piazza Vecchia fue sinónimo de poder político. Sin embargo hoy poco queda de aquel pasado y la plaza es un lugar de reunión para los habitantes de la ciudad y uno de sus mayores atractivos turísticos.

que ver en Bérgamo

La plaza se construyó en el lugar en el que estuvo el foro romano. Hoy muchos de sus edificios se han convertido en restaurantes que llenan con sus terrazas parte de la plaza. Sin embargo hay otros edificios que se han mantenido y restaurado, siendo duda los protagonistas de este espacio. Entre ellos a nadie pasa desapercibida la Fuente Contarini. Ocupa el centro de la plaza desde 178o, año en el que el Podestà Alvise Contarini se la regaló a la ciudad. Es de mármol blanco y está rodeada de esfinges y leones.

Tras ella el Palazzo Nuovo, un edificio que tardó tres siglos en finalizarse y que actualmente aloja una de las bibliotecas más importantes de Italia. En ella se conservan pergaminos, incunables y partituras musicales de inmenso valor.

que ver en Bérgamo

Palazzo della Ragione

Cerrando la Piazza Vecchia por el sur, este palacio era la sede del antiguo Ayuntamiento de la ciudad y uno de los edificios con más historia que ver en Bérgamo. Este palacio nació como uno de los primeros palacios comunales de Italia. Se edificó hace casi mil años con la función de acoger las asambleas públicas de Bérgamo. Con el tiempo su nombre cambió y el actual proviene de la época en la que, bajo el pode de Venecia, se utilizó como tribunal. Era en este lugar donde los jueces escuchaban los contenciosos y decidían quien tenía la razón (ragione en italiano).

que ver en Bérgamo

Este palacio tiene una galería que se abre a la plaza. Y dentro de ella hay un reloj solar de lo más curioso. Lleva en este lugar desde 1798 y desde entonces marca con precisión el mediodía y la fecha exacta gracias a un único rayo de sol sobre el mármol del suelo. Si queréis verlo, recordad que solamente se ve una vez al día y cruzad los dedos para que ese día brille el sol.

Campanone

La torre más alta del casco histórico de Bérgamo es la Torre Cívica. También se la conoce como Campanone. Domina la Piazza Vecchia y destaca sobre el resto de construcciones de esta bella plaza. Su altura es de casi 53 metros y se puede subir a lo más alto para disfrutar de una vista diferente de la plaza y del resto de la ciudad. Lo más singular de esta torre es que cada noche a las 10 se tocan 100 campanadas. La razón es recordar el antiguo cierra de puertas durante la época en la que la ciudad estuvo controlada por Venecia.

que ver en Bérgamo, Torre Cívica

Se suba o no a la torre, merece la pena ascender las escaleras que llevan hasta la galería suspendida que separa la Piazza Vecchia de la Piazza Duomo. Las vistas desde ese punto de la Capella Colleoni son muy atractivas.

Capella Colleoni

Personalmente creo que es el edificio más bello que ver en Bérgamo. Su fachada es una obra maestra del Renacimiento italiano. Decorada con mármol en forma de rombo y de colores rojo, blanco y negro es sin duda uno de esos edificios difíciles de olvidar. Sobre el portal principal de acceso a esta capilla se puede ver el rosetón que deja pasar la luz al interior. A ambos lados de este, dos grandes rosetones con los retratos de Trajano y Julio César.

que ver en Bérgamo

La capilla se levantó entre 1472 y 1476 para convertirse en el mausoleo de Bartolomeo Colleoni y de su hija Medea, ambos miembros de una de las familias más destacadas de Bérgamo. Ambos descansan en el interior de la capilla en sarcófagos de mármol. Refinado el de Medea y dominado por una escultura ecuestre el de su padre.

Basílica de Santa María Maggiore

Pegada a la Capella Colleoni se encuentra esta iglesia. La levantaron los bergamascos como agradecimiento a la Madonna a la que pidieron protección cuando en el siglo XII una terrible epidemia de peste asoló Europa. Con un sobrio exterior que no anuncia la magnificencia que esconden sus muros, una de las peculiaridades de esta iglesia que ver en Bérgamo es que carece de una entrada central. Todos sus accesos son laterales. Uno de ellos se abre a la Piazza Duomo y está decorada con leones rojos. Mientras que la puerta que da a la Piazza Rosate las escolta leones blancos. La razón de estos colores es el origen del mármol utilizado para esculpirlos a cada uno de esos felinos.

que ver en Bérgamo

En cuanto al interior, además de contar con el monumento fúnebre de Gaetano Donizetti, destacado compositor y símbolo de la ciudad, se pueden ver estucos, tapices y taraceas de madera realizadas siguiendo los diseños del artista Lorenzo Lotto.

