Qué ver en Cáceres en un día

por Cristina
qué ver en Cáceres

No hay en Cáceres ninguna catedral como las que pueden tener León o Burgos. Tampoco hay en su casco histórico una castillo, una gran palacio u otro monumento que sea representativo de la ciudad. Un edificio que le pudiera dar fama y atraer por si solo a miles de viajeros. Pero la verdad es que esta ciudad no ha necesitado de grandes monumentos para convertirse en Patrimonio de la Humanidad ni colocarse en la lista de ciudades medievales más bonitas (y mejor conservadas) de Europa. En este post os voy a contar que ver en Cáceres, una ciudad que sin duda os encantará.

qué ver en Cáceres

Nuestra última visita a esta preciosa ciudad extremeña la hemos hecho como parte de nuestra Ruta de los Descubridores por Extremadura. Una fascinante ruta que nos ha llevado a conocer localidades ligados a algunos de los hombres y mujeres que dejaron su tierra hace siglos para colonizar América.  Hemos visitado Plasencia, ciudad natal de Inés Suárez, fundadora junto a Pedro de Valdivia de Santiago de Nuevo Extremadura, la actual capital de Chile. También hemos conocido Jerez de los Caballeros, Medellín y Villafranca de los Barros. Sin olvidar en nuestro viaje, por supuesto, todos los lugares que ver en Trujillo, la localidad en la que nació Francisco Pizarro, uno de los conquistadores extremeños más famosos.

Puede que ninguno de los descubridores o conquistadores, como queráis llamarlos, más conocidos fuera de Cáceres, pero también los hubo. Por eso, es este recorrido por los lugares que ver en Cáceres, además de acercaros a lugares imperdibles, voy a mencionar aquellos rincones de la ciudad que de un modo u otro, tienen algo que ver con aquel siglo XVI en el que tantos extremeños se aventuraron a cruzar el charco en busca de fortuna y, probablemente, una vida mejor.

qué ver en Cáceres

Qué ver en Cáceres

El casco antiguo de Cáceres es bastante compacto. Quitando alguna pequeña cuesta o escalera, sus calles son bastante planas. Aunque empedradas, por lo que es fundamental llevar un calzado que os resulte cómodo. No es plan terminar el recorrido por esta ciudad extremeña con un pie torcido.

Yo personalmente os recomiendo pasar al menos un día completo en la ciudad. Verla de día y pasearla de noche. Su centro histórico es peatonal, en su interior apenas hay comercios, hoteles o restaurantes. Por ello, es al caer la noche cuando la ciudad retrocede en el tiempo. Desaparecen de ellas los turistas y los pasos resuenan sobre las piedras de la calles. Las farolas tiñen de dorado los muros de iglesias y palacios. Seguramente hace siglos la ciudad era más ruidosa al caer la noche de lo que es ahora. Aunque también estaría más sucia y quien sabe si no sería más peligrosa con embozados esperando a los viandantes en las zonas más oscuras.

Qué ver en Cáceres

Cómo fue Cáceres antes, es algo que solamente podemos imaginar. Lo que es Cáceres hoy, lo podemos vivir, sentir su magia y descubrir porque está considerada una de las ciudades más bonitas y mejor conservadas, no solamente de España, sin duda, también de Europa. ¿Os animáis a viajar hasta la Edad Media sin abandonar el siglo XXI? Pues allá vamos.

Qué ver en Cáceres: Plaza Mayor

Vamos a empezar nuestro recorrido por los lugares que ver en Cáceres en su Plaza Mayor. Se trata de un gran espacio público, peatonal , con soportales, bares y tiendas en uno de sus lados. También están aquí algunas de las construcciones más emblemáticas de la ciudad, tales como Arco de la Estrella, la Torre de Bujaco, el Ayuntamiento, la Torre de la Hierba y el Foro de los Balbos. Las vistas que ofrece esta plaza desde cada uno de sus ángulos son únicas, tanto de día como de noche.

La Plaza Mayor de Cáceres ya fue utilizada en el siglo XIII como recinto ferial. Los soportales de los que os hablaba se añadieron en el siglo XVI. Un paseo por esta amplia plaza cacereña nos permite ver estos lugares que se encuentran en ella.

