castillo de chambord Francia

Castillo de Chambord, el capricho de Francisco I

Durante nuestra ruta por los Castillos el Loira, el primer lugar que visitamos fue Chambord. Aunque todos los castillos que conocimos en ese viaje me parecieron atractivos por un motivo u otro, tengo que confesar que el que más me impresionó de todos ellos fue el Castillo de Chambord. No sé si será porque fue el primero. O realmente este edificio con 440 habitaciones es el más impresionante del Valle del Loira.

Chambord y Francisco I

El Castillo de Chambord se construyó en el siglo XVI. Fue un capricho del rey Francisco I, un monarca culto y poderoso. Pero también caprichoso. ¿Realmente hacia falta construir un castillo de estas dimensiones en un época en la que estas construcciones defensivas ya no servían para nada? Tampoco había cerca ninguna ciudad que defender. Pero Francisco era el rey y podía hacer lo que quisiera. Algo que quedó demostrado entre otras cosas en la cantidad de castillos que mandó levantar.

Castillo de Chambord

Este castillo, ubicado en una zona boscosa cercana al río Loira, está rodeado por un muro de 32 kilómetros y dos metros y medio de alto. En su momento fue la muralla más larga de Francia. Cualquier castillo levantado en siglos anteriores hubiera tenido en su muralla una defensa ante el enemigo. Sin embargo, en el Castillo de Chambord la finalidad de ese muro era evitar que los animales salieran del parque que rodeaba al castillo y que era un coto de caza para Francisco I. Y es que así comenzó todo. Con un pequeño pabellón de caza que fue creciendo hasta convertirse en el bello edificio que podemos ver hoy.

Chambord no se llegó a amueblar. Cuando la corte iba al castillo transportaba consigo todos los muebles y enseres necesarios para la estancia. Además de víveres, ya que no había ninguna ciudad en los alrededores en la que aprovisionarse. En definitiva, cuando la comitiva llegaba a este lugar sabía que sería por poco tiempo. Solo el que durara la comida que llevaban con ellos. Con estos datos, seguro que hoy en día este castillo tiene más vida que en tiempos del rey que se empeñó en construirlo. Ahora los visitantes llenan sus habitaciones, pasean por sus jardines y se embelesan ante ese exterior blanco de piedra caliza.

Castillo de Chambord

Construcción del Castillo de Chambord

Las obras de este castillo comenzaron en 1519. Y se demoraron durante 30 años. El diseño del Castillo de Chambord se debe a arquitectos italianos. Pero los jefes de obra eran franceses y levantaron el castillo con técnicas medievales. Muy sobrio todo para los italianos que no dudaron que añadir pilastras, capiteles decorados y arcadas. Además de crear enormes estancias de techos altos iluminadas por grandes ventanas. Todo más propio para el clima de la Toscana que para el del norte de Francia.

castillo de Chambord Francia

El resultado final fue un enorme castillo con 440 habitaciones imposibles de calentar con sus más de 200 chimeneas. Además había demasiadas corrientes de aire. Algo que no gustó nada a Francisco I. Así que después de 30 años esperando ver acabada la obra, el monarca pasó en este castillo solamente 42 días. Y se olvidó de él en favor de sus residencias de Amboise y Blois.

Visitar el Castillo de Chambord

Nuestra visita al Castillo de Chambord fue en diciembre. El sol lucía a ratos y hacía mucho frío. Sabemos que no fuimos a recorrer los castillos de Valle del Loira en la época más atractiva. Esa en la que los jardines tienen mil flores y lucen llenos de color. Pero nuestro objetivo era conocer los castillos del Loira en Navidad. La ventaja de la fecha fue que apenas había turistas. La pega, el frío y los días cortos. Aún así, volvería otra vez a hacer este viaje sin dudar.

Castillos del Loira en Navidad Chambord

Exterior de Chambord

Tras dejar el coche en el aparcamiento pasamos por la taquilla para comprar la entradas. Desde allí un corto paseo nos llevó hasta el Castillo de Chambord. La primera vez que lo vi ya me pareció impresionante. Rodeado de cuidadas praderas y bajo el sol de diciembre, su tamaño me sorprendió. Siempre había pensado que los castillos de esta parte de Francia serían todos pequeños. Hasta que vi este y me di cuenta de mi error.

