Belur y Halebid: los templos Hoysala de India

por Cristina
Belur Templo Hoysala

Solamente necesitamos un día para visitar los templos Hoysala de Karnakata, en el sur de India. Habíamos hecho noche el día anterior a la afueras de Hassan, una ciudad sin ningún atractivo pero cercana a los templos de Belur y Halebid.

Visitar el templo de Belur

Comenzamos nuestra jornada poniendo rumbo a Belur. En esta población se encuentra uno de los tres principales templos de la época Hoysala, el único de ellos que sigue en activo y sin duda uno de los templos que ver en el Sur de India.

Al llegar a la ciudad encontramos calles llenas de puestos de flores, camiones adornados con guirnaldas y coches engalanados. Era el primer día de una de las fiestas más importantes del calendario hindú: Dusshera (o también Dasara). En esta fiesta se celebra el triunfo del bien sobre el mal. Hay ferias, procesiones y ofrendas especiales en los templos, a los que la gente acude con flores y comida. Nosotros no íbamos a ser menos, y no dudamos en comprar unas guirnaldas de flores para decorar también nuestro coche.

Belur Karnataka

Templo Channakeshava de Belur

Aparcamos junto al templo de Channakeshava. Este templo fue construido para conmemorar la victoria de los Hoysala contra sus vecinos Chola. Dejamos los zapatos en el coche y cruzamos la puerta de entrada formada bajo un elaborado gopuram, similar a los de los templos de Tamil Nadu pero de menor tamaño que aquellos y en este caso sin ningún tipo de pintura, solamente esculturas forman parte de la decoración.

Una vez dentro nos encontramos en un gran patio en cuyo centro está el templo y otras estructuras más pequeñas diseminadas por el recinto.

Belur templos HoysalaSabíamos que a las 9 de la mañana tenía lugar una de las dos pujas diarias en este templo de Belur. Tuvimos la suerte de llegar a tiempo para ver una de ellas. Lo primero fue ver a fieles y sacerdotes cruzar el patio con la imagen del dios a hombros para dejarla en la cámara central del templo. Les seguimos al interior y allí vivimos uno de esos momentos especiales que el viajero va sumando a lo largo de su periplo.

Columnas con elaboradas esculturas nos rodeaban, paredes ennegrecidas por el humo de las velas y el incienso rodeaban el altar. Tras nosotros comenzó a sonar una música que acompañaba al momento de la oración matutina. Lo más especial es que aquí no sonaban tambores y campanas como en otros lugares. En el templo de Belur la música procedía de un saxofón y os puedo asegurar que aún tengo grabado ese momento en la cabeza.

No hice ninguna foto ni grabé ningún vídeo de ese momento. En primer lugar por respeto, y en segundo para no perderme nada. Pero sin duda os recomiendo que si pensáis visitar  Belur hagáis coincidir vuestra visita con la puja. Ojalá tengáis la misma suerte que nosotros y la música de un saxofón acompañe ese momento.

Belur Templo Hoysala

Al final de la oración caminamos un poco por el interior del templo observando la decoración sobre todo de sus techos, y más tarde salimos fuera para disfrutar de las preciosas figuras que adornan las paredes de este lugar. Algunas partes como el friso inferior no acabaron de esculpirse, pero la belleza del resto compensa esa carencia. Figuras humanas en escorzo, animales y escenas eróticas decoran las paredes de este templo de Belur, sin duda uno de los más bellos de Karnataka.

El ambiente festivo era contagioso, la gente que pasaba por el templo estaba feliz y se les notaba. Y nosotros también porque el suelo no quemaba. Después del sufrimiento pasado en algunos templos de Tamil Nadu pasear por este lugar sin quemarse era un placer. Pudimos recorrer cada rincón con calma y comentando diferencias y similitudes con otros tantos templos indios que habíamos conocido en este y en otros viajes.

El templo de Belur a pesar de ser uno solo sin duda tiene la belleza de aquellos que años antes habíamos podido ver en el norte de India, en Khajuraho, y que fueron construidos precisamente por la dinastía Chola (esa a la que como dije arriba vencieron los Hoysala).

Visitar Halebid

Tras visitar Belur y su templo el siguiente lugar en nuestra ruta era otro templo situado en la población de Halebid. Aunque quedó inacabado, el templo de Hoysaleswara es el ejemplo más destacado de la arquitectura Hoysala. Este lugar de acceso gratuito ya no está en activo, por lo que tiene un carácter mucho más turístico que el que habíamos visitado anteriormente. Lo primero que vimos al bajar del coche fueron muchos vendedores de recuerdos y guías que le prometen al viajero contar mil y una curiosidades del lugar. Pero una vez cruzada la puerta del recinto volvió la calma.

Belur y Halebid

Templo Hoysaleswara en Halebid

Este templo resulta agradable en cuanto estás frente a él. Le rodean unos bonitos jardines, los caminos de tierra están limpios y cuidados. Por una vez pudimos además entrar a un templo calzados. Bueno, al templo en si no pudimos, pero si caminar por todo el recinto con los zapatos puestos.

Belur y Halebid

Bastante más grande que el templo de Belur, su interior está cincelado en piedra negra y por fuera sus muros están cubiertos de figuras de dioses y sabios hindúes, animales y frisos donde se cuenta la vida de los gobernantes Hoysala.

Como curiosidad descubrimos que este templo cuenta con dos entradas frontales frente a cada una de las cuales se encuentra un altar. En el exterior nos encontramos con unas esculturas de gran tamaño ante cada puerta que indican a quien está dedicado el templo: se trata de Nandi, el toro vehículo del dios Siva.

Belur y Halebid

Paseamos y pudimos ver la maravillosa y elaborada decoración que decora todo el perímetro del templo. Tallas de diferentes tamaños van contando en esas paredes la historia de los Hoysala, y raro será el viajero que no se quede embelesado contemplándolas.

Belur y Halebid

Templo Kedareswara

En Halebid se pueden visitar otros templos de menor importancia. Uno es el templo de Kedareswara que nosotros encontramos en obras cubierto de andamios hechos con palos de bambú. Aún así descubrimos parte de su también elaborada decoración.

Belur y halebid

Templos jainíes de Halebid

El último recinto que se puede visitar en esta ciudad corresponde a unos templos jainíes. En ellos cambian evidentemente algunas cosas, como las esculturas del interior que se diferencian bastantes de las de los templos hindúes. Tanto el exterior como el interior cuentan con trabajadas columnas y el conjunto está rodeado de unos cuidados jardines. Sin duda si se está en Halebid y por la cercanía entre los templos merece la pena dedicar tiempo a todos ellos.

Belur y Halebid

Dormir cerca de Belur

A la hora de buscar alojamiento cerca de los templos Hoysala no encontramos nada que nos convenciera, de modo que preferimos quedarnos a las afueras de Hassan como os comentaba al principio del post. Elegimos el Hoysala Village Resort, un agradable hotel con bonitos jardines, piscina y grandes habitaciones decorados con muebles de estilo tradicional.

Cuentan con aire acondicionado y ventilador, pero no hay mosquiteras. Por ello nos indicaron que en cuanto empezara a caer la noche teníamos que cerrar bien todas las ventanas y evitar salir a la bonita terraza de madera que teníamos en la habitación.

El restaurante es bueno, con una carta con comida bien preparada y presentada, tanto india como continental. Además te ofrecen un aperitivo mientras esperas. Y tienen cerveza, algo que no encontramos en algunos hoteles y restaurantes durante nuestro viaje al Sur de India.

En cuanto a las propinas, hay una caja destinada a ello en la recepción, así que mejor dejar allí lo que se desee para que llegue a todo el personal.

belur y halebid

Busca tu hotel al mejor precio en Belur y Halebid

Si no te gusta el hotel en el que nosotros nos alojamos, prefieres algo más económico o sencillamente, quieres estar más cerca de Belur o Halebid en Booking encontrarás todos los hoteles al mejor precio. Y si lo encuentras más barato, te devuelven la diferencia.



Booking.com

 

Quizás también te interese

Dejar un comentario

Scroll Up