Ayuntamiento

Se trata de un edificio del siglo XIX de estilo clasicista. En su interior, una exposición muestra una curiosa colección de lápidas que hacen un recorrido por la historia de la ciudad romana, medieval o musulmana.

Qué ver en Cáceres

Foro de los Balbos

Junto al Ayuntamiento y muchas veces olvidado por los turistas, se encuentra el Foro de los Balbos. Aquí estuvo hace siglos una de las puertas que daban acceso a la ciudad romana. En ese espacio se pueden ver la copia de una escultura de la diosa Ceres. La original, que data del siglo I a.C. se encuentra en el Museo Provincial de Cáceres.

También en este foro está uno de los antiguos abrevaderos que había en las afueras de la ciudad. La Torre que se ve en este espacio es la Torre de la Yerba, una construcción de origen árabe levantada sobre restos romanos.

Qué ver en Cáceres

Torre de Bujaco

Al igual que la torre que acabo de mencionar, la Torre de Bujaco la construyeron los árabes sobre sillares romanos. Su planta cuadrada formaba parte de la muralla de la ciudad y es sencillo distinguirla por su ubicación en el centro de la plaza, por sus almenas y su balcón. También, por la Ermita de la Paz, adosada a la torre y construida en el siglo XVIII.

El interior de esta emblemática torre que ver en Cáceres aloja el Centro de Interpretación de las Tres Culturas (judía, árabe y cristiana). El acceso es de pago y la entrada permite también subir a lo alto de la torre, un buen mirador sobre la ciudad, así como caminar sobre parte de la muralla.

qué ver en Cáceres

Arco de la Estrella

Entre la Torre de Bujaco y la Torre de los Púlpitos se encuentra el Arco de la Estrella, la entrada más bonita al centro histórico de Cáceres. Este arco, barroco, debe su nombre al templete con la imagen de la Virgen de la Estrella.

Arco de la Estrella Cáceres

Qué ver en Cáceres: recinto amurallado

Cruzando el Arco de la Estrella y dejando atrás la Plaza Mayor, entramos en la ciudad monumental. En sus calles iremos viendo edificios mediales, renacentistas y barrocos. Construcciones que han pervivido a lo largo de los siglos y con las que nos iremos encontrando en calles y plazas. Da igual tras cruzar el arco si nos dirigimos hacia la izquierda, la derecha o si decidimos continuar de frente. Solamente hay que callejear y callejear para no dejar nada en el tintero.

Yo os voy a contar la ruta según nosotros la hemos hecho y lo que fuimos encontrando en ella.

qué ver en Cáceres

Casa de los Toledo Moctezuma

Sin duda una de las casas más bellas que ver en Cáceres. Se encuentra a pocos metros del Arco de la Estrella, en una tranquila plaza. ¿De dónde viene el nombre de esta casa? Os lo cuento. Juan Cano de Saavedra, natural de Cáceres, acompañó a Hernán Cortés en la conquista de Méjico. Allí conoció a la hija de Moctezuma II y principal heredera del ese rey azteca. Se convirtió en su tercer marido español, y juntos tuvieron cinco hijos.  Uno de ellos, Juan, tras la muerte de su padre en Sevilla, regresó a Cáceres y mandó construir este magnífico edificio.

Actualmente la Casa de los Toledo Moctezuma alberga el Archivo Histórico Provincial de Cáceres, lo que permite acceder a su interior en horario de oficinas. Una vez dentro, se puede visitar el bonito patio renacentista y una salón decorado con pinturas al fresco que representan a emperadores romanos, reyes mejicanos y paisajes de ciudades europeas.

Casa de los Toledo Moctezuma

Plaza de Santa María

Esta plaza es otro de esos espacios rodeados de palacios de piedra dorada que hacen tan especial el centro histórico de Cáceres. La protagonista de la Plaza de Santa María es la Concatedral, pero hay mucho más que ver en este espacio público.