Seguimos caminando mientras rodeábamos los jardines, el foso y llegamos al acceso para visitantes. Éste se hace por la fachada trasera. Aquella que fue la entrada para los obreros. Si uno se fija verá que los grandes torreones de las esquinas traseras se quedaron sin terminar. Debían ser iguales a los de la parte delantera. Pero solo alcanzaron el nivel de los muros.

ruta por los castillos el Loira

Interior del castillo

Tras cruzar la puerta del castillo se accede al control de entradas.  Desde ella salimos a un patio interior que cruzamos para adentrarnos en los dominios de Chambord. Nos recibió un salón enorme con chimeneas encendidas. Una gran árbol de Navidad. Y la singular escalera de doble espiral. Cuenta con dos tramos que nunca se cruzan. Hay quien atribuye este elemento del castillo a Leonardo da Vinci. Otros dicen que puede que su ejecución se deba a Domenico da Cortona basándose en un proyecto del que el maestro italiano realizo para otro palacio. Sea como fuere, no hay duda de esta escalera es uno de los elementos destacados del Castillo de Chambord.

Castillo de Chambord

Durante nuestro recorrido por el interior del castillo subimos y bajamos descubriendo las cocinas, comedores, dormitorios y hasta esa capilla que es la sala más grande del castillo. Todo repartido alrededor de una planta de cruz griega. Algo poco habitual fuera de la arquitectura religiosa de aquella época. El resultado son grupos de estancias agrupadas en apartamentos independientes. A cada uno de ellos se accede desde la cruz central, pero no tiene conexión entre ellos.

castillo de Chambord

Fuimos entrando y saliendo de amplias habitaciones en las que comprobamos que había corrientes de aire. Esas que hicieron que Francisco I se olvidara de Chambord en poco tiempo. No pudimos quitarnos el abrigo en ningún momento. Cada vez que veíamos una chimenea encendida aprovechábamos para pararnos un rato junto a ella. Además de las tradicionales chimeneas abiertas, en el Castillo de Chambord hay unas bonitas estufas cubiertas de azulejos. Algo que habíamos visto en otros palacios y casas del norte de Europa.

Castillo de Chambord

Castillo de Chambord

Las habitaciones han sido decoradas y son una muestra de como era la vida en palacio pora los que llegaron a él en siglos posteriores. Durante nuestra visita encontramos repartidos por el castillo árboles de Navidad decorados con esmero. Y pequeños adornos acá y allá, así como elegantes mesas listas para una celebración navideña. Sin duda una forma diferente y atractiva de decorar este bello edificio.

castillo de Chambord Francias

Terraza del Castillo de Chambord

Tras recorrer el interior del castillo, teníamos que subir a su azotea. Allí corría el aire con total libertad. Pero tuvimos que aguantar para poder contemplar las bellas vistas de los jardines y los bosques alrededor de Chambord. Es esta parte del castillo donde se pueden ver el fantástico bosque de pináculos, tiros de chimenea y claraboyas que rodean las cinco torres del castillo.

Castillo de Chambord

Castillo de Chambord

Lo último que hicimos antes de abandonar el Castillo de Chambord fue salir del edificio por su puerta principal. Esa que utilizaban los reyes y nobles cuando llegaban a este lugar. Allí se puede ver el foso que rodea parte del edificio y caminar hasta los jardines. Aunque lo cierto es que éstos se ven mejor desde la terraza superior del castillo.

Castillo de Chambord

Información práctica para visitar Chambord

Aquí os dejo datos que os pueden venir bien para organizar vuestra visita al más impresionante de los Castillos del Loira.

Reserva aquí tu excursión a Chambord

Castillo de chambord

Horarios

El Castillo de Chambord abre todos los días del año. Solamente cierra el 1 de enero, el último lunes del mismo mes y el 25 de diciembre.