Duomo

Y en tan poco metros como los que tiene esta Piazza Doumo, aún se puede ver el templo que da nombre a la plaza. La Catedral de Bérgamo. Data del siglo V y fue levantada sobre otro edificio religioso.  Si se visita el interior hay que coger uno de los folletos disponibles en la entrada. Con él en la mano se puede recorrer el impresionante interior del Duomo cuyas capillas están decoradas con importantes obras de arte.

Frente a la puerta de la Catedral, al otro lado de la plaza, se puede ver el pequeño Baptipterio cerrado tras una verja.

que ver en Bérgamo

Castello de San Virgilio

Aunque la parte más interesante que ver en Bérgamo es sin duda el centro de su Ciudad Alta, nosotros nos animamos a callejear sin rumbo por la callejuelas de esta parte de Bérgamo. Dejamos atrás las plazas y los palacios. Nos adentramos por callejuelas con casas de colores. Subimos y bajamos escaleras. Encontramos la zona más tranquila de la ciudad. Esa a la que llegan pocos turistas.

que ver en Bérgamo

Y así caminando, caminando, siempre hacia arriba, llegamos al Castello de San Virgilio. El último baluarte defensivo de Bérgamo. Aunque hoy lo queda son solo las ruinas de un castillo majestuoso, las vistas desde este lugar son geniales. Se domina toda la ciudad. Pero si no queréis pegaros la paliza que nos dimos nosotros, apuntad que hay un funicular que llega hasta ese lugar.

que ver en Bérgamo

Parco della Rocca

El último paseo que dimos por la ciudad fue hacia el Parco della Rocca. Un mirador junto al castillo de San Giuglo. Ubicado en la colina de Santa Eufemia este parque es el lugar perfecto para disfrutar de un rato de tranquilidad mientras se contempla la puesta de sol. Para llegar al punto desde el que se tienen mejores vistas hay que dejar atrás tanques y cañones y subir a lo más alto del parque. Os aseguro que merece la pena el esfuerzo.

que ver en Bérgamo

Dormir en Bérgamo

La oferta hotelera de Bérgamo es relativamente amplia. Cuenta con hoteles de cadenas internacionales, hoteles boutique y un buen número de B&B tanto en la Ciudad Alta como en la parte baja de Bérgamo.

Nosotros elegimos para nuestra estancia de dos noches el B&B Angolo del Poeta. Nos pareció una opción muy atractiva. Desde el precio a la ubicación, a tan solo 2 kilómetros del funicular a la Ciudad Alta. Además de que el estilo de este alojamiento era del que a mi me gusta. De esos lugares con bonitos detalles que los convierten en especiales.

En nuestro caso elegimos dos habitaciones dobles. Ambas eran muy amplias y contaban con baño privado. El acceso de las dos estaba directamente en la loggia del patio interior del edificio del siglo XV en el que se ubica este B&B. Las camas nos resultaron muy confortables y los baños eran grandes y estaban tan limpios como el resto de la habitación.

que ver en Bérgamo

Nuestra habitación daba al patio, por lo que era más tranquila que la de mi hermano, que daba a la calle. La suya sin embargo era más grande y contaba con una gran mesa y sillas en las que desayunábamos cada mañana. Aunque el hotel cuenta con una zona de comedor, en ella suelen desayunar los huéspedes que se alojan en habitaciones más pequeñas que no cuentan con una zona propia de comedor. A nosotros nos traían por la mañana el desayuno a base de fruta, queso, embutidos y bollería. Además nos decían que cualquier cosa más que necesitáramos podíamos cogerla en el buffet del comedor.

que ver en Bérgamo

A nosotros nos pareció una buena opción para alojarnos en Bérgamo. Tanto que si regreso alguna vez a esta ciudad no creo que busque otra opción.

Comer en Bérgamo

Si una va a Bérgamo tiene que probar alguno de sus platos típicos. Yo os recomiendo no abandonar la ciudad si probar sus cassoncelli. Un tipo de pasta rellena típica de Bérgamo. La sirve en muchos locales. Nosotros nos decimos por probarla en Trattoria La Colombina (Via Borgo Canale 12). Una restaurante acogedor en la ciudad alta. Cuenta con una terraza perfecta para los días cálidos. Desde ellas las vistas son tan buenas como la cocina de esta trattoria.

que ver en Bérgamo cassoncelli

En el B&B en el que estábamos alojados nos recomendaron una pizzeria: Ristorante Gennaro & Pia (Via Borgo Palazzo 41). Estaba muy cerca de nuestro alojamiento y decidimos ir una noche a cenar. Era un local enorme ¡¡y estaba lleno!!. Tuvimos suerte y a pesar de no tener reserva conseguimos una mesa. Nos pareció buena señal que hubiera tanta gente. Y la señal no falló. Comimos unas pizzas de esas que te dejan un recuerdo especial. Porque parece sencillo, pero lograr esa masa de pizza perfectamente horneada no es sencillo.

Y por último os dejo una recomendación por si os gustan los helados. Aunque la verdad es que todos os que probamos estaban buenos, en la heladería Grom (Viale Papa Giovanni XXIII, 60)probamos lo mejores de Bérgamo. Los cuatro coincidimos en lo ricos que estaban. Tienen un panel en el que recomiendan las mejores combinaciones que se pueden hacer con sus helados. Yo hice caso y probe el de melón con yogurt. Suave y fresco. Os lo recomiendo de verdad. Y si no os apetece un helado, sus granizados están también muy ricos.

Transporte desde el aeropuerto

Si tu destino es Bérgamo, desde el aeropuerto puedes ir a la ciudad en autobús. Si se decide viajar a Bérgamo en este medio de transporte habrá que coger el Airport Bus Línea 1. Este autobús une el aeropuerto con la estación de tren de Bérgamo en 15 minutos. Esta línea finaliza su recorrido en el casco antiguo. Quienes vayan hasta allí tardarán alrededor de 30 minutos.

La frecuencia del Airport Bus Línea 1 es de tres veces a la hora en días laborables. Los fines de semana y festivos la frecuencia baja a dos autobuses por hora.

Se pueden comprar un billete para 24 horas que permite utilizar durante ese tiempo el transporte público de Bérgamo. El precio es de 5 €. El precio de un billete sencillo es de 2,30 € y es válido para un pasajero con un pieza de equipaje.

Quienes sigan viaje a Milán después de aterrizar podrán ir hasta la estación de Bérgamo y allí coger el tren a Milán. El viaje dura 50 minutos. Otra opción es coger el autobús de Terravision desde la zona de llegadas del aeropuerto. Este autobús une Orio al Serio y Milán en 60 minutos con una frecuencia de dos autobuses por hora.

Comentarios (12)

  1. Para mi fue una de las sorpresas del año pasado. Y creo que poco a poco va a ser cada vez más valorada. Las murallas me parecieron geniales, rodeando la ciudad alta, y tanto el Duomo como Santa Maria Maggiore, 2 templos preciosos.
    Por cierto, coincido en que no se puede dejar Bérgamo sin disfrutar de sus cassoncelli. Deliciosos!

  2. Que suerte teneis los de Madrid en cuanto a los viajes en avión. Podeis escoger un millón de destinos sin escalas, yo tengo que sumar uma escala, con la consiguiente perdida de dinero y sobre todo de tiempo, porque incluso a veces es necesario tener que dormir en Madrid para que cuadren los horarios.
    Tengo incluido Bérgamo en el viaje de semana santa del año que viene (si no hay cambio de planes). Sabía que me iba a gustar por lo que habia visto, pero ahora tu con esas preciosas fotos, me lo confirmas. Me lo apunto todo!!
    Un abrazo
    Carmen

    1. Seguro que lo disfrutas, es una ciudad con mucho encanto y perfecta para pasear sin rumbo por sus estrechas calles que suben colina arriba. Te gustará. 🙂

  3. ¡Como me gustó Bérgamo! En nuestro caso no fuimos en avión hasta allí, visitamos esta ciudad en nuestro viaje en coche a Venecia y fue una escala de nuestro viaje, para poder ver Milán y la propia Bérgamo. Ya teníamos referencias de lo bonita que era y no nos defraudó lo más mínimo.
    ¡No sabía que te habías alojado en el mismo B&B que nosotros! ¿Fue casualidad o habías leído nuestro post?
    Es una ciudad que merece la pena verla cuanto antes, ya que estoy segura de que se va a convertir en un lugar muy turístico en breve.
    Un abrazo.

    1. Desde que las compañías low cost aterrizan en Bérgamo la ciudad ha ido tomando protagonismo en el mapa turístico del norte de Italia. Nosotros fuimos hace algún tiempo, y no tenía mucha referencia de ella. Ni tan siquiera el alojamiento, por entonces no habías escrito el post de esta ciudad 🙂

  4. Tenemos pendiente visitar Milán pero los vuelos al aeropuerto de Malpensa siempre son caros… 😔
    También hay vuelo desde Málaga a Bérgamo, pero siempre los hemos descartado porque pensábamos que estaba demasiado lejos de Milán como para perder el tiempo yendo y viniendo (cuando tienes los días de vacaciones contados, a veces es más valioso el tiempo que el dinero 😜) . Ahora que hemos visto tu post y lo bonita que es la ciudad de Bérgamo tendremos en cuenta su aeropuerto y así podemos hacer una escapada 2×1: Milán y Bérgamo en un solo viaje.

    Saludos.

  5. Adoro Italia y si está ahora tan bien conectado, tengo que organizar una escapada a Bergamo. Milán la visitamos hace poco, así que dispondriamos de todo el viaje para conocer Bergamo. Mi cabeza ya se ha puesto a trabajar….

Post a new comment