Cáceres

Casa de los Ovando

Si se llega a la Plaza de Santa María desde la Casa de los Toledo Moctezuma, el primer edificio a la izquierda con el que nos vamos a encontrar es esta otra casa renacentista.  Su portada tiene un arco de medio punto, decorado con pilastras y arquivoltas. En los ángulos del arco hay dos medallones, con las figuras de Hernando de Ovando y Mencía de Ulloa, su esposa.

qué ver en Cáceres

Palacio Episcopal

Justo frente a la puerta de la anterior casa, el Palacio Episcopal. La parte más antigua de este robusto edificio data del siglo XIII, mientras que la más moderna es del siglo XVI. La fachada principal, la que da a la plaza, es de estilo renacentista. En ella se pueden ver unos medallones con figuras que bien podrían ser dos indios americanos. Un detalle que de nuevo relaciona Cáceres con los descubrimientos y la conquista de América.

qué ver en Cáceres

Concatedral de Santa María

Es el templo cristiano más importante de Cáceres. En origen fue una iglesia románica que quedó destruida, volviéndose a levantar en estilo gótico. En su sobria fachada los elementos más destacados son sus dos portadas y su torre, magnífica atalaya sobre la ciudad.

qué ver en Cáceres

El acceso a esta concatedral es de pago. La entrada permite ver los tesoros que guarda el templo, como el retablo mayor, de estilo renacentista y elaborado con madera de roble y cedro. Disfrutar de la rica decoración gótica del interior que contrasta con la sencillez del exterior. También se puede subir a la torre y recorrer el Museo Catedralicio. Sin olvidar acercarse a la capilla que guarda el Cristo Negro, una escultura gótica muy venerada en la ciudad.

qué ver en Cáceres

Palacio de los Golfines de Abajo

Uno de los edificios más bonitos que ver en Cáceres es este palacio. Se ubica entre la Plaza de Santa María y la de San Jorge. Es sencillo reconocerlo, a demás por su situación en la esquina de ambas plazas, por sus dos torres , en una de las cuales se ve el escudo de los Golfines. En este palacio con fachada de estilo plateresco se alojaron los Reyes Católicos durante su visita a Cáceres.

Palacio de los Golfines de Abajo

Desde 2015, el Palacio de los Golfines de Abajo está ocupado por un museo que forma parte de la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno. La entrada es de pago e incluye una visita guiada por las salas del edificio, totalmente amuebladas y decoradas.

Casa y Torre de los Carvajal

Tras tiempo abandonada y quemada, el Patronato de Turismo de la ciudad restauró la Casa de los Carvajal e instaló en ella la Oficina de Turismo. En su fachada destacas una torre, parece ser que su origen es árabe, y un balcón esquinado. Busquéis o no información sobre la ciudad, merece la pena entrar en el edificio para ver el patio renacentista y acceder a un tranquilo jardín en el que crece una higuera centenaria.

Cáceres

Plaza de San Jorge

Probablemente es una de las plazas más fotografiadas y reconocibles de Cáceres. Destaca en ella la escalinata que sube hasta la iglesia barroca de San Francisco Javier y el colegio de la Compañía de Jesús. En el centro de la escalinata, en una hornacina, hay una pequeña escultura del santo que da nombre a la plaza. A la derecha, varias tiendas de recuerdos, parada obligada para quienes buscan un objeto de artesanía que llevar a casa.

También en la plaza, justo a la izquierda de la escalera, está la entrada al recoleto Jardín de Cristina de Ulloa. Un espacio tranquilo que muchos pasan por alto. En su interior hay una pequeña fuente y varios parterres, y cuando el tiempo acompaña, también las mesas que instala en el jardín una cafetería del plaza.

Entre el resto de edificios de la plaza, no hay que pasar por alto la Casa de los Becerra. Un edificio gótico en cuya fachada no falta ninguno de los elementos típicos de las casas de Cáceres: puerta con arco de medio punto, escudo, alfíz. La sensación desde la calle es que es un casa pequeña, pudiendo comprobar al visitar su interior lo amplia que es en realidad. Esta mansión aloja la Fundación Mercedes Calles y Carlos Ballesteros. El acceso es gratuito, estando la planta baja destinada a una exposición permanente de muebles, pinturas, cristales y antigüedades.

qué ver en Cáceres

Plazas de San Mateo, San Pablo y las Veletas

Subiendo desde la Plaza de San Jorge por la Cuesta de la Compañía, se llega a otras de las plazas que ver en Cáceres, todas en la parte más alta de la ciudad. Son tres plazas, una tras la otra, separadas solamente por el muro de algún edificio histórico de la ciudad.

La primera de las tres plazas que vamos a encontrar al terminar la cuesta es la Plaza de San Mateo. La construcción más monumental de la plaza es la Iglesia de San Mateo, construida en el siglo XVI y uno de los lugares de enterramiento de los nobles de la ciudad. También en esta plaza hay otros edificios en los que fijarse, como pueden ser la Casa de los Solís o del Sol, el antiguo solar de los Ulloa (actualmente Escuela de Bellas Artes) o la Torre de Sande, cubierta de hiedra y con un restaurante en su interior.

qué ver en Cáceres

La siguiente es la Plaza de San Pablo. En ella podemos ver la entrada al Convento de San Pablo y el Palacio de las Cigüeñas, el único que conservó su torre tras el mandato de Isabel la Católica de desmochas todas las torres de la ciudad. La razón de la que esta torre se salvará es que, Diego de Ovando, dueño del palacio, fue el único valedor de la reina en su guerra con Juana la Beltraneja. El hijo de este paladín de los Reyes Católicos, Fray Nicolás de Ovando, fue nombrado en 1501 gobernador de la Indias, siendo el primer extremeño en la conquista de América.

qué ver en Cáceres

Por último encontramos la Plaza de la Veletas, justo por encima del Barrio de San Antonio. Esta plaza lleva el nombre del Palacio de las Veletas, edificio que aloja actualmente las secciones de arqueología y etnografía del Museo Provincial de Cáceres. El edificio, que data del siglo XVI, se construyó sobre los restos de un aljibe del siglo XII, en el lugar donde estuvo el alcázar árabe. Si nos fijamos en la fachada, veremos grandes escudos barrocos que hacen referencia a los linajes cacereños más destacados.

Casa del Mono

Entre todas las casas y palacios que ver en Cáceres, nosotros buscamos, cómo os decía al principio, aquellas ligadas de un modo u otro a los descubridores extremeños. Por ello nos acercamos a la Casa de Pizarro Espadero. O como es conocida popularmente, la Casa del Mono. Esta mansión gótica está ligada a una leyenda en la que un mono es el protagonista.

Cuenta esa historia que los dueños de la casa, Gonzalo de Cáceres y Marina Alonso de los Nidos, no conseguían concebir un bebé. Gonzalo, que era comerciante, pasaba largas temporadas fuera de casa. En uno de sus viajes, al regresar de América, trajo consigo un mono como presente para su esposa y para que la hiciera compañía. Durante otro de los viajes de Gonzalo, cuenta la leyenda que un apuesto caballero llamó a la puerta de Marina, y nueve meses después, ella daba a luz. El mono, celoso por el protagonismo del recién llegado, tomó al bebé y lo tiró por la ventana.

Marina murió de pena, y Gonzalo ató al mono con grilletes a la escalera, hasta que murió por las heridas y el hambre. Sea cierto o no, como recuerdo de esta historia se pueden ver en la fachada tres gárgolas que recrean la leyenda: una mujer llorando, un anciano y un mono con un niño.

qué ver en Cáceres

Torres y puertas que ver en Cáceres

Dando un paseo sin rumbo por las calles de Cáceres no es complicado encontrar algunas de las puertas y torres que formaron parte de aquella muralla que cerraba lo que hoy es el casco histórico de la ciudad. Algunas de ellas ya las he nombrado. Pero son muchas más las que se pueden ver. En total, hay 24 torres en pie. Unas se pueden ver desde el interior del recinto amurallado. Para contemplar otras, no queda más remedio que abandonar el centro histórico y caminar rodeando la muralla para poder tener una buena perspectiva de ellas.

