Templos hindúes estatua de Nandi

Diario de viaje India del sur: visitando templos hindúes de camino a Tanjore

10 de Octubre – Visitando templos hindúes 

Cuando nos levantamos y tras una maravillosa ducha en ese enorme baño que ya querría yo en mi casa nos dispusimos a desayunar. Tenían la mesa preparada para nosotros en el lobby-recepción-comedor de la casa, una zona sin aire acondicionado, pero por suerte aún no hacía el calor terrible y húmedo del día anterior. Ya teníamos todo preparado para abandonar Pondicherry y continuar viaje hacia el sur de Tamil Nadu pasando por varios importante templos hindúes, así que a la hora acordada con Vittal estábamos listos par subir al coche y emprender viaje.

Nuestra primera parada del día fue en Chidambaram, una ciudad sin ningún interés si no fuera por uno de los templos hindúes más increíbles de Tamil Nadu, el  templo de Nataraja (que no es otro que Siva Danzante), el mayor de India dedicado a este dios y uno de los más sagrados dedicados a Siva en el sur de India.

Templos hindúes

El complejo del templo, con altos muros, tiene una extensión de 22 Ha, y como en casi todos los templos hindúes del sur del país, la mayor parte es un patio al que hay que entrar descalzo, y que supuso para nosotros ir dando saltitos y buscando la sombra mientras veíamos sorprendidos como los indios caminaban sobre aquel suelo ardiente como si no sintieran el calor en las plantas de los pies.

Templos hindúes Tamil Nadu

En el muro se abren cuatro accesos, todos marcados por grandes gopurams entre los que no hay que perderse el de la entrada principal pues en su decoración aparecen las 108 posturas de la danza clásica tamil. En el interior se pueden ver el salón del Rey (dicen que tiene 1000 columnas, pero aunque solo pudimos verlo desde el exterior a mi parecen demasiadas para lo que se intuía), el estanque del templo, el salón de danza y el santuario en si mismo. Los no hindúes podemos entrar pero no hacer fotos, y la entrada al sanctasantórum está restringida a los fieles. Lo que si pudimos ver y nos pareció sorprendente es la ceremonia del fuego que se realiza en un patio interior del templo y a la que acuden multitud de personas que contemplan extasiadas como los sacerdotes pasan lámparas de aceite bajo la imagen de la deidad mientras suena de fondo música de tambores y campanas.

Templos hindúes Tamil Nadu

Los brahmanes se ofrecen a conducir al viajero por el templo a cambio de una propina, y algunos incluso invitan a que se hagan fotos donde esta prohibido a cambio de unas rupias. Nosotros ignoramos ambas cosas pero que el que vaya sepa que esta opción existe.

Abandonamos Chidambaram hacia el sur continuando nuestra ruta hacia Tanjore y paramos en dos bellos templos hindúes de arquitectura chola. En primer lugar visitamos el de Airatesvara, en Dharasuram. Rodeado de cuidados jardines encontramos el elevado muro que tuvimos que cruzar para entrar descalzos al templo, el cual visitamos solos y corriendo una vez más de sombra en sombra para no quemarnos los pies. Lo más llamativo es su color dorado y su columnata elevada que se ve nada más entrar en la que destaca la decoración.

Templos hindúes Dharasuram

A unos pocos kilómetros de esta última visita se encontraba otro de estos templos chola de piedra dorada y que parecen olvidados por la mayoría de los viajeros a pesar de su belleza. Se trata del templo de Gangakondacholapuram, dedicado también a Siva. Es muy similar al que pudimos ver más tarde en Tanjore, aunque este último destaca por sus lineas angulares, todo lo contrario que el de Gangakondacholapuram, cuyas lineas sinuosas llevan a decir de él que se trata del contrapunto femenino del edificio de Tanjore.. Aunque también tuvimos que descalzarnos en este caso toda la zona interior del muro está cubierta de cesped, y por una vez en lo que llevábamos de día pudimos pasear con calma sin tener que correr como tontos buscando una sombra que aliviara la sensación de estar quemándonos los pies. Además el contraste entre el verde, los árboles y arbustos y el dorado de la piedra del templo creaban un contraste perfecto para hacer fotos.

Templos hindúes

Fuera del templo vimos un grupo de mujeres trabajando el campo que le rodea, las cuales se dejaron hacer algunos retratos y mostraron las mejores sonrisas a nuestra cámara a pesar del sol abrasador y de que interrumpiera su trabajo.

Con tanto calor lo que el cuerpo nos pedía en ese momento era tomar algo fresco y comer algo ligero, de modo que le dijimos a Vittal que antes de ir a conocer Kumbakonam, nuestra última visita del día, íbamos a parar para comer algo en un lugar a las afueras de la ciudad, el Paradise Resort. La parecer es el mejor alojamiento de la ciudad, pero aunque agradable y con un personal amable, nos pareció un poco anticuado. A pesar del calor nos sentamos a comer en la terraza a la sombra y bajo un ventilador. ¿La razón? Que dentro del comedor el aire acondicionado estaba tan fuerte que hacía demasiado frío y preferimos pasar un poco de calor y evitar un resfriado.