  • De abril a octubre: 9:00 – 18:00.
  • De noviembre a marzo: 9:00 – 17:00.
  • Último acceso ½ hora antes del cierre del castillo.

Precios

Tarifa Normal: 13 €

Gratuito: menores de 18 años y de 18 a 25 años residentes en la Unión Europea.

Chambord de noche

El Castillo de Chambord se ilumina cada noche. Se puede ver perfectamente mientras se circula por la carretera que lo rodea. La estampa bien merece la pena. En Navidad además toda la avenida que llega hasta su fachada posterior se cubre con pequeño abetos con luces.

Cómo llegar a Chambord

Nuestra opción para este viaje por el Valle del Loira fue alquilar un coche en el aeropuerto de Orly. Fue sin duda la mejor forma de llegar a cada uno de los castillos que visitamos, incluido el de Chambord. En este caso nosotros estuvimos alojados en Blois. Desde allí tan solo hay 15 kilómetros hasta el castillo. Hay que tener en cuenta que Chambord tiene parking, pero es de pago. Y no es imposible aparcar en otro lugar en la inmediaciones del castillo. Así que no queda otra que pagar. El aparcamiento P0 está a 200 metros del castillo, con plazas para coches y motos. El precio es de 6 € por día completo.

Quienes prefieran un aeropuerto más cercano a los Castillos del Loira pueden volar hasta Tours. Desde allí lo mejor es recurrir a alguna empresa de alquiler de coches para poder hacer con comodidad y rapidez el viaje hasta Chambord y otros castillos.

Otra opción puede ser hacer el trayecto en bicicleta. Hay parking gratuito para ellas.

La última posibilidad es sumarse a alguna excursión organiza. Existen opciones para visitar Chambord desde París en el día.

Comentarios (10)

  1. Madre mia, no he podido resistirme a entrar viendo la foto de cabecera… ¡el castillo de Cambord es impresionante! La verdad es que en este sentido, Francia se me está ganando, no sé cuanto tiempo más podré pasar sin conocer sus majestuosos castillos… Por la noche no me gustaría perdermelo, aunque en Navidad… tiene que ser precioso. Saludos.

    1. Nosotros fuimos en Navidad y aunque los jardines están más feos que el resto del año, lo cierto es que decoran los castillos con tanto esmero que se convierten en un espectáculo. 🙂

  2. Como amante de los castillos, he de decir que este no lo conocía y me ha gustado mucho, lo que he podido ver por las fotos. La verdad que 440 habitaciones es pasarse un poco, pero ya sabemos como son los reyes 😀

    Esperamos poder visitar el valle del Loira pronto y admirar estos castillos tan bonitos. Muy buen post 😉

    Un saludo.

  3. Este verano estuvimos haciendo un roadtrip por la Bretaña Francesa y vimos algunos castillos que recomendaban en otros blogs. Nos ha gustado tanto el viaje, que ya estamos pensando en nuestra próxima escapada a Francia para recorrer el Valle del Loira y sus estupendos castillos. Así que nos apuntamos éste de Chambord porque es sencillamente espectacular. 😍😍

    Saludos.

  4. ¿Qué maravilla Cris! Es otro de los castillos del Loira que tengo pendiente en mi lista junto con el de Blois y ver de nuevo el de Amboise. Reconozco que es invierno me llaman mucho más la atención que en verano, sobre todo por que encuentras la mitad de gente y disfrutas más de todos los rincones. Buena idea visitarlo en Navidad, me la apunto porque casi nunca viajamos en esta época y ya va siendo hora. Una pena que Francisco I. disfrutase tan solo 42 días, si echamos cuentas, la noche debió salirle por un pico 😉
    Un beso

Post a new comment

Centro de preferencias de privacidad

Google

Analíticas de visitas y tráfico web.

_ga,_gid,_gat
_ga,_gid,_gat

GPDR

Cookie para obtener información sobre los consentimientos dados sobre la ley GPDR

gpdr[allowed_cookies],gpdr[consent_types]

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?