La Torre de los Pozos, por detrás del Barrio de San Antonio, en el costado oriental de la muralla, es una de las torres más imponentes y mejor conservadas.  En el interior hay un centro de interpretación en el que se exponen maquetas de diferentes monumentos de la ciudad. A su derecha se encuentran la Torre de los Aljibes, la Torre Adosada y la Torre Albarrana. A la izquierda, la Torre de la Puerta del Concejo, junto a la Puerta del Arco de Cristo.

Otra torre que ver en Cáceres es la Torre Ochavada. Aunque su base es cuadrada, como la del resto de las torres que ver en Cáceres, el torreón es semicilíndrico. La Torre Mochada, en la parte sur de las murallas, recibe ese nombre por conservar sólo la parte maciza, tras haber desaparecido la parte superior almenada.

qué ver en Cáceres

Qué ver en Cáceres: juderías

Cáceres no cuenta con una judería. Tiene dos. Una de ellas, la conocida como Judería Nueva, se encuentra entre la Plaza Mayor y la Plaza de la Concepción. En esta última está el Palacio de la Isla, edificio que ocupa el lugar en el que estuvo la sinagoga de este barrio judío.

qué ver en Cáceres

La segunda judería que ver en Cáceres está dentro del recinto amurallado de la ciudad. Hoy se conocer como Barrio de San Antonio. En la estrechas calles de este barrio la casas son sencillas, nada que ver con los grandes palacios que se pueden ver solamente unos metros más allá. Fachadas blancas, grandes chimeneas de ladrillo, viviendas pequeñas. Así son las construcciones que se pueden ver en el barrio donde antaño estaba uno de los barrios judíos de la ciudad.

En el límite de este barrio, allí donde acaba el centro histórico de Cáceres está la Ermita de San Antonio, mandada construir por la familia Golfín en el lugar ocupado por la sinagoga.

Qué ver en Cáceres

Qué ver en Cáceres extramuros

Dejando atrás la ciudad amurallada podemos conocer también algunos edificios relevantes de Cáceres. Nosotros teníamos especial interés en acercarnos a uno de ellos por su relación con los descubridores extremeños.

Plaza de Santa Clara

Para llegar a esta plaza con palmeras, una de las más bonitas que ver en Cáceres, se puede dejar el recinto amurallado por la Puerta de Mérida. Es una plaza tranquila, pocos turistas llegan a ella por lo que es un buen lugar en el que sentarse y disfrutar de un poco de calma. Rodeada de blancas fachadas, el edificio más destacado de esta plaza es el Convento de Santa Clara, del siglo XVII. Uno de los elementos que os dejará claro que estáis en esta plaza es el promontorio con una cruz bajo las palmeras, un emblema que indica que en esta ciudad estamos al amparo de la fe cristiana.

Palacio de Godoy

Fuera de las murallas de Cáceres, éste es el palacio que queríamos conocer con su relación con nuestra ruta tras los pasos de los descubridores de Extremadura.  Lo mandó construir Francisco de Godoy Aldana a su regresó de América. En ese continente, acompañó a Francisco Pizarro en la conquista de Perú, llegando a ser alcalde de la ciudad de Lima. Falleció en Chile, en una de cuyas ciudades, Valdivia, fue gobernador.

El elemento que destaca en el Palacio de Godoy es su balcón esquinero, según algunos, el más bonito de Cáceres. Sobre dicho balcón se puede ver el escudo de Godoy y de Aldana, coronado por un yelmo.

qué ver en Cáceres

Iglesia de Santiago

En la misma plaza que el anterior palacio está la Iglesia de Santiago. Su exterior es bastante sobrio, siendo sus portadas góticas los elementos más atractivos. Sin embargo, el interior es una visita obligada por la cantidad de tesoros que guarda. Entre ellos, destaca el retablo mayor, obra del maestro Alonso Berruguete. El artista no pudo terminar la espectacular obra, que fue rematada por discípulos de su taller.

Qué ver en Cáceres: visitas guiadas

Recorrer Cáceres por libre es factible. Sin embargo, hacerlo de la mano de un guía que conozca la ciudad os descubrirá rincones e historias que de otro modo posible que no lleguéis a conocer. Por si os interesa alguna de ellas, aquí os dejo una selección de visitas guiadas por Cáceres que me parecen de lo más interesantes.