Tras la comida fuimos con Vittal al centro de , ciudad que en otros tiempos fue sede del poder medieval del sur de India y que cuenta con docenas de templos repartidos por la ciudad. Sus gopurams coloridos anuncian la presencia de cada uno de esos templos, la mayoría dedicados a Siva y Visnu. Lo malo de todos ellos es el horario de visitas: de 6:00 a 12:00 y de !6:oo a 22:00. Si se quieren visitar como hicimos nosotros en el trayecto entre dos ciudades será complicado ver todos a la luz del día a nos ser que se organice todo para que así sea, pero en nuestro caso y queriendo visitar Chidambaram era imposible llegar a Kumbakonam antes de las doce del mediodía. De modo que a las cuatro estábamos como clavos esperando la apertura del primero de los  templos hindúes que íbamos a visitar, y no éramos los únicos, pues tras dejar en la puerta nuestro zapatos entramos al interior oscuro del templo de Nageshwara acompañados de un buen número de hindúes que iba a hacer sus ofrendas al dios. En ese templo nos llamó la atención la oscuridad, las columnas y paredes ennegrecidas por el humo de las velas, el orden con el que todos accedían al santuario principal…. Sin un solo turista más allí dentro nos sentimos un poco intrusos que observan lo que pasa alrededor sin terminar de comprender lo que están viendo.

Templos hindúes Kumbakonam

Recogimos nuestros zapatos y le dijimos a Vittal que íbamos a caminar hasta los siguientes templos hindúes que queríamos ver y que en vista de que se acercaba la noche serían los últimos. Uno de ellos, el dedicado a Visnu (templo de Sarangapani) refleja su imagen en el estanque que le separa del templo de Kumbeshwara, dedicado a Siva y con el gopuram más alto de la ciudad. Ambos destacan por el color de su entrada principal al más puro estilo del sur de India. Las calles que los rodean están llenas de tiendas, tanto de ofrendas como de comida e incluso vimos la de algún sastre. Una vez en los templos nos convertimos en el centro de atención de una familia india que estaban visitando la ciudad y que insistieron en saber de donde éramos y fotografiarme junto a su hija.

Visto todo lo que había que ver y un poco saturados de templos hindúes continuamos viaje a Tanjore. Se nos hizo de noche por el camino y cuando entramos en la ciudad nos encontramos en un lugar ruidoso y caótico donde la gente, coches y motos iban y venían en cualquier dirección. Tuvimos que atravesar gran parte de Tanjore para llegar a nuestro hotel, el Tanjore Hi, situado junto al Palacio Real en un casa colonial restaurada. Un vez en nuestro alojamiento descubrimos uno de los mejores hoteles del viaje, moderno y original, con camas cómodas y grandes habitaciones con una peculiar decoración.

Le dijimos a Vittal que ya estaba bien por ese día, que se marchara a descansar pues al día siguiente saldríamos temprano para visitar Trichy. Nosotros dejamos nuestras cosas en la habitación y nos fuimos a cenar a un local a unos 500 metros del hotel, uno de los recomendados en la Lonely Planet y el único que se encontraba cerca de nuestra ubicación. Su nombre: Sathars. Caminamos primero por una zona tranquila, la más cercana al hotel, pero poco a poco fuimos entrando en el caos de la ciudad, nos vimos rodeados de gente, tuvimos que esquivar puestos de comida, coches parados, motos que cruzaban a cierta velocidad las calles… Y al final alcanzamos nuestro destinos salvos y salvos. El local estaba en una primera planta y en ese momento había un buen número de indios cenando. Se trata de un restaurante sumamente sencillo con una zona abierta y otra con aire acondicionado en la que nosotros nos sentamos. Pedimos un par de platos para compartir y un arroz, sinceramente, nada del otro mundo. Comida barata de calidad media que nos dejó sin ganas de volver ni de recomendarlo, aunque hay gustos para todo, claro está.

Terminada la cena regresamos por el mismo camino caótico hasta el hotel, en cuya terraza de la planta alta nos sentamos con una cerveza bien fría a despedir el día.

Comentarios (04)

  1. Hola Kris, leer de vuestro viaje por Tamil Nadu nos ha traído muchos recuerdos del que hicimos nosotros hace 3 años. Nos encantaron todos, pero especialmente Gangakondacholapuram. ¿Cómo es posible que un templo tan hermoso e impresionante estuviera vacío? Fue un lujo para nosotros hacer una visita casi privada. Felicidades por el blog, este verano nos vamos a Japón y Corea (solo podemos viajar en agosto) y tu viaje por Japón nos ha servido de mucha ayuda. Esperamos con ansia noticias de vuestro viaje por Corea.
    Un saludo

    1. Hola Juan. Pues ya estoy de vuelta de Corea, así que atento porque traigo mil cosas que contar. Y cualquier duda, contacta conmigo si lo necesitas y te ayudo. Un abrazo

      1. Pues estoy deseando leerlo porque estaremos 6 dias en Corea (iremos a Seul, Gyeongju y Busan). Tu viaje a Japon ya nos ha sido de mucha ayuda y no esperamos menos del de Corea.
        Un saludo

Post a new comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies