Casita del Infante o de Arriba en El Escorial

por Cristina Monsalvo
Casita del Infante

La mayoría de los que visitan San Lorenzo del Escorial, uno de esos pueblos bonitos cerca de Madrid, tienen como objetivo conocer el Monasterio de la localidad. Pero no es ese el único lugar que visitar en este pueblo serrano. No muy lejos del monumental edificio mandado construir por Felipe II se encuentra la encantadora Casita del Infante. Un edificio neoclásico rodeado por cuidados jardines.

Casita del Infante

Esta casa, conocida también como la Casita de Arriba, la mandó edificar Carlos III para su hijo, el Infante Gabriel de Borbón. Ubicada en el Bosque de la Herrería, a menos de 1 km del monasterio, la Casita del Infante fue construida por Juan de Villanueva en el siglo XVIII, arquitecto también de la cercana Casita del Príncipe.

Con planta cuadrangular y una fachada decorada con columnas jónicas precedida por dos esfinges, en su interior, las ocho estancias con las que cuenta el palacete se distribuyen alrededor de un salón central de doble altura cubierto con una cúpula octogonal. Una escalera lleva a segundo nivel, diseñado especialmente como espacio para conciertos y recitales. Allí hay tribunas hacia el interior y vanos que hacían que permitían que la música llegase también al exterior.

Construida totalmente en piedra granítica, esta Casita del Infante, de clara influencia italiana, está considerada una de las tres obras palladianas diseñadas por el arquitecto Juan de Villanueva. Las otras dos serían el Observatorio Astronómico y el Museo del Prado.

Tras el paso de las tropas napoleónicas por España, poco quedó en el interior de la decoración original. Más tarde, a finales del siglo XIX, la casita se utilizó como almacén y para rematar, en 1930 un incendio acabó con parte de las cubiertas. En tiempos de la dictadura franquista, la Casita del Infante fue restaurada sirviendo de residencia al futuro Juan Carlos I en su etapa estudiantil.

Actualmente, en las visitas guiadas que se hacen por el interior, se pueden ver varios muebles utilizados por su último morador y también algunas lámparas y objetos decorativos de la época de Fernando VII. Sin olvidarnos del frescos de Las cuatro estaciones en la cúpula central.

Casita del Infante

Jardines de la Casita de Arriba

Si bien el palacete es de estilo italiano, los bellos jardines que rodean la Casita del Infante son de estilo francés, con cuidados parterres en los que los setos de boj dibujan diferentes formas geométricas. No faltan tampoco las rosas  en el diseño de estos jardines, ni las fuentes. También hay una mesa de piedra con ocho bancos frente a la puerta posterior de la casa.

Fue en el siglo XIX cuando se añadieron al diseño de estos jardines varias coníferas. Entre ellas unas secuoyas, árboles de grandes dimensiones, que al igual que ocurre en la Quinta del Duque de Arco, en El Pardo, desvirtúan el diseño original.

Visitar la Casita del Infante

Los jardines de esta casita abren todos los días (excepto los lunes), siendo el acceso gratuito.

  • Octubre a marzo de 10:00 a 18:00 horas.
  • Abril a septiembre de 10:00 a 20:00 horas.

Sin embargo, aquellos interesados en conocer el interior del palacete, debéis tener en cuenta que solamente abre los viernes, que las visitas son siempre guiadas y que las entradas (3 €) se pueden pagar solamente con tarjeta (a no ser que se compren en el Monasterio, allí también se puede pagar en efectivo).

En los jardines, desde los que hay una bonitas vistas al Monasterio, se pueden hacer todas las fotos que el visitante quiera. Pero en el interior está totalmente prohibido.

casita del Infante

Cómo llegar a la Casita de Arriba

Vamos a partir de la idea de que ya estáis en San Lorenzo de El Escorial. Si os encontráis cerca del Monasterio, podéis ir perfectamente caminando, es un paseo de unos diez minutos.

Si llegáis a este pueblo en coche y no queréis pagar por estacionar en los alrededores del Monasterio de El Escorial, podéis ir hasta la entrada a la Casita del Infante. Justo enfrente hay una pequeña zona para estacionar de forma gratuita. Si no tenéis suerte en ese lugar, podéis intentarlo en la calle que lleva al Real Club de la Herrería. La salida está señaliza, a la izquierda del Paseo Carlos III según se circula en dirección a la Casita de Arriba desde el monasterio.

Quizás también te interese

Dejar un comentario

Centro de preferencias de privacidad

Google

Analíticas de visitas y tráfico web.

_ga,_gid,_gat
_ga,_gid,_gat

GPDR

Cookie para obtener información sobre los consentimientos dados sobre la ley GPDR

gpdr[allowed_cookies],gpdr[consent_types]