Dónde aparcar en Cáceres

Si como nosotros llegas a Cáceres en coche debes tener en cuenta que el centro histórico está cerrado al tráfico y que aparcar en los alrededores no es tarea sencilla. Nosotros, en esta visita, nos hemos alojado en un hotel con aparcamiento. Se trata del Gran Hotel Don Manuel, un alojamiento de 4 estrellas a solamente 300 metros de la Plaza Mayor. Una ubicación perfecta para recorrer la ciudad. Este hotel cuenta también con una zona de su parking que funciona como aparcamiento público (de pago).

En el caso de que vayáis a pasar el día a Cáceres, podéis dejar el coche en alguno de los muchos aparcamientos cercanos al casco histórico. Por ubicación, el Parking Galarza (de pago) es uno de los más aconsejables si se llega a Cáceres para hacer turismo.

Si no os importa caminar y os queréis ahorrar unos euros de aparcamiento, hay que alejarse un poco del centro. No es complicado encontrar un lugar en el que estacionar si sabes a donde dirigirte. Un buen lugar es el barrio de San Blas, al norte del centro y a tan solo 700 metros de la Plaza Mayor. En este barrio es más sencillo aparcar entre semana que los fines de semana, pero siempre se puede probar suerte.

Otro lugar en el que aparcar gratis es el Parque de Cánovas y los alrededores. Pero atención, porque en este lugar solamente es gratuito sábados, domingos y festivos. El resto de la semana hay que sacar el correspondiente ticket en los parquímetros, siendo el tiempo límite de estacionamiento dos horas.

Quizás también te interese

4 comentarios

Laura 17 mayo, 2021 - 5:11 pm

Preciosa ciudad. Hay mucho para hacer y disfruta. Buena comida. Nos encantó nuestra estado en el Parador de Turismo. Divino el desayuno. Definitivamente recomendable todo lo que ver en Cáceres.

Reply
Viajando A Mi Manera 13 junio, 2021 - 8:42 pm

La única vez que estuve en la ciudad fue para asistir a una boda en la Concatedral de Santa María (curiosamente me alojé en el mismo hotel que vosotros) y la verdad es que el casco antiguo me pareció precioso, especialmente la zona que rodea a la Plaza Mayor.

Como adoradora del queso, también me gustaría mencionar a esas pequeñas tiendecitas de productos típicos que vendían Torta del Casar, toda una delicia.

Me ha sorprendido la historia de la Casa del Mono y la de la Torre del Palacio de las Cigüeñas (¿por qué mandó Isabel la Católica desmochar todas las torres de la ciudad?). Como me han faltado unas cuantas cosas por ver, me guardo este post tan completo para una próxima visita, eso sí, cuando haga menos calor. Un saludo

Reply
Los viajes de Héctor 14 junio, 2021 - 7:10 am

Leyéndote acabo de recordar porqué Cáceres me parece la ciudad más bonita de España, y me uno a tu recomendación de pernoctar aquí para poder pasear por su centro histórico tanto de día como de noche.

Fuimos cuando los niños eran muy pequeños, de modo que no entramos en ningún sitio, de modo que cuando volvamos, que lo haremos, nos apetecería entrar en la Torre de Bujaco o en Casa de los Toledo Moctezuma.

Recuerdo que a los niños les encantó la leyenda de la Casa del Mono, a pesar de su triste final con el que se les quedó cara de pena.

Reply
Jordi 14 junio, 2021 - 5:55 pm

Creo que Cáceres es una de las ciudades de España que tienen un centro histórico mejor preservado y uniforme. Más o menos cumplimos con todo lo que nos cuentas, de la mano de una visita guiada, que merece mucho la pena en esta ciudad.
Como dices, las torres de la catedral son la atalaya imprescindible de la ciudad. Nadie debería dejar de subir allí, porque las vistas son una maravilla. El Palacio de los Golfines también nos gustó mucho. Aunque no entraba en el precio de la visita guiada, merece la pena pagar la entrada.
¡Ganas de regresar a Cáceres y Extremadura!

Reply

Dejar un comentario

Scroll Up